Saltar a: navegación, buscar

Pedro Abelardo

(Redirigido desde «Abelardo»)
Pedro Abelardo
Información sobre la plantilla
Pedro abelardo.JPG
Filósofo y teólogo francés
Nacimiento1079
Le Pallet, cerca de Nantes, Bretaña, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento21 de abril de 1142
Châlons
NacionalidadFrancés
EducaciónRetórica, Gramática, Dialéctica, Aritmética, Geometría, Astronomía y Música
OcupaciónFilósofo y teólogo
Obras destacadasSic et Non

Pedro Abelardo. Filósofo y teólogo francés.[1] Funda su propia escuela y se aparta de sus maestros Roscelino y Guillaume de Champeaux. El concilio de Sens (1141) lo condena después de las acusaciones que contra él profiere san Bernardo. En su vida privada aparecen situaciones trágicas. Contrae matrimonio en secreto con Eloísa, sobrina del canónigo Fulberto, quien lo hace castrar. Apesadumbrado, se dedica a errar de monasterio en monasterio y se retracta de sus ideas. Se conocen el epistolario amoroso de Eloísa e Historia calamitatum; se perdieron sus Cantos de amor.

En la controversia filosófica, característica de la Edad Media, acerca de la naturaleza de los universales (en esa discusión se manifestaba la lucha entre materialismo e idealismo), sostenía las ideas del conceptualismo, próximas al materialismo. Al mismo tiempo, polemizaba denodadamente contra el realismo escolástico, (Realismo medieval). En su libro "Sic et Non" proponía que la fe religiosa fuera limitada por "unos principios racionales", ponía al descubierto las contradicciones irreductibles contenidas en los juicios de las autoridades de la Iglesia, lo cual era de signo progresivo en las condiciones de aquella época. Sus concepciones fueron condenadas como heréticas de la Iglesia Católica.[1]

Síntesis biográfica

Nace en Bretaña y estudió en París Retórica, Gramática, Dialéctica, Aritmética, Geometría, Astronomía y Música, estudios estos que comprendían la Magíster in artibus. Se inicia en la docencia en 1112, sus oratorias fueron tan famosas, que sus estudiantes venían de Francia, Italia, Inglaterra y Alemania a escucharlo. Abelardo igualmente se dedicó a la música y a la poesía.

Historia con Eloísa

Alrededor de 1115 se le confía la educación de la joven Eloísa, sobrina de Fulbertocanónigo de París, a quien seduce y secuestra. Fulberto en venganza ordena la castración de Abelardo. Luego de esto, Eloísa es internada en un convento donde da a luz a un niño de nombre Astrolabio y Abelardo humillado se hace monje. En cuanto a Fulberto es condenado al destierro. Recuperado del trauma, se reinicia en la enseñanza, teniendo lugar la famosa “Querella de las Universidades”, en las cuales ridiculiza a los maestros Guillermo de Champeux, Anselmo de Laon y Roscelino.

Acusaciones

En 1121 es acusado de herejía motivo por el cual acude al Concilio deSoissons a exponer sus defensas, no obstante el veredicto había sido elaborado antes de su llegada, porque sus opositores temían enfrentarse a su oratoria. Se le condena a quemar su obra y se le prohibe la docencia.

Se retira al campo, donde funda la escuela del Paráclito, donde multitudes acuden a oír sus enseñanzas. Esta vez es acusado por San Bernardo de Creraval y el abad de Cluny. Abelardo solicita la defensa pública ante el Papa, pero nuevamente por miedo a su retórica se le niega el derecho a la defensa y es declarado hereje y condenado al perpetuo silencio. Se retira a la vida monascal y muere en 1142.

Contribuciones

Abelardo confrontó a los hombres de su época con una dialéctica aristotélica lógica y racional

“…Me dispuse a explicar los fundamentos de nuestra fe mediante similitudes basadas en la razón humana…no se puede creer nada que previamente no se hubiese entendido; y que es ridículo que alguien predique nada que ni él ni sus alumnos puedan abarcar con su intelecto. Como arguye el mismo Señor- serían ciegos conduciendo a ciegos…” (Pedro Abelardo. Historia Calamitatum)

Contribuyó a desarrollar el futuro método escolástico, chocó con sus contemporáneos, especialmente Bernardo de Cleveral por aplicar a la fe el método lógico. Seguía la regla de

“...mediante la duda arrancamos la búsqueda y mediante la búsqueda llegamos a la verdad…”

Su perspectiva ética se fundaba en la tolerancia, llegado a afirmar que la moral no dependía tanto de la importancia de los pecados como de la intención del pecador. Escribió varias poesías de amor, canciones “lai", libros de filosofía y teología. Entre sus obras se encuentra su autobiografía “Historia de mis calamidades”, “Conócete a ti mismo”, "Ética”, “Cartas de Abelardo a Eloísa”, "Diálogo entre un filósofo, un judío y un cristiano”, etc.

Indudablemente, Pedro Abelardo como todo pionero, fue admirado e incomprendido. Sus obras contenían criterios de avanzadas que no pudieron ser quemados en la pira de la herejía. Sus restos descansan en París al lado de su amada Eloísa.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Rosental M. y P. Iudin. Diccionario Filosófico. Ediciones Universo, Argentina, 1973.

Enlaces externos

Fuentes