Biblioteca Rolando Hernández Lemus (Fomento)

De EcuRed
Biblioteca Municipal Rolando Hernández Lémus
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba

Institución cultural cubana.
Fundación:1972
Tipo de unidad:Cultura
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Fomento, Santi Spíritus, Bandera de Cuba Cuba
Biblioteca Municipal Rolando Hernández Lémus. Institución cultural situada en el municipio cubano de Fomento, encargada de promover el buen hábito de la lectura entre los habitantes de la comunidad.

Contenido

Historia del centro

Teatro Baroja.
Teatro Baroja.

La Biblioteca como parte orgánica de la sociedad, ha jugado un papel importante en el desarrollo político-ideológico y cultural de las masas a través de todos los tiempos, pues en ellos se guardan los tesoros más preciados (los libros) único medio que tiene la sociedad de desarrollarse intelectualmente por la trascendencia que poseen éstos en toda la humanidad.

Hoy se cuanta gracias a la Revolución Cubana con un buen número de Bibliotecas, escolares, especializadas (medicina) que posibilita, que la comunidad cubana, se pueda desarrollar intelectualmente, disfrutar en la Biblioteca de otras actividades que le proporcionan un disfrute sano del tiempo libre y de un foco de animación cultural permanente.

Antes del triunfo de la Revolución Cubana, el libro no estaba al alcance de todos. La función básica de las Bibliotecas era atesorar las colecciones y brindar servicios a un reducido grupo de usuarios, no existía la divulgación de los fondos, ni el bibliotecario estaba en función de hacer promoción.

El municipio de Fomento tuvo un pobre antecedente bibliotecológico, no existía personal bibliotecario preparado para este fin, ni Bibliotecas Públicas.

Antecedentes antes de 1959

Antes de 1959 existían algunas instituciones que brindaban servicios de prestamo de libros internos.
El Casino Español: Estaba ubicado en Céspedes # 165 entre Máximo Gómez y María de la Caridad Martínez. Llamado también La Colonia Española.
Sociedad para gallegos y personas blancas de la pequeña burguesía del municipio. Contaba con una pequeña colección de libros que estaban al alcance de los socios, los que cada tarde asistían a la sociedad a leer, como un medio de distracción y en algunos casos se llevaban los libros para sus hogares. Esta pequeña biblioteca, era atendida por los propios miembros de la junta directiva del Casino, sin una clasificación propia de las Bibliotecas.

El Liceo: Se encuentra ubicado en calle Martí, entre Juan Bravo y Juan Bruno Zayas. Era una sociedad para blancos adinerados, médicos, personalidades de la burguesía de la época. Este Liceo contaba con una buena colección de libros a disposición de los socios, las que hacían buen uso de ellas, al igual que el Casino Español, era atendida por los propios miembros de la Junta Directiva, no existía un control de los préstamos; ya que no había como tal un Bibliotecario que atendiera dicha actividad, eran los propios socios quienes se servían del fondo. Existían grandes libreros en casa de algunos médicos, que podían considerarse como bibliotecas particulares, estas eran consultadas por personas relacionadas con esta rama y que a la vez tuviera buena relación con dicho dueño. Se destacan como buenos lectores los doctores Chaucho, Brok, Martí y Rodríguez. También existieron protocolos privados en casas de abogados y en bufetes particulares, eran consultados para facilitar propiedades, escrituras, etc. a personas que lo solicitaran, por lo que podemos decir que hacían función de Bibliotecas. En la escuela de las Monjas existían gran cantidad de libros a disposición de sus alumnos y del personal existente allí.

Revolución en el poder

Triunfa la Revolución en 1959 y con ella se inicia en el país un trabajo profundo, para crear Bibliotecas y satisfacer las necesidades de la población y con ella iniciar el desarrollo político e ideológico de la comunidad. En la calle Céspedes con el número 115 existió al triunfo revolucionario un ayuntamiento, a petición de Ernesto Che Guevara, se creó en éste lugar una Biblioteca al servicio de la población.

A medida que aumentan los años de la Revolución Cubana, aumentan las posibilidades, para crear con más condiciones lo que necesita la pueblo cubano, en 1964 en la calle Céspedes, en el lugar que ocupó el antiguo Teatro Baroja se instaló una Biblioteca Escolar, pero pudimos indagar que no solo hacía esta función, sino que servía a toda la población, haciendo función de Biblioteca Pública, tenía una colección extensa de todas las materias, posteriormente se eliminó parte de ella al cumplirse una orden de retirar de la Colección todos los libros con tendencias religiosas. Se perdieron ejemplares muy valiosos que afectó el contenido de dicha colección, esta era atendida por una maestra, que atendía su profesión y funcionaba también como bibliotecaria, ella impartía clases de preescolar por la mañana y tarde y por las noches trabajaba en la Biblioteca, después se incorporó otro bibliotecario que también era maestro y sucesivamente otro más hasta que la misma fue desintegrada y su fondo es dividido y llevado para las escuelas con el objetivo de crear en cada una de ellas Bibliotecas escolares.

Centro actual

En 1972 se inaugura en el municipio una Biblioteca Pública que lleva el nombre del mártir fomentense Rolando Hernández Lemus caído en la loma de Fomento bajo las órdenes del Comandante Ernesto Che Guevara. Esta Biblioteca se encontraba ubicada en dos habitaciones de la antigua casa de Cultura sito en Máximo Gómez #105, poseía un fondo pobre y un local pequeño, pero estaba acorde a la necesidad del momento, porque la población no tenía hábito de visitar este centro. Sus fundadores fueron Nereida García Cruz y Marcelo Donate quienes pasaron adiestramiento en la Biblioteca de Trinidad y Placetas respectivamente, ambos hicieron un arduo trabajo con la población, para lograr afluencia de público e incrementar el fondo, ya que en aquellos momentos eran enviados por el Departamento de Selección y Adquisición de la Biblioteca Nacional y lograron su objetivo, rápidamente la población acudió a su llamado y fue creciendo la Biblioteca en documentos y usuarios resultando pequeño el tamaño del local, ya en el portal se agrupaban lectores en espera de que se desocupara la única mesa que existía. Este pequeño local contaba con una sala para niños y jóvenes y una para adultos.

En el transcurso de los años se van desarrollando las condiciones y posibilidades de crecer en personal, es así que en 1979 la plantilla aumenta a cuatro trabajadores con dos técnicas egresadas de la Biblioteca. Por la política cultural trazada en el país a raíz del II Congreso del Partido Comunista de Cuba fue creado el Módulo Cultural en el poblado en 1981.

Constituyéndose las Diez Instituciones Culturales Básicas, dentro de ellas la Biblioteca, por lo que se le asigna un local más amplio ubicado en la calle Martí #23, de él podemos decir que fue construido por un doctor llamado Donnovech en el cual situó su consultorio, después vivió un abogado Matancero, más tarde pasó a ser junta electoral Municipal. La cual presidió todas las elecciones de los distintos gobiernos anteriores al 1959. Con la tarea de Fomento por el Ejército Rebelde fue quemada toda la documentación. Después del triunfo de la Revolución pasó a ser casa de vivienda, sus moradores abandonaron el país cuando ocurrió los sucesos del Mariel, fue utilizado para oficinas del censo de población y viviendas en 1981 y después designado para la Biblioteca Pública.

Continúa aumentando el fondo de la Biblioteca. Las actividades de promoción se hacen con más calidad ya que el personal se prepara más, se profundiza las variedades de actividades como la demostrativa de plantas ornamentales, demostrativa de coctelería, de Bailes y Música Cubana, demostrativa de modas etc. Crecemos en el número de usuarios inscriptos, en 1987 llegamos a tener 1250.

Con la llegada del Periodo Especial se dificulta algunos materiales para encaminar el trabajo técnico, el incremento de las colecciones es más lento, a pesar de que las exigencia es mayor pues en 1996 ya se contaba con 3063 usuarios inscriptos.

Las condiciones del local proporcionan la Departamentación quedando de la siguiente forma:

  • Departamento de Procesos Técnicos incluyendo Hemeroteca
  • Departamento de Servicio al público integrado por:

Esta amplitud ocasiona el aumento de Plantilla, aumentando esta a 10 trabajadores.

El fondo existente ascendió a cuatro mil libros por lo que de manera General satisfacía las necesidades de la población, la colección aumenta constantemente por la compra de libros efectuados en la librería así como las publicaciones seriadas, se incrementan las actividades con niños y jóvenes y por iniciativas de sus trabajadores se hace de carácter permanente. La actividad de Escriba y Lea, haciéndose favorita entre los usuarios que la visitan y reconocida por personalidades de la Cultura que han visitado el municipio y han amenizado dicha actividad entre ellos, Alberto Palanca, Benchi Chiromájova, Uberal Herrera, etc. De la opera nacional y de provincia por el Trío Los Príncipes, Miraflores entre otros, además de los aficionados de la Casa de Cultura de Fomento|Casa de Cultura de la localidad, los panelistas son usuarios aventajados en el saber y el moderador una bibliotecaria.

Cantidad de títulos literarios

En 1986 contábamos con un fondo de 6485 documentos y se mantuvo el Trabajo de Promoción y Técnico por el personal que ya en esa fecha ascendía a 5 técnicos graduados.

Ya en 1989 la institución contaba con 6331 documentos en titular, el local era insuficiente y por decisión del Gobierno y el Partido se nos asignó el otrora Teatro Baroja que fue escenario de grandes personalidades del arte en la Isla y de otros como México, Argentina, España, etc., además tomado por el Ejército Rebelde en la Lucha insurreccional en Fomento.

La preparación técnica de los trabajadores ha proporcionado el trabajo investigativo en la Institución coadyuvando la búsqueda de nuevas soluciones y aportes al quehacer cultural, en el año 2010 la Biblioteca tuvo en acervo 10831 títulos con 29366 V. Y un colectivo de 17 trabajadores.

Sucursales

Por la trascendencia histórica de la zona de Pedrero aprobaron crear una Biblioteca Sucursal en ese poblado inaugurándose el 15 de diciembre de 1987, la misma fue fundada por la Técnica Odalys Quintana y dos auxiliares, Belkis Milián Montero y Rosaida Carpio; esta Sucursal cumple una importante función en la Comunidad por considerarla una institución de Información y de Animación Cultural.

En 1988 surge la creación de otra Biblioteca Sucursal en el Plan Turquino y se hace en la zona de Gavilanes con la Plantilla de una Técnica que procesaba en la Municipal el fondo y una auxiliar que atendía la Biblioteca de forma permanente. En esta comunidad se consolidó un trabajo de animación y promoción con el Médico de la Familia, el Dr. Sinecio, este compañero posee gran sensibilidad para el trabajo Cultural y el fondo existente allí se formaría mediante charlas, comentarios, etc.

En el año 2010 se crea una Sucursal en la zona de Agabama (Fomento) a petición de los pobladores de ese Consejo Popular con el fin de proporcionar allí un ambiente cultural donde la Biblioteca fuera el centro de atención de ellos.

La institución cuenta también con 23 minibibliotecas en diferentes zonas campesinas, CPA, centros de trabajo, zonas montañosas como Alto Jobo, Cuarto Congreso (Fomento), Sierra Alta (Fomento), Jíquima (Fomento), trabajo este muy interesante pues se ha logrado llevar el libro a personas que por diferentes condiciones no tienen la posibilidad de visitar nuestra biblioteca. Este trabajo fue posible por la condición que se hizo con el ómnibus de Cine Móvil que brindó su cooperación y nos posibilitó hacer las coordinaciones para la creación de nuevas minibibliotecas, cambios de colección y visitas.

Reconocimientos

De manera general el Trabajo de la Institución ha sido reconocido por instancias superiores, se cuenta con diplomas y reconocimientos otorgados por el trabajo cultural y sindical, posee la distinción de Centro Moncadista y con la aparición de los recursos necesarios para el trabajo en la Biblioteca se fortalecerá aún más.

Fuentes

  • Joven Club de Computación y Electrónica Fomento II
  • Biblioteca Pública Municipal Rolando Hernández Lemus
  • Historiador de Fomento Bárbaro Pérez