Saltar a: navegación, buscar

San Jose de Cupertino

San José de Cupertino
Información sobre la plantilla
Santo
Cupertino.jpg
Religión o MitologíaCatolicismo
Día celebración18 de septiembre
Patrón(a) o Dios(a) deestudiantes, pilotos, astronautas, aviadores, viajeros de avión.
Fecha de canonización16 de julio de 1767 por el papa Clemente XIII.
País o región de origenitaliano.

San José de Cupertino. El Santo de los estudiantes, fue un fraile italiano, santo de la Iglesia católica. Fue beatificado por el papa Benedicto XIV en 1753 y canonizado por el papa Clemente XIII el 16 de julio de 1767

Síntesis biográfica

Giuseppe Desa nombre que le dieron sus padres al nacer el día 17 de junio de 1603 en Supertino, una pequeña aldea italiana. Sus padres eran sumamente pobres. El niño vino al mundo en un pobre cobertizo pegado a la casa, porque el padre, un humilde carpintero, no había podido pagar las cuotas que debía de su casa y se la habían embargado.

En una cabaña de pastores, y crece enclenque, enfermizo, en la mayor miseria. Tras la muerte del padre, la madre, ante la situación de extrema pobreza en que se hallaba, trataba muy ásperamente al pobre niño y este creció debilucho y distraído. Se olvidaba hasta de comer. A veces pasaba por las calles con la boca abierta mirando tristemente a la gente, y los vecinos le pusieron por sobrenombre el "Boquiabierta". Minado por una úlcera gangrenosa no conoció los juegos infantiles, ni las caricias maternales. Sus compañeros lo despreciaban y se burlaban. Un ermitaño lo frota con aceite y sana.

Trayectoria religiosa

A los 17 años pidió ser admitido de franciscano pero no fue admitido. Pidió que lo recibieran en los capuchinos y fue aceptado como hermano lego, pero después de ocho meses fue expulsado porque era en extremo distraído. Dejaba caer los platos cuando los llevaba para el comedor. Se le olvidaban los oficios que le habían puesto. Parecía que estaba siempre pensando en otras cosas. Por inútil lo mandaron para afuera.

Al verse desechado, José buscó refugio en casa de un familiar suyo que era rico, pero él declaró que este joven "no era bueno para nada", y lo echó a la calle. Se vio entonces obligado a volver a la miseria y al desprecio de su casa. La madre no sintió ni el menor placer al ver regresar a semejante "inútil", y para deshacerse de él le rogó insistentemente a un pariente que era franciscano, para que le recibieran al muchacho como mandadero en el convento de los padres franciscanos.

Cuando dice que quiere hacerse religioso, sus padres se alegran porque se iba esa "carga" de la casa. Ninguna congregación lo recibe, ya que es incapaz de hablar sin decir tonterías, incapaz de tomar alguna cosa y no dejarla caer, tremendamente distraído. Nadie percibe sus arrebatos contemplativos. Entra en un noviciado y vuelve a salir.

Cerca de los 20 años lo admiten en un convento capuchino. Tarda más de un mes en aprender a llenar las jarras de agua del refectorio, no distinguía el pan blanco del negro, volcaba el agua y la sopa. Rompía los platos. Finalmente lo echan. José siente que le sacan la piel al sacarse la túnica.

Después de muchas vicisitudes en el viaje llega a la casa paterna donde su madre le dice: "Cuando te han arrojado de una casa santa, algo habrás hecho. Ahora sólo te queda la cárcel, el destierro, o morirte de hambre". José se decide a peregrinar .Como tiene dos tíos franciscanos, logra ingresar en el convento de Santa María de la grosella para cuidar la mula.

Logros obtenidos

Los franciscanos observan que no todo es necedad que a veces dice sentencias de gran iluminación, por lo que lo sacan de la cuadra y le dan libros. No prospera en los estudios ya que no puede explicar muchas cosas pero dice cosas bellas de Dios. Finalmente, en 1628 es ordenado sacerdote.

Desde el día de su ordenación sacerdotal su vida fue una serie no interrumpida de éxtasis, curaciones milagrosas y sucesos sobrenaturales en un grado tal que no se conocen en semejante cantidad en ningún otro santo. Bastaba que le hablaran de Dios o del cielo, para qué se volviera insensible a lo que sucediera a su alrededor. Ahora se explicaban por que de niño andaba tan distraído y con la boca abierta. Un domingo, fiesta del Buen Pastor, se encontró un corderito, lo echó al hombro, y al pensar en Jesús Buen Pastor, se fue elevando por los aires con cordero y todo.

Las multitudes comienzan a seguirlo; la Inquisición desconfiada lo va trasladando. Tenía el don de la contemplación y de levitación, por lo que pasaba mucho tiempo arrobado, con la boca abierta, elevado en el aire.

Muerte

Muere el 18 de septiembre de 1663 a la edad de 60 años.

Oración para el estudio

Oracion para el estudio.jpg

Fuente