Saltar a: navegación, buscar

Circuitos de fuerza y de mando de un motor trifásico

Circuitos de fuerza y mando de un motor trifásico.
Información sobre la plantilla
Circuito de Fuerza y mando de un motor trifásico .jpg
Circuitos de fuerza y mando de un motor trifásico.
El circuito de fuerza y el circuito de mando de un motor trifásico. Son los encargados de proteger al motor eléctrico de una sobrecarga de energía eléctrica

Composición del Circuito de fuerza

Consta de 3 fusibles que están conectado de forma independiente a cada una de las líneas ( L1; L2; L3) de ahí se conectan a la entrada de los contactos principales (CP) del arrancador magnético y la salida de los mismos a la protección térmica (PT) y de ahí al motor, cuya función es suministrar la energía directamente al motor (M).

Composición del Circuito de mando

Está compuesto de dos botones (star) (stop) donde el star está conectado a la línea 1 (L1) por mediación del fusible y del mismo al stop, de la conexión entre L1 y star y star-stop se conecta el contacto auxiliar(CA) del arrancador magnético, del segundo contacto del stop a uno de los contactos de la bobina (B) del arrancador magnético, del otro contacto de la misma (B) al contacto normalmente cerrado de la protección térmica (PT), y de ahí a la línea 3 (L3), cerrando de esta forma el circuito.

Arrancadores magnéticos

Los arrancadores magnéticos son aparatos electromagnéticos que se emplean para el mando a distancia de motores asincrónicos trifásicos. Los arrancadores magnéticos tienen 2 circuitos: el principal, o de fuerza y el auxiliar, o de mando.

Principio de funcionamiento de los circuitos de fuerza y de mando

El circuito de fuerza se compone de fusibles, contactos de la línea y elementos calentadores de las protecciones térmicas. Por el circuito de fuerza la energía eléctrica de la corriente trifásica va al devanado del estator gobernado.

El circuito de mando del arrancador se compone de un cuadro de dos botones: (arranque) y (stop), que conecta la bobina del interruptor magnético el bloque de contacto y los contactos de la protección térmica, el circuito de mando sirve para gobernar el arrancador propiamente dicho.

Funcionamiento del arrancador

Motor trifásico.

El arrancador funciona del modo siguiente: al apretar el botón arranque (star) la corriente pasa de la primera fase por el botón (star) por el puente, por el botón (stop) la bobina conectada (B) por los contactos de la protección térmica (PT) y viene a la 3ra fase. La bobina atrae el inducido los contactos de la línea principales (CP) se cierran el motor recibe tensión y comienza a girar. Al conectarse los contactos principales (CP) se cierran simultáneamente los bloques de los contactos auxiliares (CA) que sustentan el botón (star) pudiendo soltarlo entonces.

La corriente que alimenta la bobina conectada pasa de la primera fase a través de los bloques contactos auxiliares, el botón stop, etc. El motor separa apretando el botón stop ya que entonces los contactos de la línea se abren. La protección del motor contra sobrecargas se realiza mediante la protección térmica cuyos elementos calentadores se eligen de acuerdo con la corriente nominal del motor. Al pasar una corriente que supera la nominal por el devanado del motor, los relets térmicos abren sus contactos lo que produce la apertura del circuito que conecta las bobinas, los contactos de la línea se abren y el motor se para automáticamente. Para hacer regresar los contactos de relets térmicos su estado inicial suprima el botón reposición.

Después de conectarse el arrancador bajo la acción de la protección térmica hasta su conexión siguiente han de pasar de 0.5 a 3 min. Este tiempo es suficiente para que se enfríe la lámina bimetálica de la protección térmica y parcialmente el devanado del motor. La bobina del arrancador está calculada para el funcionamiento a una tensión 85-100% de la nominal, la tensión mínima a la cual mantiene con seguridad el arrancador en posición conectada es de 50 al 60% inferior a la nominal. En caso de caída brusca o desaparición completa de la tensión de la red, la bobina del arrancador desconecta automáticamente los contactos principales utilizando de este modo la desconexión del motor. Los fusibles que se instalan independientemente antes del arrancador protegen a la red contra cortocircuitos en el motor.

Para los motores reversibles (que cambian el sentido de rotación) se instalan arrancadores magnéticos reversibles (tipo IIMP).

Fuente