Concilio de Letrán I

De EcuRed
Primer Concilio Lateranense
Información sobre la plantilla
IXº Concilio Ecuménico
de la Iglesia Católica
Fecha de inicio18 de marzo de 1123
Fecha de término11 de abril de 1123
Aceptado porIglesia católica
Concilio anteriorConcilio de Constantinopla VI
Concilio posteriorConcilio de Letrán II
Convocado porPapa Calixto II
Presidido porPapa Calixto II
Asistencia300 - 1000
Temas de discusiónQuerella de las investiduras
Cánones25

El Concilio I de Letrán, conocido también como Primer Concilio Lateranense, es el IX concilio ecuménico celebrado por la Iglesia Católica y el primero de los celebrados en Occidente. Este concilio fue convocado por el papa Calixto II y se celebró entre el 18 de marzo de 1123 y el 11 de abril del mismo año en la Basílica de San Juan de Letrán (Roma), la iglesia episcopal del Papa.

Convocatoria

Finalizado el conflicto por las investiduras en el Concordato de Worms (1122), entre el papado y el Imperio, con la renuncia del emperador a la investidura del báculo y el anillo, el papa de entonce Calixto II (1119-1124) quiso confirmar esta decisión con un concilio general, que se celebró al año siguiente en Roma. Se reunió esta asamblea en la basílica Lateranense el 18 de marzo de 1123, con una gran participación de padres conciliares. Según el abad Sugerio pasaban de 300 los obispos, y según Pandulfo —biógrafo de Calixto II— habían acudido 997 obispos y abades.

Resultados

De este concilio no se conservan las actas, ni otros escritos de las deliberaciones, pero sí se conocen los cánones de este concilio. Son 25 cánones, que renuevan en parte decisiones anteriores: se condenó toda ordenación o promoción por simonía; se renovó la observancia de la «tregua de Dios», que había sido proclamada en el Concilio de Clermont (1095). A los cruzados se les concede indulgencia plenaria y se les aseguró la protección de sus familias y sus bienes; también se dio un decreto en favor de la cruzada española. Se prohibió el concubinato de los clérigos y se declaró nulo cualquier matrimonio de presbítero, diácono o subdiácono. También se determinó que los monasterios y sus iglesias estuvieran sometidos a los obispos. Finalmente, se leyeron en público los documentos del Concordato de Worms para que los asistentes les diesen una ratificación oficial. En el concilio también se canonizó al obispo Conrado de Constanza.

Fuente