Saltar a: navegación, buscar

Acrocianosis

Acrocianosis
Información sobre la plantilla
Acrocianosis.JPG
Concepto:Trastorno caracterizado por la aparición de una coloración cianótica con frialdad y sudoración de las extremidades, sobre todo las manos, debido al espasmo arterial que, por lo general, es produ¬cido por el frío o por la tensión emocional.

Acrocianosis. El término acrocianosis fue introducido por Crocq en 1896 para designar un cuadro clínico caracterizado por frialdad y cianosis persistentes de las partes distales de las extremidades en ausencia de dolor. El calentamien¬to induce vasodilatación y sobre el fondo azulado aparecen pequeñas áreas rojas. Una actividad nerviosa simpática anormal o la reacción excesiva a determinados estímulos puede ser la causa del vasoespasmo que ocurre típicamen¬te en la enfermedad de Raynaud y que se observa tam¬bién en la artritis reumatoide, la esclerodermia y en los trabajadores que utilizan martillos neumáticos. La acrocia¬nosis puede tratarse con fármacos simpaticolíticos y las cri¬sis pueden prevenirse abandonando el hábito de fumar y evitando la exposición al frío. Un tipo de acrocianosis es la acrocianosis periférica del recién nacido.

Etiología

Se desconocen los factores etiológicos de la acrocianosis. En ocasiones se han descrito casos asociados a una disfunción endocrina. También se ha observado en pacientes con esquizofrenia o deficiencia mental, pero no se ha demostrado que estos procesos sean factores etiológicos. En pacientes con acrocianosis se encuentran presentes alteraciones inmunológicas consistentes en título elevado de anticuerpos antinucleares (ANA), inmunocomplejos circulantes y anticuerpos anticardiolipina (a-CL). Se ha relacionado este proceso con algunos medicamentos, especialmente los derivados de la ergotamina, agentes bloqueantes beta y quimioterapia antineoplásica. Recientemente se ha descrito en tratamientos prolongados con interferón alfa 2a.

Fisiopatología

Los mecanismos que producen los cambios vasculares se desconocen. Se comprueban una disminución en el calibre de las arteriolas y una reducción de la velocidad sanguínea, así como dilatación de los capilares y vénulas, pero se ignora la causa de estas alteraciones.

Cuadro clínico

Se trata de un síndrome vascular permanente, que afecta de modo preferente a las mujeres. Aunque a veces aparece en la infancia, habitualmente se inicia en la pubertad, por lo general antes de los 20 años, con manifestaciones bilaterales simétricas, caracterizadas por la presencia de extremidades violáceas y frías. La afección predomina en las extremidades superiores, en dedos y manos, y en menor grado en los dedos de los pies. El frío no actúa como desencadenante sino como factor agravante de la sintomatología, que es permanente, si bien menos acentuada en épocas de calor. Normalmente no existe dolor, aunque en invierno y con temperaturas muy frías puede presentarse edema, con zonas sensibles y dolorosas. Existe siempre hiperhidrosis en las zonas palmares, en ocasiones muy intensa y agravada por situaciones emocionales; por lo general aumenta durante la época de calor. La enfermedad es desagradable y ocasiona problemas estéticos, máxime cuando existe intensa hiperhidrosis. Ésta puede llegar al extremo de configurar una verdadera gota sudoral que dificulta la vida diaria y representa una situación de estrés que agrava el proceso.

Diagnóstico

El diagnóstico es fundamentalmente clínico. A veces se confunde con la enfermedad de Raynaud, pero la diferenciación no plantea grandes dificultades. La cianosis de las arteriopatías oclusivas se reconoce fácilmente mediante el examen de los pulsos arteriales.

Pronóstico

El trastorno suele persistir durante toda la vida, aunque a veces mejora con los embarazos o los partos. A medida que avanza la edad, los cambios de color pueden ser menos acentuados. El pronóstico es benigno, dado que no se complica con trastornos tróficos, úlcera o gangrena, aunque puede ser causa de alteraciones psíquicas que requieran tratamiento.

Tratamiento

Es imprescindible evitar los ambientes fríos, así como el contacto con líquidos u objetos fríos. Durante el otoño y el invierno pueden administrarse sustancias vasoactivas, como buflomedil (300-600 mg/día), pentoxifilina (800-1.200 mg/día) u otras. También se han utilizado los inhibidores del calcio, los antagonistas de la serotonina y las prostaglandinas. La práctica de una simpatectomía quirúrgica no está indicada.

Fuente

http://todo-en-salud.com/glosario-medico/acrocianosis

• Belcaro G, Nicolaides A. Venous disorders: a manual of diagnosis and treatment. Londres, WB Saunders, 1995.

• Bernstein EF. Vascular diagnosis. St Louis MO. Mosby-Year Book Inc. 1993.

• Comerota AJ. Vascular imaging techniques. En: Rutherford RB, ed. Vascular Surgery. Vol I. Filadelfia. WB Saunders. 1995; 118-161.

• Das Gupta TK, Chauduri PK. Tumors of vascular and perivascular tissue. En: Das Gupta TK, Chauduri PK, eds. Tumors of the soft tissues. Stanford, Appleton & Lange, 1998; 407-448.

• Edwards JM, Coldwell DM, Goldman ML. The role of duplex scanning in the selection of patients for luminal angioplasty. J Vasc. Surg 1991; 13:69-74.