Saltar a: navegación, buscar

San Salvador de Bahía

(Redirigido desde «Salvador de Bahía»)
Para otros usos de este término, véase San Salvador (desambiguación).
San Salvador de Bahía de Todos los Santos.
Información sobre la plantilla
Ciudad de Brasil
<span/>
Bandera de San Salvador de Bahía.
Bandera

Escudo de San Salvador de Bahía.
Escudo

Brasilmapagd2.gif
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Brasil Brasil
 • Fundación1549
SalvadorBahia2.jpeg

San Salvador de Bahía. Es una ciudad sorprendente y es la capital del estado brasileño de Bahía. La ciudad es una zona metropolitana y el epicentro de la cultura negra en Brasil, ya que era el comercio de esclavos y los afro-americanos, los cuales dominaban la ciudad al conformar casi el 80% de la población de la ciudad.

Ubicación

La ciudad de Salvador, capital del Estado de Bahía, está situada en la región noreste de Brasil, en el lado oeste del Océano Atlántico, a 1726 Km de Río de Janeiro.

Historia

La historia de San Salvador de Bahía comienza con el descubrimiento de la Bahía de Todos los Santos en el año 1501 que se convirtió rápidamente, por sus cualidades especiales, en un referente geográfico para los navegantes, lo que llevó, inevitablemente a la fundación de la ciudad como primer enclave portugués en América para el abastecimiento de las naves principalmente.

En el año 1549 fue fundada oficialmente "San Salvador de Bahía de Todos los Santos", una ciudad fundamental para la expansión portuguesa y capital de Brasil hasta el año 1763.

Los cimientos de la ciudad fortificada se establecieron en la zona que actualmente va desde la actual Praça Castro Alves hasta la Praça Municipal, la zona más alta.

En el año 1550 llegaron los primeros esclavos provenientes de África y dieron un importante empuje a la ciudad dedicándose a la actividad portuaria, al cultivo de la caña de azúcar y a la comercialización de algodón, tabaco y ganado.

La riqueza de la nueva ciudad atrajo la codicia de extranjeros, así San Salvador de Bahía fue ocupada por los holandeses de 1624 a 1625 y una nueva tentativa de invasión se produjo en el año 1638. Huyendo del avance de Napoleón en Europa, la familia real portuguesa buscó refugio en la ciudad en el año 1808. A pesar de haberse declarado la independencia de Portugal en el año 1823, la ciudad siguió ocupada por fuerzas portuguesas hasta el 2 de julio de 1824 en que una revuelta popular puso fin a la misma. Esa fecha es la que celebran todos los años los bahíanos.

La primera capital de Brasil conserva mucho de su arquitectura colonial, sus museos y palacios testimonian ese pasado imperial.

El conjunto arquitectónico de "Pelourinho" está en la zona más alta de la ciudad y cuenta con más de dos mil edificios -palacios, iglesias, conventos- cuyas fachadas miran hacia el sur y sus jardines se encuentran en los fondos, siguiendo el estilo ibérico de construcción y muchos conservan azulejos portugueses en sus frentes.

En el siglo XVII se construyeron magníficas iglesias que albergan tallas de madera, dorados a la hoja, frescos...y un toque barroco. Sus mejores exponentes son la Catedral Basílica, el Convento de San Francisco, la Iglesia de Nossa Senhora do Carmo, la Casa da Misericórdia y la Iglesia de la Concepción de la Playa (Conceição da Praia).

Un siglo después, como resultado de la mudanza de la capital a la ciudad de Río de Janeiro, la arquitectura se volvió menos ostentosa, en ese siglo se construyeron las iglesias N. S. da Penha da França, N. S. da Conceição do Boqueirão, N. S. da Saúde e Glória y la famosa iglesia de Nosso Senhor do Bonfim, santo patrono de la ciudad.

Una vista de la ciudad con sus bellas iglesias.
Durante el siglo XIX creció la urbanización y aparecieron los primeros edificios altos, con cuatro pisos de concepción neoclásica, con columnas, bajorrelieves y escudos en las fachadas. Corresponde a este período el Mercado Modelo (Alfândega) y la sede de la Asociación de Comerciantes (Associação Comercial).

En el siglo XX se trazan las grandes avenidas rompiendo con el trazado colonial y la arquitectura posmoderna con edificaciones de vidrio y concreto, son ejemplo el Teatro Castro Alves, el estadio Otávio Mangabeira y los grandes centros comerciales. En esta ciudad, de un trazado particular, conviven en perfecta armonía antiguos palacios y construcciones de vanguardia, su forma triangular permite que sea bañada por el mar en tres zonas diferentes y una suave brisa sopla constantemente suavizando su clima ya de por si excepcional.

Centro Histórico

Centro histórico de San Salvador de Bahía
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
SalvadorBahia3.jpeg
CoordenadasS12 58 0 W38 30 0
PaísBandera de Brasil Brasil
TipoCultural
Criterios(iv)(vi)
N.° identificación309
Año de inscripción1985 (IX sesión)
Lugar de celebraciónEstado de Bahía, Región noreste de Brasil

El llamado centro histórico abarca el núcleo original de la ciudad y su expansión hasta el siglo XVIII, se divide en tres zonas que pueden recorrerse en un solo día: una zona es la comprendida entre la Praça Municipal y el Largo de São Francisco, otra es el Pelourinho y la otra zona es la que va del Largo do Carmo al Largo de São Francisco.

La zona entre la Praça Municipal y el Largo de São Francisco es el sitio originario de la fundación de la ciudad, por supuesto, muchos de los edificios que hoy se ven fueron construidos con posterioridad. Los más importantes son el Paço Municipal que data del siglo XVII, el Palacio Rio Branco, del año 1919 y el Elevador Lacerda, ampliado en la década de 1930 y refaccionado últimamente. Siguiendo hacia el norte encontramos la Igreja de Nossa Senhora da Misericórdia y el Palácio Arquiepiscopal, residencia del arzobispado.

La Catedral Basílica, antigua iglesia de los Jesuitas, y las iglesias de la Ordem Terceira de São Domingos y de São Pedro dos Clérigos son predios que se destacan en el Terreiro de Jesus.

En el sitio donde se encontraba la antigua Escuela de Medicina (la primera fundada en Brasil) que antes había sido ocupado por el Colegio de los Jesuitas ahora están el Museo Memorial de Medicina, Arqueología y Etnología y el Museo Afro-Brasileiro. En la actual Praça Castro Alves se encontraba el principal acceso a la ciudad, las "Portas de Santa Luzia". Una placa colocada en el Palácio dos Esportes recuerda el lugar exacto por el que se accedía a ella en el año 1549.

Paço Municipal: (Ayuntamiento) Situado en los fondos de la plaza más antigua de la ciudad y considerado uno de los puntos más importante de referencia visual de Salvador, tuvo en el año 1549 su primera construcción hecha de barro y paja. A mediados del siglo XVII, fueron demolidas las dos edificaciones que existían y se edificó la construcción que hoy vemos.

Palácio Rio Branco: edificado en el siglo XX, este edificio tiene un estilo ecléctico y representa la cuarta versión de la residencia de los gobernadores. Su gran cúpula es una referencia para los habitantes de la ciudad, en su interior se destacan una escalera realizada en hierro y cristal y la estatua del fundador de la ciudad, Tomé de Souza.

Elevador Lacerda: Emblema de la ciudad, es un increíble monumento que une dos niveles de una misma ciudad. La primer torre fue construida en el año 1873 y las dos cabinas para el transporte de pasajeros funcionaban con energía hidráulica. Con cuatro ascensores en la actualidad, el Elevador Lacerda es el principal medio de acceso entre las Ciudades Alta y Baja. Desde arriba se obtiene una vista panorámica increíble.

Santa Casa e Igreja de Nossa Senhora da Misericórdia: Este conjunto arquitectónico comenzó a edificarse a mediados del siglo XVII y se tardó más de 200 años en concluirlo. Son interesantes -además de su construcción sobre una de las laderas del Monte de la Misericordia- las guardas de azulejos que representan antiguas procesiones que se realizaban en la ciudad durante la Semana Santa.

Igreja da Sé: demolida en el año 1933 para agilizar el paso del transporte público, hoy pueden verse los cimientos. El antiguo templo, cuya fachada miraba al mar, era uno de los edificios religiosos más hermosos e imponentes de la ciudad. En el sitio existe un mirador fantástico desde donde puede admirarse la Ciudad Baja, la península de Itapagipe y la Bahía de Todos los Santos.

Palácio Arquiepiscopal: (Palacio del Arzobizpado) Sede del arzobispo de Brasil hasta mediados del siglo XIX, fue construido a mediados del siglo XVIII. Su hermosa fachada es de estilo barroco.

Salvador es uno de los principales puntos de convergencia de culturas europeas, africanas y americanas de los siglos XVI a XVIII. Su fundación y su papel histórico como capital de Brasil se asocian naturalmente al tema de los Descubrimientos. Su Centro Histórico. con 80 hc, fue inscrito en la relación del Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1985 basándose en los criterios (iv) y (vi).

Población

La ciudad se convirtió rápidamente en la primera ciudad de Brasil, ahora es la tercera en tamaño del país con cerca de 2.56 millones de habitantes, su gente es una mixtura de africanos, portugueses y cultura nativa, lo que hace de Salvador una de las ciudades más fascinantes del mundo desde el punto de vista cultural.

Cultura

Salvador de Bahía es el estado de Brasil que posee el mayor número de negros y mulatos. Con su alta influencia de la cultura africana, cada uno de los rincones de Bahía está teñido de esta mezcla de culturas. La ciudad es también conocida por sus tradiciones como la Capoeira, que es una combinación de danza y arte marcial. El instrumento tradicional de la ciudad es el Berimbau, un extraño instrumento musical tocado por la gente local. Cuna de Gregório de Mattos (1623-1695), poeta barroco y crítico de la sociedad colonial; de Castro Alves (1847-1871), poeta romántico y abolicionista; y de Rui Barbosa (1849-1923), defensor de los ideales republicanos, Salvador es el escenario privilegiado demanifestaciones culturales sin igual por su originalidad y sincretismo. La riqueza y la diversidad de las fiestas populares,la mayoría de ellas religiosas, la musicalidad y el arte culinario de la capital de Bahía son expresiones mayores de la cultura afrobrasileña.

Cultivo

Centro de cultivo de azúcar durante los siglos XVI y XVIII, muchas ciudades del estado de Bahía se fundaron en esa época. Debido a esta producción de azúcar se importaron muchos negros africanos que eran tomados como esclavos.

Transporte

San Salvador de Bahía tiene puerto y llegan cruceros internacionales además de ferrys desde otras ciudades brasileras. Si se realiza el viaje a Salvador desde otra ciudad brasilera se puede llegar en avión -las distancias son enormes- o en autobús. El país no cuenta con una red ferriovaria desarrollada. Si se viaja en coche se debe saber que las autopistas son muy buenas, así como las carreteras y caminos secundarios pero, los brasileros conducen a una velocidad muy alta, incluidos los camiones que transportan mercaderías.

Economía

Turismo

Salvador de Bahía es una de las ciudades más conocidas del Brasil y eso se debe, no sólo a sus playas espectaculares, sus hoteles de lujo, sus clubes de vacaciones y al carnaval, sino también a su rico patrimonio histórico. En la ciudad de Salvador pueden verse iglesias barrocas y muchos monumentos y casas de la época colonial.

La ciudad tiene muchas atracciones turísticas como Pelourinho y sus edificios coloniales, las bellas iglesias y la catedral; Salvador tiene también hermosas playas ideales para nadar, navegar y pescar, entre ellas la playa de Porto da Barra; además su bahía ha sido el escenario de 100 naufragios por lo que es un paraíso para el buceo. Por otro lado los locales dicen que el carnaval de Salvador de Bahía es más divertido que el de Río de Janeiro.

Salvador es una ciudad de un turismo nacional e internacional enorme por lo tanto la oferta hotelera también. Se encuentra hoteles desde categoría superior hasta albergues para la juventud (que no presentan límites de edad). Más allá de las grandes cadenas internacionales, de los hoteles resort, hoteles Spa y de los nacionales de 5, 4 y 3 estrellas, hay muchísimos hoteles que asemejan más a una pensión que a un hotel, pero que suelen ser limpios y acogedores. Están concebidos más para recibir a turistas nacionales que extranjeros, no obstante podemos encontrar en ellos gente de cualquier lugar del mundo porque sus tarifas suelen ser muy económicas y su servicio no es despreciable.

Actualidad

Hoy la impresionante belleza de la arquitectura influida por estilos europeos y africanos evidencia la rica historia de la ciudad, además los bien restaurados enclaves, las coloridas mansiones barrocas las iglesias y los modernos bloques de torres le dan a la ciudad una especial atmósfera. El centro de la ciudad todavía se llama Pelourinho, el encantador nombre que tenía en los tiempos de los esclavos.

Enlaces externos

Fuentes