Saltar a: navegación, buscar

Canguro

Canguro
Información sobre la plantilla
Cangu1.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Diprotodontia
Familia:Macropodidae

Canguro. Animal perteneciente a la familia de los Macropodidae. Es uno de los primeros animales que los niños aprenden a conocer y sin embargo, siendo conocido en todo el mundo, sigue guardando muchos enigmas para la ciencia.

Ubicación geográfica

Todas ellas se encuentran únicamente en el continente australiano y Nueva Guinea, donde se puede ver a estos animales atravesando los duros desiertos, escondiéndose en las zonas rocosas o subidos a los arboles de la selva.

Origen del nombre

La palabra canguro deriva del término "gangurru", palabra del Guugu Yimidhirr (lengua aborigen australiana), que significa "canguro gris". El nombre fue escrito por primera vez (en su versión inglesa, "kangaroo"), por el teniente James Cook, el 4 de agosto de 1770.

Una leyenda extendida afirma que en realidad el nombre canguro habría surgido al preguntar los occidentales el nombre de aquel animal y ser esto lo que respondían los aborígenes; su significado, sin embargo, no era el nombre del animal, sino la frase "no le entiendo".

Origen y evolución

De América a Australia

La historia de los marsupiales se remonta a unos 130 millones de años atrás (en el cretáceo inferior), cuando se separaron del resto de los mamíferos en América del Norte; a partir de entonces, evolucionaron de manera totalmente independiente. Durante el Cretáceo Superior alcanzó su máximo esplendor en la misma zona, y sólo a finales de dicha época (hace unos 70 millones de años) emigraron a América del Sur, al tiempo que desaparecieron prácticamente de América del Norte.

Así, en el paleoceno (hace unos 60 millones de años) ocuparon toda Sudamérica y atravesando la Antártida, llegaron al continente australiano. Por aquel entonces, América, la Antártida y Australia estaban unidas.

Durante gran parte del mioceno (entre 25 y 5 millones de años atrás), Australia estaba cubierta casi por completo de selva tropical, que lentamente fue retrocediendo hacia los bordes del continente (hoy sólo quedan pequeñas franjas en el nordeste, y en algunos puntos éstas tierras tienen únicamente 50 km de ancho.

De la selva al desierto

Los marsupiales australianos vivieron, evolucionaron y se diversificaron en la selva durante mucho tiempo. Seguramente eran buenos trepadores; poseían cola prensil y dedos largos en sus pies provistos de uñas afiladas.

Hace unos 15 millones de años, los antepasados de los canguros actuales abandonaron los árboles, quizás en busca de alimentos más nutritivos que las hojas. Ello trajo consigo una serie de modificaciones para adaptarse a la vida en la Tierra. Además, su fisiología tuvo que hacerse compatible con la vida en climas áridos, ambientes que empezaban entonces a predominar en Australia. Finalmente, los parajes desérticos se volvieron dominantes y en su inmensidad, los canguros se fueron diversificando, originando las más de cincuenta especies actuales.

Características generales

Poseen cuerpo pesado, patas delanteras pequeñas y traseras largas, con una fuerza increíble. Tienen además la cola larga y musculosa. Las hembras tienen una bolsa incubadora.

Verdaderos canguros

Existen muchos grupos de marsupial (unas 260 especies agrupadas en una veintena de familias), todos ellos relacionados en mayor o menor medida con los canguros. Sin embargo, los llamados «canguros verdaderos» son únicamente los que pertenecen a la famili de los macropódidos. Ésta incluye 10-11 géneros y alrededor de medio centenar de especies.

Especies del género Macropus

  • Euro (Macropus robustus)
  • Canguro gigante (Macropus giganteus)
  • Canguro gris (Macropus futiginosus)
  • Canguro ualaru antilopito (Macropus antilopinus)
  • Ualaru negro (Macropus bernardus)
  • Ualabi cola oe látigo (Macropus parryl)
  • Ualabi de banda negra (Macropus dorsalis)
  • Ualabi occidental (Macropus irma)
  • Ualabi tammar (Macropus eugenii)
  • Ualabi parma (Macropus parma)
  • Ualabi de pantano (Macropus bicolor)
  • Ualabi de cuello rojo (Macroous rufogriseus)
  • Ualabi ágil (Macropus agilis)
  • Ualabis rupestres (género Petrogale)
  • Ualabi norteño de cola puntiaguda (Onychogalea unguifera)
  • Canguro arborícola de matschie (Dendrolagus matschiei – goodfellowi)

Reproducción

Su reproducción es sexual y varía mucho con las especies. El canguro rojo es un reproductor oportunista, ya que se aparea y reproduce cuando las condiciones estacionales son favorables para la cría de la prole. Los canguros grises procrean durante todo el año, pero paren más crías en los meses de verano, pues salen de la bolsa en la época ideal: la primavera. Otras especies tienen una estación reproductora más restringida.

El galanteo puede durar unas pocas horas o prolongarse 2 ó 3 días. El macho sigue a la hembra que está en celo, husmeando con frecuencia la abertura de la bolsa urogenital y tocando la cola de la hembra con la pata. El ualabi macho hace característicos movimientos laterales y sinuosos con la cola, que producen chasquidos; el apareamiento puede ser breve o durar más de una hora, como en el caso del canguro gris.

En bastantes especies, como el cuoca, el apareamiento tiene lugar después del parto; en estos casos se suele producir un blastocito en reposo, que se desarrolla más tarde, cuando la cría del parto anterior abandone el marsupio. Las crías nacen entre los 28 y 36 días tras el apareamiento, estando aún muy poco desarrolladas, sin pelo y con los ojos y oídos aún embrionarios y sin función.

Los canguros rojos hembras, que pesan unos 27 kg paren una cría de tan solo 800 miligramos de peso. El parto es rápido, y en cuanto queda libre la cría comienza a avanzar hacia la mama, moviendo su cabeza de un lado a otro arrastrándose a lo largo del vientre materno, y una vez dentro del marsupio, toma firmemente la mama en la boca, y el extremo de ella se dilata hasta llenar la cavidad bucal.

Todo el proceso tiene lugar en unos pocos minutos. Permanecen en la bolsa unos 8 meses, pero siguen volviendo a ella para mamar alrededor de seis meses más; en ese tiempo ya habrá nacido otra cría. Los jóvenes suelen relacionarse con sus madres hasta que alcanzan la madurez sexual. Normalmente nace una sola cría, pero se han dado casos de nacimiento de gemelos.

Medio natural

Los canguros están restringidos a la zona de Australia, Tasmania, Nueva Guinea e islas aledañas. En concreto, el canguro rojo ocupa una gran área de distribución, superada solo por la del llamado euro o ualaru (wallarao). Ambos se pueden encontrar en cerca del 70% del territorio de Australia. Asimismo, son los únicos que viven en la inmensa zona árida del interior del continente. Las demás especies ocupan franjas litorales de mayor o menor amplitud. El canguro rojo sólo falta en la franja costera septentrional y oriental, así como en el extremo sudoeste.

Los canguros habitan en bosques secos, malezas, praderas, sabanas, estepas y planicies áridas e incluso desiertos. Aunque la mayoría vive en ambientes parecidos, el que más soporta las zonas secas sin agua es el canguro rojo, igualado sólo por el euro. Siempre que tengan hierba verde, pueden estar sin beber por tiempo indefinido. Ello le permite ocupar terrenos absolutamente áridos —casi desprovistos de vida animal— sin apenas competencia.

Alimentación

Todos los canguros se alimentan de vegetales, hojas o preferentemente hierba. Las especies más primitivas tienden a ramonear, mientras que las más modernas suelen pastar. Así, el canguro rojo es herbívoro. Una de las actividades que los canguros suelen realizar en grupo es alimentarse. De este modo, están más seguros si se acerca un depredador. Al menor peligro, el repentino movimiento de uno de ellos puede desatar la huida de todo el grupo.

El canguro rojo corta la hierba con los tres incisivos superiores, que aplica sobre los inferiores y mastica muy bien las plantas para no tener que regurgitarlas y rumiarlas, como sucede en las especies más evolucionadas. Por ello, los dieciséis molares se desgastan mucho, por lo que tienen un avance continuo hacia delante y se renuevan hasta cuatro veces. El estómago es muy distinto al de los rumiantes: está tapizado de células que segregan un líquido rico en bacterias, cuya secreción enzimática facilita el proceso digestivo al degradar la celulosa. Muy voluminoso, cuando está lleno el estómago puede constituir el 15% del peso del animal.

El canguro está adaptado a los parajes desérticos, pero ello no significa que desprecie el agua cuando está disponible; en pocos minutos puede beber hasta el 10% de su propio peso. Si no encuentra agua, evita al máximo la deshidratación; es más activo de noche, se refugia a la sombra y se lame la piel en las partes del cuerpo en que la sangre circula cerca de la superficie. También come una mezcla de plantas y raíces que le ayuda a prevenir la deshidratación.

Fuentes