Saltar a: navegación, buscar

San Germán (santo)

(Redirigido desde «Santo San Germán»)
San Germán de Auxerre
Información sobre la plantilla
Santo
SanGerman.JPG
Religión o MitologíaCatolicismo
Día celebración28 de mayo
País o región de origenRoma
Venerado enParís
San Germán de Auxerre. Sin duda enseño a llevar una vida de honesta, de austeridad y servicio. También nos enseña a ser hospitalarios con todos y particularmente con los pobres a los que servía personalmente. También nos enseña la pureza de la fe y a no caer en las herejías.

Síntesis biográfica

San Germán obispo de París, nació el año 496 cerca de Autun. Sus padres, Eleuterio y Eusebia, lo mandaron a estudiar en Avalón y en Luzy, eligiendo como preceptor del joven Germán a un sacerdote pariente suyo. Inclinado a la vida religiosa, ingresó en el monasterio de san Sinforiano.

A los treinta años recibía las sagradas órdenes y poco después era nombrado abad del monasterio. Su forma de entender la caridad y la vida religiosa, le ocasionaron una rebelión de los monjes, escandalizados de su prodigalidad para con los pobres, que les obligaba a vivir más austeramente.

El año 555 murió el obispo de París, y era tal el prestigio de la caridad de Germán, que el clero y el pueblo quisieron que ocupara él la sede vacante, a lo que accedió gustoso el rey Childeberto. Gracias a la predicación y sobre todo al ejemplo del santo obispo, las costumbres de París se cristianizaron.

Incluso el rey, que hasta entonces había llevado una vida dominada por intereses mundanos y muy de espaldas a la religión, cambió de costumbres. Hacia el 540 Childeberto asedió Zaragoza. Pero al saber que la ciudad se había puesto bajo la protección de san Vicente mártir, levantó el asedio y aceptó la estola del santo que le ofreció el obispo de Zaragoza.

Al llegar de vuelta a París hizo levantar una iglesia dedicada al santo zaragozano para custodiar la reliquia. En ella fueron enterrados sus restos, y en torno a ella se edificó luego un monasterio que tenía jurisdicción sobre los prados que lo rodeaban. Fue incendiada la iglesia por los normandos y reedificada con el nombre de Saint-Germain-des-Près.

Se atribuye a san Germán un tratado sobre la antigua liturgia galicana. Celebran su onomástica los que llevan este nombre, el 28 de mayo, fiesta de San Germán obispo de París. El 31 de julio se conmemora otro san Germán, obispo de Auxerre. Nació el año 380 y murió el 449. En un tiempo en que florecieron en la Iglesia grandes santos y sabios, se le considera uno de ellos. Finalmente el 2 de mayo se celebra san Germán de Escocia, evangelizador de los frisones.

Han esclarecido este nombre una treintena de santos, pertenecientes todos ellos al orden eclesiástico, el contrapunto del sistema guerrero en que se sustentaban los príncipes. Sin esta legión de eclesiásticos y monjes, Europa no sería lo que es. Al nombre de Germán están asociadas la sabiduría y la santidad.

Características

Predicó, evangelizó, bautizó, educó con la palabra y el ejemplo, repartió lo que tenía entre los necesitados, alimentó al hambriento, sacó de su error a paganos y herejes, devolvió la fe a los descorazonados. Realizó viajes misioneros a tierras lejanas y sirvió de mediador para abogar por los necesitados. Vivió una vida ejemplar de mortificación y dedicación a la práctica de los valores cristianos.

Oración a San Germán de Auxerre

Santo Obispo Germán de Auxerre, nuestro guardián honor y consolador de la Iglesia. Tú abandonaste riquezas y glorias para seguir con humildad a Cristo nuestro Dios. Tú combatiste las herejías e hiciste triunfar la verdadera fe. O santo padre de los pecadores, refugio de los desventurados, ruega a Cristo que nos fortalezca con su Gracia. Amén

Milagros realizados

San Germán de Auxerre durante unos 30 años de apostolado católico realizó innumerables milagros. Profetizó, resucito o curó a personas y animales, haciendo caminar a paralíticos y devolviendo la vista a los ciegos, expulsó demonios y habló con los muertos. Aún la paja donde él dormía se usaba para hacer milagros de curación. Venció ejércitos, inclusive sin derramar sangre(9), calmó tempestades en los mares, salvó edificios del fuego y protegió a ciudades de epidemias, de la destrucción y de las masacres de la guerra(10). Recobró dinero y pertenencias robadas o perdidas, liberó prisioneros, reconoció y confirmó vocaciones religiosas y consagró al servicio de Dios a Santa Genoveva, Patrona de París, a la que evitó que una turba la matara. Después de su muerte siguió intercediendo; cuando su cadáver fue llevado a la catedral todas las velas y lámparas se encendieron a la vez, además promovió la construcción de abadías con apariciones en sueños.

Muerte

San Germán murió en Ravenna el 31 de julio del 450, acompañado de los más altos dignatarios de la corte imperial romana y de sus amigos, entre ellos San Juan Crisóstomo.

Fuentes