Saltar a: navegación, buscar

Artritis

La Artritis Reumatoide (AR) es una enfermedad crónica que origina dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de función en las articulaciones y puede tambien acompañarse de inflamación en otros órganos.

Artritis
Información sobre la plantilla
Foto de Artritis.JPG
Concepto:Enfermedad degenerativa de las articulaciones que causa inflamación y/o desgaste de las mismas.

Artritis

La artritis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones. Se basa en la inflamación o desgaste de una articulación. Puede darse tras una lesión cuya cura no terminó como debería, o por el acumulamiento excesivo de ejercicio en las articulaciones.

También se desconocen muchas de sus causas. Su riesgo, dependiendo de lo desenvuelta que ésta se encuentre, puede ser letal, lo que llega a inmovilizar por completo la parte del cuerpo en la que se dé. En algunos casos, avanza por todo el organismo e impide una vida normal y la posterior discapacidad del movimiento en todo el cuerpo. Puede tratarse o incluso curarse, si dicha enfermedad no está muy avanzada, con tratamientos especializados y sesiones de terapia. Hay los siguientes tipos:

  • Osteoartritis (Artrosis): Es una deformación producida por el desgaste de los cartílagos entre los huesos, de tal manera que estos cartílagos desaparecen provocando que se rocen los huesos unos con otros, principalmente en las extremidades.Lo que provoca dolor en las manos pies etc.
  • Artritis reumatoide: Que a diferencia de la anterior se extiende a todo el cuerpo inflamando los cartílagos y la membrana sinovial alrededor de las uniones de los huesos, produciéndose la salida del líquido sinovial(liquido grasoso que sirve para lubricar y proteger contra el roce y desgaste de los huesos).

Síntomas

La artritis tiende a debilitar los huesos y a doblar las articulaciones, causando un grandolor al paciente y ocasionando la limitación de movimientos
  • Limitación de movimientos.
    Estructura de las articulaciones y lugares donde tiende a manifestarse la artritis
  • Hinchazón de las articulaciones.
  • Dolor en la articulación.
    La artritis tiende a inflamar la articulación causando gran dolor y limitando los movimientos de la misma.
  • Temblor en extremidades.
  • Pérdida progresiva de fuerza.
  • Deformación de la parte del cuerpo afectada (manos, pies, etc), incrementándose con el tiempo impidiendo a la persona moverse con libertad.

Existen numerosas enfermedades y síndromes que pueden producir artritis, entre ellos:

  • Artritis por micro-cristales: la padecen los afectados por gota.
  • Artritis neuropática: producida por lesiones del sistema nervioso.
  • Artritis reumatoide y sus variantes: de origen multifactorial.
  • Artritis infecciosa(Artritis séptica): de origen bacteriano, vírico, micótico o parasitario.
  • Enfermedades sistémicas: como las de origen cutáneo]](artritis psoriásica), digestivo (artritis asociada a enfermedad inflamatoria intestina), neuropático (artritis neuropática).
  • Artritis reactiva: en respuesta a múltiples factores.

Tratamientos

La ortopedia molecular constituye la forma principal de curar o mantener limitada la enfermedad.

El tratamiento para pacientes con AR ha mejorado espectacularmente en los últimos 25 años, pudiendose ofrecer a la mayoría de los pacientes una considerable mejoría de sus síntomas y el mantenimiento de su capacidad funcional en niveles casi normales.

No existe un tratamiento curativo para la AR; el objetivo del tratamiento es conseguir remisiones o situaciones de casi remisión de los pacientes y el mantenimiento de su capacidad funcional y de su calidad de vida.

El éxito del tratamiento de la AR depende de su diagnóstico precoz y de una terapia agresiva antes de que se produzca un deterioro funcional o un daño irreversible en las articulaciones.

Inicialmente pueden usarse drogas antiinflamatorias, pero los pacientes con AR y tumefacción persistente en las articulaciones son candidatos para el tratamiento con drogas capaces de modificar el curso de la enfermedad.

Entre estas drogas se incluyen el Oro intramuscular, Metotrexato, Cloroquina, Sulfasalacina, Azatioprina y D-Penicilamina. Puede ser necesario añadir pequeñas dosis de córticoesteroides para controlar los síntomas, mantener la funcionalidad y ayudar a ralentizar la progresión de la enfermedad.

Para las manifestaciones extraarticulares, pueden requerirse tratamientos con dosis elevadas de córticoesteroides y otras drogas. El ejercicio es importante para mantener la función. La aplicación de calor y frío y la protección articular pueden disminuir el dolor.

El tratamiento óptimo todo a lo largo de la enfermedad, depende de un abordaje multidisciplinario de la misma, incluyendo educación del paciente y la participación de otros agentes sanitarios, incluyéndose reumatólogos, médicos de atención primaria, enfermería, rehabilitadores, psiquiatras y cirujanos ortopédicos.

Los espectaculares resultados del reemplazamiento articular total (especialmente para cadera y rodilla), puede lograr que pacientes con enfermedad muy avanzada, continúen conservando movilidad y capacidad funcional.

Ver También

La Gota

Fuente

Información sobre artritis en MedlinePlus

Información sobre artritis

La artritis

Artritis y su tratamiento

Todo sobre la artritis

Que es l artritis

Enlaces externos