Saltar a: navegación, buscar

Víctor Gilí Méndez

Víctor Gilí Méndez
Información sobre la plantilla
Victor Gilí Méndez.JPG
1er bailarín del Ballet Nacional de Cuba
NacimientoLa Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónBailarín

Víctor Gilí Méndez. Destacado bailarín del Ballet Nacional de Cuba.

Síntesis biográfica

Hijo de la primera bailarina y maitre, Josefina Méndez, y el destacado actor dramático Carlos Gilí (ya fallecidos).

Estudios

Inició sus estudios en la Escuela Provincial de Ballet de La Habana y los concluyó en la Escuela Nacional de Ballet. Sus profesores fueron Ramona de Sáa, Loipa Araújo, Josefina Méndez, Joaquín Banegas, Orlando Salgado y Pablo Moré.

Trayectoria artística

En 1991 pasó a integrar el elenco del Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección técnica y artística de Alicia Alonso, compañía con la que ha actuado en diferentes países de América Latina, Europa y los Estados Unidos. En 1998 es promovido a la categoría artística de primer bailarín. Ha participado en el Taller La Joven Guardia y en los Cursos Prácticos Internacionales de la Escuela Cubana de Ballet (CUBALLET), celebrados tanto en Cuba como en el extranjero.

Su repertorio incluye roles protagónicos en obras de la gran Tradición romántico-clásica, así como coreografías contemporáneas de creadores cubanos y extranjeros. En el 2008 con motivo de la celebración del 60 aniversario del BNC, se le impuso la Medalla Alejo Carpentier, que otorga el Consejo de Estado.

Opiniones de la crítica

"La interpretación de Víctor Gilí [...] en el papel del maestro de baile dio realce a la enérgica fuerza masculina, así como un toque de ligero buen humor a La Cenicienta".
Lewis Segal, Los Angeles Times, Estados Unidos, 1998.
"«Víctor Gilí interpretó al maestro de baile en La Cenicienta al estilo de Massine y sobresalió por sus elevadísimos entrechats y refinadas piruetas.»".
Anna Kisselgoff, The New York Times. Estados Unidos, 1998.
"[...] Gilí es el más conmovedor de la nueva generación de bailarines cubanos. Posee la chispa de un joven Barishnikov, un ingenio juguetón y de fluida expresión...".
Octavio Roca, San Francisco Chronicle. Estados Unidos, 1998.
"«Víctor Gilí inició la función del segundo acto de Giselle como un Albrecht noble, apoyado en sus habilidades de buen partner [...] al tiempo que la actuación de éste hizo más creíble la angustia del amor de la pareja más allá de la muerte.»".
Lewis Segal. Los Angeles Times. Estados Unidos, 2001
"«Víctor Gilí inició la función del segundo acto de Giselle como un Albrecht noble, apoyado en sus habilidades de buen partner [...] al tiempo que la actuación de éste hizo más creíble la angustia del amor de la pareja más allá de la muerte.»".
Lewis Segal. Los Angeles Times. Estados Unidos, 2001
"[...] Víctor Gilí hizo de maestro de danzas (La cenicienta) irreprochable. A sus cualidades de primer bailarín agrega una vis cómica y unas dotes interpretativas absolutas".
ABC. España, 2002
"Considero que Víctor Gilí es un Hilarión excepcionalmente expresivo".
ABC. España, 2002. Clement Crisp. Financial Times. Inglaterra, 2005.

Fuente