Angina de pecho

De EcuRed
Para otros usos de este término, véase Angina (desambiguación).
Angina de pecho
Información sobre la plantilla

Consiste en la obstrucción parcial de las arterias coronarias.

La angina de pecho (del latín ‘angor pectoris’ consiste en la obstrucción parcial de las arterias coronarias. Dolor torácico de origen cardiaco que se define como una sensación de dolor, asfixia o opresión bajo el esternón, que puede extenderse desde el pecho hacia el hombro izquierdo, a ambos brazos, cuello y abdomen. Puede producirse cuando el corazón se ve obligado a realizar un mayor esfuerzo y el organismo es incapaz de aumentar el riego sanguíneo de dicho órgano.

El dolor anginoso típico es de cualidad opresivo, en ocasiones se describe como una angustia, de localización difusa, frecuentemente retroesternal, de comienzo gradual, llegando a una intensidad máxima en un período de 2 a 3min. Si el dolor está relacionado con el esfuerzo este desaparece de 2 a 5min después de suspendido el ejercicio, la irradiación es generalmente al cuello, la mandíbula, hombros y brazo izquierdo.


El dolor torácico de tipo punzante, como una puñalada, calambre o cosquilleo, que dura horas o incluso días, o por el contrario es fugaz, con una localización en una pequeña zona del precordio, sin tener relación alguna con los esfuerzos, o que se modifica con cambios posturales, que se incremente con la digitopresión y/o los movimientos del tórax, no es sugestivo de isquemia cardíaca.

Una vez establecido que se trata de una AP se debe estratificar al paciente en 4 clases diferentes en dependencia del esfuerzo que tiene que hacer para que le aparezca el dolor. Con relación a este aspecto existe una clasificación sencilla y práctica hecha por la Sociedad Cardiovascular Canadiense que plantea que la actividad ordinaria no causa angina, puede aparecer tras largos y prolongados esfuerzos, angina al caminar más de 2 cuadras o subir más de un piso de escalera, angina al caminar 1 ó 2 cuadras o al subir un piso de escalera y angina con esfuerzo mínimo o de reposo.

Una vez estratificado el paciente se debe conocer si el patrón de la angina es estable o inestable. Si el dolor aparece siempre a una intensidad de esfuerzo similar, con una duración más o menos parecida, y con una demanda de nitroglicerina(NTG) semejante, se considera que la angina es estable. Por otro lado, estaremos frente a una angina inestable, si esta comenzó recientemente (en los últimos 30 días), si aparece en reposo o con esfuerzos ligeros, o si el angor se ha incrementado en cuanto a severidad, duración y necesidad de NTG sublingual en una angina de esfuerzo estable previa.

Para una completa evolución de un paciente que se queja de dolor en el pecho es importante conocer los antecedentes personales y familiares, su estilo de vida, hábitos tóxicos e ingestión de medicamentos. También es importante identificar los factores de riesgo coronarios tales como la hipertensión arterial(HTA), hábito de fumar, dislipidemia, obesidad, diabetes mellitus y la edad.


Contenido

Descripción

Es una opresión o dolor temporal que se inicia en el pecho y a veces se extiende hacia la parte superior del tórax y cuello. Comienza de repente y por lo general dura pocos minutos. Es causada por el cierre transitorio (espasmo) de las arterias que llevan la sangre y el oxígeno al corazón (coronarias). Puede acompañar a situaciones que exigen un esfuerzo al corazón, por ejemplo, al haber tensión emocional, al hacer ejercicios o exponerse a temperaturas extremas. En los casos agudos, cuando los ataques son impredecibles y cada vez más difíciles de controlar, se la llama angina inestable y puede ser el anuncio de un ataque al corazón.

Síntoma causado por el aporte insuficiente de sangre (isquemia) al miocardio (músculo cardiaco). Este déficit tiene carácter transitorio y, en muchos casos, se debe a la estenosis (estrechamiento) u obstrucción de las arterias coronarias. Se debe a un desequilibrio entre las necesidades de oxígeno del miocardio y el aporte sanguíneo de oxígeno. Si la isquemia es prolongada, además de la angina puede desencadenarse un infarto de miocardio, con la consiguiente muerte (necrosis) del tejido cardiaco por falta de oxígeno. La angina de pecho es, junto con el infarto de miocardio, una de las manifestaciones de la cardiopatía isquémica (enfermedad del corazón provocada por un aporte insuficiente de oxígeno al músculo cardiaco).

Los episodios de angina de pecho duran varios minutos y se desencadenan por situaciones de estrés emocional o, con más frecuencia, por actividades físicas que exigen un aumento del aporte de sangre al corazón. El dolor de la angina de pecho mejora con el reposo y la relajación.

Causas

Normalmente va precedida de una excitación física o emocional; ocasionalmente por una comida abundante; conducir un automóvil durante las horas de tráfico intenso también puede precipitar una crisis; y también ocurre mientras se hace ejercicio en un ambiente frío, en cuyo caso hay pacientes que experimentan alivio casi inmediato al pasar de una habitación fría a otra caliente. Cuando las arterias del corazón están afectadas y no pueden ajustarse al aumento de la demanda de sangre, los nervios del corazón transmiten mensajes dolorosos de aviso urgente al cerebro. Este dolor, que no suele sobrepasar los 5 minutos, se debe a que el cerebro, por confusión, siente los impulsos desde localizaciones cercanas como los brazos, el cuello o la mandíbula. La angina de pecho es muy frecuente. En los hombres se da generalmente después de los 30 años de edad, y en las mujeres más tarde. La causa, en la mayor parte de los casos, es la arteriosclerosis.

Características

1. Cualidad

  • Opresión en el pecho
  • Opresión en el cuello
  • Aparece y desaparece lentamente
  • Sensación de ahogo o angustia

2. Localización

  • Retroesternal
  • Irradiado a la mandíbula o el cuello
  • Limitado al brazo izquierdo o derecho

3. Síntomas asociados

  • Falta de aire
  • Palpitaciones
  • Debilidad

4. Factores precipitantes

  • El ejercicio
  • Las emociones
  • El clima frío

5. Alivio con nitroglicerina

  • Entre 45 s y 5 min después de tomarla

6. Radiación

  • Región ventro-medial del brazo izquierdo
  • Hacia la mandíbula brazo derecho

7. Duración

  • De 0,5 a 30 min

Síntomas

Dolor torácico y sensación de opresión aguda y sofocante, generalmente detrás del esternón, y a veces extendida a uno u otro brazo. El dolor torácico suele durar entre 1-2 minutos y 10-15 minutos (a veces se percibe una sensación de pesadez u opresión en el pecho que no llega a dolor).

  • Sentimiento de ansiedad o de muerte inminente.
  • Sudoración profusa.
  • Palidez.
  • La angina es un síntoma, no una enfermedad. Es el resultado directo de la falta de sangre en el músculo cardíaco, lo que se conoce con el nombre de isquemia.

Prevención

El paciente debe modificar los factores de riesgo y las situaciones desencadenantes. El tratamiento de la angina de pecho está dirigido a disminuir la carga del corazón y sus necesidades de oxígeno:

  • Dejar de fumar.
  • Perder los kilos de más.
  • Realizar ejercicio. Tener angina de pecho no significa que el enfermo tenga que volverse un ser sedentario. De hecho, el ejercicio es parte clave en el manejo de la enfermedad coronaria, pero ha de ser compatible con las limitaciones impuestas por el dolor y por su estado general.

Tipos de Anginas de pechos

Se distingue tres tipos de angina:

  • Angina de esfuerzo: provocada por la actividad física o por otras situaciones que implican un aumento de la necesidad de oxígeno en el corazón. Suele ser breve y desaparece al interrumpir el ejercicio o con la administración de nitroglicerina. A su vez, se clasifica en: inicial, si su antigüedad es inferior a un mes; progresiva, si ha empeorado durante el último mes en cuanto a frecuencia, intensidad, duración o nivel de esfuerzo en que aparece; estable, si sus características y la capacidad funcional del paciente no se han modificado en el último mes.
  • Angina de reposo: se produce de manera espontánea, sin relación aparente con los cambios en el consumo de oxígeno en el corazón. Su duración es variable y en ocasiones los episodios son muy prolongados y parecen un infarto.
  • Angina mixta: aquella en la que coexisten la angina de esfuerzo y la de reposo, sin un claro predominio de una u otra. Tanto la angina inicial, como la de esfuerzo progresiva y la de reposo siguen formas de evolución imprevisible y su pronóstico es variable, por lo que también se agrupan bajo la denominación de angina inestable. Su tratamiento difiere considerablemente del de la angina estable. Ésta se da siempre al realizar el mismo nivel de ejercicio y la duración de las crisis es similar. La angina inestable puede ser el aviso de un infarto inminente y necesita tratamiento especial. Antecedentes de angina inestable ataques frecuentes de angina de pecho no ligados a actividad física. En ocasiones se percibe de forma distinta, sin ningún patrón fijo, y se prolonga a la parte superior del abdomen, lo cual hace que se atribuya a una indigestión. Como las manifestaciones clínicas pueden ser muy variadas, es el médico, con ayuda de electrocardiogramas y análisis de laboratorio, quien tiene que hacer un diagnóstico concluyente.

Diagnóstico

No hay pruebas de laboratorio para el diagnóstico de la angina de pecho. Sin embargo, se realizan algunos análisis para detectar o descartar daños en el corazón, así como para comprobar otros problemas, como el hipertiroidismo o la anemia, que pueden forzar el corazón a latir más rápido, usar más oxígeno y provocar la angina de pecho. El diagnóstico de la angina es clínico, no necesita confirmación si los síntomas y la historia clínica general así lo sugieren. El electrocardiograma, fuera del episodio de dolor, es normal en el 50 por ciento de pacientes. Con dolor, casi siempre presenta unas alteraciones características.

Tratamiento

En el tratamiento de la angina de pecho es importante identificar, modificar y tratar las enfermedades no cardiacas (diabetes, hipertiroidismo), los factores de riesgo (hipertensión, tabaquismo, obesidad) y todas aquellas actividades del paciente que suponen una demanda “extra” de oxígeno del músculo cardiaco, como la práctica de ejercicio físico intenso o la forma en la que se realizan algunas tareas cotidianas. El tratamiento médico se basa en el empleo de fármacos que reducen, por mecanismos diferentes, la necesidad de oxígeno del músculo cardiaco y/o aumentan el flujo sanguíneo coronario. Los más utilizados son los nitratos, los betabloqueantes, y los antagonistas del calcio. En algunos enfermos es conveniente realizar procedimientos quirúrgicos de revascularización de las arterias coronarias, gracias a los cuales se garantiza un aporte de sangre adecuado al corazón.

Entre los medicamentos más efectivos y recomendados se encuentran:

  • Nitroglicerina: dilata las arterias coronarias y el dolor suele revertir en minutos. Se toma colocando una pastilla debajo de la lengua o también en spray. Puede dar dolor de cabeza como efecto secundario.
  • Calcioantagonistas o bloqueantes de los canales del calcio: impiden la entrada de calcio en las células del corazón. Esto disminuye la tendencia de las arterias coronarias a estrecharse y el esfuerzo que realiza del corazón, por lo que sus necesidades de oxígeno también disminuyen.
  • Betabloqueantes: actúan bloqueando muchos efectos de la adrenalina en el cuerpo, en particular el efecto estimulante sobre el corazón. El resultado es que el corazón late más despacio y con menos fuerza, y por tanto necesita menos oxígeno. También disminuyen la tensión arterial.
  • Cirugía: En caso de angina inestable o angina estable que se resiste al tratamiento con medicamentos, puede conseguir corregir la obstrucción de los vasos coronarios, bien mediante by-pass (derivación) o, en algunos casos, mediante angioplastia coronaria.

Enlaces Relacionados

Fuentes

  • Campeau L. Grading of angina pectoris. Circulation 1976;54:522.
  • Rifkin RD. Coronary calcification: a neglected clue to cronary artery disease. J Cardiovasc Med 1980;5:343.
  • Margolis JR, Chen JTT, Kong Y. The diagnostic and prognostic significance of coronary artery calcification: a report of 800 cases. Radiology 1980; 137:609.
  • Ryan TJ, Bauman WB, Kennedy JW. Guide-lines for Percutaneous Transluminal Coronary Angioplasty. A report of the American College of Cardiology/American Heart Asociation Task Force on Assessment of Diagnostic and Therapeutic Cardiovascular Procedure. J Am Coll Cardiol 1993;(7):2033-54.
    ategory:Cardiología