Saltar a: navegación, buscar

Angá

Miguel Aurelio Díaz
Información sobre la plantilla
Angá.jpg
NombreMiguel Aurelio Díaz Zayas
Nacimiento15 de junio de 1961
San Juan y Martínez, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento9 de agosto de 2006
Barcelona, Bandera de España España
Otros nombresAngá
OcupaciónMúsica

Miguel Aurelio Díaz Zayas, «Angá» fue acaso el mejor percusionista joven de Cuba en los años 90. Su talento y su temprana muerte lo convirtieron en una leyenda. Considerado el mejor conguero cubano de su generación. Tocaba cinco congas afinadas.

Síntesis biográfica

Miguel Aurelio «Angá» Díaz Zayas nació el 15 de junio de 1961 en San Juan y Martínez, Pinar del Río y creció entre tambores. Los domingos de su infancia eran de rumba en el parque del pueblo. Sus padres, músicos, lo iniciaron en saberes académicos que concluyeron en la Escuela Nacional de Arte de La Habana, pero Titino, viejo «tumbador» del barrio, le puso por primera vez las manos sobre los cueros y estimuló su virtuosismo callejero.

Sus referentes musicales iban desde Miles Davis hasta Tata Güines —su maestro espiritual—. Este sincretismo lo hizo buscar un modo sui géneris de «acariciar» las congas, que lo convirtió en el mejor percusionista joven de Cuba en la década de los 90 del pasado siglo. Le llamaron «El nuevo Chano Pozo». Era un ciclón sobre los tambores.

Generalmente pocos músicos alcanzan la gloria en tan breve tiempo. Cuando aún estaba en Cuba, ganó un premio Egrem con Pasaporte, junto a Tata Güines. Residiendo en París y más tarde en Barcelona, se nutrió de otras influencias y de ahí surgieron nuevas producciones y más premios. Obtuvo un Grammy por Habana, con Roy Hargrove; otro por Buenos hermanos, junto a Steve Coleman y Afro Cuban All Stara, y el tercero por Mambo sinuendo, de Ry Cooder y Manuel Galbán.

Compartió escena y descarga con monstruos de la música cubana e internacional. Bastaría mencionar a Chucho Valdés, Cachaíto López, José María Vitier, Ibrahim Ferrer, el Guajiro Mirabal, Billy Cobham, Tito Puente, Carlos Santana y Buena Vista Social Club.


Su interés por la experimentación lo hizo fusionar jazz, rock, hip-hop, música tradicional cubana, flamenco y ritmos brasileros como el frevo y el serton.

«Angá» se marchó sin despedirse, con los tambores en ristre y varios proyectos varados en costas del Mediterráneo. Recién iba a cerrar acuerdos con Chano Domínguez para integrarse a su New Flamenco Sound.

Estaba inmerso en el despegue de la banda Angá fusión Brasil MPB Jazz Cubano, en la que colaboraban su hermano Juan Miguel «el Indio», el guitarrista carioca Danilho Pinheiro y el percusionista argentino Martín «Maluco» Penalta. Todos se habían encontrado en España. El principal interés del proyecto era rescatar temas de la música popular brasilera y dotarlos de una nueva fuerza melódica.

Muerte

El 9 de agosto de 2006 «Angá», con 45 años y una trayectoria brillante, se reuniría con el Grupo Síntesis para actuar en España. No pudo. Le estalló el corazón.

Bibliografía

  • Pedro De la Hoz. «Angá, un príncipe». Granma (La Habana), 11 de agosto de 2006: 6. // Levis Lombida. «¡Aquí está Angá!». Salsa Cubana (La Habana), año 4 (12): 36-37, 2000.
  • Radamés Giro. Diccionario enciclopédico de la música en Cuba. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 2009.

Fuente