Saltar a: navegación, buscar

Ascáridos

 

Ascáridos en el perro
Información sobre la plantilla
Acari.jpg
Ascaris lumbricoides
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Clase:nematodos
Familia:ascáridos
AscáridosEntre los parásitos del intestino, las lombrices más comunes son los ascáridos, los oxiuros y los anquilostomas, todos ellos frecuentes en el perro.

El ascárido en los perros

El ascárido del perro, un gusano cilíndrico de unos 10 cm. de largo, contamina los cachorros a partir de la madre. Dentro del cuerpo de la madre, los Ascáridos están activos y los cachorros se contaminan antes de nacer, o a través de las mamas maternas. Si los Ascáridos han contaminado a los cachorros antes de nacer, al alcanzar las dos semanas de vida, se desarrollan los imagos y los huevos salen del cuerpo con las heces. También se dan casos en los que la larva de Ascáridos entra dentro del tubo digestivo del cachorro, atraviesa el estómago y pasa al hígado o al plumón. Las larvas que han salido del cuerpo al toser, se vuelven a tragan y regresan al tubo digestivo donde se desarrollan nuevos imagos que producen nuevos huevos y así se repite el ciclo.

Síntomas

Apetito desigual, adelgazamiento, alternancia de diarrea y estreñimiento, vómito, prurito anal, fenómenos nerviosos, pelo sin brillo. Si el órgano parasitado es el pulmón, se produce tos aguda.

Prevención

Cuando se contamina los cachorros sólo evacuan los huevos del gusano. Cuando se contamina el perro adulto, los Ascáridos no desarrollan los imagos, y se quedan en la fase de larva dentro del cuerpo del perro, es decir, permanece como durmiendo. Cuando la hembra está embarazada, la larva se despierta y se evacua a través de la placenta o las glándulas mamarias, contaminando así los cachorros. Por ese motivo se considera que se deben exterminar los Ascáridos obligatoriamente en los cachorros, actuando dos veces hasta las 8 semanas, y luego cada tres meses.

Sanidad

Si los niños humanos ingieren los huevos, la larva de Ascárido se mueve dentro del cuerpo, aunque rara vez llega a los ojos y causa una enfermedad peligrosa. Conviene acostumbrar a los niños a lavarse las manos después de jugar con los perros. No permitir que toquen las heces de los cachorros o de hembras embarazadas, por lo que se deben recoger las heces inmediatamente. Sin embargo, los huevos que acaban de evacuarse con las heces, no contaminan enseguida a los humanos. Las heces son más peligrosas cuando pasa un cierto tiempo. También es mejor evitar que los niños pequeños estén en contacto con el cachorro y la hembra embarazada.

Referencias