Saltar a: navegación, buscar

Arquitectura alemana

Arquitectura Alemana
Información sobre la plantilla
Maguncia.jpg
Concepto:Los estilos que presenta la arquitectura alemana provienen de

diversos grupos étnicos, dentro de los cuales predomina la cultura

germánica.

Arquitectura alemana, provienen de diversos grupos étnicos, dentro de los cuales predomina la cultura germánica. Para entender esto es necesario conocer el origen del país. Alemania es un estado en Europa central que se conformó tras el término del Imperio Alemán, el cual existía desde 1871. El Sacro Imperio Romano Germánico fue antecesor de este, a partir del siglo IX, abarcaba la totalidad o gran parte de lo que es hoy: Alemania, Bélgica, paises bajos, Austria, Luxemburgo, Suiza, parte de Italia, Francia y Polonia.

Primera Arquitectura Importante

Las primeras obras destacadas se elaboran bajo la autoridad del emperador Carlo Magno. El es el impulsor de la Arquitectura Carolingia, esta no tiene una identidad propia sino que es un símil del estilo Bizantino italiano. La capital del imperio Carolingio fue Aquisgrán, allí se desarrolló fuertemente construcción, principalmente en el recinto del palacio imperial.

Arte Románico en Alemania

Durante la baja Edad Media se desarrolla el arte estilo románico. El estilo se desarrolla en Alemania durante los siglos XI y XII. Aunque las formas románicas nacen en Francia, fueron creadas con elementos constructivos y diseños germánicos.

Se emplearon para edificar principalmente templos cristianos, los que fueron levantados en su mayoría en la ribera del Río Rin. Ejemplo de ello es la Catedral de Bamberg.

Arquitectura Estilo Gótico

El estilo Gótico entra al Sacro Imperio desde Francia, siglo XII al XV. Es reformado por los germanos, ellos elaboran una versión propia del arco ojival. El modelo gótico que usan para diseñar edificios es único en Europa, dan más importancia a la forma lograda que a la técnica de construcción. Buscan incansablemente reflejar sus propios sentimientos en las formas de sus obras y lo logran. Vea la [[Caterdral de Colonia]].

Renacimiento Alemán

En los siglos XVI y XVII llega el movimiento renacentista desde Italia. Influye en un amplio ámbito del quehacer científico y artístico, sin embargo, para la arquitectura no es influencia notable. Mientras otras regiones de Europa buscan imitar el estilo antiguo de los griegos, tal como propone el arte renacentista, los arquitectos alemanes están preocupados de consolidar su identidad germánica.

Comienzos del siglo XX

La arquitectura alemana marcó importantes pautas durante los primeros treinta años del siglo XX. Los impulsos más fructíferos partieron de Weimar y Dessau, donde en los años veinte se fundó la Bauhaus y se desarrolló el estilo que lleva su nombre. Esta corriente, cuyos inspiradores fueron Walter Gropius y Ludwig Mies van der Rohe, se difundió en todo el mundo. Hoy en día se encuentran obras maestras de esta síntesis del arte, la técnica y la funcionalidad en todos los continentes.

Segunda mitad

La arquitectura alemana contemporánea posterior a 1945 estuvo durante largo tiempo muy coartada por su difícil situación de partida. Las ciudades destruidas por los bombardeos tenían que ser rápidamente reconstruidas. Millones de personas necesitaban un techo bajo el que cobijarse. En semejantes circunstancias la calidad arquitectónica no podía ser un factor prioritario; prevaleció una arquitectura funcional, basada en los criterios económicos del sector inmobiliario y escasamente interesada en el diseño de la vivienda y el entorno laboral, cuyas consecuencias todavía saltan a la vista en muchos sitios.

Ya en los años sesenta empezaron a proliferar en la parte occidental de la Alemania dividida las quejas contra las monótonas ciudades dormitorio y los lóbregos polígonos industriales de la periferia de las ciudades y contra las edificaciones indiscriminadamente empotradas en los cascos urbanos. Se llegó a hablar incluso de la “inhospitalidad” ([[Alexander Mitscherlich]]) de los centros urbanos, hasta que a mediados de la década de los setenta empezó a priorizarse política y socialmente un urbanismo regenerativo.

En aquella misma época se cometieron en la antigua RDA iguales o peores despropósitos arquitectónicos y atentados urbanísticos. Se derribaron o abandonaron valiosos edificios antiguos, la mayoría de ellos en los centros urbanos. Los escasos recursos destinados a la construcción de viviendas fluyeron a grandes barriadas periféricas de anodinos edificios montados a base de planchas prefabricadas. Salvo contadas excepciones, los arquitectos apenas tuvieron oportunidad de llevar adelante una arquitectura contemporánea que entroncase con otras corrientes internacionales.

Actualidad

Hoy en día la arquitectura alemana se caracteriza por la innovación de sus planteamientos, siempre a escala humana. Más de un buen edificio debe todavía su calidad al estilo y al pensamiento de la Bauhaus. Pero también se vienen construyendo edificios muy logrados al hilo de las tendencias más recientes, como por ejemplo los edificios de alta tecnología, en los que importantes elementos funcionales como los ascensores, escaleras mecánicas y tuberías de distribución se dejan a la vista y a la vez operan como elementos decorativos, para lo cual con frecuencia también se recurre al color. Hoy el postulado de la mera funcionalidad se rompe con todo un abanico de referencias visuales, tales como capiteles, cornisas u ornamentos de estilo modernista, en consonancia con la idea de la arquitectura como arte.

Máximos representantes de la arquitectura alemana contemporánea

  • Gottfried Böhm, el primer arquitecto alemán que obtuvo el “Pritzker

Architecture Prize” (1986).

  • Günter Behnisch, que proyectó las instalaciones de los Juegos Olímpicos

de Múnich y el nuevo salón de plenos del Bundestag Alemán en Bonn (1993).

  • Frei Otto, célebre por sus construcciones de techos colgantes atirantados

y sus propuestas de arquitectura ecológica.

  • Josef Paul Kleihues y Hardt-Waltherr Hämer, directores de planificación

de la Exposición Internacional de Arquitectura (IBA) de Berlín, que han influido de forma decisiva tanto en el debate sobre la nueva arquitectura como en el tratamiento de los barrios antiguos.

  • Volker Staab, autor de la Pinacoteca Moderna de Múnich y del Museo Georg

Schäfer de Schweinfurt, dos auténticos hitos en el panorama actual de la arquitectura de museos.

  • Axel Schultes, ganador en 1993 del “Concurso internacional de ideas

para la urbanización del arco del Spree” convocado en Berlín y autor, junto con Charlotte Frank, del edificio de nueva planta que alberga la Cancillería Federal en esta zona de la capital.

Fuentes