Saltar a: navegación, buscar

Arawacos

Arawacos
Información sobre la plantilla
Arawacos.JPG
Concepto:Indios de las Antillas Mayores y de América del Sur

Arawacos. Pueblo amerindio cuyas numerosas tribus habitaban en sus orígenes una zona comprendida entre la actual Florida y las Antillas, y la zona costera de Sudamérica hasta el sur de Brasil. El grupo pertenece a la familia lingüística arauaca o arawaka. Los arawak, también llamados arawacos, fueron los primeros indígenas del continente americano con los que se encontró Cristóbal Colón.

Diseminación

Numerosas tribus arawak habitaban una extensa zona comprendida entre la actual Florida y las Antillas, y la zona costera de Sudamérica hasta el sur de Brasil.

Incluían a los Taínos, que ocupaban las Antillas Mayores y Bahamas, los nepoya y suppoyo de Trinidad y los igneri que se supone habitaban las Antillas Menores y en la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia; antes de la llegada de los caribes, que vivían en la costa este de América del Sur, hasta lo que es actualmente Brasil.

El extremo sur de la difusión arawak se encontró en territorios del extremo noroeste de Argentina a donde antes del siglo XIV había llegado la parcialidad arawak conocida como chané.

Taínos

Indios Arawacos que, en el momento de la exploración por Cristóbal Colón, habitaban las Antillas Mayores (Cuba, Jamaica, La Española, Haití y la República Dominicana), y Puerto Rico) en las Indias Occidentales.

Era el grupo de indígenas más numeroso del Caribe, pudiendo llegar a ser de uno a dos millones en el momento de la conquista. Un pueblo pacífico, ellos habían estado a la defensiva contra los agresivos indios Caribe.

Cuando fueron encontrados por los europeos en el siglo XV, los Taínos practicaban una forma de alta productividad de "tumba y quema [slash-and-burn]" para cultivar sus alimentos básicos: yuca y papas.

Agricultura y Alimentación

El bosque era tumbado y quemado, mezclando las cenizas con el suelo y formando unos montones que podían fácilmente sembrarse, cuidarse y regarse. También se sembraba maíz, frijol, calabaza, tabaco, maní y ajíes, y se recogían algunas plantas silvestres.

Se cazaba para comer aves, lagartos y otros animales; los únicos animales domésticos eran perros y, ocasionalmente, cotorras. Otra importante fuente alimenticia era la pesca y los mariscos.

Asentamiento de Tainos

Características sociales

Los asentamientos Taínos variaban desde familias simples hasta grupos de hasta 3,000 personas, y las casas eran construidas de troncos y techadas con hojas de plantas, especialmente de palmeras. Los hombres usaban taparrabos y las mujeres usaban "enaguas" (pequeñas faldas de algodón o fibras de palmas).

Ambos sexos se pintaban el cuerpo en ocasiones especiales, y usaban aretes, anillos nasales y collares, que hacían de oro. No había mucho más artesanía aparte de alguna alfarería y envases; las rocas y la madera eran trabajados diestramente. Un pasatiempo favorito de los Taínos era el juego de pelota que jugaban en canchas rectangulares ("bateyes").

Tenían un sistema elaborado de creencias y rituales religiosos que incluían la veneración de espíritus (zemíes) por medio de representaciones esculpidas. También tenían un complejo orden social. Su gobierno era por jefes y subjefes hereditarios, y habían clases de nobles, comunes y siervos (o esclavos).

Aspectos históricos

A la llegada de los conquistadores españoles los arawak estaban sufriendo la invasión de sus territorios y la esclavización de sus mujeres y niños por parte de los caribes quienes canibalizaban a los arawak varones adultos, por el sur de América otras parcialidades arawak como la de los "chané" sufrían un proceso similar a manos de etnias como la de los avá, dando lugar por forzada mixogénesis a la población llamada "chiriguanos".

En líneas generales (especialmente en las Antillas) la llegada de los españoles implicó un agravamiento de la situación para los arawak, a punto tal que por las enfermedades traídas de España y las feroces condiciones de esclavización a las que fueron sometidos, la población arawak prácticamente desapareció en algunas regiones del Caribe, aunque en otros lugares se dio un fuerte proceso de mestizaje.

La población arawaca de las Antillas disminuyó y a finales de siglo se había extinguido. Esta catastrófica tasa de mortalidad se debió a la llegada de enfermedades europeas (a las que los arawacos no eran inmunes), a la desaparición de sus fuentes de alimentación y a la crueldad y esclavitud impuestas por los españoles.

Antes de la conquista española, los sistemas ecológicos de las grandes islas, con sus copiosas cosechas y abundancia de peces, junto con las poblaciones compactas y estables, favorecieron el desarrollo de una evolucionada estructura política y social. Una casta de jefes hereditarios gobernaba a otras tres castas, la más baja de las cuales estaba formada por esclavos. Los conflictos entre las castas parece ser que eran mínimos.

En esta sociedad matrilineal (en la que la sucesión se establece por línea materna). La religión presentaba una jerarquía de deidades paralela a la estructura social.

Supervivencia a la conquista

Los grupos arawacos de Sudamérica resistieron mejor el contacto europeo debido a que sus grupos eran más pequeños y estaban más dispersos. Su estructura social también era matrilineal, pero mucho menos compleja.

Los arawacos de tierra firme comerciaban con los holandeses y los ingleses. Durante los siglos XVII y XVIII evolucionaron hacia una agricultura de plantaciones.

En el transcurso del siglo XX, los arawacos comenzaron a aceptar trabajos asalariados para suplir los escasos beneficios de la agricultura, la caza y la pesca.

Aunque su cultura actual refleja diversas influencias externas, este grupo se ha distinguido desde la época prehispánica por su destreza en la alfarería (véase Cerámica), los tejidos, la talla en madera y los metales.

En la actualidad viven unos 30.000 arawacos en Guyana y poblaciones menores en Surinam y en la Guayana Francesa. Otros grupos de habla arawaca se hallan dispersos por diversas partes de Sudamérica.

Idioma

El grupo hablaba lenguas de la familia lenguas arawakanas, que originaria del este de Brasil se expandió por la selva Amazónica y las costas e islas del Mar Caribe. Pueblos arawak llegaron hasta los llanos y costas de Colombia, Guyana y Venezuela, desde donde varios grupos se dispersaron por las Antillas y fueron parte ellos los nativos que encontró Cristóbal Colón cuando llegó a América en su primer viaje.

Los españoles los describieron como personas pacíficas, amables, para diferenciarlos de los grupos hostiles, que llamaron Caribe.

Creencias

A nivel religioso creían en los espíritus del bien y del mal, que podrían habitar tanto cuerpos humanos como objetos naturales. Ellos procuraron controlar estos espíritus por sus sacerdotes o chamanes llamados "bohíques".

El sistema político de los taínos era jerárquico, en el cual las islas fueron divididas en grupos, cada isla a su vez fue dividida en provincias gobernadas por jefes conocidos como caciques. Las provincias fueron a su vez fraccionadas en distritos dirigidos por un subjefe y cada pueblo fue gobernado por una especie de alcalde.

Figura arawaca

Esta figura de un hombre con rostro de pájaro proviene de la cultura de los arawacos. Sus tallas de madera pulida, altamente estilizadas, no se parecen a las de otras culturas prehispánicas.

Enlace Externo

Fuente

Información consultada de la página Web

  • Indias Occidentales » Poblaciones indígenas