Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE LA PRENSA/2017-09-27

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: despertar

GRUPO EL HERALDO 29 de agosto del 2017 ESPAÑA

Exposición del presidente Evo Morales ante la reunión de Jefes de Estado de los países productores de petróleo

Con lenguaje simple, trasmitido en traducción simultánea a más de un centenar de Jefes de Estado y dignatarios de los países productores de petróleo, logró inquietar a su audiencia cuando dijo:

“Aquí pues yo, Evo Morales, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.

Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace solo quinientos años.

Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante.

Yo, venido de la noble tierra americana declaro que el hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron.

Yo, venido de la noble tierra americana declaro que el hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

Yo, venido de la noble tierra americana declaro que el hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea, vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.

¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

¿Genocidio? ¡Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!

¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

Yo, Evo Morales, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis.

Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan “Marshalltesuma”, para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la medicina, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: ¿Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional? Deploramos decir que no.

En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.

Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar.

Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a nuestros hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30% de interés, que los hermanos europeos les cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10%, acumulado solo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia.

Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra.

Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.

Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.

Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica...

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: despertar.

El “sistema de la crueldad”, en pie en Argentina

PÁGINA 12 20 de septiembre del 2017 ARGENTINA

Denuncian “récord histórico” de más de 41 mil detenidos en cárceles y comisarías

En su informe anual, la Comisión Provincial por la Memoria señala que el pasado año 385 personas murieron bajo custodia del Estado en la provincia de Buenos Aires, y advierte sobre la militarización de los territorios bajo la excusa del combate a las nuevas amenazas (narcotráfico y terrorismo)

Carlos Rodríguez

El informe del 2017 de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que será difundido esta tarde y al que tuvo acceso Página12, señala la existencia de un agravamiento en lo que se viene denominando “el sistema de la crueldad”, vigente en territorio bonaerense.

En julio de este año se llegó al “récord histórico” de 41 mil 729 detenidos en cárceles y comisarías, mientras que en el 2016 se registraron 385 muertes de personas bajo custodia del Estado en la provincia de Buenos Aires; un total de 156 casos fatales ocurrió en las cárceles, lo que significa que hubo 13 fallecimientos por mes, a razón de más de tres por semana.

Otro dato alarmante fue la comprobación de que “la tortura es una práctica sistemática”, al punto de que se recibieron 16 mil 403 denuncias por hechos de violencia que afectaron a 3 mil 54 detenidos en el sistema.

Los casos de torturas y malos tratos motivaron la presentación de 4 mil 51 acciones judiciales.

En la introducción del informe se destaca que la presentación este año tiene lugar “en un marco de profundización de políticas criminales regresivas desde la perspectiva de los derechos humanos”.

En este punto, la CPM subrayó que “la desaparición de Santiago Maldonado”, en la provincia de Chubut, constituye “la expresión más dramática de la orientación de la política criminal y de seguridad que se ha definido a nivel nacional” y que se aplica a rajatabla en la provincia de Buenos Aires.

Al analizar los hechos concretos, el informe precisó que la sobrepoblación carcelaria involucró en el 2016 al 73,5% de las 61 unidades y alcaldías, lo que marcó un incremento de seis puntos con respecto al 2015.

Otro de los graves problemas denunciados por la CPM fue la situación que se vive en los lugares de detención correspondientes al régimen penal juvenil, que en los hechos “se fue asimilando al de adultos”.

El total de detenidos es de 624 jóvenes, quienes se encuentran en centros que dependen del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia (Opna). Uno de los motivos de alarma es que “se han incrementado las medidas de encierro a menores de 16 años”, mientras que los mayores de 18 son trasladados “directamente a las cárceles de adultos”, sin generar antes “dispositivos propios y adecuados”.

El año pasado “un joven se suicidó en un centro dependiente del Opna, detenido bajo el régimen penal juvenil”. Además, la CPM presentó una denuncia penal “por torturas, apremios, malos tratos y amenazas a dos jóvenes que fueron aprendidos luego de una fuga” del centro cerrado Copa, de La Plata.

El informe destacó que en el 2016 “la violencia policial en el territorio arrojó un saldo mínimo de 109 muertes, producidas por el uso letal de la fuerza con armas de fuego; el 20% de esos muertos eran niños o adolescentes”.

La CPM consideró que esas muertes “son el correlato de una política de seguridad que, bajo la excusa del combate a las nuevas amenazas (narcotráfico y terrorismo), profundizó la militarización de los territorios”. De esa forma se fue “consolidando un esquema que restringe derechos y garantías”, a la vez que “reproduce la violencia, y desconoce todos los acuerdos alcanzados durante la transición democrática, que se expresan en la ley de seguridad interior”.

Afirmó que “en esta línea” de acción se inscriben los proyectos y las acciones promovidos por el Gobierno de Macri, tales como “derribo de aeronaves, ley del arrepentido, flagrancia y protocolo antipiquetes para reprimir la protesta social”.

El informe también hace referencia a la situación de “más de 12 mil 336 personas adultas” que están “privadas de libertad involuntariamente por razones de salud mental” y se encuentran “bajo proceso o seguimiento judicial”. En los cuatro hospitales monovalentes públicos de la provincia de Buenos Aires “se alojan 2 mil 443 personas”.

El año pasado se registró “un aumento de la cantidad de personas fallecidas en hospitales monovalentes, llegando a 107 muertes, lo que eleva la tasa a la alarmante cifra de 46,72 personas por cada mil”.

La CPM entrevistó a 135 personas que son usuarios de los servicios de salud mental. “El 45% (40 de los entrevistados) afirmó haber sufrido algún tipo de tortura o maltrato por parte del personal de la institución” en la que están alojados por razones de salud.

Otro de los temas analizados en el informe es el de “la violencia judicial”. Para empezar a revertir “la situación de la justicia bonaerense” se señaló “la necesidad de avanzar en la implementación de al menos tres resortes fundamentales: a) la policía judicial, b) las fiscalías especializadas en violencia institucional y c) una defensa pública autónoma y de calidad”.

En el 2016, la CPM presentó “150 denuncias por causas armadas o fraguadas, uso letal de la fuerza (gatillo fácil), hostigamiento, torturas, amenazas, detenciones arbitrarias o ilegales, allanamientos irregulares o violentos, desalojos, etc.”.

A manera de conclusión, luego de los graves hechos denunciados en el informe, se aseguró que “la crisis en materia de derechos humanos” del sistema de encierro bonaerense “reclama intervenciones urgentes”, para que se aplique “la Convención contra la tortura de la ONU” y se designe “legalmente a la CPM como mecanismo de prevención de la tortura” en todos los lugares de encierro” existentes en el territorio provincial.

La CPM recordó que en todos sus informes anteriores se puso de manifiesto que “el punitivismo domina la orientación de estas políticas desde hace dos décadas, marcando el plexo normativo”. Sin embargo, la actual gestión del Gobierno de Macri, con sus políticas, “se ha radicalizado en su discurso manodurista” y de esa forma avanzó “decididamente en reformas regresivas al ordenamiento legal” y “ha reprimido la protesta social de manera sistemática”.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

El Gobierno norteamericano abona el sentimiento latinoamericano bolivariano

REBELIÓN 17 de agosto del 2017 ESPAÑA

Ollanta Itzamná*

Ante la incapacidad destituyente de los vándalos de camiseta blanca, y de los inútiles alfiles proyanquis en la OEA (para derrocar al presidente Nicolás Maduro, y abortar el proceso constituyente), el excéntrico presidente de los EEUU, Donald Trump, amenaza con invadir militarmente al pueblo digno y soberano de Venezuela.

Pero, como toda bravuconada irracional, lejos de legitimar y fortalecer a los agentes destituyentes, los debilita aún más, y fortalece sobre manera al pueblo constituyente de Venezuela.

¿Cuáles son las consecuencias inmediatas de la amenaza militar gringa contra Venezuela?

-Cohesiona a los venezolanos frente al enemigo común externo. Al desenmascarar las falsas intensiones “humanitarias” de la política norteamericana contra Venezuela, y revelar la verdadera intensión de los EEUU sobre este país, cataliza el sentimiento patriótico de las y los venezolanos frente a un enemigo común externo confeso: el gobierno norteamericano. Incluso, quienes no son chavistas, ni antichavistas, ahora se ratifican como venezolanos.

-Legitima al proceso constituyente en curso como el único camino para resolver los desencuentros internos. Encuestas recientes indican que más del 80% de venezolanos están en contra de la intervención militar extranjera contra su país para resolver los problemas internos. Ahora, no hay más opción democrática que esperar y confiar en la Asamblea Constituyente para pacificar y continuar construyendo el país.

-Obligó a los gobiernos latinoamericanos a ratificar la vocación pacífica de la región. Los gobiernos latinoamericanos, al ser “sorprendidos” por las amenazas militares de Trump, incluso los “proyanquis”, ahora, abogan al unísono por la resolución de los desencuentros internos de Venezuela por la vía diplomática y del diálogo. Habrá que estar atentos a las ordenanzas que dejó el Vicepresidente de los EEUU, en su visita a los gobiernos serviles de Colombia, Argentina, Chile y Panamá.

-Abona el sentimiento latinoamericano bolivariano. Trump, con su amenaza militarista, activó/catalizó, por lo menos en las redes sociales, el sentimiento latinoamericano bolivariano. En mi caso, me reconfirma en mi firme convicción latinoamericana bolivariana.

Incluso quienes estuvieron aporreando con sus plumas al gobierno constitucional de Venezuela, ahora, tienen que recapacitar: o están a favor de la intervención militar norteamericana en América Latina o están a favor de la soberanía y dignidad de los pueblos.

Golpe fuerte a la debilitada oposición política. El más golpeado, con el sinceramiento de Donald Trump, es la debilitada oposición política que, ahora, mira difícil su futuro en las próximas elecciones de gobernadores en Venezuela, en el mes de octubre.

  • Indígena quechua, abogado y antropólogo

Colapso de EEUU en el 2020: Johan Galtung

LA JORNADA 30 de agosto del 2017 MÉXICO

El connotado profesor noruego Johan Galtung, sociólogo y matemático nominado al Premio Nobel de la Paz 2017, afirmó -en una fascinante entrevista realizada por el académico e investigador británico Nafeez Ahmed- que Estados Unidos va a colapsar en el año 2020, y “cuyo poder declinará aún más con Trump”

Alfredo Jalife-Rahme*

Desde el año 2000, Galtung había predicho el colapso del imperio estadounidense para el 2025, que recortó en cinco años debido al extremo militarismo de Baby Bush, que aceleró la tendencia.

Nafeez Ahmed desmenuza el modelo Galtung: teoría de sincrónicas contradicciones mutuamente reforzadas, sustentada en la comparación del auge y caída de 10 imperios históricos.

La quinta esencia del modelo Galtung radica en que mientras más se profundizan las contradicciones, existe mayor probabilidad que resulten en una crisis social que cambia drásticamente el orden existente.

Nafeez Ahmed comenta que Galtung escribió en el 1996 un reporte científico (borrado de la red) publicado por el Instituto del Análisis del Conflicto y la Resolución, de la Universidad George Mason, en el que asentó que EEUU pronto seguirá el mismo camino que las previas construcciones imperiales de auge y caída.

A juicio de Ahmed, a su vez connotado prospectivista académico, el libro de Johan Galtung del 2009 – La Caída del Imperio Estadounidense: ¿Qué Sigue?– señala unas 15 enormes sincrónicas contradicciones mutuamente reforzadas que afligen a EEUU, lo cual llevará al fin de su poder global en el 2020.

Durante la fase de su declive de aquí al 2020, es probable que EEUU atraviese una fase de fascismo reaccionario, alimentado por la capacidad de una tremenda violencia global; la visión del excepcionalismo estadounidense como el óptimo país; una creencia en la próxima guerra final entre el bien y el mal; un culto al Estado poderoso que lleva a dicha lucha maniquea, y un culto al líder poderoso.

A juicio de Johan Galtung, tal fascismo –que se gestó con Baby Bush y llega a su fruición con Trump– es un síntoma del declive y cuya característica sicológica es una reactiva arremetida, debido a la incrédula pérdida del poder.

El fascismo como mecanismo de defensa de la debacle

Entre las 15 contradicciones estructurales de EEUU que llevan a su declive: económicas –una sobreproducción en relación con la demanda, desempleo y aumento de costos por el cambio climático–; militares –crecientes tensiones entre EEUU, la OTAN y sus aliados militares, al unísono de la creciente insustentabilidad económica de sus guerras–; políticas –papeles conflictivos de EEUU, la ONU y la Unión Europea–; culturales –tensiones religiosas con el islam y otras minorías–, y sociales: “creciente brecha entre el sueño estadounidense, la creencia de que cualquiera puede prosperar en EEUU gracias al arduo trabajo frente a la realidad de la vida estadounidense”.

Resulta que la incapacidad estructural para resolver tales contradicciones llevará al desgajamiento del poder político de EEUU a escala global y potencialmente doméstico.

Las señales del colapso global con Trump brillan con sus contradicciones militares en Irak donde, por un lado, critica la intervención de su país, mientras que, por otro lado, enjuicia que EEUU debió haberse llevado el petróleo de Irak, lo cual no se trata de un robo, sino el rembolso por la inversión bélica de EEUU en 1,5 millones de millones de dólares ¡Ya no se diga ahora en Afganistán!

A escala doméstica, Trump ha prometido deportar a 11 millones de migrantes ilegales, construir un muro entre EEUU y México, y prohibir la migración musulmana.

Otra flagrante contradicción versa, por un lado, en que Trump pudiera muy bien ofrecer una oportunidad para evitar conflictos potenciales con grandes potencias rivales, como Rusia y China, pero, por otro lado, pudiera todavía, en forma estúpida (sic), librar más guerras unilaterales (sic) y empeorar las contradicciones domésticas en relación a las minorías.

Para Johan Galtung, las incoherentes propuestas políticas de Trump son evidencia del mayor declive estructural del poder de EEUU.

Galtung define con exactitud lo que se colapsa: un imperio es más que la violencia en el mundo. Es una estructura transfronteriza con un centro, que es el país imperial, y una periferia, los países clientelares cuando el punto sobre el imperialismo es hacer que las élites de la periferia hagan los trabajos para el centro.

Ahora bien, el país centro puede ser una dictadura o una democracia. Para Johan Galtung, el colapso del imperio estadounidense ocurre cuando las élites de la periferia no desean combatir más las guerras de EEUU y no desean ser más explotadas por el centro.

Una señal clave del colapso sería la actitud de Trump con la OTAN, respecto de la cual resaltan las contradicciones: al no pagar sus adeudos, la OTAN puede desaparecer y entonces Trump optaría irse por la libre, lo cual acelera y socava el imperio global de EEUU al mismo tiempo. El colapso global de EEUU puede desembocar en su balcanización con potenciales implicaciones domésticas que socavan su cohesión interna, con el ascenso de los supremacistas blancos y aún de minorías quienes en lugar de la unión, preferirán a EEUU como una confederación o una comunidad.

Galtung no se siente pesimista y, al contrario, vislumbra la inevitabilidad del colapso del imperio estadounidense como “una real oportunidad para la revitalización de la República estadounidense, caracterizada por su dinamismo, su apoyo a los ideales de libertad, su productividad y creatividad, y su cosmopolitismo (sic) hacia los otros.

Johan Galtung despedaza la política exterior de EEUU con cerca de 250 intervenciones desde que Jefferson las inició en Libia en el 1801 y con más de 20 millones de asesinatos en 37 países desde el 1945.

El rotativo británico The Independent da vuelo a la prospectiva de Galtung y cita como su antítesis a Xenia Wickett, directora del programa EEUU y las Américas en el think tank Chatham House, quien desecha los asertos de Galtung como totalmente fuera de la realidad, ya que “EEUU es un poder global por varias razones. Ostenta la mayor fuerza militar en el mundo, tiene el más robusto poder blando en términos de sus universidades (…) en términos de sus empresas y en términos del alcance de sus multimedia. Todavía es la mayor economía en el mundo. La idea de que cualquiera de estas cosas (sic) cambiará en los próximos cuatro años está fuera de la realidad”.

Es muy discutible la infatuación de Xenia Wickett. Sin contar la resurrección militar de Rusia, en los próximos tres años China desplazará a EEUU como la máxima superpotencia geoeconómica.

Tres años se encuentran a la vuelta de la esquina y alguien se va a equivocar. Lo sabremos muy pronto…

  • Analista mexicano de origen libanés