Bernardo O'Higgins

De EcuRed
Bernardo O'Higgins Riquelme
Información sobre la plantilla

Bernardo O´Higgins

Director Supremo de Chile
16 de febrero de 1817 - 28 de enero de 1823
PredecesorJosé Miguel Carrera
SucesorRamón Freire Serrano
Comandante en Jefe del Ejército de Chile
27 de abril de 1819 - 28 de enero de 1823
PredecesorJosé Miguel Carrera
SucesorRamón Freire Serrano
Datos Personales
NombreBernardo O'Higgins
Nacimiento20 de agosto de 1778
Chillán Viejo, Bandera de Chile Chile
Fallecimiento24 de octubre de 1842
Lima, Bandera de Perú Perú
OcupaciónMilitar
PadreAmbrosio O'Higgins
MadreIsabel Riquelme

Bernardo O'Higgins Riquelme. Político, militar y prócer chileno, que dirigió al Ejército en su lucha por la emancipación del dominio español, y se convirtió en el primer jefe del Estado chileno desde su cargo de director supremo.

Contenido

Síntesis biográfica

Nació el 20 de agosto de 1778 en Chillán Viejo. Su padre era un irlandés al servicio de la corona de España, que fue Intendente de Concepción, don Ambrosio O'Higgins y su madre doña Isabel Riquelme.

Sus primeros estudios los hizo en el internado para nobles que funcionaba en el Colegio de Naturales de Chillán, y en 1790 fue enviado por su padre - quien ya era Gobernador de Chile -, a Lima, donde fue matriculado en el colegio Del Príncipe.

San Martín y O'Higgins pasando los Andes
San Martín y O'Higgins pasando los Andes

Siguiendo las instrucciones de su padre, se dirigió a Cádiz y de allí a Inglaterra, donde estudió en una academia inglesa y donde, además de materias científicas como geografía, botánica o matemáticas, aprendió francés, música, pintura y esgrima. Durante su estancia de tres años en Gran Bretaña creció en él el interés por la política. En este sentido, la relación con el prócer venezolano Francisco de Miranda le introdujo en la senda revolucionaria.

Enterado su padre, ya virrey del Perú, dejó de protegerle, aunque a su muerte resolvió legarle la mayor parte de su fortuna. Regresó a Chile en 1802 y hasta 1810 se dedicó a la hacienda que le dejó su padre, la cual engrandeció notablemente. Ocupó cargos públicos, como el de procurador del cabildo de Chillán, pero al propio tiempo se mantuvo en la tarea de fomentar el ideal de la Independencia.

El 18 de septiembre de 1810 colaboró activamente con Juan Martínez de Rozas en la creación de un cuerpo de milicias y la convocatoria de un Congreso Nacional, para el que obtuvo el acta de diputado por Los Ángeles. Luego se trasladó a Santiago y se integró en el Tribunal Superior de Gobierno. Siguió después una confusa etapa en la que las luchas políticas se mezclaron con asonadas militares, que desembocaron en un proceso legislativo más activo y liberalizador. El golpe militar de José Miguel Carrera le condujo a la cuarta Junta Gubernativa, pero las intrigas y desavenencias provocaron el cansancio de Bernardo O'Higgins, quien se retiró a los trabajos de su hacienda.

El desembarco de Antonio Pareja el 26 de marzo de 1813 en San Vicente modificó de nuevo sus planes, pues hubo de alzarse en armas contra la intentona realista. Muerto el brigadier Pareja y derrotadas sus fuerzas, los realistas se concentraron en Chillán y contra ellos avanzó O'Higgins, pero la posición se mantuvo y los patriotas tuvieron que retirarse. Las guerrillas realistas se extendían por la región. Mostró valor personal y de estratega en diversos combates, que le condujeron al generalato en 1814. Continuó la guerra contra los españoles, pero hubo de aceptar el convenio de Lircay, que supuso una tregua en las operaciones.

La llegada de refuerzos para los españoles selló la reconciliación entre Bernardo O'Higgins y José Miguel Carrera, quienes decidieron unir sus fuerzas para concentrarse en la defensa de la estratégica Rancagua. La caída de la ciudad originó una crisis política profunda que se saldó con la huida de muchas familias patriotas hacia Argentina, entre ellas la de O'Higgins. El desastre de Rancagua puso fin al período de indecisiones conocido como la Patria Vieja.

Huida hacia Mendoza

Piocha de O'Higgins
Piocha de O'Higgins

O'Higgins huyó con la mayoría de sus seguidores y cruzó los Andes hasta el actual territorio argentino. Los combatientes por la independencia chilena fueron vencidos por los ejércitos realistas, y el territorio chileno se mantuvo durante los tres años siguientes bajo dominio español. Mientras tanto, O'Higgins se unió al general José de San Martín, con quien regresó para derrotar a los realistas en la batalla de Chacabuco el 12 de febrero de 1817.

Director Supremo de Chile

El 16 de febrero, después de que José de San Martín rechazara dos veces la elección de Director Supremo hecha por una Asamblea de notables en Santiago, O´Higgins es proclamado por aclamación Director Supremo del Estado de Chile.

Su primera preocupación, luego de organizar el gobierno, se dirige a reforzar el poderío bélico de Chile. Confiere poderes, el 8 de marzo, a Manuel H. de Aguirre para gestionar en Estados Unidos la compra de buques de guerra. El 16 de marzo decreta la instalación de la Academia Militar, destinada a la preparación de oficiales para el ejército. El 22 de marzo ordena retirar del frontis de las casas los escudos nobiliarios. El 13 de septiembre decreta la abolición de los títulos hereditarios. Aprueba, el 18 de octubre, la nueva bandera nacional, la misma existente hasta hoy.

Gobernó autoritariamente durante los seis años siguientes, bajo un marco legal, y trató de liberalizar la sociedad chilena, pero se alejó del clero católico por su tolerancia hacia los protestantes y enfureció a los terratenientes aristócratas por tratar de abolir leyes e instituciones (principalmente el mayorazgo) que protegían sus patrimonios.

La abdicación

Peso Chileno con la imagen de O'Higgins
Peso Chileno con la imagen de O'Higgins

El asesinato de Manuel Rodríguez, el 26 de mayo de 1819, significó otro rudo golpe al prestigio del gobierno del Director Supremo, pero éste sigue imperturbable dedicado a sus labores de gobernante. El 4 de septiembre fue fusilado en Mendoza José Miguel Carrera, hecho que es celebrado como triunfo propio por O´Higgins y su gobierno, pero que contribuye a hacer más profundas las grietas que dividen la sociedad chilena.

En 1822 contrata un empréstito en Inglaterra para satisfacer las necesidades del erario nacional e impulsar nuevas obras de progreso. En el curso de este año, el aislamiento de su gobierno se va haciendo progesivamente mayor. la dictación de la Constitución Política promulgada el 30 de octubre de ese año es vista por la opinión pública como el levantamiento de provincias y, pese a que O´Higgins cuenta con fuerzas militares que le son fieles y con los recursos del empréstito inglés que ya han llegado al país, deseando evitar una guerra civil, renuncia al mando en una Junta de Gobierno el 28 de enero de 1823.

El exilio en el Perú

Monumento a Bernardo O'Higgins en Santiago de Chile
Monumento a Bernardo O'Higgins en Santiago de Chile

El 17 de julio de 1823, rodeado de honores, se embarca en Valparaíso con rumbco al Callao, alejándose de Chile, al cual ya no volverá más. En Perú se le reconoce, el 20 de agosto de 1824, el grado de General en el Ejército de la Gran Colombia, incorporándose al Gran Consejo de Generales del Ejército Unido Libertador, desde el que interviene, a las órdenes de Simón Bolívar, en la campaña de Ayacucho.

En cambio, en Chile, el 24 de mayo de 1826 es dado de baja del Ejército, acusado de conspirar, y por haber expirado los dos años del permiso concedido para ausentarse del país. Se establece en 1828 y hasta diciembre del año siguiente en su hacienda de Montalván que, con la de Cuiya, ambas en el valle de Cañete, le han sido donadas por el Estado del perú en recompensa por los servicios prestados a la independencia de ese país, y cuya proopiedad le es confirmada por el Congreso peruano el 24 de noviembre de 1832.

El 8 de agosto de 1839, el gobierno de Chile le restituye, el grado de Capitán general del Ejército, con la antigüedad que por nombramiento le correspondía. El 6 de octubre de 1842, el Congreso chileno le reconoce el derecho a gozar de sus sueldos, pese a residir en el extranjero.

Muerte

A las 12 y media del día 24 de octubre de 1842 fallece en Lima, siendo sepultados sus restos con los honores militares correspondientes a su rango. Un mes después, el 26 de noviembre, en la iglesia limeña de San Agustín se celebran una solemne honras fúnebres, a las que asisten el vicepresidente del Consejo de gobierno y el cuerpo diplomático , cubierto por las banderas de Chile, Perú y Argentina.

Sus restos, que hoy descansan en el Altar de la Patria, frente al edificio de La Moneda fueron repatriados en 1869.

Fuentes