Colecciones (Bibliotecología)

De EcuRed
Colecciones (Bibliotecología)
Información sobre la plantilla
Concepto:Conjunto de documentos que se agrupan siguiendo determinados criterios como el género, tema o formato.
Colecciones (Bibliotecología). En las bibliotecas los libros están asignados a “armarios” que responden a una clasificación temática propia e idéntica en todas las bibliotecas.

Dentro de cada armario generalmente los libros se ordenan atendiendo al sistema de clasificación adoptado por la unidad de información y en Cuba el Sistema Decimal Melvil Dewey es el más utilizado.

Contenido

Localización de documentos en las colecciones

El dato clave para localizar un libro en las colecciones es el código llamado “signatura” que indica el armario, o sea la materia; el orden secuencial del libro en el armario y la biblioteca. Además la biblioteca cuenta con una colección de recursos electrónicos: revistas, libros, bases de datos y repositorio institucional.

Tipos de colecciones

  • colección de monografías,
  • colección de literatura,
  • colección de normativa técnica (UNE, ISO, etc.),
  • colección de revistas electrónicas y bases de datos,
  • colección de filmoteca,
  • colección de literatura nivelada para el aprendizaje de idiomas,
  • colección de revistas impresas,
  • colección de prensa,
  • colección de libros electrónicos,
  • colección de catálogos de exposiciones artísticas,
  • colección de publicaciones docentes,
  • colección de fondo antiguo,
  • colección de mapas,
  • colección de juegos,
  • colección de tesis doctorales,
  • colecciones de otras entidades,
  • colección de objetos de aprendizaje,

Política de desarrollo de colecciones

La política de desarrollo de colecciones se encamina a proporcionar a la biblioteca los materiales bibliográficos adecuados a sus intereses y organización, realizando una adecuada planificación de los recursos económicos de que dispone e introduciendo criterios de selección lógicos, y propicia el acceso a toda la información solicitada por la comunidad, y contribuye a la satisfacción de nuevas demandas de información, estableciendo una política cuidadosa de formación de las colecciones.

Las bibliotecas cuentan con colecciones de carácter universal y están a disposición de toda la población. Dan a conocer los avances de la ciencia, la técnica, la economía, la educación, entre otros, contribuyendo de esta forma al desarrollo de las actividades educacionales, culturales y recreativas en su localidad.

Desarrollo de colecciones

Se utiliza para designar a todos los procesos encaminados a crear y desarrollar colecciones de fuentes de información que satisfagan las necesidades de los usuarios, mediante la elaboración de políticas, el estudio y evaluación de la colección ya existente, la evaluación de fuentes internas y externas para decidir con precisión y respaldo científico aquellas para las que se gestionará su adquisición; y el propio proceso de adquisición por las diferentes vías conocidas.

Desarrollar colecciones es mantener la revisión continua, encaminada a incorporar las nuevas publicaciones, a cubrir los vacíos existentes, a desechar lo viejo y obsoleto, y a prestar nuevos servicios, acomodándose a las demandas y requerimientos de los lectores.

La confección de un catálogo de desiderata como apoyo a la actividad de selección, constituirá un instrumento de trabajo indispensable para satisfacer las demandas de sus usuarios y así poseer una colección más completa. Sólo se confeccionará la desiderata si se han hecho más de tres solicitudes de un mismo documento.

Proceso de descarte de las colecciones

La tarea del descarte de las colecciones debe hacerse cuidadosamente, en atención a principios generales que se aplican a todas las bibliotecas, pero nunca de manera improvisada o subjetiva.

Se tendrán en cuenta para descartar el estado físico de los documentos, su uso por los usuarios del sistema, la desactualización temática, la inoperancia del idioma, así como la cantidad de ejemplares por título para aliviar la disponibilidad física de las colecciones.

Se debe realizar el descarte al hacer el inventario de la colección en un período de tiempo no mayor de cinco años.

Se procederá a efectuar descartes sistemáticos por temas o grupos de ellos según criterios de los especialistas de las bibliotecas del territorio.

El descarte no debe afectar los índices establecidos para el número de documentos en él.

Considerar el resultado de las investigaciones de utilidad del fondo realizada por las salas de lectura, producto del uso de los documentos por los usuarios.

Se tendrá en cuenta el nivel de conocimiento que posea el personal técnico que realizará la tarea para que este no se realice de forma mecánica, sino con profundidad, atendiendo al tipo de documento, encuadernación, ediciones anteriores, ilustraciones.

Los documentos descartados se ofertarán en primer lugar como canje o donación a las bibliotecas que respondan a las temáticas de los documentos descartados. De no haber respuesta en un período determinado, estos materiales se podrán destinar para otros usos.

Las bajas deben ser debidamente controladas y justificadas.

Fuentes

  • Atherton, P. (1978). Manual para sistemas y servicios de información. París: UNESCO.
  • Indicaciones generales para la organización del Sistema de Biblioteca Públicas: reglas generales: Norma Ramal. (1984). La Habana: Ministerio de Cultura.
  • Magán Wals, J. A. y Vizcaya Alonso, D. (2002). "Los procesos técnicos". En Fundamentos de la organización de la información: selección de lecturas. La Habana: Servigraf.
  • Mesa de León, J. M. (1986). Selección y adquisición. La Habana: Facultad de Filología.
  • Sánchez Vignau, B. S. (2004). Desarrollo de colecciones. La Habana: Editorial Félix Varela.
  • Vignau, B. S. (2004). Desarrollo de colecciones. La Habana: Editorial Félix Varela.