Saltar a: navegación, buscar

Amigdalitis Aguda

La amigdalitis aguda. es la inflamación de una amígdala palatina o ambas (masas de tejido ovales, carnosas, grandes que están en la pared lateral de la orofaringe a cada lado de la garganta). Estas agrupaciones de tejido contienen las células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra la infección.

Amigdalitis Aguda
Información sobre la plantilla
Amigdalitisaguda1.jpg
Infección de las amígdalas; con frecuencia debida de una faringitis (infección de la garganta).
Región más común:Garganta

Amigdalitis aguda

El término de amigdalitis aguda engloba de manera inespecífica la inflamación de la orofaringe y de las formaciones linfoides de la orofaringe, las tonsilas o amígdalas palatinas, apareciendo habitualmente en la clínica en forma de faringoamigdalitis aguda.

El síntoma principal de esta patología es el dolor acompañado de odinofagia o dificultad para la deglución y sensación de estrechamiento. Este síntoma, no obstante, es altamente inespecífico, apareciendo igualmente en otras patologías del área rinofaríngea, desde las poco frecuentes rinofaringitis aguda o epiglotitis, hasta cuadros tan presentes en nuestro medio como las faringitis agudas o las esofagitis. Se hará un breve repaso epidemiológico acerca de las diferentes formas de amigdalitis y faringoamigdalitis aguda, así como de las diversas formas clínicas, revisando los métodos diagnósticos y el tratamiento más adecuado en cada caso.

Epidemiología

La amigdalitis aguda supone el 1,3 de cada 100 consultas, suponiendo el 20% de las bajas laborales de los adultos. En los EEUU supone aproximadamente 40 millones de consultas al año. En cuanto a los facultativos que se encargan del diagnóstico y tratamiento de las faringoamigdalitis, en el 93% de los casos son médicos generalistas, facultativos de urgencias o médicos de familia, quedando tan sólo un 7% que se reparten pediatras y otorrinolaringólogos con 5-6% y 1-3% respectivamente. Así pues, es una patología en la cual los médicos de urgencia y atención primaria deben tener un buen manejo diagnóstico y terapéutico.

Síntomas

  • Dolor de garganta.
  • Dolor de oídos.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.
  • Fiebre.
  • Las amígdalas se agrandan y exudan pus de ser bacteriana, de ser virales solo se inflaman y toman un color cereza característico (esto no es absoluto.
  • Los ganglios linfáticos cervicales se agrandan y duelen.

Diagnostico diferencial

Algunas enfermedades que pueden dar un cuadro similar son;

  • Mononucleosis infecciosa.
  • Escarlatina.
  • Difteria.
  • Agranulocitosis.

Complicaciones de la amigdalitis

  • Otitis media aguda.
  • Absceso periamigdalino.
  • Infecciones pulmonares.
  • Nefritis aguda.
  • Reumatismo agudo

Formas Etiológicas de Amigdalitis Aguda

Amigdalitis aguda vírica

Suponen más del 50% de los casos, tanto en población infantil como adulta. La distribución de los diferentes tipos de virus, incluyendo la mononucleosis infecciosa, herpes simple 12,9%, virus influenza 5,2%, coxsackie 3,9%, parainfluenza]] 3,72%, adenovirus]] 2,7%, virus no identificado 7,1%, asociación de dos virus. El virus de Ebstein-Barr, causante de la faringoamigdalitis de la Mononucleosis infecciosa, supone un 7% de los casos.

Amigdalitis aguda bacteriana

Dentro de este grupo, se puede hacer tres subgrupos:

  • Anginas por estreptococo beta-hemolítico del grupo A.
  • Estreptococo beta-hemolítico del grupo no A.
  • Otras bacterias no estreptocócicas.

Sobre las anginas por estreptococo beta-hemolítico del grupo A, se debe destacar que son las más frecuentes dentro de las bacterianas, con una frecuencia en el adulto de entre un 20 al 40% y en el niño del 5 al 15%, sí bien su pico de máxima incidencia esta entre los 5 y 10 años. No obstante, no se debe dar como positivo para infección por este tipo de bacteria a cualquier infección faringoamigdalar, pues se debe recordar que alrededor del 3% de los adultos y el 5,15% de los niños pueden mostrar frotis faríngeo con crecimiento positivo para estreptococo beta-hemolítico del grupo A en ausencia de la patología.

Por otra parte, se dice aquí las posibles complicaciones post-infecciosas no supurativas de las infecciones post-estreptocócicas de este grupo, como son:

  • Fiebre reumática.
  • Glomerulonefritis aguda.
  • Corea de Syndeham.

En cuanto a las faringoamigdalitis estreptocócicas del grupo no A, es difícil saber la prevalencia en la literatura existente, aunque lo que sí parece claro es que son sobre todo frecuentes en el adulto. Los grupos estreptocócicos más habituales son B, C o G. En último término se tiene las anginas bacterianas causadas por gérmenes no estreptocócicos.

Su prevalencia es mucho más baja, y se puede encontrar:

  • Haemophylus influenzae.
  • Staphylococcus aureus.
  • Streptococcus pneumoniae.
  • Pseudomona spp.
  • Neisseria meningitidis.
  • Chlamydia trachomatis.
  • Chlamydia pneumoniae.

Tratamiento

Fuente