Cálculo económico

De EcuRed
Cálculo económico
Información sobre la plantilla
Concepto:Conjunto de criterios y operaciones que en una economía dada sirven tanto para calcular los precios de los bienes como la asignación de los recursos
Cálculo económico. Conjunto de criterios y operaciones que en una economía dada sirven tanto para calcular los precios de los bienes como la asignación de los recursos.

El cálculo económico es un método de gestión económica planificada en las empresas socialistas basado en la confrontación monetaria de los gastos y resultados de la actividad económica propia en la compensación de los gastos de las empresas mediante sus propios ingresos, en la rentabilidad, en el interés material y en la responsabilidad de la empresa y de sus trabajadores. Su tarea fundamental es garantizar el cumplimiento y sobrecumplimiento de los planes por parte de las empresas (uniones) en todos los indicadores, con la mayor cantidad de gastos de recursos laborales, materiales y monetarios.

Contenido

Introducción

El cálculo económico es el sistema por el cual las fuentes productores pueden distinguir qué caminos seguir y cuales dejar de lado. A través del sistema de precios, el cálculo económico forma rentabilidades mostrando cuáles son los procesos productivos que llevan a la mejor asignación de los factores de producción. Como en última instancia los precios dependen de las preferencias de los individuos, las rentabilidades indicarán cuáles son los bienes y servicios que más urgentemente son requeridos por la sociedad.

Las empresas organizadas según el principio del cálculo económico se diferencian de las empresas o instituciones cuyos gastos se cubren mediante asignaciones presupuestarias, en que los gastos derivados de la actividad de la empresa se han de cubrir con los recursos obtenidos mediante la realización del producto fabricado, y los beneficios han de tener el mismo origen. En el cálculo económico encuentran su reflejo las relaciones económicas que existen:

  1. entre las empresas y el Estado socialista,
  2. entre las propias empresas,
  3. entre las empresas y su personal.

El cálculo económico contribuye a que se cumplan con éxito los planes de las empresas y, por consiguiente, el plan de la economía nacional en su conjunto. Los elementos fundamentales del cálculo económico interior son la contabilidad de los gastos en forma monetaria y su cotejo con las tareas planificadas y los resultados económicos; el estimulo material de los trabajadores que hayan alcanzado mejores índices en la economía de recursos y en la reducción de los costos de taller, etc.

Objetivos

  • Servir de instrumento para cumplir la ley económica fundamental y el resto de las leyes económicas del socialismo, y contribuir a dar cumplimiento a las exigencias del desarrollo planificado de la economía nacional.
  • Estimular la economía del trabajo, las movilización de las reservas internas de las empresas, la acumulación socialista y la ampliación constante de la producción.
  • Fortalecer la disciplina financiera.

¿En qué está basado?

Se basa en la utilización consciente de las leyes económicas objetivas que actúan en el período de transición y en el socialismo, entre ellas:

  • la Ley económica fundamental del Socialismo,
  • la Ley del desarrollo planificado,
  • la Ley de la economía del trabajo,
  • la Ley del valor y
  • la Ley de la distribución con arreglo al trabajo.

Se basa, igualmente, en la propiedad social socialista sobre los medios de producción.

Condiciones indispensables para su aplicación

Para aplicar el cálculo económico, son indispensables varias condiciones. En primer lugar, la empresa organizada sobre la base del cálculo económico posee cierta independencia económica operativa en el marco del plan general del Estado. Ello se manifiesta en el hecho de que cada empresa estatal recibe del Estado socialista los medios necesarios (básicos y rotativos), y puede utilizarlos según propia iniciativa para aprovecharlos del mejor modo posible, y cada empresa cooperativa es dueña de determinados medios. Para cumplir su plan de producción, la empresa tiene derecho a concertar acuerdos económicos con otras empresas.

La autonomía de la empresa organizada bajo el régimen del cálculo económico encuentra también su reflejo en el derecho a recibir créditos bancarios para hacer frente a necesidades temporales, etc.

Principios

  1. Autogestión financiera y rentabilidad.
  2. Independencia económico- operativa.
  3. Interés y responsabilidad material.
  4. Control por el dinero.

En un grado u otro, los principios del cálculo económico se aplican en el interior de las empresas (en los talleres, en los sectores de producción, en las brigadas).

Sistemático control financiero

Otro de los principios del cálculo económico estriba en el sistemático control financiero (control por medio del rublo), de la actividad económica de las empresas. El control por medio del rublo se lleva a cabo por otras empresas a tenor de acuerdos económicos. Las relaciones contractuales permiten concretar las tareas planificadas correspondientes a las empresas. El cumplimiento de las condiciones del contrato permite dar cima a los planes aprobados para abastecer la economía nacional de productos de determinadas cualidades y surtidos en los plazos necesarios. La responsabilidad de las partes por la puntual observancia de las condiciones establecidas se fija en los contratos.

La aplicación de sanciones económicas (compensaciones multas) a la empresa que no cumple las condiciones del contrato contribuye a que se organice mejor la producción, a que se aplique el régimen de economías y a que se reduzca el costo de producción. El sistema crediticio se vale del rublo para establecer el control del trabajo de las empresas sobre todo en el proceso de la concesión de los créditos, que se otorgan por determinados plazos y con un fin concreto, han de ser reintegrados y exigen el pago de un determinado interés.

Progresos

El cálculo económico ha progresado más en el plano sectorial (microeconómico) que a nivei de la economía global. Ha sido muy importante en la gestión de las empresas, que lo utilizan para la definición de una política de inversiones o para el cálculo de amortizaciones. Los hombres de empresa pueden basar sus decisiones en datos precisos y rigurosos.

Problemas del cálculo económico

El problema del cálculo económico es el problema fundamental del Socialismo. El hecho que durante décadas se haya hablado y escrito sobre Socialismo sin tocar tal problema demuestra claramente lo funestos que fueron los efectos de la renuencia de Marx de estudiar científicamente la naturaleza y el funcionamiento de una economía socialista.

Diferencias de elasticidad

En lo que respecta al plano del consumo, el cálculo económico, al ocuparse de los dos componentes esenciales constituidos por la oferta y la demanda, se torna incierto. El problema fundamental al que se enfrenta es el de las diferencias de elasticidad. La elasticidad (relación existente entre las variaciones de dos fenómenos económicos) ha sido ignorada durante mucho tiempo por los economistas.

Elementos para realizar el cálculo económico

Para poder realizar este cálculo es necesario un “común denominador”, para lo cual se requiere de precios expresados en moneda, o sea precios monetarios.

Surgimiento del dinero

Fue el surgimiento del dinero lo que permitió a la sociedad profundizar la división del trabajo y lograr así un crecimiento económico a través de la especialización. Las personas más pobres de esta época disfrutan de lujos que los monarcas más poderosos de no hace mucho tiempo ni siquiera podían imaginar. Si el sistema de precios o la moneda se destruyesen o alterase significativamente, el cálculo económico sería imposible y la sociedad volvería rápidamente a una situación de subsistencia similar al de las civilizaciones más antiguas. No habría posibilidad de acumular bienes de capital hasta el surgimiento de una nueva moneda que sirva de referencia.

Sistema de precios

Sin el sistema de precios y el cálculo económico no hay forma de optar entre las distintas alternativas. Es imposible pensar en una sociedad o en la división del trabajo sin un sistema de precios y, como fácilmente se puede deducir de estos ejemplos, cualquier alteración “artificial” al sistema de precios llevará a decisiones equivocadas, y por lo tanto, a una mal asignación de recursos. El precio es un fenómeno propio del libre mercado, cualquier desvió respecto a las preferencias individuales hará que los mismos no reflejen fielmente los procesos productivos adecuados.

El sistema de precios se encuentra en permanente cambio porque las condiciones que lo originan se encuentran en constante evolución. No importa si estas alteraciones son pequeñas o grandes, la tarea de la economía es estudiar los cambios, su origen y consecuencias. A medida que transcurre el tiempo, nueva información entra el mercado pudiendo llevar a ajustes en el sistema de precios. No es la fluctuación de los precios lo que debería ser considerado un problema, sino el porqué no ha sucedido antes. Ante un cambio en las preferencias y por lo tanto en los actos humanos, es necesario un cambio en el sistema de precios para ajustar las rentabilidades e indicar a las fuentes productoras que es lo que deben hacer. Si los precios fuesen rígidos, la economía no tendría cómo ajustarse a los nuevos deseos de los individuos.

Errores más difundidos

Uno de los errores más difundidos en cuanto al sistema de precios es creer que es necesario lograr una estabilidad del mismo. Cualquier ajuste en el sistema de precios genera beneficios para quienes los previeron correctamente y pérdidas para quienes el cambio fue inesperado. Con un sistema de precios estable, no hay “ganadores ni perdedores”, por lo que se argumenta que la estabilización es un método justo “socialmente” que no traerá grandes movimientos en la economía. Sin embargo, lo único estable en el ser humano es el cambio en sus preferencias y juicios de valor.

Complejidad de los métodos estadísticos

La complejidad de los métodos estadísticos que buscan medir variaciones en el tipo de cambio sólo puede presentar información histórica más o menos precisa de ciertos precios en determinados lugares y momentos. En períodos de cambios leves, estos métodos no brindan información interesante. En períodos de inflación y de fuertes cambios en los precios, la información que presentan es ligera y no sirve para predecir la situación futura. Estos índices muestran “niveles” de precios, pero no cambios en los precios relativos dentro de sus canastas, que es lo relevante. Posiblemente, un ama de casa conozca mejor el movimiento de precios de los bienes que requiere para su hogar que lo que un promedio de precios puede decir a través de una hipotética canasta. Si esta ama de casa observa dos o tres bienes para medir los movimientos en el nivel de precios no esta siendo menos científica, ni precisa, ni objetiva que el estadista que utiliza complejas fórmulas matemáticas y promedios.

Todos estos métodos estadísticos pueden ser útiles para ciertos fines prácticos, pero no pueden presentar aportes teóricos relevantes. Como el análisis económico es de carácter apriorístico, supuestos falsos deben llevar necesariamente a conclusiones falsas o a conclusiones verdaderas de manera accidental. En el análisis teórico de la economía no hay lugar para las mediciones o las cantidades. La economía es una ciencia cualitativa, no cuantitativa, hay que tener cuidado de no confundir métodos estadísticos o matemáticos con fines prácticos con desarrollo o análisis teórico.

Estabilidad de los precios

Otro de los errores es creer que los precios deben ser estables para poder realizar el cálculo económico correctamente sin sesgos o errores. Sin embargo, el hecho de que el poder adquisitivo del dinero se encuentre en constante cambio y ajuste no implica que el cálculo económico no pueda realizarse correctamente. Como ya se vió, toda actividad empresarial y productiva se hace en miras a cuáles serán los precios futuros, partiendo de los precios del pasado inmediato. Lo que el cálculo económico requiere para no llevar a decisiones equivocadas es un libre mercado donde los precios reflejen fielmente los deseos de los individuos que no se encuentre viciado por política económica o monetaria.

El movimiento de precios altera las rentabilidades y por lo tanto indica el camino a las fuentes productoras hacia donde deben llevar sus esfuerzos. Los empresarios más agudos serán los primeros en llegar y cosechar las mayores ganancias, pero sostener que el nivel de precios debe presentar un leve y sostenido incremento para que tales ganancias existan es fruto de una errónea y excesiva simplificación de las relaciones dentro de la economía.

Fuentes