Terrazas marinas

Terrazas marinas
Información sobre la plantilla
T. marina.jpeg

Terrazas marinas. Son formaciones geológicas célebres del extremo oriental y algunos sectores de la zona occidental de la isla de Cuba que se destacan por la singularidad y belleza. Ofrecen una visión de meseta escalonada junto al Litoral. Se formaron a consecuencia de la retirada del mar que dejó descubiertas extensas zonas antes sumergidas.

Características

Son como grandes escaleras de rocas calizas, que se forman a medida que el mar se retira y deja expuesta una parte de la plataforma insular. En Cuba existen hasta 20 terrazas emergidas y es frecuente localizar 2 o más sumergidas. La zona de la Rampa, en La Habana y del Malecón Habanero, y la región de Puerto Escondido, son típicas terrazas marinas emergidas.

Geografía

La acción del mar va desgastando las rocas que forman la costa, hasta crear en la base de la pared rocosa una plataforma donde se depositan los materiales arrancados por las olas. Posteriormente, al ocurrir un ascenso de la tierra o un descenso de las aguas, queda al descubierto una especie de escalón y así sucesivamente irán formándose otros, hasta semejar una enorme escalera o terraza marina, donde cada peldaño representa una etapa de la elevación de Cuba o una antigua línea de costa.

Este accidente geográfico es característico de las costas de la región oriental cubana. Son conocidas las terrazas marinas de Cabo Cruz y la Punta de Maisí, éstas últimas las más bellas de Cuba y consideradas entre las más grandes del mundo. No obstante, en distintos tramos del litoral de ciudad de La Habana, la capital del país, también se observan esas formaciones, donde pueden hallarse numerosas cuevas abiertas por la acción de las olas contra la costa.

Formaciones más importantes

Entre estas formaciones las más célebres de la región oriental son la Meseta de Maisí, la propia ciudad de Baracoa, entre otras; asentada sobre terrazas marinas, las cuales significan un proceso de retroceso del mar. Cada terraza significa una etapa en el proceso ascensional de la región o una retirada del mar. En el frente de tales terrazas emergidas se abren centenares de cuevas formadas por las aguas subterráneas cuando éstas estaban casi a nivel del mar. Hoy se les ve desaguado a muchos metros de altitud como las famosas Cueva de los Bichos y La Palma, en las cuales se encuentran petroglifos tallados por los indígenas.

Terrazas emergidas

La existencia de dos terrazas marinas emergidas en la zona de los acantilados o farallones en la Península de Guanahacabibes en el municipio Sandino y cuatro en la región Habana-Matanzas; lo cual sirve de atractivo turístico. Estas terrazas son el resultado de la acción geológica desde hace aproximadamente dos millones de años y es a la vez, una característica de algunas costas rocosas cubanas, debido a las oscilaciones del nivel del mar provocado por los cambios del Clima terrestre combinado con los desplazamientos tectónicos del terreno.

En esta zona se aprecia un nicho de marea provocado por la Erosión y el levantamiento del terreno. Según el doctor Manuel A. Iturralde-Vinent, en el libro Geología de Cuba para Todos expresa que en un tiempo el mar llegaba hasta donde está el Nicho que hoy se puede observar desde la playa e incluso caminar dentro de el.

Ahí, donde el mar baña el frente de las terrazas, crecen Bacterias que son consumidas por Moluscos, Erizos y Crustáceos, especies que habitan en el área internara y para alimentarse raspan la superficie de las Rocas. Dada la presencia de estos nichos, algunas partes de las terrazas, debido a la acción del oleaje, con el tiempo pudieran llegar a desplomarse un día.

Fluctuaciones eustáticas y desplazamiento vertica l

Datando series de antiguas líneas de costa y midiendo sus elevaciones en el presente, se puede desarrollar un registro de los cambios relativos en el nivel del mar. Luego, para averiguar el desplazamiento vertical real de la superficie con respecto al registro del nivel del mar, es necesario saber la historia de las fluctuaciones eustáticas de éste. Por otro lado, para determinar las fluctuaciones eustáticas, necesitamos saber la historia del desplazamiento vertical de la superficie.

En contraste con las fluctuaciones, el nivel del mar durante el Holoceno experimenta un rápido alzamiento asociado con el último retroceso de los hielos continentales, previo a 5000-7000 años atrás, luego de lo cual el nivel del mar ha permanecido esencialmente constante, así se puede asegurar que las terrazas costeras formadas durante los pasados 5000 a 7000 años registran directamente eventos de alzamiento tectónico.

Fuente