Saltar a: navegación, buscar

Casa de Cultura Joseíto Fernández Díaz

Casa de Cultura Joseíto Fernández Díaz
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Error al crear miniatura: Falta archivo
Fundación:24 de enero de 1978
Apertura:18 de agosto de 1988
Tipo de unidad:Cultural, Casa de cultura
Director/a :René Oquendo Cutiño
Ministro/a:Abel Prieto Jiménez
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Calle José Martí s/n esquina Guyen Vantroi La Playa.

Casa de Cultura Joseíto Fernández Díaz. Ubicada en Municipio Minero Moense, localidad que cuenta con una población joven y heterogénea que se ha nutrido de todas las provincias del país, esto como consecuencia del desarrollo de las empresas de Níquel + Cobalto y Cromo que constituyen la fuente económica más fuerte de estas líneas del país.

Antecedentes

Este crecimiento demográfico ha traído consigo un incremento cultural que no es autóctono de Moa, pero que con un tratamiento sistemático pueden en el futuro constituir la identidad local, sin embargo el municipio hasta finales de la década del 70 no tenía una institución donde el movimiento de artistas aficionados pudiera exponer y perfeccionar su quehacer, aunque sí había una oficina de cultura que su función fundamental era tener profesionales para la distracción del personal obrero fabril, ésta era atenida por Gusberto Díaz alias Blanquito, quien posteriormente fue Director de Cultura del territorio. En la década del 60 se constituyó el Cine Ciro Redondo que hacía las funciones de teatro donde se presentaban los aficionados fabriles y profesionales que visitaban la tierra minera.

Las primeras expresiones del Movimiento de Artistas Aficionados de forma organizada en el Municipio urbano de Moa fueron en la década del 60 cuando reinició la marcha la Fábrica Pedro Sotto Alba y un grupo de obreros de la misma con aficiones a las artes se reunieron para proyectar actividades para el uso y disfrute de los trabajadores; entre ellos: Esteban Rivas, Ireneo Santisteban, José Llorens, Lidia González Couto, Trío los Romero entre otros, quienes bajo la rectoría de María Teresa Lorences, poeta, promotora por excelencia organizaron en 1964 una Brigada Artística en un internado en la Escuela Internada en las Minas de la Pedro Sotto Alba llamada Raúl Briñones cuando la crisis de octubre.

Entre los aficionados que allí asistían estaban Breff (decimista) Flora Matos (solista) Argenio San Juan (humorista) Antinógenes Fuentes (humorista) Legrá, Miguel Ángel Carballo (escritor) Chicho Charchaval (solista-locutor) Bonnque (solista) que actuaban en el Cine, en los CDR y hacían peñas en la Casa # 164 de María Teresa Lorences González y en la casa 165 del reparto Rolando Monterrey.

Actividades

En 1967 Lidia González comienza a organizar actividades en casa de Magda Sánchez, hicieron un Caney de güano con el nombre “El Rincón Rojo” donde se presentaban trovadores, poetas, solistas y humoristas. Fue la Pedro Sotto Alba la gestora del sin número de actividades que se realizaban en el Cine y en el Teatro, que en la década del 50 habían construido los norteamericanos en el Reparto Rolo Monterrey con buenas condiciones artísticas por ellos pasaron concertistas, poetas, tríos, solistas profesionales y financiados por esa fábrica visitaban este territorio. En la década del 70 se abrió una oficina de cultura que dirigía Gusberto Díaz, arias Blanquito quien dirigió y coordinó todas las actividades culturales que se realizaban en el municipio esto se mantuvo de esta forma hasta 1971 que surge el Ministerio de Cultura.

Una casa para todos

Casa de cultura
En Moa comenzó a materializarse esta incipiente política con nuevas proyecciones en el Sectorial de Cultura que se constituyó en el año 1977. Y tras la creación del sistema de Casas de Cultura el 24 de enero de 1978 se constituyó esta institución con el nombre de Joseíto Fernández Díaz donde fueron ubicados bajo la dirección de Rufino Pavón 15 jóvenes que se formaron como instructores de arte en la escuela del Yarey provincia Granma.

En aquellos momentos la función de este centro fue algo valioso, porque sería lugar idóneo para la atención y formación del movimiento de artistas aficionados, la ubicación de su sede fue en el Reparto Rolando Monterrey, zona distante del centro urbano de la ciudad. Estas circunstancias incidieron en el hecho de que sólo se utilizara esta institución para efectuar determinadas actividades en fechas acordadas con Empresas y Organismos, que garantizaban los asistentes, ya que por las razones antes mencionadas no afluía público a esta entidad cultural.

En este mismo año (1978) el Ministro de Cultura envió una gran cantidad de medios básicos a la Casa de Cultura entre ellos varios equipos electrónicos que hicieron posible la constitución de tres grupos o Combos: Onda Joven, rectorado por la Fábrica Pedro Sotto Alba y asesorado técnicamente, por Ricardo Fuentes Caballín, las Arpas representando la FEEM, asesorado por Esteban González y Los Hermanos Neyras, representando la construcción y atendidos por Esteban González. Estos grupos solucionaron momentáneamente las necesidades recreativas de los barrios urbanos y rurales donde lo programaba la Casa de Cultura y el Departamento de Cultura masivo durante los años 78 y 79.

Sus inicios

Joseíto Fernández

El 18 de agosto de 1988 comenzó a funcionar la Casa de Cultura en la nueva instalación, situada en la segunda planta del Edificio del Complejo Cultural. Esa nueva Casa de Cultura da un empuje a la labor cultural del municipio, porque en ella se podía realizar un trabajo centralizado con la fuerza técnica pues la misma posee buenos locales para que cada trabajador cumpla con el desarrollo de sus funciones. Esta nueva instalación tenía tres aulas de música un salón de danza, uno de teatro y dos de artes plásticas, tres oficinas de trabajo y un local de grabaciones. La Casa de Cultura dio pasos positivos para una proyección adecuada del trabajo del Movimiento de Artistas Aficionados. Establecía convenios de colaboración con 17 organismos del municipio; se captaron 28 compañeros que integraron el Consejo Técnico Asesor que ayudaba a evaluar y mejorar la calidad de las actividades.

Logros de las manifestaciones

Manifestación musical

La música es una manifestación preferida por la población moense desde su fundación a finales del siglo XIX que ha sido practicada de forma autodidacta de una generación a otra, predominando el Son Montuno en zonas urbanas, rurales y del plan turquino y que fue introducida en nuestro territorio desde el municipio Baracoa provincia Guantánamo. Tras la fundación de la Casa de Cultura en el año 1978 y la ubicación de once instructores de música graduados en el Yarey, provincia Granma entre ellos: Juan Legrá Noa, Ricardo Fuentes Caballín, René Fuentes Taberas, Eduardo Pérez Cervantes, Esteban González, Cristina Blett Guilarte, María Silot Urgellés, Antonio Agüero Silot, Ramón Charchaval Oneida … entre otras; y la llegada de las rastras de Instrumentos musicales electrónicos y acústicos, por ello en esa etapa el trabajo de los profesores instructores se dedicó a la formación de una gama de grupos electrónicos y tradicionales que en cierta forma garantizaron la recreación del pueblo.

Obtuvo los siguientes logros en la década del 80

  1. Tres menciones en diferentes festivales:
  • Festival Municipal de la Construcción 1979
  • Festival Nacional de la Construcción 1980
  • Festival Provincial de la Construcción 1983

Obtuvo primeros lugares

  • Festival Municipal de la Construcción 1979
  • En el Concurso de Música Popular Musical Adolfo Guzmán. 1981
  • Festival Provincial de la construcción 1983

Premios

  • Premio de la Popularidad en el Concurso Municipal Adolfo Guzmán en el año 1981
  • Bandera Roja al mejor grupo musical de la construcción en el país en el año 1982
  • Vanguardia Provincial de la Construcción Gira por cinco Provincias en el año 1985

Manifestación teatral

El 24 de enero de 1978 se constituyó la Casa de Cultura Municipal en el local que había sido la Sala de Teatro de las compañías norteamericanas que era el marco donde el movimiento de artistas aficionados de la Fábrica Pedro Sotto Alba realizaba actividades conjuntas con la Casa de Cultura, líderes de este movimiento Edilberto Claro y María Teresa Lorences.

Fundaron en 1979 el grupo de teatro 4 de abril en homenaje a esta fecha juvenil quien extendía sus actuaciones hacia las comunidades del territorio, funcionó en solitario hasta 1982, fecha en que aglutina otras manifestaciones y forman una brigada artística mixta en la que el grupo de teatro era la cabeza representando a la Fábrica Pedro Sotto Alba y que se apodó como el grupo de Claro, al cual se incluyó su esposa y su pequeño hijo Keastin unidad artística que actuaba en los CDR. Día de la Defensa, chequeos, actos, zona rurales de Moa y extendió su actuar hasta el Municipio Frank País. Participaron en la película Polvo Rojo donde tuvo liderazgo el ya fallecido actor René de la Cruz. En el año 1983 participaron en el Festival Provincial de aficionados donde le fue otorgado el Primer Premio, igual premiación obtuvieron en otro Festival Provincial de aficionado en 1986.

Por la acogida del grupo de teatro Guiñol y teatro de la Fábrica Pedro Sotto Alba en los diferentes grupos etáreos de zonas urbanas, rurales y agrícolas cercanas se conoció que el teatro era una manifestación de preferencia en los grupos de la población moense y fue la simiente para que en 1980 varios obreros constructores de la Planta del Níquel en Punta Gorda ( que se encontraban en la tarea de choque de la UJC Nacional) “secundaria” la idea de un compañero de la Brigada (José Oriol González, con experiencia en esta manifestación del arte) crearan un grupo de teatro. Los primeros pasos fueron, constituir una unidad artística teatral y una brigada con un septeto, un mago y llevar a las tablas varios cuentos. Más tarde realizaron el montaje de la obra “En chiva muerta no hay bandidos”; que tuvo múltiples presentaciones, fue ganadora en el lugar más destacado en el Festival Nacional del sindicato de la Construcción, momento que escogieron para identificar el conjunto con el nombre de Grupo de Teatro Tierra Roja.

Por la necesidad de un montaje más operativo y mayor alcance decidieron utilizar el estilo y repertorio del grupo de Teatro Escambray y llevaron a escena obras como “La emboscada” y “Los novios” con la participación de jóvenes de varia esferas y sectores del municipio. Como este colectivo de actores tuvo su origen en el mundo fabril, al público al que dedicaban el mayor número de sus presentaciones fue a los trabajadores de las diferentes entidades niquelíferas; después se extendió a diversas zonas rurales, repartos, unidades militares etc. La consolidación de este grupo se estableció en el encuentro con los estudiantes del ISMM donde se obtuvo una fusión de intereses entre ambas entidades, se lograron proyectar nuevas ideas con el propósito de crear, enseñar, divertir y ayudar a la utilización del tiempo libre de la población.

Logros obtenidos

  • Invitados al Festival Nacional de Escuela de Arte en Yarey Granma.
  • Giras Nacionales.
  • Filmación del noticiero ICAIC bajo la dirección de Lázaro Hunia.
  • Categorización de “A” en el movimiento de Artistas Aficionados.
  • Destacado en el Festival Nacional de la Construcción.
  • Gira a diferentes centros fabriles: Nicaro, Mayarí, Cuento, Guatemala y Holguín.
  • Distinción Hombre del Níquel.

Invitado especial en Camagüey: Chequeo Nacional de la UJC.

  • Gira Nacional: Termoeléctrica de Cienfuegos, Escuela Vocacional Lenin, Escuela de Cuadros de la UJC y Cubana de Acero.

Manifestación danzaria

El trabajo danzario en este municipio se ha expresado de forma espontánea, trasmitidas de una generación a otra. Desde inicio del siglo XX fue introducido el Son Montuno en nuestro territorio y con él algunas aficiones danzarias como: Los Mamarrachos y el Gavilán, bailes que fueron practicados por los habitantes del primer sitio habitado en Moa (Cañete) y que por imitación aprendieron los habitantes del lugar al compás de las canciones interpretadas por músicos ambulantes.

En la década del 40, se introduce en la zona de Farallones el baile de la Guanajá, traído de la ciudad primada específicamente del barrio de Imías. Y en la década del 50 se practicaba en Punta Gorda el Alibabao, la Caringa en la Melba y el Balse en la zona rural de Moa. Nunca hubo un profesor de baile, sino todo fue traído de las Provincias orientales y aprendidas por imitación. En el año 1967 se constituyó la “Comparsas de Ismaela” por iniciativa de nuestro Congreso Mayor Miguel Tabera, quien habló con Ismaela Estrada, aficionada al baile popular y folklórico y le pidió la constitución de esta unidad artística, para fortalecer el trabajo de su conga y darle mayor colorido a sus presentaciones en las áreas abiertas del Municipio.

En el año 1978 tras la constitución der la Casa de Cultura fueron ubicadas 7 instructores de danza, entre ellos (Alí Pellicier, Antonio Pellicier, Orgelis Samón, Árida Urgellés, Teresa Cobas) que encaminaron su quehacer al trabajo con niños. Se formaron colectivos danzarios en las escuelas primarias y secundarias básicas, aunque fueron muy pocos los resultados cualitativos debido a la poca calidad alcanzada por estos grupos en sus actuaciones en la población, aunque hubo sus excepciones, el instructor Alí Pellicier logró en más de 5 ocasiones presentar una unidad danzaria del Seminternado Máximo Gómez Báez en Festivales municipales y provinciales de los pioneros al igual que Antonio Pellicier que presentó igual número de grupos a estos Eventos.

Orgelis Samón Lantigua atendía un grupo de niños en el año 1978 en la escuela José Martí Primaria que en ese año tuvo Premio en el Festival de Pioneros, en el Festival Provincial efectuado en Banes y en el Festival Nacional obtuvo 3er lugar. Este instructor tuvo sus mayores láureos en jóvenes y adultos en grupos como: Grupo Pedro Sotto Alba con trabajadores de esa fábrica quienes participaron en Festivales de la UJC desde el año 1978 hasta 1987 obteniendo premios en el Municipal y en 1986 obtuvo mención en el Festival Provincial de la UJC celebrado en Gibara y en el 1987 obtuvo mención en el Festival Municipal. También atendió en la década del 80 el politécnico Ñico López que tuvo mención en el año 1986 en el Festival Municipal.

Fuente

  • Hidrohília García de la Cruz