Ambulancia

De EcuRed
Ambulancia
Información sobre la plantilla

Ambulancia es un vehículo usado para proporcionar cuidados médicos a pacientes que se encuentran lejos de un hospital o bien para transportar al paciente a un centro médico donde se pueda seguir de cerca su evolución y prácticarle un mayor número de pruebas médicas. En algunos casos, el propósito de la ambulancia esta solo destinada a atender en sitio el paciente. En estas situaciones, el paciente que requiera un traslado a un hospital, necesitará de una ambulancia destinada exclusivamente al traslado de pacientes.

Contenido

Término

El término "ambulancia", proviene del verbo latín ambulare, cuyo significado es el de caminar.Este término hace referencia a los primeros servicios médicos de guerra, donde los pacientes eran movidos en camillas de ruedas o manuales. El sentido original de la palabra fue el de "hospital que sigue a un ejército en sus campañas".El término se había acuñado, en su sentido moderno, a finales del siglo XVIII, para los hospitales de campaña de la Guerra Franco-Prusiana a principios de la era napoleónica, con las "ambulances volantes". Durante la Guerra Civil Estadounidense, los vehículos destinados a retirar a los heridos del campo de batalla recibieron el nombre de "vagones ambulancia".

Otros vehículos que suelen ser utilizados como ambulancias son los camiones, las furgonetas, los autobús, los helicópteros, los aviones, los barcos e incluso los barcos hospitales.

Tipos de ambulancias

Una ambulancia SUV del servicio de emergencias de Boston especialmente reforzada en el frontal.Las ambulancias pueden ser clasificadas en determinados tipos, dependiendo de si transportan o no pacientes, y bajo que condiciones. En algunos casos, las ambulancias pueden desempeñar más de una función, como el transporte de emergencia y la atención al paciente.

  • Ambulancia de emergencia: la más común de todas las ambulancias, que proporciona cuidados de emergencia a pacientes enfermos o heridos. Pueden ser furgonetas, botes, helicópteros, aviones o cualquier otro medio de transporte reconvertido. Proporcionan medios y personal sanitario de emergencia para atender al paciente en el lugar del incidente y durante el traslado a un centro médico. Se les conoce como AEB (Ambulancia de Equipos Básicos) o AEA (Ambulancia de Equipos Avanzados), dependiendo su configuración y equipamiento médico disponible.
  • Ambulancia para el transporte de pacientes: una ambulancia que tiene la misión de transportar pacientes a un centro médico, pero no para una atención urgente. Vehículos como furgonetas o autobuses pueden ser utilizados para esta tarea. También son denominadas ATS (Ambulancias de Traslado Simple).
  • Unidad de respuesta: utilizado para llegar a un paciente que necesita atención muy rápida y proporcionando cuidados en el lugar donde se encuentra el paciente. Sin embargo, no puede llevárselo del lugar. Reciben nombres variados como Vehículo de Intervención Rápida (VIR) o Fast Intervention Vehicle (FIV), First Medical Emergency Vehicle, etc. Por este motivo, suelen tener una unidad de apoyo, es decir, una ambulancia de emergencia que acude a la vez o poco después al mismo incidente.

Tipos de vehículos

Numerosos tipos de vehículos pueden ser utilizados como ambulancias, aunque en situaciones de emergencias o desastres, cualquier vehículo podría desempeñar la función de ambulancia:

  • Automóvil: usado para una respuesta rápida o para pacientes que pueden sentarse. Se trata de automóviles normales que han sido adaptados a las condiciones del servicio de ambulancia. Algunos coches son capaces de ensanchar el asiento para un paciente recostado, pero esto, a menudo, requiere la retirada del asiento delantero de pasajeros, o el empleo de un coche particularmente largo. Esta función solía estar presente en las primeras ambulancias, que muchas veces fueron la transformación de coches fúnebres, ya que eran de los pocos automóviles capaces de llevar a un hombre tumbado en posición decúbito supino.
  • Helicópteros: normalmente se utilizan para atender a enfermos en lugares inaccesibles por carretera o en lugares donde la velocidad es esencial, ya que son capaces de desplazarse mucho más rápido que una ambulancia por carretera.
  • Aviones: utilizados para prestar ayuda en una emergencia en zonas remotas (el ejemplo más notable son los Royal Flying Doctor Service, en Australia) o para trasladar a un paciente en grandes distancias.
  • Barcos: los barcos pueden ser utilizados como barcos hospitales, especialmente en operaciones militares. Se convierten en ambulancias cuando realizan un transporte del enfermo, a la vez que lo tratan. Normalmente, acuden a zonas que han padecido desastres o guerras, para paliar las necesidades surgidas tras dichos sucesos. Otras veces, la marina mercante civil de ciertos estados pone a disposición de sus barcos mecantes o pesqueros algunos barco hospital que cuentan con los medios para poder atender cualquier emergencia de la flota civil en su área de intervención. Muchas veces cuentan con un helipuerto a bordo, qeu facilita que les sean referidos pacientes a distancias mayores de las de su propia travesía.

Historia

Primeros transportes de pacientes

Hay evidencias de transportes forzados de enfermos mentales y de lepra en la Antigüedad. La primera evidencia de una ambulancia data del siglo X y fue construida por los anglosajones. Esta consistía en una hamaca emplazada en un carro tirado por caballos.

Durante las cruzadas del siglo XI, la Orden de Malta estableció hospitales para atender a los heridos de las batallas en Tierra Santa, aunque no hay evidencias clara que aporten datos sobre como llegaban los heridos a los hospitales

Posteriormente, los normandos utilizaron hamacas portadas por caballos para llevar a los enfermos.El servicio de ambulancia mediante caballos continuó con algunas variaciones hasta el siglo XX.

Tratamientos en las batallas

Las primeras ambulancias usadas en emergencias de las que se tiene constancia fueron las empleadas durante el reinado de Isabel I de Castilla, en el año 1487. El ejército castellano de la época era tratado de forma excelente y atraía a voluntarios de toda Europa, a lo que contribuían los primeros hospitales militares (o "ambulantias"), aunque los soldados heridos no eran recogidos hasta el fin de la batalla, causando un número superior de muertes en los campos.

El principal cambio en el uso de las ambulancias durante las batallas llegó con las ambulance volantes diseñadas por Dominique-Jean Larrey, médico de Napoleón Bonaparte. Larrey estuvo presente en la batalla de Spires, entre Francia y Prusia, entristeciéndole el hecho de que los soldados heridos no eran recogidos por las numerosas ambulancias, que Napoleón ordenó situar a algo más de 3 kilómetros del lugar de la batalla, hasta que las hostilidades no cesaran; por lo que pensó en desarrollar un nuevo sistema. Decidió utilizar el método utilizado por los normandos, de hamacas y caballos, resolviendo que carros de dos o cuatro ruedas, tirados por caballos, portaran a los heridos del campo de batalla, después de que estos hubieran recibido cuidados paliativos en el propio escenario. Estas ambulancias volantes" se estrenaron con el Ejército del Rhin de Napoleón, en 1793. Larrey posteriormente desarrolló servicios similares para el resto de tropas de Napoleón, adaptando sus ambulancias a las distintas condiciones, incluyendo hamacas que podían ser portadas por camellos, para las campañas de Egipto.

Uso civil

El principal avance de las ambulancias de uso civil se produjo con la introducción del transporte para enfermos de cólera en Londres, en el año 1832. El Periódico The Times afirmaba: "El proceso de curación comienza en el mismo instante en el que el paciente es llevado en el carruaje; siendo el tiempo ahorrado empleado en atender al paciente y además, pueden conducir al paciente al hospital tan rápidamente, que los hospitales pueden ser menos numerosos y pueden localizarse a mayores distancias entre ellos.

Guerra Civil Estadounidense

Durante la Guerra Civil Estadounidense se produjeron un mayor número de avances en la atención médica para los militares. Los médicos militares de la Unión, Joseph Barnes y Jonathan Letterman, revisaron los avances de Larrey y diseñaron un sistema de atención prehospitalaria para los soldados, que incluía nuevas técnicas y métodos de transporte. Se aseguraron de que cada regimiento contara con al menos una ambulancia, con un carro diseñado para llevar a dos o tres pacientes al mismo tiempo. Desgraciadamente, estas ambulancias demostraron ser demasiados ligeras para la tarea, y fueron reemplazadas por la ambulancia "Rucker", llamada así en honor al General Mayor Rucker, que tenían cuatro ruedas y señales visibles para las batallas de la guerra. Otros vehículos fueron utilizados para este servicio durante la Guerra Civil, incluyendo barcos de vapor, que sirvieron como hospitales móviles para las tropas. Fue en este periodo cuando se inició el transporte por ferrocarril de los soldados heridos hacia su lugar de tratamiento.

Servicio exclusivo

En junio de 1887, la Saint John Ambulance Brigade se formó para prestar ayuda de emergencia y servicio de ambulancia en eventos públicos de Londres.Se reguló como un comando de estilo militar. La Saint John Ambulance Association ya había estado enseñando primeros auxilios al público durante 10 años antes de esto.

Atención médica urgente

A finales del siglo XIX varias ciudades, entre ellas Salvador de Bahía, en Brasil y San Luis, Misuri, Estados Unidos, comenzaron a utilizar sus tranvías como ambulancias, en el transporte de enfermos y heridos. El tranvía de Salvador de Bahia incluía un compartimento de fumigación y una camilla con dos enfermeras. El diseño de la red de tranvía de San Luis permitía que la ambulancia tranvía, presentada en 1894, pudiera llegar a los 16 enfermerías de la ciudad.

Vehículos motorizados

A finales del siglo XIX, el automóvil se encontraba en fase de desarrollo, por lo que comenzaron a introducirse modelos de ambulancias automóviles junto a las tiradas por caballos. A principios del siglo XX, las ambulancias eran movidas por vapor, gasolina y electricidad.

Sin embargo, el primer motor presente en una ambulancia fue presentado en 1899, en el Michael Reese Hospital de Chicago, en Estados Unidos, por lo que pasaba a ser el primer automóvil convertido en ambulancia. Ésta, había sido sufragada por 500 empresarios de la ciudad, en febrero de dicho año.Posteriormente, se hizo lo mismo en 1900, en Nueva York, donde se alabó su mayor velocidad, seguridad para el paciente, su rapidez para detenerse y su comodidad. Estas dos primeras ambulancias automóviles eran eléctricas, con dos Caballo de potencia (1,5 kW) en los motores del eje trasero.

La primera ambulancia movida por gasolina fue la Ambulancia Palliser, presentada en 1905 y nombrada así en honor al Major Palliser de la Milicia Canadiense. Este vehículo constaba de tres ruedas, una en la parte delantera y dos en la trasera, habiendo sido diseñado para ser utilizado en los campos de batalla bajo fuego enemigo. Era un pesado tractor, con una chapa a prueba de balas. Dicha chapa contaba con una pequeña abertura exterior de de 2,7 metros de ancho por 2,1 m de alto, con el objetivo de que el personal de la ambulancia pudiera salir al exterior.

El ejército Británico fue a la zaga del canadiense en la introducción de un pequeño número de ambulancias automóviles. En 1905, el Cuerpo Médico de la Armada Real encargó una serie ambulancias establecidas en furgonetas a la empresa Straker-Squire, de Bristol. Se basaban en un autobús de dos pisos fabricado por la misma empresa, aunque con una menor distancia entre ejes.Varias de ellas tenían su sede en Oxfordshire, al servicio de varios de los principales campamentos en la zona.

La primera producción en masa de ambulancias basadas en automóviles se produjo en Estados Unidos por la James Cunningham, Son & Company de Rochester, Nueva York, un fabricante de carruajes y coches fúnebres, en 1909. La ambulancia contaba 32 caballos de potencia (24 kW) y 4 cilindros en el motor de combustión interna. El chasis se montaba sobre neumáticos, mientras que el cuerpo disponía de luz eléctrica, suspensión en la camilla, dos asientos junto a la camilla, y un gong en un lateral.

Primera Guerra Mundial

Ambulancia de campo. Estaba realizada en madera y el modelo fue ampliamente utilizado por los británicos, franceses y estadounidenses durante la Primera Guerra Mundial. Su velocidad máxima era de 72 km/h, producida por un motor de 4 cilindros refrigerados por agua.]]

Durante la Primera Guerra Mundial, la Cruz Roja llevó a cabo las primeras labores de auxilio en los campos de batalla con ambulancias motorizadas en lugar de tiradas por caballos, con su consiguiente éxito. Esto llevó a la progresiva eliminación de las ambulancias tiradas por caballos. En la atención de emergencia civil, los servicios de ambulancia a menudo se gestionaban o se enviaban desde los distintos hospitales, aunque en algunas zonas, el telégrafo y el teléfono permitían a los departamentos de policía manejar el envío de ambulancias.

El equipamiento a cargo de la ambulancia cambiaba rápidamente en esos momentos. Se introdujeron tablillas durante la Primera Guerra Mundial, teniendo un efecto positivo sobre la morbilidad y la mortalidad de los pacientes con fracturas de pierna. Asimismo, se introdujeron radios bidireccionales poco después de la Primera Guerra Mundial, lo que permitió un envío más eficiente de ambulancias llamadas mediante radio. Poco antes de la Segunda Guerra Mundial, una ambulancia moderna portaba un avanzado equipo médico, un médico, y se enviaba por radio. Era frecuente que las ambulancias fueran coches fúnebres -el único vehículo disponible que podía llevar a un placiente reclinado- y, por tanto, eran a menudo dirigidos por funerarias.

Ambulancias aéreas

Durante la Primera Guerra Mundial, la aviación experimentó un fuerte crecimiento, convirtiéndose en una poderosa fuerza militar, y después de la guerra, con un superávit de aviones en circulación, se buscaron nuevos usos para las aeronaves.

Durante la Primera Guerra Mundial Una, la aviación se trasladó a la experimentación de una poderosa fuerza militar, y después de la guerra, con un superávit de aviones en circulación, los nuevos usos se han encontrado para la aeronave. Esto incluyó la conversión de aviones de todo el mundo en aviones ambulancia. Aunque en 1917, el Teniente Clifford Peel, un estudiante de medicina, esbozó un sistema de aviones y de instalaciones de tierra destinadas a proporcionar servicios médicos en el Outback australiano, la primera ambulancia aérea no vio la luz hasta 1920. Este proyecto se hizo realidad bajo la dirección de John Flynn en 1928, cuando la Australian Inland Mission estableció el Servicio Médico Aéreo, un programa experimental de un año de duración. Los médicos en este programa tenía varias responsabilidades, entre las cuales se encontraba el llegar al paciente volando, tratarlo, y si era conveniente porque el médico no conseguía realizar ningún tratamiento in situ, llevarlo a un hospital.

Segunda Guerra Mundial

Ambulancia de guerra
En la mayor parte del mundo, la calidad de las ambulancias descendió bruscamente durante la Segunda Guerra Mundial, ya que los médicos, necesarios en las fuerzas armadas, fueron llevados a la guerra, y por tanto, abandonaron las ambulancias. En Inglaterra, durante la Batalla de Inglaterra, la necesidad de ambulancias era tan grande que las furgonetas eran requisadas y presionadas por la demanda, a menudo llevaban a varias víctimas de una vez. Después de la guerra, los médicos seguirían yendo en las ambulancias en algunos países, pero no en otros. Otros vehículos, incluyendo coches normales y de coche de policía fueron utilizados para llevar a pacientes, debido a la escasez de ambulancias exclusivas.Ambulancias militares como la Austin K2 fueron usadas tanto en áreas de combate como en zonas civiles.

Vehículos modernos

Las ambulancias modernas a menudo se construyen de manera personalizada, así como el equipo médico especializado, instalado directamente en las ambulancias. Se ha mejorado el diseño de los vehículos, incluyendo mejoras en las alertas visuales y acústicas, además de otras más generales como el ABS, particularmente necesario en las ambulancias, debido a la velocidad a la que circulan y a lo que portan en su interior. También ha habido cambios para mejorar el bienestar del equipo médico de la ambulancia, como la adición de un elevador de camillas, rampas y tornos, con el fin reducir la tarea manual a realizar por el equipo médico.

El diseño de las ambulancias continúa desarrollándose, en gran parte debido a los nuevos avaces y al papel de los paramédicos y el resto del equipo de la ambulancia, que requiere un equipamiento especializado. Otras mejoras van destinadas a proteger al conductor y al equipo en caso de accidente, ya sean meras colisiones de tráfico u otros más catastróficos, como atentados terroristas.

Diseño y construcción

El diseño de una ambulancia debe tener en cuenta las condiciones locales en cuanto a infraestructuras. El mantenimiento de las carreteras es necesario para que las ambulancias puedan llegar a la escena y luego transportar al paciente a un hospital, aunque pueda utilizarse la tracción a las cuatro ruedas disponible en vehículos todoterreno. El combustible debe estar siempre disponible y debe haber facilidades en el mantenimiento del vehículo.

Los métodos de llamada y envío de ambulancias (por ejemplo el teléfono) por lo general dependen de sistemas electrónicos, que asimismo depende de la red de transporte de energía eléctrica. Igualmente, las ambulancias más modernas son equipadas con radios bidireccionales o teléfonos móviles para permitirles ponerse en contacto con hospitales, notificar al hospital conveniente la llegada de la ambulancia, o, en casos donde los médicos no forman la parte del equipo de la ambulancia, hablar con uno sobre el tratamiento o los síntomas.

Seguridad

Como cualquier vehículo, las ambulancias se pueden ver involucradas en accidentes. Éstas, como cualquier otro vehículo de emergencia, necesitan estar operativas bajo cualquier condiciones, incluyendo cuando los conductores civiles deciden no apartarse de la calzada. También, la responsabilidad del equipo de la ambulancia para atender a su paciente a menudo, excluyen el empleo de dispositivos de seguridad como cinturones de seguridad. Las investigaciones han mostrado que las ambulancias tiene una mayor probabilidad de que sus ocupantes mueran o resulten heridos en una colisión, Esta es mayor que la de los coches de bomberos y de policía. Los ocupantes que más riesgo corren son los que se encargan del cuidado del paciente.

Equipamiento

Además del equipamiento usado directamente para el tratamiento de pacientes, las ambulancias pueden albergar una gama de equipamientos adicionales utilizados para facilitar el cuidado del paciente. Esto puede incluir:

  • Radio bidireccional: uno de los elementos más importantes del equipamiento, ya que permite a la ambulancia recibir encargos y puede permitir al equipo ponerse en contacto con el hospital, ya sea para informar de su llegada o del estado del paciente. Más recientemente muchos servicios de todo el mundo han cambiado del UHF/VHF tradicional, que pueden ser espiados por personas ajenas, a sistemas más seguros, como los que trabajan sobre un sistema GSM, como TETRA.
  • Sistema de Posicionamiento Global: en la actualidad, gran parte de las ambulancias están siendo dotadas de equipos GPS, permitiendo así obtener información en ruta sobre vías alternativas o de mayor rapidez para llegar al lugar donde se encuentra el paciente y al hospital. Además, es muy útil para el despachador del servicio de emergencias para asignar a una determinada emergencia, la unidad más cercana.
  • Terminal móvil: algunas ambulancias llevan terminales móviles (o MDTS), que se conectan inalámbricamente a un ordenador central, por lo general en el centro de control. Estos terminales pueden funcionar recibiendo o enviando señales de radio y pueden ser usados para enviar detalles médicos al equipo, registrar el tiempo que el equipo atiende al paciente, lo que tardó en llegar al lugar, en abandonarlo y en llegar al hospital.
  • Circuito cerrado de televisión: algunas ambulancias de reciente fabricación cuentan con cámaras de vídeo (CCTV) que registran la actividad en el interior o en el exterior del vehículo. Se utilizan como una herramienta de protección ante posibles ataques violentos contra la ambulancia, o en algunos casos, como pruebas ante un caso de negligencia médica.
  • Rampa: suelen llevar una rampa o un elevador en la parte trasera para facilitar la carga del paciente. Suele ser importante cuando la ambulancia tiene que tratar o llevar a pacientes obesos o minusválidos.
  • Iluminación especial: en casos de pacientes con fotosensibilidad, hay ambulancias que disponen de iluminación especial (en colores azul o verde).
  • Aire acondicionado: las ambulancias que disponen de aire acondicionado cuentan con dos partes separadas: una para la zona del conductor y la otra para la zona de tratamiento. De esta forma se consigue una temperatura ideal para el paciente y se filtra el aire, consiguiendo así eliminar así agentes patógenos del aire.

Avisos visuales pasivos

Los avisos visuales pasivos forman parte del diseño del vehículo, e implican el empleo de una variada gama de contrastes. Las ambulancias más viejas no tienen las señales pintadas en chapa, mientras que las ambulancias modernas generalmente llevan retrorreflectores que reflejan la luz de los coches. Por ello, suelen llevar colores llamativos a rayas o en forma de tablero de ajedrez. Además de retrorreflectores, algunas ambulancias son pintadas con colores brillantes, como el naranja o el amarillo, para así captar la atención de los automovilistas. Otra forma de aviso pasivo es la palabra Ambulancia reflejada en el capó del vehículo, con el fin de ser visto desde los espejos retrovisores. Las ambulancias pueden mostrar el nombre de su propietario u operador, y un número telefónico que puede ser usado para llamar a la ambulancia, tales como el 911 EE.UU, 112 Alemania o 131 Chile. También pueden llevar un emblema (como parte de los avisos pasivos), como por ejemplo una Cruz Roja, una Media Luna Roja o un Cristal Rojo.

Avisos visuales activos

Los avisos visuales activos suelen ser luces de colores intermitentes (balizas y luces estroboscópicas). Su intermitencia busca atraer la atención del resto de conductores, para que estos se aparten o para avisar de que una ambulancia se encuentra en un lugar peligroso de la calzada. Colores comunes en este tipo de señales luminosas son el rojo y el azul, aunque a veces se utiliza el verde, naranja y amarillo, dependiendo del país y del operador de las ambulancias.

Hay varias tecnologías diferentes empleadas para conseguir el efecto de intermitencia. El método original era colocar un espejo junto a la bombilla rotativa. Métodos más modernos incluyen el uso de luces estroboscópicas, que suelen ser muy brillantes y pueden programarse para realizar señales de una forma determinada. Actualmente el empleo más extendido de luces intermitentes son las de perfil bajo y de un consumo de energía bajo, bajo la tecnologia LED. Más información sobre equipo de vehículo De la emergencia.

Para aumentar la seguridad, lo mejor es que las luces tengan una cobertura de 360º, mejorando la posibilidad de que el vehículo sea visto desde cualquier posición. En algunos países como en Estados Unidos es obligatorio.

Avisos acústicos

Además de los avisos visuales, las ambulancias suelen contar con avisos acústicos, normalmente conocidos como sirenas, que alertan a los vehículos de la presencia de una ambulancia en las proximidades. Los primeras señales acústicas empleadas fueron simples campanas, instaladas en la parte superior de la ambulancia. Las ambulancias más modernas portan sirenas electrónicas, que pueden producir distintos sonidos.

Los servicios de ambulancia hacen que sus conductores usen distintos tipos de sirenas en función de la situación de conducción. Por ejemplo, sobre una carretera vacía se utiliza el sonido "de gemido", que da un largo y estable tono alto seguido de otro más bajo. En intersecciones ocupadas, un ajuste "de aullido" puede ser empleado, que entrega una señal más rápida. "El tono dual" y modos "phaser" también se encuentran en las sirenas más modernas. El cambio de la velocidad y del tono de la advertencia intensifica la alarma hacia los conductores en el camino de la ambulancia.

Proveedores del servicio

Algunos países regulan estrechamente el servicio de ambulancias, mientras que otros permiten a bastante amplias diferencias entre los tipos de operador del servicio de ambulancia. En países como Estados Unidos, muchas veces el servicio lo provee el Departamento de Bomberos de la ciudad. En otros países, éste es realizado por la Cruz Roja o por los mismos centros médicos (SAMU). También es posible observar la existencia de operadores particulares, quienes prestan sus servicios para situaciones determinadas (actividades deportivas, conciertos, eventos masivos) o empresas con las que tienen convenios (hoteles, centros de ski, gimnacios)

Fuentes