Conflicto de parejas

De EcuRed
Conflicto de parejas
Información sobre la plantilla
Conflicto de parejas. Aparecen cuando en los 2 miembros existen dos motivaciones de carácter opuesto pero de igual intensidad. Son la base de los malos entendidos de la relación de pareja y son los causantes de la insatisfacción, frustración y debilitamiento y hasta perdida de la pareja si no están bien resueltos. Mantener la satisfacción en la relación de pareja requiere un gran esfuerzo por ambas partes así como la utilización de ciertas habilidades que ayuden al buen funcionamiento de la misma como la comunicación, el respeto, la complicidad, pasión, etc.

Contenido

Conflicto de parejas

Existen algunas áreas de conflicto que aparecen más constantemente, como por ejemplo la repartición de las tareas de hogar, que provocan discusiones y situaciones desagradables pero que generalmente no dan lugar a la ruptura.

Existen otras fuentes de conflicto que tiene como base aspectos más profundos propios de la pareja y son éstos los que sí pueden generar problemas más graves. Estos derivan del desacuerdo en la manera de percibir la intimidad, el grado de compromiso y la pasión.

Comunicación

Una buena comunicación es la base de una relación de pareja satisfactoria. La comunicación no siempre es verbal ya que la pareja también se mira, se toca, se sonríe.

Ante una situación en la que se quiere comunicar algo, la manera o forma de emitirlo, el cómo lo reciba el otro y el contenido de este mensaje son fundamentales. diferentes maneras de comunicarnos y algunas de ellas no son precisamente positivas.

Formas negativas

La coerción; se trata de una manera de comunicación donde tan solo se tienen en cuenta nuestras propias necesidades haciendo al otro la vida muy difícil en el sentido de que no se tienen en cuenta sus necesidades e intentando conseguir la sumisión o anulación del otro. Esto es así porque el miembro de la pareja que cede lo hace no porque considere que el otro tiene razón sino para evitar la discusión y amenazas. En conclusión: para escapar de un conflicto.
Respuestas emocionales negativas:

“son aquellas palabras, gestos, acciones etc., que se experimentan como desagradables: gritos, amenazas, humillaciones, sarcasmos…y que en numerables ocasiones es lo que mantiene fundamentalmente unida a una pareja.

Formas positivas

Entre ellas se encuentran; expresiones verbales: cumplidos, halagos, palabras cariñosas, piropos…Comportamientos de afecto: hacer una caricia, coger de la mano, rozar la mejilla…Acciones que hacen que la vida para su pareja sea más fácil o agradable: intentar no hacer ruido al despertarlo, preparar una comida que le guste, hacer un regalo…

Ocio y tiempo libre

Uno de los conflictos más frecuentes en las relaciones de pareja es la diferente perspectiva de ambos miembros para organizar su tiempo libre y sus actividades sociales.

Pudiera ser que ambos se hayan dejado llevar por la rutina cotidiana, embargados por sus respectivos trabajos y quehaceres diarios y que hayan olvidado cómo divertirse. O bien porque cada uno busca su propia diversión independientemente de su pareja y/o al revés: se pasan la vida juntos y no se relacionan con nadie más. También suele ocurrir en parejas jóvenes que al tener un hijo, el punto de vista sobre cómo organizar las actividades sociales es diferente, ya que un miembro de la pareja puede querer centrarse únicamente en el cuidado del niño (dejando el área social de lado) y el otro demanda intentar planificar un tiempo propio de la pareja.

Sea como fuere, la persona como individuo independiente tiene sus propias necesidades y es difícil adaptarlas y compaginarlas con tu pareja. Por ejemplo: si yo tengo la necesidad de quedarme en casa los fines de semana porque realmente me apetece y disfruto de ello, ésto no me genera ningún problema, es más, me produce felicidad. Pero como persona independiente. Ahora bien, si mantengo una relación de pareja donde el otro necesita y disfruta saliendo los fines de semana y a mí no me apetece, aparece un conflicto de intereses.

La manera de solucionar este conflicto y la importancia o relevancia que la pareja le otorgue, va a depender de los recursos emocionales, de comunicación, de empatía… de cada uno de los miembros

Salir de los conflictos

Cuando la pareja se encuentra en un período de crisis o conflicto lo primero que se pregunta es si hay salida.
Habrá salida de un conflicto de pareja siempre que los dos miembros que constituyen la pareja deseen y estén plenamente dispuestos a esforzarse para salir del espiral de conflictos que degrada la relación.

En primer lugar, es importante relajarse para poder ver las cosas con más claridad puesto que cuando estamos alterados vemos los problemas muy magnificados e imposibles de abordar. Una vez relajados, hagan un análisis de la situación tomando en cuenta la posibilidad de resolver el problema a través del diálogo y procurando conservar un espacio de sosiego y tranquilidad para que el problema pueda ser expuesto correctamente y se puede llegar a un acuerdo entre ambos para solucionar los problemas.

Para que la pareja pueda llegar a acordar todos aquellos aspectos que en la actualidad provocan los conflictos, es necesario poderlo hablar en completa sinceridad y con motivación de arreglar los problemas lo cual precisa de un esfuerzo significativo para escuchar a la otra persona sin imponer las ideas propias y cediendo un poco, este último, por parte de los dos.
Si después de muchos intentos de solucionar los conflictos, la pareja no llega a ningún acuerdo o incumple lo acordado, puede que la pareja se sienta frustrada y herida y puede convertirse en un problema más. Entonces es la hora de plantearse buscar ayuda en una terapia.

Métodos para resolver un conflicto

Malos momentos:

  1.  Durante las comidas
  2.  Mientras se va de paseo con los niños
  3. Al acostarse

Malos lugares:

  1.  Sitios que no provean privacidad
  2.  Sitios que no provean confidencialidad
  3.  Sitios donde comúnmente se discute o pelea

Métodos de negociación

Muchas parejas se estancan en conflictos interminables que a menudo degeneran en francas luchas de poder, porque no conciben la solución de los dilemas como un proceso que eventualmente puede ser resuelto a través de la negociación de los asuntos en cuestión.

Métodos y actitudes que propician el éxito en la "mesa de negociación"

  1. Adoptar la actitud de que el/los problema(s) tendrán alguna solución razonable.
  2. Adoptar la actitud de "Ganar-Ganar" y no la actitud de "Yo gano-Tú pierdes".
  3. Estar dispuestos a ceder si es razonable.
  4. Estar dispuestos a "tranzar" (hacer acuerdos).
  5. Estar dispuestos a aceptar obtener un poco menos de lo que se desea obtener idealmente si es lo mejor que se puede lograr ("tranzar").
  6. No tratar de tomar ventaja desleal sobre el/la compañero(a).
  7. No intimidar, amenazar o castigar directa o indirectamente (idealmente debe ser un intercambio honesto y de "Buena fe").
  8. Estar claros de lo que se desea obtener y de lo que se podría estar dispuesto a dar a cambio.
  9. Saber defender razonablemente los propios puntos de vista (naturalmente procurando que sean lógicos y realistas).
  10. Evitar agendas escondidas.
  11. Tratar de entender a la otra parte (sin descuidarse uno mismo).
  12. Cumplir los términos de la negociación.
  13. No dejar resentimientos ocultos.
  14. Volver a negociar si surgen cambios que así lo requieran.

La negociación es un sistema de intercambio por medio del cual cada persona puede esperar obtener lo que desea de su pareja en la relación para solucionar el/los conflicto(s). Es un proceso de dar y tomar, es decir que es un método de intercambio de los "haberes" personales e interpersonales de cada miembro de la pareja para lograr la satisfacción de sus necesidades y equilibrar la relación en un sentido amplio del concepto de equilibrio.

Sugerencias

No se presenta una panacea o método mágico, estas guías requieren esfuerzo y trabajo para ponerlas a funcionar, para que se vuelvan naturales y "fáciles" de implementar bajo la presión de los problemas según sea su magnitud. Las relaciones sumamente y/o crónicamente deterioradas puede ser lo mejor que traten de terminar la relación de la manera más pacífica posible.

A veces los intereses y expectativas cambian y un proceso de solución de conflictos y negociación puede dar como resultado un mutuo acuerdo de separación, lo cual es mucho más saludable que prolongar indefinidamente una relación francamente deteriorada. Naturalmente, las circunstancias particulares de cada pareja son determinantes en las decisiones que vayan a tomar.

Fuente