Saltar a: navegación, buscar

Tarot de Marsella:La Fuerza

Tarot de Marsella: La fuerza
Información sobre la plantilla
Lafuerza.jpg


La fuerza: Una mujer que representa a una reina: la diosa Sekmet en lucha contra el poder absurdo de los hombres a los que domina, simbólicamente, sosteniendo las fauces de un león.


Representación numerológica

11 = 1 + 1 = 2 (ya tratado).


Correlación Astrológica

Sol exaltado en Aries. "El sabio a medias, reconociendo la irrealidad relativa del universo, se imagina que puede desafiar sus leyes. No es más que un tonto vano y presuntuoso que se estrellará contra las rocas y será aplastado por los elementos, en razón de su locura." Kybalion.


Al derecho

Poder espiritual.


Al revés

Poder físico..


Historia y Significado

Caminamos por un paisaje salvaje, una selva donde la espesa vegetación se ha despejado ligeramente para facilitarnos el paso. A través de unos arbustos vemos a una hermosa mujer jugando con un león. El animal es enorme, mucho más grande que cualquier criatura de tamaño normal. Ella parece irradiar un poder especial. Nos planteamos qué hacer a estas alturas del Viaje. ¿Qué hacemos? ¿Llamamos la atención de la mujer y nos presentamos? ¿O decidimos ser prudentes y seguir nuestro camino, confiando en que ella no nos vea? Dé vida a la escena. En algunas barajas tradicionales esta carta también se conoce como «La Voluntad», que, en cierto modo, tiene una connotación diferente de la fuerza. La fuerza indica la capacidad para enfrentarse directamente a algo y el poder para apartarlo. La voluntad sugiere algo un poco más sutil. Esta carta solía mostrar a Hércules combatiendo con el león nemeo, uno de sus doce traba­jos, lo cual es una forma bastante brutal de representar esta energía. En el tarot de Ryder Waite, la imagen se transforma en una mujer de semblante sereno que abre y cierra sin esfuerzo la boca de un bravo león. Sobre su cabeza pende el símbolo del infinito, el ocho horizon­tal. La versión de Waite tenía como finalidad destacar que la razón debe gobernar y dirigir las emociones más básicas, es decir, la pasión y el deseo. Waite recibió una educación cristiana y masónica y tornó la violenta ima­gen de Hércules en una representación más apacible. Esta carta, ante todo, nos pregunta: «¿Qué es la Fuer­za?» Obviamente, no es algo que existe sólo en el plano físico, sino también en el plano mental y espiritual. La Fuerza puede definirse como la capacidad para realizar cambios mediante la voluntad. Si deseamos caminar desde el valle hasta la cima de la montaña, debemos ser conscientes de nuestro objetivo último; de lo contrario, nos perderemos fácilmente en el bosque, nos distraere­mos o cambiaremos la meta. Las personas necesitan ob­jetivos. Sin ellos se desaniman, se deprimen, se sienten inútiles. La forma más eficaz de incapacitar a alguien consiste en arrebatarle la oportunidad de hacer algo útil en la sociedad. La gente posee una gran resistencia, es capaz de trabajar durante largas horas en condiciones pésimas si siente que lo que hace vale la pena. Pero cuando cree que lo que hace no tiene sentido, por mu­cho dinero que haya en juego, será infeliz. Algunos padres, por ejemplo, suelen desanimar a los hijos a partici­par en las tareas de la casa o a asumir responsabilida­des. Cuando esto ocurre, el niño tiende a hacer fecho­rías, se vuelve rebelde, hosco, malhumorado. Cuando se asume una responsabilidad, la moral se eleva y la persona se siente productiva. Esta carta nos insta a observar las áreas en que pode­mos emplear eficazmente nuestra Fuerza o nuestras fuerzas. Cada persona posee fuerzas diferentes. Hay quien tiene la fuerza de una oratoria convincente, otros la del entusiasmo, y otros la fuerza de un potencial artís­tico o creativo. Esta carta nos invita a examinar nuestras fuerzas y a desarrollarlas ahondando conscientemente en ellas y poniéndolas en práctica con mayor asiduidad. También nos insta a unirnos para sumar recursos. Lejos queda la idea elitista de la era Piscis, según la cual unos tienen talento y otros no. Hemos entrado en la era Acuario, donde cada persona posee una pieza del gran rompecabezas de la vida, y se nos desafía a unirnos y completar el cuadro. Todos podemos acceder a la Mente Colectiva y comenzar a transferir información y poder. La carta de la Fuerza nos advierte que hemos de pre­pararnos para lo que esta nueva era pueda traer. Cada cierto lapso de tiempo la humanidad ingresa en una nueva etapa. El feudalismo llegó a su final con el adve­nimiento de la era industrial, durante la cual presencia­mos el surgimiento de ciudades a una escala sin prece­dentes, la expansión de carreteras y vías férreas y del transporte marítimo, las fábricas, todo ello en un perío­do relativamente corto. Ahora atravesamos una era en que la información es el producto primordial; las noti­cias pueden transmitirse a todo el mundo venciendo fronteras y censuras a través de la red «Internet», el «ca­ble», los satélites, etc. Todas las estructuras políticas y sociales obsoletas están destinadas al cambio. Podemos trabajar con estas nuevas energías o correr el riesgo de pasarlas por alto. Esta carta encierra otro aspecto, que es el de la desva­lorización, es decir, la minimalización (restar a algo ta­maño o importancia) de nuestras convicciones. Es preci­so reconocer cuándo se nos intenta debilitar, ya sea deliberada o inconscientemente. No debemos dejar que eso ocurra. Somos todo lo que tenemos, así pues, valo­remos todo lo que somos.


Aspectos negativos de La fuerza

Vaga, agresiva, fuerza sensual brutal y violenta,culturismo, vanidad, demasiado apasio­nada, impulsiva, demasiado generosa, pomposa, entrometida, condescendiente, lujuria, presumida, sensualidad, ostentosa, descontrolada.


Palabras clave de La fuerza

Vigilancia, compasiva, indulgencia, calidez/calor, generosidad, combustión, coraje, intervención, orgullosa/orgullo, tendencia a dramatizar, creatividad, desafíos, servicial y cariñosa, visión llamativa, lealtad, soberana.


Sugerencias de La fuerza

Encienda una vela para renovar sus vínculos con el fue­go (espiritualidad). Lea sobre serpientes, dragones o bestias fantásticas. Ponga sus conocimientos en acción. Desarrolle la voluntad. Camine sobre rescoldos. Una la cabeza al corazón, y el corazón a la voluntad.


Fuente

http://www.metirta.com/05-la-fuerza-arcanos-mayores.php