Saltar a: navegación, buscar

Comunidad primitiva (Desintegración)

Comunidad primitiva (Desintegración)
Información sobre la plantilla
Desintegracion comunidad primitiva.jpg
Descripción:
Es un largo periodo de transición en el que se manifiestan características que van a ser predominantes en un nuevo modo de producción.
La Desintegración de la comunidad primitiva es el Período histórico que media entre la comunidad primitiva y la sociedad esclavista que se caracteriza por el surgimiento de la división social del trabajo, el excedente de producción y la propiedad privada sobre los medios de producción.

Surgimiento de la división social del trabajo

La primera gran división social del trabajo que originó el intercambio regular, condicionó el surgimiento de nuevas relaciones económicas entre los hombres. Este nuevo tipo de relaciones excluyó en resumidas cuentas las relaciones de propiedad colectiva comunal.

Surgimiento del producto adicional

Con el empleo de instrumentos de trabajo confeccionado con metal (primero el cobre y luego el bronce) se inició un período trascendental en el desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad primitiva. . pero los cambios más significativos operados en las fuerzas productivas se debieron a la utilización del hierro en la confección de los instrumentos de trabajo. El aprovechamiento de los metales en la fabricación de los instrumentos de trabajo, influyó en todos los aspectos de la vida laboral del hombre primitivo. En primer lugar suscitó una considerable elevación de la productividad del trabajo en la agricultura, la ganadería, la pesca, etc. Y esto a su vez se reflejó en las relaciones económicas de producción. Surgieron fenómenos de la vida económica de la sociedad completamente desconocidos: el trabajo adicional y el producto adicional. El tiempo de trabajo de los miembros de la comunidad comenzó a dividirse en tiempo de trabajo necesario y tiempo de trabajo adicional. Durante el tiempo de trabajo necesario, los miembros de la comunidad crean la cantidad de productos que les son suficientes para satisfacer sus necesidades apremiantes. A lo largo del tiempo de trabajo adicional se crea un excedente de productos, complementariamente a los necesarios para existir, es decir, se crea el producto adicional.

Desarrollo de la división social del trabajo

División social del trabajo
En la medida que se desarrollan las fuerzas productivas, el trabajo va adquiriendo un mayor grado de especialización. La división del trabajo entre los hombres, rebasa los marcos de una comunidad primitiva, de una gens y de una tribu. Se forma el sistema de la división social del trabajo. Las tribus ganaderas se separan de las demás tribus. De esta manera, unas tribus se dedican a la agricultura y otras al pastoreo. Al separarse las tribus de pastores, ganaderos, se produjo la primera gran división social del trabajo.

Debido a la aparición del producto adicional y de la primera gran división social del trabajo, surge el intercambio de productos entre las comunidades y las tribus.

Oficio
En la medida que la producción se incrementó, además de la agricultura y la ganadería, se fueron desarrollando otros tipos de actividad productivas sobre todo en las comunidades agrícolas: la producción artesanal que incluía la herrería, la alfarería y la elaboración de tejidos. Por cuanto la producción de instrumentos de trabajo cada vez más productivos, y de armas más variadas a base de metal, requería de un gran trabajo y de mucha maestría por lo que resultaba imposible compaginar el trabajo del artesano con el trabajo del agricultor o el ganadero. De los miembros de la comunidad se destacaban aquellos cuya especialidad era la artesanía. El trabajo de los artesanos se separaba del trabajo de los agricultores y de los ganaderos y la artesanía se constituyó en una rama independiente de la actividad productiva. Los oficios se separaron de la agricultura, y esto condujo a la segunda división social del trabajo, que todavía dilató más el campo del intercambio. Al desglosarse los oficios de la agricultura surgió la producción de artículos especialmente para el intercambio.

El producto del trabajo no se produce para el consumo personal sino para el cambio y recibe el nombre de mercancía. Producto a la segunda gran división social del trabajo, la producción de mercancías se hace más periódica y más estable lo que facilita el desarrollo del intercambio. Surgió gradualmente el dinero, mercancía especial que sirve de instrumento de cambio. Al principio la mercancía se cambiaba directamente por otra mercancía. Al aparecer el dinero, el cambio se dividió en dos actos: compra y venta. El desarrollo de las relaciones monetarios mercantiles desempeño un importante papel en el proceso ulterior de disgregación del régimen de la comunidad primitiva.

Contradicciones del régimen de la comunidad primitiva

Cuando el trabajo del hombre primitivo se hizo más productivo y algunos miembros de la comunidad tuvieron la posibilidad de crearse con sus propios esfuerzos los productos que les eran necesarios, surgió la tendencia a la independencia económica.

El paso a la hacienda individual y surgimiento de la propiedad privada

Con el surgimiento de la tendencia a la independencia económica, el colectivismo de las relaciones de producción de la comunidad primitiva comenzó a transformarse en un freno al desarrollo ulterior de la producción, ya que limitaba la iniciativa de los productores individuales. Con la desaparición de la necesidad del trabajo común, el incipiente trabajo individual requería de la propiedad privada de los medios de producción.

El intercambio mercantil tuvo gran importancia para el surgimiento y desarrollo de las relaciones de propiedad privada. Cuando el truque de mercancías se realizaba entre comunidades y tribus gentilicias, actuaban como representantes de las mismas los ancianos de las gens y los jefes de las tribus, que poco a poco comenzaron a apropiarse de una parte de la riqueza social.

Al desarrollarse la producción y cambiar su carácter, en el seno de la gran comunidad familiar maduró y se destacó una nueva célula social: la familia individual. Los productos creados por las familias dejaron de ser aportados para el aprovechamiento y distribución entre todos los miembros de la comunidad. Estos productos se convertían en propiedad de las familias individuales y por tanto la familia individual se fue convirtiendo en la célula económica fundamental de la sociedad.

Aparición de la esclavitud patrialcal

Debido al incremento de la producción, conjuntamente con el cambio y la propiedad privada, aparece la esclavitud. Al aparecer el trabajo adicional y el producto adicional, se crean las condiciones para la explotación del hombre por el hombre. Los choques entre tribus originan la esclavitud. Resultaba más conveniente no matar a los prisioneros como antes se hacía, sino obligarlos a trabajar sin remuneración alguna. Los gérmenes de la explotación del hombre por el hombre brotaron y se desarrollaron en el patriarcado.
La esclavitud de aquella época se denominaba patrialcal, debido a que el trabajo del esclavo todavía no proporcionaba producto adicional que hubiera permitido al esclavista no participar en el proceso de producción. La base de la producción era el trabajo del esclavista y sus familiares, mientras que el trabajo del esclavo desempeñaba un papel auxiliar.
Así comienza en el curso de la historia la primera división de la sociedad en clases: hombres libres y esclavos. Gradualmente se desarrollan las relaciones de opresión y explotación.

Incremento de la desigualdad patrimonial

El surgimiento de la propiedad privada y la esclavitud patrialcal condujo a la desigualdad patrimonial entre los miembros de las comunidades gentilicias. La diferenciación patrimonial de las familias, que operaban en el seno de las comunidades gentilicias asesta un nuevo golpe al colectivismo y la igualdad primitivo. Adviene la división de la sociedad en ricos y pobres. En ello se destaca la élite rica e influyente de la gens: la aristocracia gentilicia, que procura aprovechar la actividad laboral de los miembros de la comunidad y la hacienda comunal para enriquecerse.

Explotación del hombre por el hombre

Apropiación gratuita por parte de quienes poseen los medios de producción, del fruto del trabajo adicional y, a veces, de parte del trabajo necesario de los productores directos. La explotación del hombre por el hombre surgió como resultado del desarrollo de las fuerzas productivas, de la división social del trabajo, del nacimiento del plusproducto, de la propiedad privada y de la escisión de la sociedad en clases antagónicas: dueños de esclavos y esclavos.

El carácter de las relaciones de producción dominantes en la sociedad determina, asimismo, las correspondientes formas de explotación. La explotación del trabajo, surgida ya en el estadio de descomposición del régimen de la comunidad primitiva, es inherente a todos los modos de producción antagónicos de clase, basados en el dominio de la propiedad privada sobre los medios de producción. La explotación esclavista se basa en la propiedad total de los esclavistas sobre los medios de producción y sobre el propio trabajador: el esclavo; la explotación feudal, se basa en la propiedad del señor feudal sobre la tierra y en la propiedad parcial sobre el siervo; la capitalista, en la propiedad capitalista sobre los medios de producción y en el trabajo asalariado. El capitalismo es la última forma de explotación del hombre por el hombre. Bajo el socialismo, al suprimirse la propiedad privada sobre los medios de producción y establecerse sobre ellos la propiedad social, se acaba con las clases explotadoras y se elimina toda explotación del hombre por el hombre.

La comunidad vecinal

En el transcurso de tiempo se disgrega la comunidad gentilicia, dando paso a la llamada comunidad vecinal, una comunidad de personas que no estaban vinculadas por lazos de parentesco, sino por vivir conjuntamente en uno u otro lugar. En los pueblos dedicados al cultivo se desarrolla como comunidad rural, y en los pueblos dedicado a la cría de ganado, como comunidad vecinal nómada.

El proceso de formación de la comunidad vecinal fue a la vez un proceso de descomposición y desmoronamiento definitivo de la comunidad gentilicia. Por ello la particularidad característica de la comunidad vecinal fue según expresión de Marx, su dualismo. Mientras una gran parte de la tierra era propiedad de cierta persona, otra parte de la tierra, que se aprovechaba en forma menos intensiva era propiedad colectiva de los miembros de la comunidad. Al pasar el tiempo una parte cada vez mayor de estas tierras comunales fue pasando al patrimonio de las familias individuales. Por tanto la propiedad privada de una parte de los medios de producción fundamentales y el carácter individual del trabajo eran característicos de las relaciones de producción de la comunidad vecinal.

El período de existencia de la comunidad vecinal, fue un período de transición de la propiedad colectiva a la propiedad privada, de las relaciones de igualdad y colectivismo del régimen primitivo a las relaciones de desigualdad y explotación; de la sociedad sin clases a la sociedad clasista. “…Acaba de surgir una sociedad –escribió Engels- que, en virtud de las condiciones económicas generales de su existencia, había tenido que dividirse en hombres libres y esclavos, en explotadores ricos y explotados pobres; una sociedad que no solo no podía conciliar estos antagonismos, sino que, por el contrario, se veía obligada a llevarlos a sus límites extremos (…) El régimen gentilicio era ya algo caduco. Fue destruido por la división del trabajo, que dividió la sociedad en clases y remplazado por el Estado.” El régimen de la comunidad primitiva fue sustituido por la esclavitud.

Referencias bibliográficas

  • F. Engels, El origen de la Familia, la Propiedad privada y el Estado. Pág. 217-218. Ed Política. La Habana.
  • Curso de Economía Política. Universidad de Lomonosov. Tomo I. Primera parte. Pág. 91.
  • Material didáctico de Ciencias Sociales. Economía Política. Ed Progreso. Moscú. Cap. II. Pág. 34.

Enlaces externos