Santa Clara (Villa Clara)

Gloriosa Santa Clara de Asís
Información sobre la plantilla
 de Cuba
Otros nombres: La ciudad de Marta y el Che, La villa del tamarindo, Santa Cruz de la Sabana de San Juan de los Remedios del Cayo, Cayo Nuevo, Los Dos Cayos, Pueblo Nuevo de Antonio Díaz, Villa Nueva de Santa Clara del Cayo, Villa Nueva de Santa Clara, Villaclara
Vista de la ciudad desde el espacio exterior
Vista de la ciudad desde el espacio exterior
 • Fundación15 de julio de 1689
Superficie 
 • Total40,6 km²
Población 
 • Total210 316 hab.
 • Densidad5180.2 hab/km²
Gentiliciosantaclareño/pilongo
Santa Clara Colach 001.jpeg

Santa Clara en Cubadebate

Santa Clara, “Ciudad de Marta y el Che”, capital provincial, de Villa Clara y cabecera del municipio de igual nombre, se encuentra localizada en las inmediaciones del centro geográfico de la República de Cuba. Imprescindible plaza cultural, y significativo enclave industrial y científico del país caribeño. Internacionalmente se le conoce por la batalla homónima que diera, finalmente, el triunfo a la Revolución Cubana el 1ro. de enero de 1959 y por acoger en su suelo los restos del comandante guerrillero argentino-cubano, Ernesto Guevara de la Serna y sus compañeros de lucha en Bolivia.

Vista del centro de la ciudad desde la loma del Capiro

Ubicación geográfica

La ciudad de Santa Clara se ubica en la porción sur central de la provincia de Villa Clara, en los 22,40615º de latitud norte y los 79,96566º de longitud oeste. Atravesada por los ríos Bélico y Cubanicay pertenecientes a la cuenca del río Sagua la Grande, la separan por carretera 267 km de La Habana, capital del país, 172 km de Varadero, 94 km de la Cayería Noreste de Villa Clara, 42 km de Remedios, 60 km de Cienfuegos, 89 km de Trinidad, 68 km de Topes de Collantes, 78 km de Sancti Spíritus y 45 km de Sagua la Grande.

Toponimia

Santa Clara, capital de la provincia de Villa Clara, vista desde la azotea del hotel Santa Clara Libre.

De cuando Santa Clara alcanzó la categoría de ciudad y comenzó a llamarse Villa Clara.

Los remedianos, familiares de Antonio Díaz, ya fallecido, dueño de la hacienda donde se fundó la villa Santa Clara, el 15 de julio de 1689, recibieron la aprobación del Obispo Diego Evelino de Compostela a su solicitud para fundar un nuevo asentamiento, La disposición aparece recogida en el auto fechado el 14 de junio de 1689, donde, además señala: "(...) que dicho sitio de Antonio Díaz se ha de titular con el nombre de la gloriosa Santa Clara que es el que ha tenido y tiene y sea muy decente y Justo se conserve á quien han de tener por su Patrona y Abogada (...)". [1] Como puede observarse de lo expresado en el fragmento anterior, el Obispo Diego Evelino de Compostela, ratificó el nombre que ya poseía la hacienda desde su mercedación, por el Cabildo de Sancti Spíritus, el 29 de julio de 1636 a su primer dueño Don Antonio Díaz[2].
A pesar de que popularmente la llamaron por otros nombres: Ciego de Santa Clara, Cayo Nuevo, Los Dos Cayos, Villa Nueva de Santa Clara del Cayo, Pueblo Nuevo de Antonio Díaz, su nombre oficial seguía siendo el ordenado por el Obispo, es decir, Gloriosa Santa Clara.
Con la denominación de Villa de Santa Clara se encabezaron las actas capitulares redactadas en las reuniones del Cabildo, hasta la fechada el 24 de julio de 1867, en la que se daba a conocer, oficialmente, que la villa ha alcanzado la categoría de ciudad, A pesar de esta disposición no fue hasta el acta del 26 de agosto que aparece Ciudad de Villa Clara, ya a partir de este momento el escribano se habituó a llamar al lugar según lo dispuesto en la Real Orden del 12 de mayo de 1867, aunque ya desde antes otros la llamaron así, como Juan González Abreu en algunos documentos y Jacobo de la Pezuela en su Diccionario geográfico, estadístico e histórico de la isla de Cuba, al referirse a las Cuatro Villas, en ellas incluye a Villa Clara, como jurisdicción[3].
El nombre de Villaclara, escrito de este modo, fue usado cotidianamente por la prensa y documentos durante todo el período neocolonial y aún después de 1959 durante los primeros años de Revolución para identificar a los vecinos de esta ciudad y poblados del Término Municipal, también ha servido para identificar innumerables obras poéticas, himnos, clubes, sociedades, centros comerciales e instituciones culturales.

Nombres que ha recibido el territorio conformado por las tres provincias centrales

Las actuales provincias de Cienfuegos, Sancti Spíritus y Villa Clara, hermanadas en la geografía y en la historia, fueron en tiempos anteriores a 1976, una sola, incluyendo parte del territorio matancero (Ciénaga de Zapata) y de la actual de Ciego de Ávila.
A principios del siglo XVI, es decir, en 1515 se fundaron las villas de la Santísima Trinidad y la de Sancti Spíritus, y también por estas primeras décadas se incluye la fundación de San Juan de los Remedios, por lo que comenzó a llamárseles Los Tres Lugares o Villas y en 1689 se fundó un nuevo asentamiento denominado villa Santa Clara, ya serían Los Cuatro Lugares o Villas.
En 1812, Sagua la Grande se separó de la jurisdicción de Villa Clara y Fernandina de Jagua (Cienfuegos), fundada en 1819, alcanzó la categoría de ciudad en 1830, ambas quedarían como jurisdicciones independientes, por lo que el territorio central estaría conformado por seis villas que a su vez constituyen regiones históricas; continuaron hermanadas bajo el nombre de Las Villas, pero el 9 de junio de 1878, por Real Decreto del gobierno español, se dividió el territorio cubano en seis provincias que tomarían los nombres de sus ciudades cabeceras, de ahí que Las Villas se llamaría Santa Clara, nombre que mantuvo oficialmente hasta la Constitución de 1940 donde se retomó el que tradicionalmente, de forma popular, recibía y vuelve a ser Las Villas conformada por seis Partidos Judiciales: Trinidad, Sancti Spíritus, San Juan de los Remedios, Santa Clara, Sagua la Grande y Cienfuegos.
Posterior al triunfo revolucionario de 1959, Las Villas perdió parte de su territorio en la Península de Zapata el que pasó a la provincia de Matanzas.
En 1963 el Gobierno Revolucionario organizó las regiones, como eslabón intermedio entre las provincias y los municipios, en Las Villas se constituyeron seis: Sancti Spíritus, Escambray, Cienfuegos, Santa Clara, Sagua la Grande y Caibarién.
En 1976 con la nueva división político- administrativa ocurrió el desmembramiento en tres provincias: Sancti Spíritus, Cienfuegos y Villa Clara y parte del territorio de la antigua Las Villas pasó a integrar la nueva provincia de Ciego de Ávila, por el este.
Es a partir de esta última división político -administrativa cuando Villa Clara recupera el nombre que recibió en la Real Orden del 12 de mayo de 1867 cuando la reina Isabel II dispuso para esta villa la categoría de ciudad y la llamó así.

Historia

Fundación

Monumento conmemorativo de la fundación de la ciudad por familias remedianas el 15 de julio de 1689.

La ciudad de Santa Clara se funda el 15 de Julio de 1689 por pobladores de la villa de San Juan de los Remedios que se trasladaron al centro de la isla motivados por intereses económicos familiares. El hecho tuvo lugar a orillas del río de la Sabana, hoy Bélico, a pocos metros del parque El Carmen, donde un monumento conmemorativo se levanta, desde 1951, alrededor de un tamarindo, árbol del cual no hay certeza que existiera en el momento de la fundación, por lo que pasa a engrosar las leyenda de la ciudad[4].

Colonia

Vista de la ciudad, en el siglo XIX, desde las cercanías de la loma del Capiro. A la derecha, camino hacia San Juan de los Remedios

En el momento de la fundación ya la zona se encontraba poblada por ganado que en la medida que avanzaba el siglo XVIII el desarrollo ganadero iba en aumento por lo que fue el principal renglón económico de la jurisdicción, En cuanto a la agricultura, aún continuaba caracterizada por el autoabastecimiento local, no obstante a finales del siglo, ya existían los llamados sitios de labranza con algunos cultivos destinados a la comercialización, entre ellos, el trigo, las frutas y viandas, que según necesidades se intercambiaban con otras regiones como Trinidad y La Habana por productos deficitarios en Santa Clara, como el azúcar, etc. pescado, velas, telas, sal, entre otros de primera necesidad.
Santa Clara no le fue posible, en el momento de auge azucarero en Cuba desarrollarse, por ser una zona mediterránea no reunía los requisitos indispensables para incursionar en este renglón económico como fuente principal de comercialización, las costas quedaban muy distantes y los caminos prácticamente intransitables, obstaculizaban el traslado del azúcar hacia los embarcaderos.
El ganado comenzó a perder importancia porque ya no era tan necesario, comenzaba la industrialización que a partir de 1840 se inició con la Revolución Industrial en las zonas azucareras, se difundía la máquina de vapor que aumentaba la capacidad productiva y aunque algunos productores de azúcar la rechazaron, al final acabó por imponerse en el proceso de mayor rendimiento. También influyó la crisis económica de 1857 y la competencia con otros países en cuanto a la venta de carnes, razones por las cuales la ganadería en decadencia fue desplazada por la agricultura.
Durante la primera mitad del siglo XIX se produjo un proceso de demolición de haciendas ganaderas que contribuyó a la expansión agrícola y se fue convirtiendo este renglón en la base fundamental de la economía villaclareña.

Neocolonia

Construida en la primera mitad del siglo XVIII, la Parroquial Mayor de Santa Clara sería demolida en 1923

Con el Tratado de Paz firmado en París en diciembre de1898, entre España y Estados Unidos culminaba el colonialismo español en Cuba, sin la opinión de los cubanos y sin tener en cuenta la sangre derramada por la independencia, el primer de enero de 1899 se producía la primera intervención norteamericana en Cuba.
Con el inicio de la República de Cuba el 20 de mayo de 1902, Santa Clara mantuvo su condición de capital de la provincia del mismo nombre. Este territorio logró cierta recuperación tras los sucesos de la guerra y del proceso de Reconcentración, en lo referente al aumento de la población, a la vez que mantenía una pobre situación que se hizo sentir con protestas obreras en busca de mejoras, las que se mantuvieron a lo largo de las dos primeras décadas del siglo XX.
La “Danza de los millones” o “Vacas gordas”, período de corta duración donde se produjo un aumento del precio del azúcar y la burguesía azucarera cubana junto al capital foráneo asentado en la Isla, tuvo un tiempo de prosperidad económica. No influyó de forma notable en este territorio pues no era un municipio productor de este renglón, aunque si se notaron algunos albores, ejemplo de esto fue la actuación en la ciudad de Santa Clara del famoso tenor italiano Enrique Caruso. A mediados del año 1920, dio inicio una crisis conocida como las “Vacas flacas”, por bajar el precio del azúcar. El territorio santaclareño sintió los efectos de la referida crisis, donde los desposeídos sufrieron rebajas de salario, aumento de precio en los alquileres y de los productos de primera necesidad.
Debe destacarse que en Santa Clara, predominó la pequeña propiedad y en 1931 se produjo un agravamiento de la situación económica, lo que trajo por consiguiente un empeoramiento en el nivel de vida de la población.
Predominaba en Santa Clara los establecimientos comerciales, la producción industrial predominante era la tabacalera, existían despalillos, escogidas, fábricas de tabaco y cigarros. El Municipio carecía de grandes industrias, salvo algunas pequeñas fábricas de refrescos Cawy, Coca- Cola, entre otras, la otra fuente de empleo era la construcción aunque las obras constructivas fueron limitadas.

Batalla de Santa Clara

Vista del Parque Leoncio Vidal Caro desde el edificio El Billarista, uno de los más antiguos de la ciudad, con la fachada del Teatro la Caridad a la izquierda y la torre campanario del Santuario Diocesano de Nuestra Señora de la Caridad antepuesta a la Loma del Capiro al fondo

La Batalla de Santa Clara, se inició el 28 de diciembre de 1958 y después de cinco días de combate, el 1ro de enero de 1959, fue tomada y liberada por parte del Ejército Rebelde bajo la conducción del comandante Ernesto Che Guevara.
Desde las primeras horas de la mañana del 28 de diciembre comenzaron a combatir las tropas rebeldes contra las huestes del Tren Blindado acantonado en las laderas de la Loma de Capiro, mientras que por la parte sudeste de la ciudad lo hacían los combatientes del Directorio Revolucionario, encargados de tomar los dos objetivos militares situados por esa zona: el Escuadrón 31 de la Guardia Rural y el Cuartel del Servicio de Vigilancia de Carreteras, conocido como Los Caballitos.
Otros objetivos de la toma de la ciudad fueron la Estación de Policía (Jefatura), el Palacio de Justicia (Audiencia), la Cárcel, el Gobierno Provincial y el Gran Hotel.
De igual modo, hubo soldados de la tiranía apostados en el antiguo Aeropuerto, en la Clínica Marta Abreu y el Regimiento No. 3 Leoncio Vidal, los que se rindieron sin presentar combate. Esta última instalación mencionada, se pensaba atacar por las fuerzas rebeldes una vez rendidos los puntos en que se combatía, ya que era una fortaleza y contaba con numerosos efectivos y armamentos, pero no fue necesario por rendirse esta instalación militar el 1º de enero de 1959.
Se hace lógico destacar la significación que tuvo el asalto al Tren Blindado por parte del Ejército Rebelde, vehículo cargado de armas y de hombres, para la toma de la ciudad capital de la antigua provincia de Las Villas y para el derrocamiento de la tiranía.

Revolución

A partir del 1ero de enero de 1959, con el triunfo de la Revolución se van produciendo cambios radicales que también inciden determinantemente en la economía. Entre los programas de la Revolución estuvo el de la industrialización de aquellas regiones que más lo requiriesen, Santa Clara estuvo entre ellas. Se construyeron importantes fábricas como SAKENAF “Luis Augusto Turcios Lima”, 1963; Planta Mecánica “Fabric Aguilar Noriega”, 196; La INPUD “Primero de Mayo”, 1964; y muchas más que convertían el centro de Cuba en una zona totalmente industrializada.
El cambio en las relaciones comerciales del país acaecido a finales del siglo XX e inicios del XXI impulsaría de manera discreta el desarrollo industrial citadino con la modernización de varios de sus exponentes más notorios y la incorporación de otros rubros, lo que unido a la creciente demanda turística de la urbe, la Cayería Noreste del territorio y la exportación de servicios médicos, le llevarían a expandirse hasta los límites actuales e incrementar su producción mercantil. En la actualidad, la ciudad de Santa Clara es una de las ciudades más industrializadas de Cuba y un importante polo científico nacional.

Evolución urbana y arquitectónica

  • Evolución urbana
Vista panorámica de la ciudad desde la loma del Capiro.


Plano de evolución urbana de la ciudad desde su fundación hasta 1989

Fundada la nueva población en la ribera del río La Sabana, cerca de donde hoy se encuentra el parque El Carmen, dispusieron su asentamiento en el área que ahora ocupa el Parque Leoncio Vidal, Siguiendo el patrón tradicional para el trazado de una villa que los españoles acostumbraban en Cuba, acondicionaron una explanada para la plaza central y abrieron una brecha o camino hacia el este, fue la primera calle que tuvo Santa Clara, a la que se le llamó Principal, en sus laterales se construyeron las primeras viviendas. Alrededor de la Plaza se fabricaron algunas que ocuparían los funcionarios del gobierno, la Casa Consistorial para la reunión o Cabildo y una para la iglesia. Todas estas edificaciones eran de madera y guano, tipo bohío, con algunas excepciones y no rebasaban las veinte casas. A inicios del año 1692, por órdenes del Capitán General de la Isla, se realizó el trazado de las principales calles de la villa más cercanas a la plaza.
Los primeros pasos en construcciones más confortables comenzaron por las iglesias con el aporte del padre Don Juan de Conyedo, la iglesia parroquial Mayor, la primera y más importante en la plaza mayor (hoy Parque Vidal), la ermita La Candelaria donde ahora está el teatro La Caridad, la de Buenviaje y Nuestra Señora del Carmen, además de la arquitectura doméstica de aquellas viviendas más cercanas a la Plaza, se construyeron de embarrado y tejas o ladrillos y tejas, ya para el siglo XIX el sistema constructivo avanzó y se observan edificaciones de mayor categoría, aunque en Santa Clara por sus peculiaridad de estar en el centro alejada del principal desarrollo azucarero, nunca tuvo grandes palacetes al estilo habanero, por ejemplo.
De manera general, en Santa Clara se observa una fuerte presencia del eclecticismo en sus edificaciones, principalmente en aquellas de carácter social pertenecientes a la primera mitad del siglo XX. Dentro de este código aparecen varias vertientes bien representadas, como el romántico, el académico y el evolucionado, denotándose, desde el punto de vista estilístico, una evolución interna acentuada. El vernáculo también figura entre los más representativos, por la presencia de viviendas de madera y teja visible; estas edificaciones tuvieron un desarrollo notable desde la misma fundación de la ciudad hasta principios del siglo XX. Caracterizada por las variaciones de sus vanos, ya sean puertas o ventanas, la aparición de vanos anchos se ubica en la segunda mitad del siglo XIX y estrechos en la primera del XX. A los anteriores estilos se unen, aunque en menor escala, construcciones neoclásicas y de manera puntual del movimiento moderno y art-decó.
Por sus valores patrimoniales e histórico-culturales, fueron declarados Monumento Nacional el Teatro La Caridad en 1981; la Loma del Capiro en 1990, el "Mausoleo al descarrilamiento, toma y acción contra el tren blindado" y la "Iglesia del Carmen y su entorno urbano", -sitio fundacional de la urbe-, en 1991; el "Parque Leoncio Vidal Caro y su entorno" en 1999, el Complejo Escultórico Comandante Ernesto Guevara de la Serna en 2002, así como la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2008.

  • Evolución arquitectónica
Plaza Mayor con la Parroquial Mayor, edificada a principios del siglo XVIII, a la derecha (1858)

Sobre la arquitectura doméstica de Santa Clara, cabe señalar la evolución estilística de las fachadas de las casas construidas por las clases y sectores de medianos ingresos, mayoría en la ciudad. Esta evolución se ha vinculado a las condiciones socio-económicas que determinaron el surgimiento de las diferentes filiaciones estilísticas por las que ha transitado la urbe. Así pues, la primera mitad del siglo XIX se presenta como extremadamente precaria para la población, ya que el número de viviendas era muy bajo y estaban, en su mayoría, cobijadas de guano y forradas de yagua, tabla de palma o embarrado. La arquitectura de este período se caracterizó por el uso de materiales precarios, siendo las viviendas de mampostería, aproximadamente, un 30% del total (de 1.170 casas existentes, solo 395 eran de este material). Del grupo de casas de materiales estables y duraderos como la mampostería, solamente ha llegado a nuestros días una reducida muestra con grandes alteraciones. En relación con las fachadas, el solo hecho de presentar materiales de construcción más estables les imprimían un estatus social superior a sus propietarios, siendo notables los elementos decorativos adosados a los muros, como pilastras, entablamentos, etc.

Antiguo Palacio de Gobierno, hoy Biblioteca Provincial, José Martí.

El segundo tercio del siglo XIX fue en extremo complejo para la ciudad de Santa Clara, pues su integración temprana a las luchas independentistas a partir del grito de San Gil el 7 de febrero de 1869, no permitiría la recuperación de la jurisdicción luego de la crisis general de 1857. En este período desaparece Santa Clara de la geografía ganadera y azucarera de la región, siendo su base económica las tradicionales producciones de los sitios de labranza y labor.

El período de entreguerras traería consigo una serie de acuerdos del Ayuntamiento destinados a mejorar la imagen urbana. A estas medidas se une la aprobación del arquitecto municipal con el propósito de favorecer el control de las realizaciones. En las últimas dos décadas del siglo XIX, son de vital importancia para la ciudad las donaciones realizadas por la benefactora Marta Abreu de Estévez, que brindan una renovación en la zona más céntrica con la construcción del teatro La Caridad.

En el caso de la vivienda ecléctica de la ciudad, también se desarrolla a través del concepto de la evolución por etapas diacrónicas dentro de un estilo, que se observa en la etapa colonial.

  • Arquitectura actual
Vista, desde la loma del Capiro, de los principales sitios de interés patrimonial, histórico y cultural de la ciudad.

De manera general, en Santa Clara se observa una fuerte presencia del ecléctico en sus edificaciones, principalmente en aquellas de carácter social pertenecientes a la primera mitad del siglo XX. Dentro de este código aparecen varias vertientes bien representadas, como el romántico, el académico y el evolucionado, denotándose, desde el punto de vista estilístico, una evolución interna acentuada. El vernáculo también figura entre los más representativos, por la presencia de viviendas de madera y teja visible; estas edificaciones tuvieron un desarrollo notable desde la misma fundación de la ciudad hasta principios del siglo XX. Caracterizada por las variaciones de sus vanos, ya sean puertas o ventanas, la aparición de vanos anchos se ubica en la segunda mitad del siglo XIX y estrechos en la primera del XX. A los anteriores estilos se unen, aunque en menor escala, construcciones neoclásicas y de manera puntual del movimiento moderno y art-decó.

Por sus valores patrimoniales e histórico-culturales, fueron declarados Monumento Nacional el Teatro La Caridad en 1981; la Loma del Capiro en 1990, el "Mausoleo al descarrilamiento, toma y acción contra el tren blindado" y la "Iglesia del Carmen y su entorno urbano", -sitio fundacional de la urbe-, en 1991; el "Parque Leoncio Vidal Caro y su entorno" en 1999, el Complejo Escultórico Comandante Ernesto Guevara de la Serna en 2002, así como la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2008. Actualmente se trabaja en el expediente que habría de incluir todo su centro histórico urbano en la lista de Monumento Nacional, siendo la tercera ciudad de Villa Clara, de aprobarse, en alcanzar tal condición, luego de San Juan de los Remedios y Sagua la Grande.

Evolución social

  • Personalidades históricas
  1. Manuel Dionisio González Yanes
  2. Miguel Jerónimo Gutiérrez Hurtado de Mendoza
  3. Eduardo Machado Gómez
  4. Antonio Lorda Ortegosa
  5. Guillermo Lorda Ortegosa
  6. Arcadio Severino García
  7. Tranquilino Valdés
  8. Ramón Leocadio Bonachea
  9. Marta Abreu de Estévez
  10. Carmen Gutiérrez Morillo
  11. Carolina María Rodríguez Suárez
  12. José de Jesús Monteagudo
  13. José Braulio Alemán
  14. Francisco López Leyva
  15. Manuel García Garófalo Morales
  16. Juan Oscar Alvarado Miranda
  17. Osvaldo Herrera
  18. Chiqui Gómez Lubián
  19. Florentino Martínez


Características físico-geográficas

Vista, desde la loma del Capiro, del sureste de Santa Clara. Al fondo (de izquierda a derecha) los cerros Peña Blanca, Calvo, El Sitio, entre otros, que flanquean de este a oeste, por el sur, a la ciudad.
  • Relieve, hidrología, suelos y vegetación

La ciudad de Santa Clara se encuentra ubicada a unos 100 msnmm, en un terreno ondulado rodeado de cerros cónicos (<350 msnmm) pertenecientes al domo de Cubanacán (Alturas de Santa Clara). Atravesada por los ríos Bélico y Cubanicay (antiguamente, ríos de la Sabana y del Monte respectivamente) pertenecientes a la cuenca del río Sagua la Grande y algunos arroyos tributarios (afluentes del río Ochoa, cuyo cauce discurre al este) del Sagua la Chica, sus suelos se asientan, mayoritariamente, sobre un lecho de rocas serpentínicas que le confieren poca productividad; solo al norte se presentan suelos más evolucionados. La vegetación característica va desde los cuabales hasta las sabanas y bosques típicos cubanos, destacándose, dentro de los límites urbanos, el Parque Histórico Cultural, Loma del Capiro y el Monte Carrascal, así como la Reserva Florística Manejada, Sabanas de Santa Clara en la periferia de la urbe. Mención aparte merece el Jardín Botánico de Villa Clara, emplazado en los predios de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas, uno de los más antiguos de Cuba.

  • Clima

El clima característico es el tropical de sabanas con precipitaciones superiores a los 1000 mm anuales distribuidas en dos estaciones bien diferenciadas: una húmeda (de mayo a octubre) y otra seca (de noviembre a abril). Las temperaturas oscilan, en promedio, entre los 22 (enero) y los 27 (meses de verano) grados Celsius. Como es propio de las latitudes tropicales, las mayores diferencias de temperatura ocurren entre el día y la noche con valores que pueden llegar hasta los 32 y 33 grados Celsius en las tardes veraniegas. La humedad relativa es bastante elevada, especialmente en los meses de mayo a septiembre, por lo que la sensación térmica podría superar los registros instrumentales en varios grados.

  • Demografía

Su población asciende a 239 091 habitantes, de la cual el 92,3% es urbana (Anuario Estadístico de Cuba, 2006, ONE, 2007). La ciudad de Santa Clara, desde los inicios de su fundación hace más de 300 años mantiene su crecimiento, aunque en las últimas décadas con una baja tasa. El número de habitantes promedio por vivienda es de 3.3 y el 45.6 % de estos inmuebles se encuentran en estado constructivo entre regular y malo, con afectaciones de la calidad ambiental en áreas residenciales (fundamentalmente en la periferia) y sitios de valor patrimonial.

Desarrollo económico

Industria

Si bien durante la etapa colonial y republicana la ciudad de Santa Clara se caracterizó por un desarrollo esencialmente comercial y agropecuario a pesar de ostentar la capitalidad, primero de la Jurisdicción de Santa Clara (de la que formaran parte Cienfuegos y Sagua la Grande) y luego de las provincias homónima y de Las Villas, con el triunfo de la Revolución Cubana se convertiría en un centro industrial significativo que representa, en la actualidad, el 36,9% de su producción mercantil. Entre sus principales industrias, en su mayoría de importancia nacional, se cuentan:

  • Industrias sideromecánica y electrónica
  1. Empresa de producciones mecánicas, "Fabric Aguilar Noriega" ("Planta mecánica")
  2. Empresa industrial de instalaciones fijas ("Fábrica de traviesas")
  3. Industria Nacional Productora de Utensilios Domésticos (INPUD), "Primero de Mayo"
  4. Empresa de producciones mecánicas, "Ángel Villarreal Bravo" (Ciclos Minerva)
  5. Fábrica de antenas.
  6. Fábrica de fusibles y desconectivos (Empresa de Producciones Electromecánicas de la Unión Eléctrica).
  • Industria ligera
  1. Empresa textil, "Desembarco del Granma" (Textilera)
  2. Empresa textil, "Luis Augusto Turcios Lima" (SAREX, mejor conocido por SAKENAF)
  • Industria biotecnológica
  1. Centro de bioactivos químicos
  2. Planta de biopreparados
  • Industria alimentaria
  1. Fábrica de pienso, Chichí Padrón
  2. Induvilla (UEB de la Empresa Pesquera de Villa Clara, Pescavilla)


Planta Mecánica Fábrica de traviesas INPUD
Planta Mecánica.jpg
Fábrica de Traviesas 001.jpg
INPUD 002.jpg
Fábrica de antenas Fábrica de fusibles y desconectivos Textilera
Fábrica de antenas.jpg
Fábrica de Fusibles y Desconectivos 001.jpg
Textilera Villa Clara 001.jpg
Ciclos Minerva SAREX Planta de biopreparados
Fábrica de Ciclos Minerva 001.jpg
SAREX.jpg
Planta-labiofam-Sta Clara.jpg

Turismo

Vista panorámica del parque Leoncio Vidal Caro, en el centro de la ciudad

Ciudad que ha experimentado un notable interés turístico por su privilegiada posición geográfica respecto a los principales destinos de la región central de Cuba (Cayería Noreste de Villa Clara: 94 km, Remedios: 42 km, Cienfuegos: 60 km, Trinidad: 89 km, Topes de Collantes: 68 km, Sancti Spíritus: 78 km y Sagua la Grande: 45 km) y sus valores patrimoniales e histórico-culturales asociados, fundamentalmente, a la figura de Ernesto Guevara de la Serna, actualmente Santa Clara se encuentra enfrascada en el incremento de su red hotelera y extrahotelera con participación activa del sector no estatal a fin de hacerle frente a la creciente demanda del destino. Al respeto, cabe señalar el que la capital villaclareña forme parte del segundo corredor turístico más importante de Cuba, en el que se conjugan historia, tradiciones, naturaleza y playas de ensueño. Este corredor, que se inicia en Santa Clara y termina en cayo Santa María, transita además por las ciudades de Camajuaní, San Juan de los Remedios y Caibarién en un periplo por hermosos parajes de la campiña cubana.

Hoteles
La actual red hotelera de Santa Clara está conformada por las instalaciones de las cadenas Islazul y Cubanacán: Santa Clara Libre, América, Los Caneyes, La Granjita, Central y Floreale. En el mediano y largo plazos se prevé, además, la incorporación de los hoteles Florida, Plaza Vidal, Roosevelt, Suizo, Nuevo Artesano, entre otros

A los hoteles en explotación y los nuevos en proceso constructivo o proyectados, se suma una pujante red de hostales, restaurantes y cafeterías estatales y no estatales, que complementan significativamente las capacidades habitacionales y los servicios del destino. Muchos de esos hostales se encuentran emplazados en restauradas viviendas de antiguas familias acaudaladas de la ciudad, siendo, junto con la hospitalidad característica del cubano y en especial del santaclareño, un motivo más para visitar la popularmente conocida como "Ciudad de Marta y el Che".

Transporte y comunicaciones

Edificio terminal y parqueo del aeropuerto internacional Abel Santamaría Cuadrado de Santa Clara.

Nodo fundamental de comunicaciones de la región central y paso obligado entre el oriente y el occidente, Santa Clara se encuentra enlazada a las principales vías de comunicación del país (Ferrocarril Central, Carretera Central y Autopista Nacional). Alrededor de esta, una carretera circunvalante (conocida aquí como "La Circunvalación") facilita el acceso a cada una de las ramificaciones que la conectan con las diferentes localidades de Villa Clara y, en sentido general, con las provincias vecinas de Cienfuegos y Sancti Spíritus (recordar que, en el pasado, Santa Clara era la capital de la provincia Las Villas, a la que pertenecían estos territorios). Cuenta, igualmente, con un sistema privado y estatal de transportación urbana, intermunicipal e interprovincial que, tras el Período Especial, se ha ido, paulatinamente, recuperando. Asimismo, en las inmediaciones de la urbe se encuentra el aeropuerto internacional Abel Santamaría Cuadrado, tercero en operaciones de Cuba, que la comunican, también vía aérea, con otras partes de la nación y del mundo. El aeropuerto constituye el punto de arribo fundamental de los visitantes que, de Europa y Canadá esencialmente, se trasladan hacia la popular Cayería Noreste de Villa Clara.

Desarrollo social

Cultura

Tradiciones culturales

Retreta en la glorieta del parque Leoncio Vidal Caro de la ciudad, una tradición que se remonta al año 1827.

Santa Clara constituye un lugar de largas tradiciones culturales que se originaron desde la época colonial. Desde los inicios del proceso revolucionario hubo un fuerte empeño por elevar la cultura del pueblo por lo que se priorizó la divulgación de diferentes manifestaciones del arte, dignificación del trabajo artístico literario y se rescataron instalaciones como patrimonio del pueblo.
El avance cultural se evidenció a partir de 1962 en los festivales aficionados al arte, festivales pioneriles y la creación de agrupaciones musicales e infantiles. Se incrementaron los fondos de la biblioteca y se generalizó la opción del cine móvil para las zonas rurales. El consejo de cultura trabajó en la preparación de los instructores de arte que contribuyeron en la participación masiva de las manifestaciones artísticas.

Actuación del proyecto musical "La Trovuntivitis" en edición del Festival Nacional de Trova "Longina".

A partir de la constitución del Ministerio de Cultura en 1976 se intensificó la creación de las instituciones culturales básicas: casa de cultura, cine, biblioteca, museo de historia, librería, fondo cubano de bienes culturales (tienda), coro, banda de música, grupo de teatro y danza y galería de arte. Estas instituciones tendrían como misión llevar la cultura a lugares más recónditos del municipio, ahora se conoce como "masificar la cultura".
A partir de finales de 1989 se comenzaron a organizar los centros y consejos provinciales, cuyo proceso finalizó en 1992, instituciones culturales provinciales, cuyas sedes radican en Santa Clara por tratarse de la capital, estas son los Centros y Concejos: Centro Provincial de Patrimonio (CPP), Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL),Centro Provincial de Cine (CPC), Centro Provincial de Casas de Cultura (CPCC), Centro Provincial de Investigaciones (Casa Samuel Feijóo)(CPI), Centro Provincial de Superación para la Cultura (CPS), Centro Provincial de Música (CPM), Centro Provincial de las Artes Visuales (CPAV), Concejo de las Artes Escénicas (CAE), Biblioteca Provincial "Martí", Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC).
Otras instituciones y centros culturales: Museo Histórico Provincial, ARTEX, Sectorial de Cultura provincial, la UPAAC, Centro Cultural Mejunje, la UNEAC, la AHS, la Sociedad Cultural José Martí, la UNHIC, Teatro La Caridad, Banda de Concierto, Centro del Desarrollo de la Danza y Jardín Zoológico Provincial Camilo Cienfuegos (El Bosque), Entre las instituciones municipales que radican en Santa Clara, se encuentran: Complejo Cultural Las Arcadas, Plaza Sandino, Plaza Apolo, Casa Hermanos Vázquez, Casa de la Trova, librerías, Casa de Cultura Juan Marinello Vidaurreta, Museo de Artes Decorativas, biblioteca municipal en el Condado, Casa de la Ciudad, Cine Camilo Cienfuegos.
Cuenta con cinco editoriales: Capiro, Sed de Belleza, Vanguardia, Melaíto, Feijóo de la Universidad Central. Un canal de TV (Telecubanacán), emisoras de radio, Emisora Provincial CMHW (La Reina Radial del Centro) y la municipal estéreo centro.

  • Festivales y eventos culturales
  1. Verbena de la calle Gloria
  2. Siembra del tamarindo
  3. Festival Nacional de Trova, Longina
  4. Festival Nacional de Moda Artesanal, Exhuberarte
  5. Festival Internacional de Rock, Ciudad Metal
  6. Feria Internacional del Libro y la Literatura
  7. Fiesta de la Danza
  8. Festival de Invierno Cine Club Cubanacán
  9. Premio literario, "Ciudad del Che"
  10. Premio literario, "Ciudad Letrada"
  11. Premio, "Fundación de la Ciudad de Santa Clara"
  12. Festival de la Solidaridad
  13. Festival Internacional de Música de Cámara, "A tempo con Caturla"


Actuación de la Camerata Romeu en edición del Festival Internacional de Música de Cámara "A tempo con Caturla".

Instituciones culturales

  • Museos
  1. Museo Provincial de Villa Clara
  2. Complejo Monumental «Ernesto Guevara»
  3. Museo de Artes Decorativas
  4. Museo Memorial, Toma del Tren Blindado
  5. Museo Anatómico, Anatoly Loytra
  6. Museo de la Universidad Central, Marta Abreu, de Las Villas
  • Cines y teatros
  1. Teatro, La Caridad
  2. Cine-teatro, Camilo Cienfuegos
  3. Cine, La Rotonda
Estreno nacional en el teatro La Caridad de Santa Clara, del espectáculo "Cuba vibra" de la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba.
  • Casas editoras
  1. Editorial Capiro
  2. Editorial Sed de Belleza
  3. Editorial Vanguardia
  4. Editorial Melaíto
  • Emisoras de radio y televisión
  1. Emisora Provincial de Radio, CMHW (La Reina Radial del Centro)
  2. Telecubanacán
  • Librerías
  1. Pepe Medina
  2. Vietnam Heroico
  • Otras instituciones
  1. Casa Provincial de Cultura, Juan Marinello
  2. Centro Provincial de la Danza y el Teatro
  3. Fondo Cubano de Bienes Culturales
  4. Casa de la Ciudad
  5. Complejo Cultural, Las Arcadas
  6. Jardín Zoológico Provincial, Camilo Cienfuegos (El Bosque)
  7. Centro Cultural, El Mejunje
  8. Centro Cultural, El Bosque
  9. Complejo Cultural, Abel Santamaría
  10. Sala de Conciertos, Cubanacán
  11. Galería de Arte de Villa Clara
  12. Biblioteca Provincial, José Martí


Educación

  • Principales instituciones educacionales
  1. Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas (UCLV)
  2. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz
  3. Ciudad Escolar "Cmdte. Ernesto Guevara de la Serna"
  4. Instituto Preuniversitario "Osvaldo Herrera"
  5. Instituto Politécnico "Lázaro Cárdenas del Río"
  6. Escuela Provincial de Arte
  7. Escuela Vocacional de Arte "Olga Alonso González"
  8. Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE)

Salud

  • Hospitales
  1. Hospital clínico-quirúrgico «Arnaldo Milián Castro»
  2. Hospital universitario «Celestino Hernández»
  3. Hospital pediátrico «José Luis Miranda»
  4. Hospital materno «Mariana Grajales Cuello»
  5. Hospital Provincial Docente Cardiocentro «Ernesto Guevara de la Serna»
  6. Hospital Militar

Deporte

Estadio de béisbol "Augusto César Sandino".

Santa Clara constituye una potencia histórica en el deporte cubano, sólo superada por La Habana. Antes de la Revolución, brillaron deportistas como Alejandro Oms y Angel Catallo González. Después de 1959 el deporte tomó el rumbo del amateurismo y la masividad; centenares de personas han brillado en el deporte santaclareño y la ciudad cuenta con un gran número de medallistas olímpicos, mundiales: Eduardo Pared en Beisbol, Ariel Pestano Valdés en Beisbol, Victor Mesa en Beisbol, Pablo Lara en Pesas, Manuel Mantilla en boxeo, Alexis Vila en lucha libre.

También posee el Equipo de Fútbol Femenino de Villa Clara y centros deportivos como el "Eduardo García Hernández".

  • Instituciones deportivas
  1. Estadio 26 de Julio (Beisbol)
  2. Estadio Augusto César Sandino (Beisbol)
  3. Combinado deportivo Aurelio Janet Torres
  4. Sala Amistad (Voleibol y Baloncesto)
  5. EPEF Comandante Manuel Fajardo

Recreación

  • Campismo Popular Arcoíris
  • Complejo Recreativo Arcoíris

Personalidades

  • Pedagogía
  • Música
  • Artes plásticas
  • Fotografía
  • Literatura y periodismo
  • Radio, cine y televisión
  • Promoción cultural

Véase también

Enlaces Externos

Fuentes

  • Águila Zamora, Hedy. Aporte a la revisión del artículo. Historiadora de la ciudad de Santa Clara y miembro de la Unión de Historiadores de Cuba.
  • Cabrera Cuello, Migdalia. Santa Clara, hechos y vida. Editorial Capiro, Santa Clara, 2010
  • Colectivo de autores. Síntesis histórica municipal de Santa Clara. Editora Historia, Habana, 2010.
  • Colectivo de autores. Como un río de bravura. La liberación de Villa Clara. Comité Provincial del PCC Santa Clara. V C. 2009.
  • Garea, B. (2009). Evaluación de interrelaciones. Importancia para la toma de decisiones. In A. Fernández & R. Pérez (Eds.), Evaluación del medio ambiente cubano. GEO Cuba 2007 (pp. 203-209). La Habana: CITMA, PNUMA, AMA.
  • Hurtado Tandrón, Aremis. Aportes a la modificación, miembro de la Unión de Historiadores de Cuba.
  • Mi Santa Clara. Portal Web de la Asamblea Municipal del Poder Popular de Santa Clara. Disponible en: [2]
  • Periódico Vanguardia - Villa Clara - Cuba. (s.d.). Recuperado Marzo 3, 2010.

Referencias