Complejo Arqueológico de Písac

De EcuRed
Complejo Arqueológico de Písac
Información sobre la plantilla

Arqueología: Ciencia social autónoma, que estudia a los seres humanos a través de su cultura material y psicológica.

Complejo Arqueológico de Písac: El complejo arqueológico se sitúa en lo alto de un cerro desde donde se domina buena parte del Valle Sagrado. Está compuesto por grupos de andenes y estructuras arquitectónicas dispersas en las laderas y en lo alto del cerro.

Contenido

Introducción

La belleza de sus muros,construidos con grandes bloques pétreos pulidos con extraordinaria simetría e inigualable manejo de la piedra dejan al visitante perplejo.En un primer momento el asombro es inevitable, luego surge una sensación de profundo respeto por los creadores de esos edificios centenarios, mudos testigos de la grandeza de un imperio."A orillas de Willkamayu,el sagrado río dios que corre por cauces de piedra labrada dominando su furia,comienzan las franjas de luz y sombra de los famosos andenes de Pisaq,la gran ciudad de los perdices.Una urbe de leyenda que fue construida en una cresta de roca azul,casi sobre el aire para avizorar el más hermoso de los valles cusqueños".

Origen

Este deriva de vocablo quechua pisaq o p'isaqa,que quiere decir perdiz(un tipo de gallinácea muy abundante en esta zona).

Ubicación

Ubicada a 32 kilómetros del Cusco. Es un atractivo y pintoresco pueblo que ofrece una elaborada artesanía y que hace de sus ferias de los jueves y domingos una larga y colorida tradición.

Cuenta con un enorme sistema de andenería incaica que asciende por los abismos, los cuales se parecen a enormes jardines colgantes, y que, a pesar del paso de los siglos, todavía puede ser usado para la agricultura. El lugar arqueológico, ubicado en la parte alta, está conformado por barrios. Destacan el Intiwatana, el cementerio precolombino más grande del continente, sus andenes y los torreones de vigía.

A Pisaq asisten comuneros de pueblos cercanos y miles de turistas. Uno de los atractivos de estas ferias es el desfile de las autoridades o varayocs, quienes acuden al pueblo para escuchar la misa en quechua, principal idioma de la región. En la parte alta están las ruinas incas de Písaq con un gran sistema de andenerías y con un importante reloj solar en piedra o Intihuatana.

Hoy Pisaq constituye uno de los Parques Arqueológicos más importantes de la región, posiblemente su nombre deriva de un tipo de perdiz muy común de ésta área conocida como "p'isaqa". Algunos estudiosos sugieren que la ciudad prehispánica tuvo la forma de un "p'isaqa" que representó la fauna local.

Hay dos formas para llegar al pueblo colonial arqueológico: Mediante una caminata, tomando la calle en el lado occidental de la actual iglesia y pasando por el terraplenar y la montaña, es una caminata dura debido a la altitud y la inclinación que exigen a uno estar en buenas condiciones físicas.

Por otra parte, tomar un automóvil que debe seguir el kilómetro 8 por el nordeste del pueblo hasta el parque de estacionamiento del que será ineludible seguir el 1.5 Kilómetros.

Cuando llegaron los conquistadores estos se enteraron de las creencias incaicas acerca de las tumbas y empezaron con las profanaciones diabólicas saqueando de estas las joyas, metales y piedras preciosas. Pisaq actualmente contiene tumbas saqueadas, algunas momias todavía están dentro pero no sus joyas y los elementos de vida diaria.

El Complejo Arqueológico de Písac

El complejo arqueológico se sitúa en lo alto de un cerro desde donde se domina buena parte del Valle Sagrado. Está compuesto por grupos de andenes y estructuras arquitectónicas dispersas en las laderas y en lo alto del cerro. Según el arqueólogo y etnohistoriador John Rowe, Písac habría sido parte de la heredad del Inca Pachacútec, quien pudo haber ordenado su edificación. Por su situación y sus características específicas, podemos decir que fue un centro incaico de gran importancia.

Un triángulo perfecto

El urbanismo inca es de una sofisticación y planificación impresionantes. Todas las edificaciones se sitúan dentro de una racionalidad que privilegia la geometría. Así, la ubicación de Písac está perfectamente calculada. Según el investigador Angles Vargas, quien ha dedicado buena parte de su vida al estudio de este grupo arqueológico, las ruinas de Písac forman, junto con el Cusco y Piquillacta, un triángulo equilátero en el que cada punto dista 33 Km. de distancia entre sí, y los tres se encuentran ubicados a 3,300 m.s.n.m.

La ñusta encantada

Desde el pueblo de Písac, en el camino que conduce al cerro Ñustáyoc y mirando hacia el sur, se puede ver un gran complejo rocoso que la gente del lugar conoce como la “ñusta encantada”, pues tiene la forma de una mujer que lleva sus bultos en la espalda. Cuenta una leyenda -entremezclando elementos andinos y occidentales- que el cacique Huayllapuma de Písac tenía una hija, la princesa Inquill Chumpi. Ella estaba destinada a casarse con el príncipe que pudiera construir en una noche un puente sobre el río Vilcamayo. Para Písac era imprescindible contar con tal puente pues, sin él, el lugar podía ser fácilmente atacado. Pero la dureza de la tarea desanimaba a los aspirantes. Un día apareció el apuesto príncipe Asto Rímac y pidió la mano de la princesa. Sabía que para merecerla tenía que hacer frente a la prueba. Las autoridades dispusieron las tareas y además ordenaron que mientras el príncipe Asto Rímac trabajaba en el puente, la princesa ascendiera por el cerro sin voltear. De lo contrario, ella y su prometido se convertirían en piedra. El príncipe comenzó a edificar el puente con mucho éxito; pero, cuando estaba amaneciendo y la princesa se aprestaba a llegar a la cima, volteó. La advertencia se cumplió y la princesa permanece convertida en piedra hasta el día de hoy.

Teorías y descripciones

Actualmente se cree que Písac fue una especie de “hacienda real” del inca Pachacútec y, por lo tanto, “pertenecía” a su panaca o grupo de parentesco. Como la mayoría de estas “haciendas”, Písac se compone de núcleos dispersos de andenería, estructuras domésticas y ceremoniales. Estas construcciones destacan por la calidad de su mampostería. La ubicación del complejo es estratégica: muy cerca del Cusco, a la entrada del Valle Sagrado y en el camino a la selva. El nombre de Písac viene, probablemente, del quechua pisaq, “perdiz”, gallinácea abundante en la zona. Según el arquitecto Angel Silva, la forma del asentamiento recuerda a la de dicha ave, lo que se relacionaría con la supuesta usanza de los arquitectos incas de crear sus asentamientos siguiendo trazos figurativos.

Habitando la montaña

Las distintas edificaciones se encuentran ubicadas a diferentes alturas y así, las primeras, se hallan a sólo 200 metros del pueblo. Se trata de los andenes del cerro Intihuatana, un grupo de 40 andenes semicirculares y ondulantes cuyo vértice es el mismo Intihuatana.

La “ciudad” de las torres

Písac ha sido llamada por algunos “la ciudad de las torres”. Existen más de veinte y es difícil establecer a ciencia cierta la función que cumplieron. Algunas habrían estado asociadas a canales de agua existentes en el lugar. Su acabado es perfecto y para el investigador John Hemming, muestran indudables semejanzas con las construcciones de Sacsayhuamán. Las torres fueron construidas en los bordes salientes de la montaña y son equidistantes entre si según el historiador cusqueño V. Angles.

La casa de dos pisos

Si uno sigue por el camino que conduce al Intihuatana, se topará con la casa de dos pisos. Aquí se cruzan los caminos.

En honor del sol

El Intihuatana (en quechua Inti Watana, “reloj de sol”) es quizá el sector más importante del sitio. Tiene una ubicación privilegiada, desde la cual se dominan las dos quebradas de Písac. La construcción se compone de algunos edificios, entre los que destaca uno de fina piedra labrada que, siguiendo la forma de una letra D, rodea a una afloración rocosa tallada de manera especial. La perfección de sus muros es impresionante. La roca tallada tiene una orientación tal, que coincide casi perfectamente con la salida del sol en el solsticio de junio. En Machu Picchu se puede ver una roca parecida.

Algunos investigadores piensan que tales piedras y edificios podrían haber servido para realizar observaciones astronómicas. Desafortunadamente, los muros no conservan su altura original, por lo que no sabemos si en Písac este sistema se complementaba con una serie de ventanas. Este sector es atravesado por un canal que alimenta de agua a un reservorio, desde el cual se abastece a una serie de fuentes ubicadas en la ladera este.

Tiyanacuy

Siguiendo hacia la cuesta se encuentra el barrio de Tiyanacuy. Sus dimensiones son menores y gira en torno a un patio central. En el centro de esta construcción existe un perfecto asiento para dos personas esculpido en una piedra.

Los túneles

El cerro de Písac tiene dos túneles, uno de 16 metros de largo que va hacia el norte, y otro muy estrecho de tres metros que lleva a la cima.

Intiwatana

Intiwatana es el distrito más importante de Pisaq, corresponde al centro ceremonial o el complejo religioso de la ciudad con construcciones de paredes de tipo "sedimentario"; es decir, que las juntura de piedras pulidas tiene una superficie exterior rectangular. Su situación en la parte superior de la montaña es extraordinaria y domina visualmente gran parte del valle.

Este sector se debe de haber constituido de diversos templos como el Qorikancha del Cusco con urnas para las diferentes deidades. La falta de información hace difícil saber que se rindió en cada templo culto a dos dioses. En la parte central del complejo hay un edificio semicircular con una pared recta lateral y la puerta principal está hacia el sur, por deducción y analogía se establece que éste era el Templo del Sol en Pisaq.

Descendiendo de la escalera del Templo de Sol al lado sudoeste hay otra entalladura cónica que se usó con el "Intiwatana". Al oeste hay un altar de piedra tallada que representan las tres fases andinas del mundo religioso: el cielo, el mundo terrenal y el subsuelo. Esta escultura posiblemente se usó como un elemento de ayuda para las observaciones solares.

En este complejo hay algunos otros templos con paredes de muy buena calidad. Sus tareas específicas son desconocidas, de esta zona hay una vista parcial del río Vilcanota, que fluye en línea recta aproximadamente a 3.3 Km., en tiempos incaicos este río fue completamente encauzado de Pisac hasta Ollantaytambo. El objetivo del cauce era ganar tierras de labrantío y protegerlos cubriendo una longitud aproximadamente de 90 Km en el valle hoy en muchos sectores se observan restos de las paredes laterales del cauce.

El complejo arqueológico de Pisaq comprende los sectores

Kialla Q'asa, grupo de habitaciones que ha seguido la estructura de la superficie del Cusco. Tianayoc, ubicada en la parte alta del Intihuatana, sus habitaciones están alrededor de la plaza. Intihuatana, en la zona se ubica: el qorihuayrachina, observatorio solar, qosqo, qolqas. Su arquitectura tiene fino acabado, los edificios dan cara al valle.

Pisaqa, grupo habitacional con andenes semicirculares y fuentes de agua. Huimin, llama la atención por su ubicación en razón que está en el cisco del cerro. Tantana marka, sector ubicado en la parte posterior del cerro donde se aprecia numerosísimas tumbas.

Feria dominical de Pisaq

Singular feria que se realiza los domingos en la plaza de armas de la localidad, su importancia radica en la vigencia del intercambio comercial prehispánico denominado "rantiy" que no requiere el uso de la moneda, los protagonistas son los comuneros de la zona.

Fuente

Enlaces Externos