Éxodo (Libro de la Biblia)

De EcuRed
Este artículo trata sobre el libro de Éxodo. Para otros usos de este término, véase Éxodo (desambiguación).
Libro de Éxodo
Información sobre la plantilla

Desierto de Sianí
Nombre original:Shemoth
Nombre nativo:Hebreo שׁמות ואלה
Autor(es):Moisés
Idioma:Hebreo
Origen:Alrededor de 1445-1405 a.n.e.

Éxodo. Segundo libro de la Biblia y del Tanaj hebreo. El título en hebreo se deriva de la primera frase del texto we'eleth shemoth (en hebreo שׁמות ואלה, "y estos son los nombres"), simplificado generalmente como shemoth. La palabra éxodo (en griego ἔξοδος, "salida") es la traducción del título hebreo en la Septuaginta. De acuerdo con el tema principal. Relata la historia del pueblo de Israel desde su salida de Egipto, donde habían sido esclavos, hasta la construcción del tabernáculo al principio del segundo año. La palabra inicial «y» (en el original) lo hacer ver como continuación del Génesis (Libro de la Biblia.

Contenido

Autor y fecha

  • Autor. Éxodo es uno de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento: libros que tradicionalmente se dice que escribió Moisés. Pentateuco Sin embargo, algunos eruditos afirman que Éxodo fue compilado por un escritor o editor desconocido que extrajo los datos de muchos y diversos documentos históricos. Hay dos buenas razones por las que Moisés puede ceptarse, sin cuestionar, como el autor divinamente inspirado del libro.

Éxodo habla del trabajo de Moisés como escritor. En Éx 34.27, Dios le manda: «Escribe tú estas palabras». Otro pasaje nos dice que «Moisés escribió todas las palabras de Jehová» en obediencia a su mandato (24.4). Así que es razonable suponer que esos pasajes se refieran a los escritos de Moisés que aparecen en el libro de Éxodo. Moisés estaba bien capacitado para escribir, pues lo educaron en la casa del faraón durante los primeros años de su vida.

  • Fecha. Puesto que Moisés escribió Éxodo, este podría fecharse algún tiempo antes de su muerte, alrededor de 1400 a.C. Israel pasó los cuarenta años anteriores a esta fecha vagando por el desierto debido a su infidelidad. Este podría ser el mejor tiempo para escribir el libro.

Trasfondo

El libro de Éxodo constituye la continuación del relato de Génesis, y trata del desarrollo de un pequeño pueblo, dentro de una nación de varios millones de habitantes. Los hebreos vivieron en Egipto 430 años, la mayor parte de ellos en la servidumbre. Éxodo recoge la historia de Moisés, la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud, el viaje desde Egipto al monte Sinaí, donde recibieron las tablas de la Ley de Dios, y sus instrucciones sobre cómo construir el tabernáculo. Termina con la edificación del tabernáculo como morada de Dios.

Abarca un período trascendental en los albores de la historia de Israel como nación. La mayoría de los eruditos conservadores sitúan los acontecimientos del Éxodo allá por el año 1445 a.C. Se basan para ello en 1 Reyes 6.1. Según este pasaje, entre el éxodo y el cuarto año (ca. 966 a.C.) del reinado de → Salomón mediaron 480 años. Interpretado literalmente, la fecha del éxodo sería ca. 1445. Esto pareciera confirmarse en Jueces 11.26 y Hechos 13.19, 20, y sugiere que a Moisés lo adoptó Hatsepsut, hija de Tutmosis I. Esto implica que, muerta Hatsepsut y siendo perseguidos sus amigos por Tutmosis III, Moisés huyó a Madián. Tutmosis III sería el faraón que persiguió a los israelitas y su hijo Amenhotep II el faraón durante el éxodo.

Pastor con sus ovejas en Jebel Musa (en árabe para «Monte de Moisés»), monte tradicionalmente identificado como el Sinaí, en donde Moisés recibió la Ley de Dios.Foto: Colección de fotos Matson
Pastor con sus ovejas en Jebel Musa (en árabe para «Monte de Moisés»), monte tradicionalmente identificado como el Sinaí, en donde Moisés recibió la Ley de Dios.Foto: Colección de fotos Matson

Por otro lado, mucho eruditos creen haber descubierto una razón muy fidedigna para no aceptar el significado literal de la cifra 480 años de 1 Reyes 6.1, y ahora la interpretan como representación de 12 generaciones de 40 años cada una. Favorecen 1290 a. C. como la fecha del éxodo, por las siguientes razones entre otras:

1. La arqueología enseña que la destrucción de Laquis, Bet-el y Hazor ocurrió a mediados del siglo XIII a.C. 2. El cuadro de Edom y Moab, entre el éxodo y la conquista, no parece concordar con lo que la arqueología ha descubierto respecto a la historia anterior a 1300 a.C. 3. La mención de la ciudad de Ramesés en Éxodo 1.11, construida por Ramesés II (1300–1233). En síntesis, ninguna de las dos fechas carece de fundamento, pero las dos presentan problemas. Sin embargo, mientras no se descubran datos adicionales, parece más razonable interpretar literalmente lo que la Biblia afirma, por más insostenible que les parezca a algunos.

La ruta del éxodo de los israelitas, aceptada tradicionalmente, sigue la costa oriental del golfo de Suez hasta entrar al desierto de Sin, y de allí al monte → Sinaí que se identifica con Musa o Serbal en el sur de la península. Hay quienes opinan que los israelitas no habrían llegado hasta el sur de la península por temor a los egipcios que guardaban las minas de Serabit, y se ha sugerido el monte Hellal como el monte de la Ley. No se ha podido identificar con certeza los sitios mencionados en la historia del éxodo, pero la ruta tradicional parece más aceptable a la luz de la historia bíblica.

Aporte a la teología

El libro de Éxodo ha ejercido una gran influencia en la fe de Israel y en la teología cristiana. El mensaje fundamental bíblico de la salvación surge en muchos sentidos del pacto entre Dios y su pueblo que se describe por primera vez en este libro.

  • El primer concepto que brilla en el libro de Éxodo es que Dios bendice a aquellos que se mantienen dentro del pacto. Él es su Dios y ellos se convierten en su pueblo santo.
  • Segundo, Dios explica con gran detalle lo que es aceptable para Él.
  • Tercero, Dios libera a los que se hallan en servidumbre. La liberación

puede que no arribe inmediatamente, pero llegará a aquellos que esperan y se preparan para cuando esto suceda. Esta liberación se basa en la obediencia a la voluntad expresada por Dios y en echar a andar cuando Él lo ordenaba. Los hijos de Israel tuvieron que esperar hasta la comida de la Pascua y hasta que el ángel de la muerte hubiese pasado; después de ello, Dios dio la orden de marchar. Nosotros también debemos esperar, pero estar listos para ponernos en movimiento cuando Dios lo ordene.

  • Los cristianos ven a Cristo en Exodo

Moisés es un símbolo de Cristo, porque libera de la servidumbre. Aarón también sirve como otro símbolo de Jesús en su calidad de sumo sacerdote (28.1), al interceder ante el altar del incienso (30.1). La Pascua indica que Jesús es el Cordero de Dios que fue sacrificado para nuestra redención (12.1–22).

Los pasajes que comienzan en el evangelio de Juan con el «Yo soy» tienen sus antecedentes en Éxodo. Juan afirma que Jesús es el pan de la vida; Moisés habla del pan de Dios de dos maneras, como el maná (16.35) y como el pan de la proposición (25.30). Juan nos dice que Jesús es la luz del mundo; en el tabernáculo el candelero sostiene una luz que nunca se apaga (25.31–40).

  • Los cristianos pentecostáles ven el Espíritu Santo en Éxodo

El aceite en el libro de Éxodo representa simbólicamente al Espíritu Santo (27.20). Por ejemplo, el aceite para ungir, como símbolo del Espíritu Santo, se usa para preparar a los que adoran y a los sacerdotes para el servicio divino (30.31).

Los frutos del Espíritu Santo se identifican en Gálatas 5.22, 23. Una lista paralela puede hallarse en Éxodo 34.6, 7, que menciona como atributos de Dios el ser misericordioso, piadoso, tardo para la ira, bondadoso, confiable y perdonador.

Las referencias más directas al Espíritu Santo pueden ser halladas en 31.3–11 y 35.30–36.1, cuando se habla de individuos que, gracias al Espíritu Santo, se convierten en grandes artesanos. Por medio de la obra del Espíritu Santo, las capacidades naturales de estos individuos fueron incrementadas y extendidas para realizar tareas urgentes con excelencia y precisión.

Visión panorámica

Éxodo comienza con los descendientes de Jacob que sufren opresión, esclavitud e infanticidio en Egipto; y termina con la manifestación de la presencia, el poder y la gloria de Dios que acampa en el desierto en medio de su pueblo liberado.

El libro se divide en tres secciones principales. Los capítulos 1-14 revelan a Israel en Egipto sufriendo bajo la opresión de un faraón que no conocía a José, y a Dios redimiendo a Israel con brazo extendido y grandes juicios. Entre los sucesos monumentales de esta parte de la historia de Israel están: el nacimiento, la preservación y la preparación de Moisés (capítulo 2), el llamamiento de Moisés en la zarza ardiente (capítulos 3-4), las diez plagas (capítulos 7-12), la Pascua (capítulo 12), y el cruce del Mar Rojo (capítulos 13-14). El éxodo de Israel de Egipto se considera a través del Antiguo Testamento como la experiencia predominante de redención del pacto antiguo.

Los capítulos 16-18 describen a Israel en el desierto en ruta al monte Sinaí. Dios guió a su pueblo redimido con una nube y una columna de fuego y les suministró el maná, las codornices y agua, mientras les enseñaba a andar por fe y obediencia. Los capítulos 19-40 presentan a Israel en el monte Sinaí recibiendo la revelación en relación al pacto, los diez mandamientos, el tabernáculo y el sacerdocio. El libro concluye con la terminación del tabernáculo y la gloria de Dios que lo llena.

Características especiales

  1. Registra las circunstancias históricas del nacimiento de Israel como nación.
  2. Contiene en los diez mandamientos el compendio de la ley moral y de los requisitos justos de Dios para su pueblo y, por consiguiente, provee un fundamento de la ética bíblica.
  3. En términos del Antiguo Testamento, Éxodo describe el carácter sobrenatural de la liberación de Dios de su pueblo en peligro y de la esclavitud del pecado, Satanás y el mundo.
  4. Hace grandes demostraciones de la majestuosidad de Dios
    • Glorioso en sus atributos: veraz, fiel, misericordioso, santo y omnipotente.
    • Señor de la historia y de reyes poderosos.
    • Redentor que celebra un pacto con los redimidos.
    • Justo como se revela en su ley moral y en los juicios.
    • Digno de adoración devota como Dios trascendental que desciende a reunirse con su pueblo en el tabernáculo.
  5. Éxodo pone en relieve el cómo, el qué y el porqué del culto verdadero que debía seguir a la redención por Dios de su pueblo.

Bosquejo

  1. Opresión de los hebreos en Egipto (1:1-11:10)
    1. Obligaciones de los oprimidos (1:1-22)
    2. La preparación del libertador (2:1-4:31)
      1. El nacimiento de Moisés y los primeros cuarenta años (2:1-15a)
      2. El exilio de Moisés y los segundos cuarenta años (2:15b-25)
      3. El llamamiento de Moisés y el regreso a Egipto (3:1-4:31)
    3. La lucha con el opresor (5:1-11:10)
      1. La petición: "Deja ir a mi pueblo" (5:1-3)
      2. La respuesta: Persecución tiránica (5:4-21)
      3. La seguridad: El Señor manifestará su señorío (5:22-7:13)
      4. El recurso: Las diez plagas (7:14-11:10)
  2. La liberación de los hebreos de Egipto (12:1-15:21)
    1. La liberación de la Pascua: Redención por la sangre (12:1-13:16)
    2. La liberación en el Mar Rojo: Redención por el poder (13:17-14:31)
    3. Cantos de liberación: Alabanza al redentor (15:1-21)
  3. Educación de los hebreos en ruta al monte Sinaí (15:22-19:2)
    1. La prueba de la adversidad y el cuidado providencial (15:22-27)
      1. La primera prueba: Aguas amargas de Mara (15:22-27)
      2. La prueba del hambre: Provisión de codornices y maná (16:1-36)
      3. La prueba de la sed: Agua en Refidim (17:1-7)
      4. La prueba del conflicto: Batalla con Amalec (17:8-16)
    2. El consejo sabio de Jetro (18:1-27)
  4. Pacto con los hebreos en el monte Sinaí (19:3-24:18)
    1. Instrucciones preparatorias dadas a Moisés (19:3-24:18)
    2. Los diez mandamientos: Fundamento para la vida bajo el pacto (20:1-17)
    3. Ordenanzas protectoras de la relación de pacto (20:18-23:19)
    4. Promesas en cuanto a la tierra prometida (23:20-33)
    5. Ratificación del pacto (24:1-18)
  5. El culto hebreo especificado en el monte Sinaí (25:1-40:38)
    1. Instrucciones respecto al tabernáculo (28:1-27:21)
    2. Instrucciones respecto al sacerdote (28:1-31:18)
    3. El pecado de idolatría (2:1-34:35)
    4. La implementación de las instrucciones divinas (35:1-40:38)

Comentario

De «posmosaicos» se tildan a menudo los pasajes del texto que al parecer se escribieron en tiempos posteriores a Moisés. Como tal se cita la nota (11.3) de que «Moisés era tenido por gran varón en la tierra de Egipto». Esta frase, que se justifica por el contexto, no debe entenderse como jactancia. Que Moisés no escribe el libro para gloriarse, se ve por muchos otros pasajes. Por ejemplo: 4.10–15, 24; 6.12; cf. Deuteronomio 1.37; 3.26.

Otro pasaje que, según se afirma, da prueba de su origen posmosaico es Éxodo 16.35: «Así comieron los hijos de Israel maná cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de Canaán». Pero de estas palabras no hay que deducir que las escribió otro autor. Indican, más bien, que el libro tuvo su redacción final poco antes de la muerte de Moisés.

Éxodo 20.24: «En todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré». Este pasaje se interpreta preferentemente en sentido de que podía haber, de manera simultánea y con aprobación divina, varios lugares de culto, lo que sería una clara contradicción a la exigencia de Deuteronomio 12.14 de que los sacrificios solo se presentaran en el lugar que «escogiera Jehová». Se trataría de una contradicción incomprensible, si realmente en Éxodo 20.24 se permitieran sacrificios en todo lugar, mientras que según Dt 12.14 solo se debían presentar en el santuario principal, siendo ambos pasajes de un mismo autor. Pero tal dificultad se disuelve si se toma en cuenta el cambio de situación determinado por la inminente entrada a la tierra prometida que se prevé en la legislación del Deuteronomio. En el tiempo de la peregrinación, a que se refiere sobre todo el Libro del Pacto, como también la mayor parte del Levítico, el santuario central cambiaba constantemente de posición. Puede agregarse también la explicación de que Éxodo 20.24 significa «en la región de todo el santuario», con lo que tendríamos aquí una referencia directa al único santuario posterior, el de Jerusalén.

Las dificultades con respecto a las diferencias de posición del tabernáculo (según Éx 33.7, siempre fuera del campamento; según Nm 2.2ss, siempre en medio del campamento) se resuelven al comprender que el tabernáculo de Éx 33.7 no es el mismo que el de Nm 2.2ss, sino una tienda provisional que sirvió de tabernáculo hasta que se pudo construir el definitivo, según las prescripciones señaladas en Éxodo 25–27.

Véase también

Fuentes

  • Biblia de Estudio de la Vida Plena, Editorial Vida, 1993.
  • Comentario Bíblico Mundo Hispano, Editorial Mundo Hispano, 1997.
  • Keil & Delitzsch Commentary on the Old Testament, Johann Keil y Franz Delitzsch, tomado del software e-Sword 9.6.0, 2010.
  • Biblia plenitud : 2000, c1994 (electronic ed.). Editorial Caribe: Nashville
  • Nelson, W. M., & Mayo, J. R. 2000, c1998. Nelson nuevo diccionario ilustrado de la Biblia (electronic ed.) Editorial Caribe: Nashville