Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur (Argentina)

Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur
Información sobre la plantilla
Provincia de Argentina
EntidadProvincia
 • PaísBandera de Argentina Argentina
Superficie 
 • Total1 002 445 km²
Población 
 • Total367 820 hab.
 • Densidad0,37 hab/km²
Gentiliciofueguino, malvinense y antártico

Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur es una de las 23 provincias que ―junto con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires― forman la República Argentina. A su vez, es uno de los 24 estados autogobernados que conforman el país y uno de los 24 distritos electorales legislativos nacionales.[1][2] Su capital es Ushuaia y su ciudad más poblada, Río Grande.

Está ubicada la región patagónica, en el extremo sur de la Argentina, y ocupa un amplio territorio insular, marítimo y antártico, que se extiende desde la Isla Grande de Tierra del Fuego al Polo Sur, incluyendo la Isla de los Estados, las Islas Malvinas, las Islas del Atlántico Sur, la Península Antártica, formando un triángulo cuyos lados son los meridianos 74°O y 25°O y su vértice el Polo Sur. En la porción americana, la provincia limita al norte con la provincia de Santa Cruz, al oeste con Chile y al sur del canal de Beagle, también con Chile. En la Antártida, la provincia también limita al oeste con Chile, aunque los límites no están establecidos. Con 1 002 445 km² es la provincia más extensa (incluyendo los territorios en litigio) y con 160 720 habitantes en 2010, la menos poblada.[3]

Con respecto a los territorios cuya soberanía se encuentra en disputa (Islas Malvinas, islas Georgias del Sur, islas Sandwich del Sur, islas Orcadas del Sur, Antártida argentina) la ley de provincialización en su artículo 2 establece que corresponden al territorio de la provincia, pero "sujeta a los tratados con potencias extranjeras que celebre el Gobierno federal, para cuya ratificación no será necesario consultar al Gobierno provincial", norma que habilita la secesión de dichos territorios por la sola decisión del Estado nacional en el marco de las negociaciones sobre la soberanía con otras potencias.

Se llamó «Territorio Nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur» hasta el 26 de abril de 1990, año en el que obtuvo la categoría de provincia a través de la sanción de la Ley Nacional n.º 23.775 del Congreso de la Nación Argentina.[4]

Toponimia

Magallanes llamó a esta isla Tierra del Fuego debido a las fogatas de los selknam.

El navegante portugués Fernando de Magallanes fue quien bautizó a esta zona Tierra del Fuego. Fue el primer europeo en llegar a estas tierras, en 1520, y se cree que el nombre que le dio respondía a las fogatas de los nativos parecían flotar sobre las aguas en la neblina del amanecer y en torno a las cuales se agrupaban los indígenas que encontró.

  • Tierra del Fuego: Fernando de Magallanes (1520) la nombró «Tierra de los fuegos» al ver desde su barco las fogatas de los indígenas selknam (que los españoles llamaron onas).[5]
  • Ushuaia: Nombre que deriva de las voces ushu (que significa ‘al fondo’) y uaia (‘caleta, bahía o puerto’), en idioma yámana, y significa ‘bahía que penetra hacia el oeste’.[6]
  • Río Grande: Se debe al río Grande, a cuyas márgenes se asienta la ciudad. Este nombre comienza a usarse en 1889.
  • Tolhuin: En idioma selknam significa ‘corazón’, y se encuentra en el corazón de la isla.
  • Lago Escondido: Nombre dado por la cercanía al lago Escondido (de 7 km de longitud, a 5 km al sur del inmenso lago Fagnano.[7]

Símbolos

Geografía física

Ubicación

El territorio de la provincia está compuesto por la parte oriental de la isla Grande de Tierra del Fuego (compartida con Chile), la isla de los Estados e islotes adyacentes a ambas. La isla Grande limita al norte con el estrecho de Magallanes, ruta de comunicación entre los océanos Atlántico y Pacífico y al sur con el canal de Beagle. Los límites provinciales se extienden en el Sector Antártico Argentino e Islas del Atlántico Sur, entre los meridianos 25°O y 74°O y el paralelo 50°S, formando parte del territorio provincial grandes extensiones marítimas sobre el Atlántico.[8]

Superficie

  • Superficie sin incluir los territorios en disputa: 21 571 km²,[9] incluyendo únicamente el sector argentino de la isla Grande de Tierra del Fuego, la isla de los Estados y otras islas menores adyacentes.
  • Superficie incluyendo los territorios en litigio y los reclamados: 1 002 445 km², se suma a la superficie anterior la de la Antártida Argentina y las islas del Atlántico Sur.

Las tierras y aguas reclamadas por Argentina en la Antártida comprenden el sector entre los meridianos 25º O y 74º O, el paralelo 60º S y el polo sur donde se encuentran también las islas Orcadas del Sur. Esta reclamación se superpone parcialmente con la de Chile (Territorio Chileno Antártico) y totalmente con la del Reino Unido (Territorio Antártico Británico), sin embargo, estas reclamaciones antárticas se encuentra afectadas por el Tratado Antártico que congeló las disputas de soberanía, impidiendo que se realicen otras o se amplíen las ya existentes. Las islas del Atlántico Sur comprenden a los archipiélagos de las Malvinas, Georgias del Sur (incluyendo a las rocas Aurora y Clerke) y Sándwich del Sur; se encuentran bajo administración británica, pero según la ONU su soberanía está en litigio con la Argentina.

Límites

Limita ―su sector patagónico― al oeste y al sur con Chile, al norte y al este con el océano Atlántico, al sur con el Pacífico por el canal de Beagle y al sudeste con el Antártico. En cuanto a sus límites en la Antártida Argentina e islas del Atlántico Sur (Antillas del Sur), véase los respectivos artículos.

La provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur comprende: la parte oriental de la isla Grande de Tierra del Fuego hasta el límite con la República de Chile, la isla de los Estados, las islas Año Nuevo, las islas Malvinas, la isla Beauchêne, las rocas Cormorán y Negra, las islas Georgias del Sur, las islas Sandwich del Sur, otras islas, islotes y rocas situados en aguas interiores y en el mar territorial generado a partir de dichos territorios de conformidad con lo previsto en la Ley 23.968, incluidas las islas, islotes y rocas situados al sur de la isla Grande de Tierra del Fuego hasta el límite con la República de Chile; los territorios situados en la Antártida Argentina comprendida entre los meridianos 25° Oeste y 74° Oeste y el paralelo 60° Sur, las islas, islotes y rocas situados entre los territorios que comprende la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
Ley N° 26552[10]

Regionalización

La provincia integra la Región Patagónica, lo cual está explicitado en su Constitución. La región fue creada por el tratado firmado en la ciudad de Santa Rosa el 26 de junio de 1996. Sus fines están expresados en el artículo 2 del tratado:[11]

La región tendrá como objetivo general proveer al desarrollo humano y al progreso económico y social, fortaleciendo las autonomías provinciales en la determinación de las políticas nacionales, en la disponibilidad de sus recursos y el acrecentamiento de su potencial productivo, conservando la existencia de beneficios diferenciales que sostengan el equilibrio regional.

Hidrografía

El más importante de sus ríos es el río Grande, de 240 km de longitud, de los cuales 100 km surcan el territorio argentino, y desemboca junto a la ciudad del mismo nombre. Hacia el norte se destaca el breve curso del río Cullen, y hacia el sur el río San Pablo, sobre la costa atlántica; en las cercanías de Ushuaia, el río Olivia, donde hay una planta de energía hidroeléctrica que abastecía a la ciudad, y los ríos Pipo y Lapataia. Otros ríos: Moneta, Ona, Lasifashaj, Fuego, Ewan, y otros desconocidos e inaccesibles por otro medio que no sea el marítimo.

Los cordones serranos están separados por valles y lagos glaciarios, como el lago Fagnano o Cami, el Escondido, y el Roca o Acigami. Al norte del primero de estos, en una zona de sierras más bajas, están también los lagos Yehuin y Chepelmut. Estos lagos son factores para bellos paisajes entornados por bosques y cordilleras siempre nevadas.

En muchas zonas existen densas turberas rodeadas de no menos denso bosque, los castores construyen embalses formando un gran número de pequeñas lagunas también en áreas forestales.

Orografía

En el norte de la isla Grande de Tierra del Fuego se encuentran suaves colinas morrénicas que guardan testimonio de la glaciación cuartaria. En el litoral marino las costas son bajas y arenosas, las cuales se van elevando hacia el sur. La porción meridional de la isla se encuentra recorrida de este a oeste por la sección fueguina de la cordillera de los Andes. La mayor altura, según las obtenidas por foto-restitución por la Subsecretaría de Catastro de la Provincia de Tierra del Fuego, corresponde al cerro Vinciguerra (1499 m); aunque existe la duda de si el monte Cornú, sin restitución, pueda ser más elevado. Le sigue en altura el monte Alvear, con 1406 m (de acuerdo a datos de la misma subsecretaría).[12] Las máximas elevaciones, sin embargo, se ubican en el sector antártico reclamado por la República Argentina (por ejemplo: el monte Chiriguano, de 3.660 msnm).

Sismicidad

La región responde a la falla Fagnano-Magallanes, un sistema regional de falla sismogénico, de orientación este-oeste que coincide con el límite transformante entre las placas Sudamericana (al norte) y Scotia (al sur),[13] con sismicidad media; y su última expresión se produjo el 17 de diciembre de 1949, a las 19:30 hora local (22:30 UTC-3, con una magnitud aproximadamente de 7,8 en la escala de Richter.[14]

Clima

Dadas las latitudes del territorio el clima es frío, aunque existen grandes variaciones determinadas por la altitud, el grado de continentalidad y la misma latitud. Cuanto más al sur el clima es más frío, llegando a un desierto nival en la meseta del Polo Sur, sitio en el cual el porcentaje de humedad atmosférica es prácticamente el más bajo del planeta Tierra debido a que virtualmente toda el agua se encuentra en estado sólido. La zona más cálida se encuentra en el archipiélago de las Malvinas, seguida por la zona norte de la isla Grande de Tierra del Fuego. En esas zonas las rachas fuertes de viento, predominantemente del sector sur, y la alta humedad provocan una sensación térmica (que puede explicarse por el calor metabólico que una persona pierde), por lo general mucho menor a la temperatura registrada por los termómetros.

También dadas las latitudes de esta provincia, la heliofanía (horas de sol durante el día) es muy baja, pero el índice de radiación ultravioleta es elevado, siendo de destacar las grandes variaciones de los períodos de luz solar según las estaciones. Por ejemplo, en la ciudad septentrional de Río Grande en julio (durante el invierno austral) solo se dan siete horas de luz solar, mientras que en esa misma ciudad en enero (es decir durante el verano austral) el número de horas con luz solar es de veinte. A medida que se asciende de latitud tal variación de luz solar según las estaciones se hace aún más amplia: en el Polo Sur durante los casi seis meses de invierno es noche continua y los otros seis meses de verano polar son de prácticamente de un día continuo. Por otra parte, debido a las características del campo magnético terrestre en esas zonas, que produce una incurvación de los cinturones de Van Allen, las partículas de viento solar al entrar en la atmósfera provocan el meteoro llamado aurora polar que se intensifica cuando se incrementan las manchas solares.

Ecología

Fauna

El interior de la isla y sus costas presentan hábitat adecuados para numerosas especies de animales.[15]

Terrestres
Aves
Marinos

Flora

La isla Grande de Tierra del Fuego se encuentra diferenciada en dos biomas muy nítidos:

  • Las llanuras septentrionales, que son semejantes a las zonas esteparias de la Patagonia Oriental Extraandina y a los paisajes de las islas Malvinas. Son estepas de gramíneas duras, tussok, con predominio de coirón (Festuca gracillima). El clima frío y ventoso determina la ausencia de árboles, el desarrollo de arbustos y de extensas superficies herbáceas.
  • Por contraste, la región precordillerana y andina del archipiélago fueguino (incluyendo a las islas de Año Nuevo y a la isla de los Estados) al ser perhúmeda es un bioma de densas forestas antiboreales (consideradas por su clima frío como bosques, y por la presencia de un denso sotobosque, como selvas), en las cuales predominan la lenga, ñire, coihue (Nothofagus dombeyi), canelo, y el leña dura, o especies alóctonas (no autóctonas) como los abetos y arces. Durante el otoño y gran parte del verano la zona boscosa de Tierra del Fuego se cubre de un follaje en el cual predominan colores rojos y naranjas.

Bajo los árboles prospera un denso sotobosque de calafates, michay, notro, chaura, brezos, musgos, setas, hongos (como el comestible llamado «pan de indio» [Cyttaria harioti]), líquenes (como el «barba de viejo»).

En la región andina del archipiélago fueguino, el clima frío además favorece el desarrollo de tundras.

Zonas protegidas

Áreas protegidas.[17]
  • Reserva Isla de los Estados - art.54 de la Constitución Provincial. Ley provincial n.º469/91.[18]
  • Parque nacional Tierra del Fuego - Ley nacional n.º15564/60.
  • Playa Larga - Ushuaia: Reserva natural-cultural.[19]
  • Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego, en el departamento Río Grande: Reserva costera natural.[20]
  • Reserva Corazón de la Isla - Tolhuin: "Reserva provincial de uso múltiple" y "Reserva recreativa natural".[21]
  • Reserva Laguna Negra - Tolhuin: "Reserva provincial de uso múltiple".[22]
  • Reserva Río Valdez: "Reserva provincial de uso múltiple".[23]
  • Reserva Natural Valle Tierra Mayor - Decreto n.º 2256/94.
  • Glaciar Martial - Ley territorial n.º434/90.[24]
  • Reserva Laguna del Diablo - Ley territorial n.º487/91.[25]

Historia

Fernando de Magallanes.

Las primeras crónicas de navegantes españoles, franceses e ingleses describían a los nativos de Tierra del Fuego con cierta carga despectiva. «Salvajes», «inhumanos», «criaturas inferiores» eran algunos de los calificativos que ayudaban a su descripción. A través de las investigaciones arqueológicas se conoce hoy que las primeras ocupaciones humanas en el canal de Beagle tuvieron lugar hace hacia el 7000 a. n. e., y los descendientes de estos primeros habitantes se mantuvieron siempre a lo largo de las costas de los llamados canales fueguinos, aun hasta inicios del siglo XXI.

La Isla Grande de Tierra del Fuego fue poblada mucho antes de la llegada de los europeos en el siglo XVI por los yámanas o yaghanes, también por los kaweskar ―a quienes los mapuches llamaban «alacalufes» (comedores de choros, que es como llamaban a los bivalvos), entre fines de los siglos XV y XVI la mayor parte de la zona llana de la isla fue ocupada por un conjunto de patagones (tehuelches) llamados selknam, más conocidos como onas, al parecer en el extremo sudeste de la isla la mezcla de varones selknam con mujeres yámanas fue originaria de la pequeña población de aush (ausch o manneken).

Llama mucho la atención que estos pueblos humanos pudieran sobrevivir a climas tan inclementes, en la mayor parte del año gélidos y en veranos húmedos, vestían con abrigos muy rudimentarios como la cobertura con un pellejo de guanaco, aunque tenían especial cuidado en que con pieles se cubrieran la cabeza con una especie de bonete bien abrigado, y al igual que los tehuelches, con abrigados calzados de piel.

La zona donde actualmente se halla emplazada Ushuaia, así como el resto del sector argentino del canal de Beagle, estuvieron habitados por nativos que desde su llegada estaban adaptados a la vida litoral marítima. Formaban parte de un grupo mayor, conocido hoy bajo el nombre de canoeros magallánicos. A la llegada de los europeos, los canoeros que vivían en esta zona se autodenominaban yamana o yaganes. Actualmente viven muy pocos descendientes de este grupo, en el sector chileno, principalmente en Puerto Williams.

Los yámanas o yaganes solían vivir gran parte de su existencia en canoas realizadas con un solo tronco ahuecado mediante tallado y quemado, en esas canoas o, como se les llamara en su idioma, ha llamado la atención que pudieran nadar en aguas casi heladas y que casi siempre llevaran para calentarse ardientes las brazas de un fogón y se alimentaran de la abundante pesca, de focas y especialmente de ballenas encalladas en las costas. El idioma de los yámana ha llamado la atención por su enorme cantidad de vocablos en algunos casos muy complejos como por ejemplo la palabra «mamihlapinatapai» pero también en su vocabulario llama la atención la falta de una palabra equivalente a ‘abuelo’ lo que puede ser producto de que en general los miembros de estos pueblos del sur de la Patagonia tenían una vida que casi nunca superaba los 40 años, de acuerdo con los registros fósiles que se encuentran en la región.

Además de la bibliografía publicada por los estudiosos del tema, es posible apreciar sus utensilios y otros enseres en las vitrinas de los tres museos de la ciudad de Ushuaia: el Museo Yámana, Museo Fin del Mundo y el Museo Marítimo. Existen conmovedoras fotografías que llegaron a tomarse a fines del siglo XIX, pero aún persisten los sitios donde los yamana pasaban gran parte de su vida. Completamente adaptados a la vida en el litoral marino, se alimentaban de carne de lobos marinos, peces, aves, recolectaban moluscos y crustáceos. Otros de sus alimentos era la carne de guanaco.

Cuando decidían desembarcar, se instalaban en ciertos sitios de la playa, que podemos asociar hoy con la idea de campamentos. En esos sitios construían chozas, utilizaban alguna disponible para descansar durante la noche en grupos familiares. Generalmente los desechos eran arrojados alrededor de la choza, construida básicamente con ramas de lengas y guindos, y una vez desaparecida esta, los montículos fueron cubriéndose hasta que finalmente sobre ellos creció vegetación. Precisamente estos son los sitios arqueológicos sobre los que los antropólogos y arqueólogos llevan a cabo sus estudios. La abundancia de valvas de moluscos les ha hecho valer el nombre de conchales o concheros yámana. Hoy son sitios protegidos por leyes nacionales y provinciales pues conforman parte de este patrimonio cultural.

Varias mujeres yámanas.

La zona norte de la Isla, donde los bosque son menos denso y predominan los pastizales, fue ocupado por otro grupo de nativos, categorizados como cazadores-recolectores pedestres, pues a diferencia de los canoeros, no tuvieron necesidad de buscar su alimento en el mar. Los ancestros de este grupo llegaron a la isla poco antes del 8000 a. n. e., trayendo consigo su tradición cazadora de animales terrestres, principalmente guanaco y pequeños roedores.

Cuando comenzaron las expediciones a la zona del paso interoceánico descubierto por Magallanes, los cazadores de esta zona se denominaban a sí mismos selknam, pero los españoles los bautizaron como onas. Su forma de vida nómada hizo que los testimonios de su cultura se hallen actualmente dispersos por todo el territorio que ocuparon, siendo estudiados aquellos lugares que accidentalmente por remoción del terreno fueron encontrados. Por las crónicas etnográficas o por referencias transmitidas oralmente, son seleccionados por las producciones antropólogos para ser investigados y poder conocer más sobre el modo de vida de estos aborígenes. Sus armas y utensilios, así como sus creencias y leyendas, son similares a los de las etnias que vivieron al norte del estrecho de Magallanes, sobre todo de tehuelches, de quienes probablemente provenían.

Con relación a los descendientes, viven en la provincia algunos representantes mestizos de esta etnia, pero se considera que la última descendiente selk´nam fue Virginia Choquintel, fallecida en 1990, en cuyo honor se bautizó el Museo de la Ciudad de Río Grande. Tanto en este museo como en el de la Misión Salesiana (Monumento Histórico Nacional) se exhiben utensilios, armas, fotografías y otros elementos vinculados a la vida de los selk´nam.

Desde el siglo XVI y durante tres siglos pasaron esporádicamente por la zona expediciones inglesas, francesas y holandesas, además de otras españolas. A fines del siglo XVIII y comienzos del XIX, las costas exteriores del archipiélago megallánico-fueguino son visitadas por cazadores de lobos marinos y por expedicionarios, entre estos el capitán Fitz Roy, al mando del bergantín Beagle, quien descubre el canal que hoy lleva su nombre. En su segunda expedición, Fitz Roy vino acompañado del naturalista Charles Darwin. Los españoles hicieron durante el siglo XVII varios intentos de colonización en la zona del estrecho de Magallanes, sin éxito. Luego, una misión de pastores anglicanos dirigida por el reverendo. Thomas Bridges se instaló en la zona del canal de Beagle. Las actividades misioneras de Bridges constituyeron el paso inicial en la historia de la actual capital de la provincia.[26]

Varios exploradores argentinos exploraron el territorio durante el siglo XIX el más conocido fue el militar Luis Piedrabuena, quien exploró las costas atlánticas de toda la Patagonia Sur a partir de los años 1850 entrando en buenas relaciones con los jefes patagones María la Grande y el cacique Casimiro Biguá, de estirpes tehuelches, de los cuales los shelknam (u onas) eran el desprendimiento más austral y estableciendo la pequeña localidad argentina de San Juan de Salvamento en la isla de Los Estados, aunque ya antes en 1829 el francés naturalizado argentino Luis Vernet les conocía y tenía buenos tratos con ellos desde la Comandancia Militar de las Islas Malvinas que extendía su jurisdicción hacia todas las islas del Atlántico Sur e incluso, se supone, hasta todo territorio que llega al Polo Sur. Con los datos recogidos es que Roberto Payró pudo editar en 1890 su minuciosa novela documental llamada La Australia Argentina, casi al mismo tiempo el anglicano Thomas Bridges y su familia favorecieron la sedentarización de los indígenas fueguinos en Ushuaia, Bridges al principio parecía un agente inglés si bien concluyó por reconocer la soberanía argentina; también paralelamente el sacerdote católico salesiano José Fagnano nacido en Italia consolidó con sus misiones lugares que serían importantes ciudades como Río Grande, por otra parte el controvertido Julio Popper se destacó por la búsqueda de oro a fines del siglo XIX.

Aunque la actividad de los Bridges y de los misioneros salesianos parece haber tenido los motivos más altruistas como el de difundir la civilización entre los indígenas que aún guerreaban entre sus distintas naciones y las ventajas de los descubrimientos recientes ocurrió una catástrofe demográfica entre los indígenas fueguinos ya que al ser reunidos en dos sitios puntuales de la isla como Ushuaia y Río Grande allí fueron diezmados por enfermedades ante las cuales carecían de defensas inmunitarias.

A principios de siglo XX Ushuaia se hizo célebre como sitio de destierro y penal con la Cárcel de Ushuaia a donde eran enviados presos comunes y políticos procedentes de casi todo el país o inmigrantes. La cárcel de Ushuaia fue cerrada recién a fines de los 1950. También a inicios de siglo XX comenzó la instalación argentina de la Antártida al establecerse definitivamente la base Orcadas en el año 1904 y crearse la Compañía Argentina de Pesca con sede en Grytviken. En los 1970 se decidió hacer en la isla de Tierra del Fuego un polo industrial básicamente a partir del montaje de productos electrónicos y electrodomésticos con exenciones impositivas lo cual permitió multiplicar varias veces la población con gente procedente de prácticamente toda Argentina, también desde esa época se reforzó notablemente la economía al transformarse en un centro de atracción turística mundial.

La Tierra del Fuego, lo que una vez fue un lugar inhóspito y remoto, hoy atrae a miles de personas de todas partes del mundo.

Demografía

Vista de Ushuaia, capital de la provincia.

Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur es aún la provincia con menos población de Argentina. Hacia el censo de 2001 con el índice de masculinidad más alto de todas las provincias argentinas, sólo contando su parte continental, con 104,7 hombres por cada 100 mujeres. En el censo de 2010, quedó en segundo lugar con un índice de 105,8, detrás de la provincia de Santa Cruz.[27][28][29]

Su población está altamente alfabetizada, con un porcentaje del 99,32%, teniendo el segundo nivel más alto de la Argentina, detrás de la ciudad de Buenos Aires.[30]

La provincia tuvo la segunda mayor tasa de crecimiento medio anual de la Argentina entre los censos 2001 y 2010, con el 26,0%, detrás de la provincia de Santa Cruz.[31]

La densidad de población de la provincia, incluyendo la superficie de las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur, Rocas Aurora, Orcadas del Sur y Sector Antártico, sería de 0,1 hab/km². Si se considera sólo la isla Grande de Tierra del Fuego (los departamentos Ushuaia, Tolhuin y Río Grande) la densidad es de 5,9 hab/km².[32]

En la isla Grande de Tierra del Fuego:

Casi toda su población se concentra en las dos ciudades más grandes de la provincia, que son:

Río Grande, la mayor localidad, en cuanto a su población.
  • Río Grande (con 66 475 habitantes en 2010,[33] la más grande de toda la isla Grande de Tierra del Fuego), y
  • Ushuaia, capital provincial (con 56 593 habitantes en 2010).[33]
  • Tolhuin, es la tercera ciudad, con población mucho menor (2 626 habitantes en 2010).[33] Tolhuin, desde sus inicios, tiene un crecimiento poblacional exponencial, único en Argentina. Es tan importante su crecimiento y características poblacionales que fue elegido como sitio de ensayo experimental del censo poblacional de 2010.[34]
  • San Sebastián: de no más de 100 habitantes, en la ruta 3 al norte de Río Grande, cerca de la bahía del mismo nombre.
  • Lago Escondido: con 129 hab. En las proximidades de Tolhuin, a las orillas del lago homónimo.
  • Puerto Almanza: el poblado más austral de la Argentina (contraparte de El Angosto, en Jujuy), sin contar bases antárticas permanentes y poblados en las islas Georgias. Rivaliza y compite con Puerto Williams, en la vecina isla chilena de Navarino. No tiene más de 100 hab. y se accede por la ex Ruta complementaria "J".
  • Sarmiento: al norte del lago Fagnano, no tiene más de 50 habitantes.
  • Otras localidades y parajes, como estancias australes.
En su sector insular del Mar de Scotia:
  • Grytviken: la mayor de las poblaciones de la Isla San Pedro (Georgias del Sur)|isla San Pedro. Fue un importante puerto ballenero.
  • Stromness (Georgia del Sur)|Stromness: otra población y puerto pesquero de la isla ya mencionada.
  • Puerto Leith: antiguo puerto ballenero.
En las islas Malvinas:
  • Puerto Argentino, la principal localidad malvinense, contaba con 2.121 habitantes en 2012, concentrando el 75% de la población del archipiélago.

El resto de la población se reparte en el área denominada Camp (islas Malvinas)|Camp, que posee asentamientos como Pradera del Ganso, Puerto Darwin, Puerto Soledad y Puerto Mitre.[35] La población humana en las islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur no es estable. Debido a que dichos archipiélagos se encuentran ocupados por el Reino Unido, las autoridades argentinas se ven impedidas de llevar a cabo los censos allí.[27] Los datos censales existentes corresponden a los registros llevados a cabo por las autoridades británicas de las Malvinas.[35]

En 2014 se publicó un estudio del CONICET en el que se ubicaba a Ushuaia en el 3.er lugar en un ranking de las ciudades con mejor calidad de vida del país.[36]

En esta provincia, y más precisamente en la Base Esperanza de la Antártida, nació Emilio Marcos Palma el 7 de enero de 1978. Fue la primera persona nacida en el continente antártico y su nacimiento es el más austral que se registra en la historia.[37] También es el único hombre de quien se sabe que nació por primera vez en un continente. Por tales motivos, está registrado en el Libro Guinness de Récords.[38][39][40] María de las Nieves Delgado fue la primera niña antártica, nacida en la Base Esperanza el 27 de marzo de 1978.[41] El 21 de septiembre de 1979 nació Rubén Eduardo De Carli y el 11 de octubre de 1979 Francisco Javier Sosa, tercero y cuarto niño respectivamente.[41] En 1980 el fortín mostró nuevas instalaciones y su ampliación permitió el alojamiento de 14 familias con 17 niños. El 14 de enero de 1980 se cumplió el quinto nacimiento: Silvina Analia Arnouil; el 24 de enero de 1980 nace José Manuel Valladares Solís y el 4 de febrero de 1980 el quinto varón; se trata de Lucas Daniel Posse. María Sol Cosenza nació el 3 de mayo de 1983.[41]

El INDEC reportó en 2010 190 habitantes en el departamento Antártida Argentina, de los cuales 162 eran hombres y 28, mujeres, habitando en 12 viviendas. También allí se registraron 16 niños.[42] Los datos provienen solamente de las bases argentinas Marambio, Carlini, Esperanza, San Martín y Belgrano II.[43] La Base Orcadas, con 17 habitantes censados, forma parte del departamento Islas del Atlántico Sur.[43] La Base Esperanza, junto a la chilena Villa Las Estrellas son los únicos establecimientos de la Antártida en donde hay personal temporal cumpliendo funciones militares, científicas o de servicio acompañados de sus familias.

El 28 de diciembre de 2009, en la ciudad de Ushuaia, se celebró el primer matrimonio civil entre personas del mismo sexo de América Latina. La ceremonia entre Alex Freyre y José María Di Bello fue posible gracias al decreto 2996/09 emitido por la gobernadora de la provincia Fabiana Ríos, quien acató el fallo de inconstitucionalidad de los artículos 172 y 188 del Código Civil emitido por la jueza Gabriela Seijas.[44]

Censos

  • Censo 1947: 5045.
  • Censo 1960: 7955.
  • Censo 1970: 13 434.
  • Censo 1980: 27 358.[45]
  • Censo 1991: 69 369. Población urbana: 67 303, población rural: 2066.[46]
  • Censo 2001: 100 960. Población urbana: 97 991, población rural: 2969.
  • Censo 2004: 123 838 habitantes.[47]
  • Censo nacional 2010: 127 205 habitantes.[48]

Localidades

Hay cuatro centros poblacionales principales y varios parajes. Los principales son:

  • Ushuaia: capital administrativa de la provincia.[49]
  • Río Grande: considerada la «capital económica de la provincia».[50]
  • Tolhuin.[51] localidad ubicada sobre la Ruta Nacional 3, a mitad de camino de las anteriores.
  • Puerto Argentino (en inglés Port Stanley): principal centro poblacional de las islas Malvinas

Poblaciones australes

Si no se considera a las instalaciones científicas con población rotativa ubicadas en la Antártida y en las Georgias del Sur, Puerto Almanza es la población permanente más austral de Argentina, y a nivel mundial esa latitud solo es superada por las pequeñas poblaciones chilenas ubicadas en la vecina isla Navarino.

Disputa por la denominación "Ciudad más austral del mundo"

Ushuaia, dada su latitud de 54°48′57″S, disputa con la localidad chilena de Puerto Williams, que se encuentra algo más al sur pero es de muy inferior población (no más de 2000 habitantes, según el último censo chileno), la consideración de «ciudad más austral del mundo». Si de verdad el poblado de la isla Navarino fuera la ciudad más austral del mundo, primero debería buscar ser llamada realmente una ciudad. Y para eso se requieren los 5.000 habitantes que Chile toma como indispensables para ser ciudad. De todas formas, Ushuaia es la ciudad con más de 10.000 habitantes más austral en todo el planeta.

Salud

Es uno de los distritos con mayor esperanza de vida del país.

Esperanza de vida al nacer, en años
1990/1992[52] 2000/2001[52] 2010[53]
Total 72,89 76,56 80,38
Hombres 69,98 74,45 76,20
Mujeres 76,12 79,30 81,69

Economía

La economía de la provincia de Tierra del Fuego representa un poco más del 1% del PBI de la Argentina llegando así a 2 795 280 000 U$S (teniendo en cuenta que el PBI nominal de la Argentina estimado en 2008 ronda los 279 528 000 000 millones de U$S). Sus exportaciones contribuyeron en 2004 con 189 100 000 de dólares y es hasta ahora, una de las más diversificadas en el país austral.

Sector primario

En la estructura de sus exportaciones, los combustibles y energía representan el 67% y las manufacturas de origen industrial un 33%. Las manufacturas de origen agropecuario y productos primarios carecen de significación. El principal destino de las exportaciones es Chile (46%), siguiéndole Brasil (26%), Estados Unidos (15%) y China (8%). El resto (8%) se distribuye entre varios países.

Hidrocarburos

En 2004 la provincia extrajo el 3% de la producción nacional de petróleo, que es enviado a las destilerías del continente por vía marítima. En el caso de la producción de gas natural, se produce el 11% de la producción nacional. El gas producido se transporta a través de un gasoducto que se conecta con las redes nacionales del país, y también es exportado a Chile. La mayor producción de hidrocarburos se concentra en los yacimientos Hydra y Aries, costa afuera, y costa adentro en adyacencias de la bahía San Sebastián. Las estimaciones del año 2009 indicaban reservas probadas de petróleo algo superiores a 5000 m³ y 40 000 millones de m³ (40 km³) de gas.[54]

La producción de hidrocarburos se obtiene de la cuenca Austral, la cual se extiende desde el NO de la provincia de Santa Cruz hasta la plataforma continental de Tierra del Fuego, y es una de las mayores productoras de gas del país.[55] Parte de esta cuenca se extiende a territorio que en el siglo XX fue adjudicado a Chile. En las aguas que entornan a las Islas Malvinas se han encontrado grandes yacimientos de hidrocarburos como el petróleo.[56]

Pesca

Es uno de los pilares de la economía de la provincia. En el 2004 Tierra del Fuego produjo el 10% de las capturas totales del país, siendo muy importantes en la zona costera de la Isla Grande de Tierra del Fuego las pesquerías de corvinas, centollas y centollón entre otros enormes recursos marítimos que se extienden, como el kril por las aguas del océano Glacial Antártico hasta las extensas costas de la misma Antártida Argentina.

Ganadería

También la ganadería es muy importante: es una zona de ganado ovino, uno de los principales recursos es la cría de ovejas, con predominio de la raza corriedale. Se utiliza no solamente la lana, sino que se comercializa la carne en mataderos y frigoríficos, además de la venta del cuero.[57]

Sector secundario

Industria

Se desarrolla al amparo de una ley nacional que estableció un régimen especial fiscal y aduanero (Ley: 19640,[58] régimen de promoción industrial). Esta industria se vincula más que nada a los electrodomésticos, cuya producción está destinada al mercado interno (puede presentar altibajos ya que depende del nivel de consumo del mercado doméstico), posicionándose entre las 5 industrias electrodomésticas provinciales más grandes de la Argentina. La sanción de la ley 26539 otorga un impulso estructural al desarrollo económico-industrial de la región, siendo ello un complemento necesario para compensar los costes económicos de producción en todo su espectro, dados entre otras cosas, por la lejanía que existe entre los centros industriales históricos de la Argentina con esta zona austral. En los últimos años la producción de notebooks y netbooks aumentó 200 por ciento, al pasar de 208.394 en el primer semestre de 2012 a 624.512 unidades. Entre los principales artículos, también se registraron aumentos en decodificadores (120%), cámaras fotográficas (50%) y equipos de aire acondicionado industriales (63%) y hogareños (34%). Además, en la isla comenzaron a producirse electrónicos que hasta el año pasado se importaban, como las tablets.[59]

Sector terciario

Turismo

El paisaje fueguino (montañas, glaciares, bosques, ríos con rápidos y cascadas, canales, islas, centros de deportes nivales invernales) y su historia hacen de Tierra del Fuego un polo turístico de relevancia internacional. La oferta turística se centra principalmente en la ciudad de Ushuaia y alrededores. En 2004 se produjeron alrededor de 195 303 visitas a Ushuaia. El turismo internacional representa un 60% aproximadamente del total y se orienta en gran medida a la Antártida, el restante 40% es turismo nacional que llega principalmente de Buenos Aires.

Entre los atractivos turísticos se destacan:

  • Parque nacional Tierra del Fuego.
  • Museo del Fin del Mundo, ubicado en el exedificio del Banco Nación.
  • Penal de Ushuaia (Museo del Antiguo Presidio).
  • Cerro Castor, el centro de esquí más austral del mundo.

Otro de los atractivos de la zona es el faro Les Éclaireurs, que habitualmente es llamado el Faro del Fin del Mundo, por aquel nombrado en la obra de Julio Verne, aunque al que se refería el escritor, verdaderamente, se encuentra en la isla de los Estados, también perteneciente a esta provincia.

Transportes

Terrestre

La vía de comunicación entre las localidades principales es la ruta nacional n.º 3. Existen servicios de transporte privado que unen Ushuaia con Río Grande, pasando por Tolhuin, con salidas diarias y con frecuencia horaria amplia. Para acceder a la parte continental del país hay que transitar por territorio chileno unos 150 km, cruzando además el estrecho de Magallanes en barcaza (ferry).

Marítimo

  • Puerto de Ushuaia: arriban buques de transporte naval, barcos comerciales y cruceros turísticos. Es el puerto de Argentina más cercano a la Antártida.
  • Puerto de Río Grande, con violentas corrientes. Se encuentra en construcción el puerto Caleta La Misión en las cercanías de la ciudad.
  • Puerto petrolero de San Sebastián.

Aéreo

  • Aeropuerto Internacional de Ushuaia «Malvinas Argentinas»
  • Aeropuerto Internacional de Río Grande «Gobernador Ramón Trejo Noel»
  • Aeropuerto Gustavo Marambio, en la base Marambio
  • Aeroclub Ushuaia.[60]

Club para pilotos. Ofrece vuelos de bautismo y cursos para obtener el título «piloto privado», «VFR controlado», «Vuelo nocturno», «piloto comercial», «piloto comercial de primera».

  • Aeroclub Río Grande.[61]

Club para pilotos. Ofrece cursos de vuelo para obtener la licencia de «piloto privado de avión con habilitación VFR».

Cultura

Festividades y eventos

  • 1° de junio: Día de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur (aniversario de la jura de la Constitución Provincial).[62]
  • 11 de julio: Aniversario de Río Grande.
  • 21 de septiembre:Día provincial de los trabajadores de la sanidad".[63]
  • 5 de octubre: Día provincial del trabajador vial.[64]
  • 12 de octubre: Aniversario de Ushuaia.
  • 09 de octubre: Aniversario de Tolhuin.
  • 11 de octubre: Día Nacional de la Patagonia.[65]
  • 6 de noviembre: Día provincial del trabajador bancario.[66]
  • 25 de noviembre: Día del indígena fueguino.[67]
  • Tanto en Ushuaia como en Río Grande todos los años se organiza la cena de los antiguos pobladores, para agasajar a aquellos que contribuyeron al crecimiento de las ciudades en épocas más difíciles.

Museos

  • Museo Marítimo de Ushuaia (expresidio)[68] - Ushuaia: Inaugurado en 1998. El edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional por ley del Congreso de la Nación en abril de 1997.
  • Museo del Fin del Mundo[69] - Ushuaia: Inaugurado el 18 de mayo de 1979.
  • Museo Yámana[70] - Ushuaia.
  • Museo histórico y de ciencias naturales de la Misión Salesiana[71] - Río Grande.
  • Museo Acatushun[72] - Estancia Harberton: Museo de aves y mamíferos marinos australes. Se halla ubicado a 85 km. al este de Ushuaia. Inaugurado el 10 de marzo de 2001.
  • Museo de la ciudad Virginia Choquintel[73] - Río Grande.
  • Museo Fueguino de Arte- Río Grande.[74]

Instalaciones culturales

  • Escuela Provincial Nº 38 Raúl Ricardo Alfonsín en el departamento Antártida Argentina.
  • Casa de la Cultura Enriqueta Gastelumendi, en Ushuaia.
  • Casa de la Cultura Río Grande, en Río Grande.
  • Antigua Casa Beban, en el Paseo de los Viejos Pobladores, en Ushuaia.[75]
  • Ex Casa de Gobierno de Tierra del Fuego|Antigua Casa de Gobierno.
  • Paseo Artesanal, Ushuaia.
  • Asociación Actuar (PJ n.º532) Teatro, mimo, títeres, danza, en Ushuaia.
  • Biblioteca Popular Sarmiento, en Ushuaia.
  • Centro Cultural Almafuerte, en Ushuaia.
  • Galería de Arte del Museo Marítimo de Ushuaia.
  • Bosque Yatana Fundación Cultivar: Arte y culturas nativas en un bosque joven de lenga ubicado en el centro de Ushuaia.
  • Paseo de los Artesanos, en Río Grande.
  • Centro Cultural municipal Leandro N. Alem, en Río Grande.

Raíces

La toponimia de Tierra del Fuego es rica en vocablos aborígenes, sin embargo, a lo largo de la historia muchos de ellos fueron cambiados por otros nombres, ya sea apellidos de exploradores, misioneros, presidentes, etc. Hay interés en recuperar los topónimos originales, por ejemplo:

  • El lago Fagnano, llamado así en homenaje al misionero José Fagnano era antiguamente el lago Cami (o Khami) que significa ‘agua grande’. Se lo denomina de ambas maneras, con preferencia por el primero.
  • El lago Roca tuvo un nombre aborigen, Acigami, que en idioma yagán significa ‘cesto alargado’.
  • El río MacLennan, que originalmente se llamaba Cauchicol (el nombre de un cacique selknam).
  • La punta Popper, en Río Grande, era Honte Pakar, el nombre de otro cacique selknam.

Deporte

Desde 2017 el club de fútbol Los Cuervos del Fin del Mundo participará en el Torneo Federal B, cuarta división del fútbol argentino. Los Cuervos serán el club más austral del mundo en disputar una competencia nacional.

Es una de las provincias que menos ha recibido las influencias culturales presentes en los deportes más populares en toda la Argentina, que son el fútbol, el básquet, el rugby y el tenis. Se practican mayoritariamente el hockey, el automovilismo y los deportes de gran atletismo. El más importante es el fútbol sala o Futsal, que también es el más popular en la provincia.

Algunas de estas causas pueden ser la baja inmigración al sur comparándose con los centros de recibimiento de migraciones internas y/o externas (bajo porcentaje de habitantes nacidos fuera del territorio provincial); baja población (hay poco más de 150.000 personas según lo dice el Censo de 2010), y el aislamiento en distintos aspectos; entre otras cosas. Plantilla:Cr

Instalaciones deportivas

En Ushuaia:
  • Complejo Deportivo Municipal «Augusto Lasserre»: con cancha de fútbol de césped sintético, pista de atletismo, cancha de rugby.
  • Ushuaia Rugby Club.

Eventos deportivos

  • Gran Premio de la Hermandad Argentino-Chilena: competencia automovilística que se disputa todos los años y cuya largada se alterna entre la ciudad de Río Grande y Porvenir (Chile). Declarado patrimonio cultural y deportivo a nivel provincial.[76]
  • Copa Fin del Mundo:[77] Es un campeonato de hockey sobre hielo que se realiza anualmente en el mes de julio en la pista municipal de medidas olímpicas «Carlos Tachuela Oyarzún», situada en la ciudad de Ushuaia. Participan varios equipos de distintas provincias, clubes y categorías; así como también equipos internacionales, a partir de la IX edición (2013). Organizado por la Federación Argentina de Hockey sobre Hielo (FAHH).[78]

Véase también

Fuentes