Rebelión de indocubanos

Rebelión de indocubanos
Información sobre la plantilla
Fecha:1520 a 1540
Lugar:Bandera de Cuba Cuba
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Rebelión de indocubanos. Alzamiento de indígenas cubanos contra los abusos de los conquistadores españoles.

Hechos

Aunque personas pacíficas que en un principio vieron a los navegantes como venidos del cielo y daban cuanto tenían a cambio de cualquier cosa según Cristóbal Colón, los indios cubanos se rebelaron contra los abusos de los conquistadores españoles y los focos de resistencia sólo se apagaron a sangre y fuego. Cada vez que un rebelde era muerto, su cabeza clavada en la punta de un palo se colocaba a la entrada de las poblaciones para escarmiento.

Tras la rebelión del Cacique Hatuey, se reportaron otros alzamientos desde el principio de la colonización y hubo importantes sublevaciones de 1520 a 1540, aproximadamente, que fueron violentamente reprimidas.

Diversos documentos de la época, entre ellos comunicaciones de los oficiales reales y gobernadores, y actas de varios cabildos, reportan que si bien los españoles lograron aplastar la resistencia y someter a los indocubanos, parte de ellos escaparon a los montes y se establecieron en palenques como cimarrones.

En 1513, en plena conquista por Diego Velázquez, hubo alzamientos indígenas en Camagüey. En los años siguientes fueron frecuentes las fugas hacia los montes y los cayos adyacentes.

Pero desde la década del 20 se generalizaron las sublevaciones ante la disminución de la población española como resultado de las expediciones que partían de Cuba a conquistar el continente americano.

Los asaltos y quema de hatos y corrales, de las villas de Puerto Príncipe y Baracoa, así como el ajusticiamiento de encomenderos dan prueba de la resistencia de los indios. También hubo alzamientos en los términos de Santiago de Cuba, La Habana y otros lugares.

La rebelión del Cacique Guamá que durante muchos años tuvo en pie de guerra a Baracoa, si bien terminó cuando fue muerto en 1533 por una cuadrilla mandada por Manuel de Rojas, no puso fin a las sublevaciones que se reactivaron en 1538 tras la partida de la mayoría de los colonos españoles en la expedición de Hernando de Soto.

Aún en las actas de la Junta de procuradores que sesionó en marzo de 1540, se acuerda el aporte entre los vecinos pudientes al pago de cuadrillas de rancheadores de indios y se solicita la ratificación de provisiones reales respecto a considerar esclavos a los prisioneros que se capturen, con el fin de estimular el apresamiento de los sublevados.

En 1542 fue decretada la abolición de las encomiendas pero no se dispuso la liberación de los indios hasta el mandato del gobernador Gonzalo Pérez de Angulo.

Fuente

  • Colectivo de Autores. Historia de Cuba, Génesis Multimedia 2002. Producido por Génesis Multimedia, Editorial de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A. ISBN:959-7124-38-6