Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE LA PRENSA/2017-09-28

¿En qué mundo vivimos?

POR ESTO! 21 de septiembre del 2017 MÉXICO

Para desmontar al imperio

Alfredo García*

El discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado martes en Naciones Unidas, no tuvo pretensiones hegemónicas sino criminales.

Frente al estupor de un centenar de jefes de Estado y Gobierno y teniendo como tribuna el organismo encargado de preservar la paz mundial, el mandatario norteamericano amenazó con destruir a Corea del Norte.

“Estados Unidos está mostrando gran fortaleza y paciencia. Pero si es obligado a defenderse o a defender a sus aliados, no tendremos otra alternativa que destruir totalmente Corea del Norte”, sentenció Trump.

El país norcoreano no es solo el presidente, Kim Jong-un, caricaturizado por Trump como el “hombre cohete”, sino un pueblo de casi 26 millones de hombres, mujeres y niños.

Con su fascistoide intervención, el Presidente norteamericano no expuso una distorsionada visión del mundo, sino la perspectiva de destrucción del planeta. Pero lo insólito no fue la advertencia, sino la ausencia de una inmediata y digna réplica.

Trump reafirmó ante la comunidad internacional su chovinismo y estilo autoritario. Con tono del fatídico III Reich declaró: “no hay sustituto para las naciones fuertes, soberanas e independientes; naciones arraigadas en sus historias e implicadas en sus destinos; naciones que buscan aliados a los que hacer amigos, no enemigos a los que conquistar. Y lo más importante de todo, naciones que son el hogar de patriotas, de hombres y mujeres que están dispuestos a sacrificarlo todo por sus países”.

Seguidamente expuso su actualizada versión del “Eje del Mal” con que los ultraderechistas presidentes Ronald Reagan y George W. Bush resucitaron la “Guerra Fría”, etiquetando al supuesto “enemigo” durante sus mandatos.

En esta ocasión, al reiterar que su modelo de democracia “debe ser instaurado en los países enemigos de EEUU”, porque EEUU “está con todas las personas que viven bajo regímenes brutales”, Trump incluyó a Irán, Cuba, Venezuela y Corea del Norte, como su nueva interpretación del gastado “eje diabólico”. Sin embargo, sobre China y Rusia, potencias iguales con profundas diferencias con la política exterior de Washington, Trump no solo omitió cualquier crítica sino que demostró prudencia hacia temas como Corea del Norte, Siria, Irán o Ucrania.

Los discursos de los nueve jefes de Estado y Gobierno que siguieron a Trump durante la jornada del pasado martes, excepto el de Emmanuel Macron, presidente de Francia, dieron la impresión de que no se había escuchado al Presidente norteamericano.

Aunque no mencionó la aberración hacia el pueblo norcoreano, Macron se opuso al aislacionismo de Trump con apasionada defensa al multilateralismo y ayuda al desarrollo; y advirtió con firmeza que cancelar el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán y abandonar el Acuerdo de París sobre el cambio climático, sería un “craso error”. Trump calificó ambos convenios de “mal acuerdo”.

La era del multilateralismo y del Nobel de la Paz, Barack Obama, terminó. Es de suponer que muchas delegaciones estén reformulando sus discursos, después de escuchar el exabrupto de Trump contra Corea del Norte y su injerencia en los asuntos internos de países soberanos. Habrá que esperar para medir el valor y la honorabilidad de los países que seguirán en el uso de la palabra.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

  • Periodista y director del semanario Voces

“Orejagate” parece una operación estadounidense para deshacer la apertura de Obama a Cuba

PROGRESO SEMANAL 21 de septiembre del 2017 EEUU

Álvaro Fernández*

Seguimos escuchando y leyendo acerca de los llamados ataques sónicos que supuestamente han hecho daño, hasta en este momento, a 21 diplomáticos estadounidenses en Cuba. Los veintiuno han sufrido pérdidas auditivas o conmociones cerebrales, mientras que otros sufrieron náuseas, dolores de cabeza y zumbidos en los oídos. Algunos se enfrentan a la falta de concentración o problemas para recordar palabras.

Todas estas son denuncias reportadas por numerosos medios de prensa estadounidenses, incluyendo a Associated Press, Reuters, The Washington Post, Fox News, el Miami Herald y otros.

Hasta la fecha, ninguna de las personas atacadas ha sido identificada, excepto el reportado como Jefe de Seguridad de la embajada norteamericana en La Habana. Seguramente sus síntomas y lesiones han sido reportados, pero todavía no hay un solo rostro identificado con el delito –al menos públicamente.

Desde el principio ha sido un caso extraño. Un “who done it” de proporciones internacionales –nada realmente insólito o nuevo en lo que se refiere a la relación entre Estados Unidos y Cuba.

Vietnam puede que no parezca estar relacionado con esta historia. Pero hay una pequeña joya en el excelente documental de Ken Burns que he visto acerca de Vietnam. Algo que se me queda en la mente, una declaración de un soldado que luchó por Estados Unidos en esa guerra, quien dice –y estoy parafraseando– que la década de los 60, cuando el presidente Kennedy todavía estaba vivo, fue la última vez que los estadounidenses creyeron realmente que su gobierno nunca les mentiría…

Así que busqué un poco en mis recuerdos después de ver el programa y encontré lo siguiente:

-Una explosión en el acorazado USS Maine en el puerto de La Habana dio una razón a Estados Unidos para intervenir en una guerra que se había librado durante muchos años entre Cuba y la España colonialista. Curiosamente, fueron los editores de periódicos los que empujaron a Estados Unidos a intervenir en la Guerra de Independencia de Cuba. ¿Y quién voló el Maine? Quien lo haya hecho dio a Estados Unidos una razón para entrar en la guerra.

-Vietnam y la teoría del dominó. Nos dijeron que el país, involucrado en una guerra de independencia (no muy diferente a lo que hizo Estados Unidos en el 1776), estaba siendo invadido por comunistas, que como dominós que caían, terminarían tarde o temprano en nuestras costas. -Armas de Destrucción Masiva en Iraq. Una mentira demostrada que empujó a Estados Unidos a una guerra contra Saddam Hussein, por la cual hasta la fecha todavía estamos pagando, y que también condujo a una desestabilización aún mayor del Oriente Medio, partes del sudeste asiático y del mundo. ISIS y otros grupos terroristas no surgieron de la nada.

-La terrible experiencia de Peter Pan en Cuba. Casi 15 mil niños fueron utilizados por la CIA y la Iglesia Católica en una operación para desestabilizar al recién formado gobierno revolucionario cubano. Muchos de los niños son ahora hombres y mujeres mayores que aún llevan las cicatrices de este plan grotesco. Y muchos en Estados Unidos todavía culpan al gobierno de Castro por ello.

La lista es mucho más larga, pero esta es suficiente para demostrar que el engaño y la mentira han sido utilizados por Estados Unidos para lograr su meta final como imperio.

Lo que nos lleva de nuevo a “Orejagate” y a los 21 diplomáticos estadounidenses.

En primer lugar, no olvidemos que cuando se informó inicialmente había canadienses también enumerados como víctimas de los ataques sónicos. Progreso reprodujo a finales de agosto un reporte de Reuters: “Canadá no asume automáticamente que Cuba estuvo detrás de un presunto ‘ataque acústico’ contra personal estadounidense y canadiense en La Habana y no tiene planes de expulsar a diplomáticos cubanos”.

Añádase a esto las declaraciones hechas por científicos que son expertos en el campo del sonido y sus efectos en el cuerpo humano. En un reportaje de Fox News por James Rogers, este escribe: “Se ha especulado que el infrasonido (un sonido de baja frecuencia por debajo del nivel auditivo humano) o el ultrasonido (por encima de los 20 KHz y que no puede ser escuchado por los humanos) pueden haber sido aprovechados en los ataques.

“‘En última instancia, los dispositivos que funcionan en cualquier espectro podrían causar daños auditivos, pero es poco probable que sea infrasónico, debido al tamaño del altavoz necesario para producir la frecuencia requerida y el nivel de decibeles’, explicó el Dr. Toby Heys, jefe de Future Technologies, un centro de investigaciones de la Universidad Metropolitana de Manchester, en un comunicado enviado por correo electrónico a Fox News. ‘El infrasonido también es muy difícil/casi imposible de dirigir, según los dictados tecnológicos actuales’.

“‘No hay una forma eficiente de enfocar el infrasonido para convertirlo en un arma utilizable’, dijo Mario Svirsky, experto en trastornos del oído y neurociencia en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

“Heys añadió que el ultrasonido podría dirigirse a la cabeza de un objetivo, pero requeriría una orientación extremadamente precisa dentro de la infraestructura de un edificio”.

Más adelante, en el mismo artículo, abordan la cuestión de las conmociones cerebrales y la descartan como causada por los ataques sónicos alegados por el gobierno de los Estados Unidos.

Sobre la base de esta información, ofrezco mis propias ideas sobre las posibilidades de este caso. Obviamente el Herald y el Post han llegado a conclusiones basadas en evidencia cero y continúan culpando a Cuba por estos incidentes. Yo tampoco tengo evidencia, pero usando la lógica, la historia y el sentido científico común, creo que mi conclusión es más realista que la de estos dos periódicos.

Si el “Orejagate” ocurrió como se informa, los culpables son los propios estadounidenses que trabajan para deshacer los avances en diplomacia logrados desde el 17 de diciembre del 2014 entre Estados Unidos y Cuba. No tengo ni idea de si es una operación de la CIA, un grupo de renegados dentro del gobierno de Estados Unidos bajo las órdenes de la administración Trump o quién sabe quién. Pero, sobre la base de lo que dicen los científicos, esto debió haber ocurrido en el seno de los hogares y oficinas de estos diplomáticos estadounidenses y dirigido de manera muy precisa por personas bajo ese mismo techo mientras los estadounidenses estaban allí.

Sin embargo, hay una última cosa a considerar. Vivimos en una época en la que el conocimiento científico es mal visto por nuestro actual presidente de Estados Unidos y un senador de Florida que lleva zapatos con tacones elevadores. Así que cuando se trata de Orejagate, especialmente para estos dos, el engaño les es mucho más útil que la ciencia.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

  • Editor y director de Progreso Semanal y Progreso Weekly

Maduro: el blanco obsesivo del ataque a Venezuela

LA HAINE 22 de septiembre del 2017 ESPAÑA

José Vicente Rangel*

El imperio y la derecha del país están conscientes de que Maduro se ha fortalecido y que la oposición se ha debilitado

Reaccionaron con insólita agresividad cuando fue electo hace más de cuatro años por el pueblo venezolano, y durante el tiempo que ha ejercido la presidencia no han descansado un solo día en ese empeño. Se puede afirmar –sin riesgo de equivocación– que es el mandatario de nuestra historia más acosado y ofendido, y el blanco obsesivo del ataque a Venezuela.

Pero lo cierto es que hasta ahora sus enemigos han fallado en las acciones emprendidas. Maduro ha logrado con astucia, coraje, y un acertado manejo de la información de inteligencia, abortar numerosos intentos: golpes blandos y duros, guarimbas, maniobras para socavar la lealtad de los militares, ataques al sistema financiero, guerra económica, planes desestabilizadores urdidos en laboratorios especializados de los organismos de seguridad de EEUU.

Se ha plantado con decisión frente a las amenazas, abiertas o encubiertas, y lo ha hecho sin concesiones, sin alterar lo sustancial de su política y sin buscar refugio en acuerdos indignos con los adversarios.

Hasta ahora todos los planes para defenestrar a Maduro han fracasado. Siempre los enemigos fijaron plazos para su caída: un día, una semana, un mes, un año, sin que las sombrías predicciones se cumplieran. Pero como no se dio lo ofrecido crece la desesperación entre sus oponentes. ¿Qué opción queda?

Para opositores sin escrúpulos, capaces de apelar a cualquier recurso para plasmar sus objetivos, como lo demostraron con la violencia de la etapa guarimbera, cuando atacaron centros de salud, liceos, maternales, estaciones del Metro; al igual que terribles expresiones de salvajismo como colocar cuerdas de acero en vías públicas para degollar motociclistas o prender fuego a seres humanos (29 en total, de los cuales fallecieron 9 y el resto afectado con graves lesiones), tan solo queda intentar el magnicidio. En determinados momentos lo intentaron sin éxito y la denuncia fue banalizada por el complejo mediático que controlan.

Ahora la situación tiene otras características. El imperio y la derecha del país están conscientes –sobre todo después del 30J– que Maduro se ha fortalecido, que la oposición se ha debilitado, y que las prácticas desestabilizadoras empleadas son ineficaces.

La orientación que los aventureros pretenden imprimirle ahora al desenlace simplificaría la acción y el método. Va directo al objetivo, que no es otro que la eliminación física de Maduro. Corren rumores. Se sabe de la evaluación que los conjurados hacen tomando en cuenta el tiempo electoral que se inicia y que remata con los comicios regionales de octubre.

Además, hay datos que no han trascendido suficientemente, de los que solo existe una fugaz referencia, entre otros, lo sucedido en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), con motivo del acto académico del lunes 21 de agosto, cuando la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) descubrió, en una dependencia cerrada, un conjunto de armas, granadas, pistolas y hay detenidos.

La ceremonia la presidiría Maduro, y, por razones obvias, se suspendió su asistencia. Conclusión: De que vuelan, vuelan, dice el refrán. Sobre todo cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en documento oficial, le declaró la guerra al gobierno nacional al apoyar las medidas contra Venezuela del presidente Donald Trump y atacar a Maduro.

Y por si fuera poco, alguien muy conectado a la conspiración en el país, el inefable expresidente mexicano Vicente Fox, declaró –empleando un lenguaje mafioso, propio de los capos de la droga– que “Maduro saldrá de la presidencia con las patas p´adelante en una caja de madera”

Laberinto

La situación de la MUD se complica para las elecciones regionales de octubre. En Venezuela nunca un movimiento político compareció a un evento comicial en condiciones tan precarias. Por una parte, carcomido por la división. Cada dirigente coloca por delante sus aspiraciones personales, sacrificando la posibilidad de acuerdos que garanticen la icónica unidad que proclaman como única manera de derrotar al chavismo. Ni consensos ni primarias resuelven un problema que es estructural…

El desacuerdo impera porque no hay factores cohesionadores. Al contrario, se impone la lucha a cuchillo. No hay programa. No hay proyecto de país. Ni siquiera para los problemas más elementales. No hay política. Lo cual lleva confusión a las bases. El pueblo opositor, de a pie, está cada día más decepcionado. Lo vemos a diario, ante cada hecho que sucede. Ante cada situación en la que hay que fijar posición…

Ejemplo: la injerencia del Gobierno de EEUU en los asuntos internos del país, que ya no es simple amenaza sino hecho consumado que golpea la soberanía nacional. La reacción del cogollo opositor es de apoyo a las sanciones decretadas por Trump, actitud de la cual discrepa la mayoria del país. El pueblo opositor no puede entender que sus líderes solidaricen con el gobierno yanqui en una posición que, incluso, concibe la invasión militar de Venezuela, y le den la espalda a la posición del gobierno de defensa de la nación…

En el fondo se trata de una subestimación por parte de los dirigentes del sentir nacional. Desprecio a la ciudadanía, producto de los nexos oscuros entre esos dirigentes y el Gobierno de EEUU. Siniestra relación que el común ubica en lo que califica como “traición a la patria”, algo repudiado por un pueblo patriota, educado en una teoría y una praxis libertaria, de defensa de los valores patrios y en el culto a los forjadores de una nación, para la cual esta actitud es motivo de orgullo y pone en evidencia la increíble torpeza, sumada a la desnacionalización, de los voceros de la oposición…

Igual sucede con la burla con que los dirigentes opositores asumieron el operativo cívico-militar del 26 y 27 de agosto. Demostración de civismo, de democracia, de cultura política, que demuele el muro de prejuicios que existía entre el pueblo y la institución armada. Ver a los ciudadanos compartiendo con los uniformados, alegremente, el manejo de equipos y armamento, constituye la mejor demostración de lo que Venezuela ha avanzado.

Claro está que esta demostración no es del agrado de los que conservan una visión anacrónica de la realidad; que se niegan a aceptar que ésta cambió, y que podría llevarlos a reflexionar sobre ese encuentro del pueblo concreto –y no una abstracción– y la Fuerza Armada que vuelve a su identidad de origen, de “pueblo armado que puede”, de estirpe genuinamente bolivariana. Pero ese esfuerzo para recapacitar no está en capacidad de adelantarlo un liderazgo que está en otra cosa.

Por ejemplo, el vergonzoso comunicado de la MUD que apoya a Trump y condena a Maduro. Es decir, colocándose al lado del injerencista presidente norteamericano y repudiando al presidente venezolano que defiende los intereses nacionales.

Vidkun Quisling fue un dirigente político noruego que colaboró con el ocupante nazi y pasó a la historia como símbolo de traición. ¿Lo saben los firmantes del documento de la MUD que hacen causa común con el agresor Trump y traicionan a su país? Seguramente lo ignoran, o, simplemente, desde su proverbial arrogancia, no les importa. No obstante, el episodio sirve para desenmascarar, definitivamente, que la oposición en Venezuela es la antipatria.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

  • Político, abogado y periodista venezolano. Fue vicepresidente de Venezuela desde el 28 de abril del 2002 hasta el 8 de enero del 2007

Octubre soviético en el imaginario yanqui

POR ESTO! 31 de agosto del 2017 MÉXICO

Manuel E. Yepe*

A un siglo de la toma del poder por el Partido Bolchevique encabezado por Vladimir Ilich Lenin y León Trotski, la vigencia actual de las ideas de la Revolución Rusa de Octubre del 1917 se aprecia en la orientación de las luchas que libran los pueblos de todo el mundo contra la explotación capitalista.

Octubre desbrozó los caminos para la liberación humana que el marxismo había identificado y descubrió otras nuevas vías. Condujo a la nación a la obtención de grandes éxitos en la economía, la política, la cultura, la justicia social y la defensa, para convertir en breve tiempo a la atrasada Rusia en potencia mundial.

Octubre permitió que los esfuerzos y sacrificios de los pueblos de la Unión Soviética alcanzaran el nivel de desarrollo económico, militar y científico que propició una bipolaridad del mundo en la que pudieron asentar sus esperanzas de progreso las naciones del planeta.

Estados Unidos no fue una excepción. En enero del 1919, Lenin invitó al ala izquierda del Partido Socialista de América (SPA) a unirse a la Internacional Comunista recién creada en Moscú. En la primavera de ese año esta ala tomó el control de todo el partido desplazando a su anterior directiva, más pequeña y de orientación socialdemócrata.

Desde sus orígenes, el PSA sufrió ataques de varios gobiernos estaduales y del propio gobierno federal estadounidense que temía una repetición de las revueltas que estaban teniendo lugar en suelo europeo. Se desató en Estados Unidos entre finales del 1919 y enero del 1920, el "terror rojo" que lideró la Fiscalía General de los Estados Unidos ordenando la detención de miles de comunistas, con la Ley de Sedición del 1918 como base jurídica.

Durante la Gran Depresión del 1929, el Partido Comunista de Estados Unidos (CPUSA, por sus siglas en inglés) multiplicó sus pactos con pequeños grupos sindicales. La elección de Franklin D. Roosevelt como presidente supuso también la renovación de los sindicatos y el incrementó en ellos de la influencia del CPUSA.

Durante este período, el CPUSA se distinguió por su defensa de la Segunda República Española, víctima del levantamiento franquista que desembocó en la Guerra Civil Española (1936-1939). Izquierdistas de todo el mundo se unieron para defender a la República, aportando fondos para la asistencia médica y en muchos caso enrolándose como voluntarios en las brigadas internacionales. El CPUSA proporcionó los primeros integrantes de la Brigada Abraham Lincoln, que además de apoyar al gobierno republicano de España fue la primera fuerza militar compuesta por estadounidenses que integró a negros y blancos en las mismas filas, con los mismos derechos y obligaciones.

Al formarse en el 1919 el Partido Comunista de Estados Unidos, el gobierno de Washington reprimía hacía algún tiempo a los socialistas, debido a que éstos se habían opuesto a la intervención estadounidense en la Primera Guerra Mundial y hacían campaña contra el servicio militar. A partir de enero del 1920, el nuevo blanco de la persecución fueron los comunistas que comenzaron a ser masivamente encarcelados. El CPUSA fue forzado a la clandestinidad y debió cambiar varias veces de nombre para evitar la detención de sus cuadros y militantes.

En la década de los 30, el FBI perseguía a nazis y comunistas bajo sospechas de que pretendían lanzar una revuelta armada contra el Gobierno federal. En el 1940 entraron en vigor leyes que declaraban ilegal sostener una opinión favorable al derrocamiento del Gobierno.

En el 1941, cuando Estados Unidos estaba a punto de ingresar a la guerra mundial en Europa y Japón, el gobierno de Roosevelt acusó de sedición y conspiración para derrocar al gobierno a 29 miembros del Partido Socialista de los Trabajadores (SWP), entonces aliado político de la Cuarta Internacional.

El FBI allanó las oficinas del SWP y se formó un gran jurado para el juicio. Los acusados utilizaron el proceso para pregonar sus principios socialistas desde el banquillo de los acusados, rechazaron la guerra imperialista y refutaron la presentación de la revolución socialista como una conspiración o golpe de Estado.

La entrada de Estados Unidos en la II GM en diciembre del 1941 forzó una alianza con la Unión Soviética que viabilizó el reclutamiento de militantes comunistas en las fuerzas armadas estadounidenses.

Al término de la II GM en el1945 comenzó la Guerra Fría contra la URSS, terminó la "tregua" oficial estadounidense hacia el CPUSA y se exacerbó una sicosis anticomunista por el supuesto descubrimiento de "redes soviéticas de espionaje" y la denuncia de un creciente poder de los comunistas en el sindicalismo del sector industrial.

Luego sobrevendría el macartismo o cacería de brujas, uno de los episodios más vergonzosos en la historia jurídica de Estados Unidos, con el asesinato político por condena en silla eléctrica de los esposos Ethel y Julius Rosenberg, un crimen de odio que aún reclama justicia.