Consejos para la incubación de huevos

De EcuRed
Consejos para la incubación de huevos
Información sobre la plantilla


Contenido

Temperatura

La temperatura del aire constituye un factor fundamental de la incubación, ya que el calentamiento de los huevos se produce debido al intercambio de calor entre el aire y los huevos. Durante la incubación, el nivel de temperatura óptimo de la incubadora se enmarca entre 37 y 38ºC. Aunque al llegar a los últimos días (2 o 3) de incubación es necesario reducir la temperatura. Las incubadoras están equipadas con un termómetro y disponen de un regulador automático de temperatura, manejable mediante un sencillo sistema mecánico para poder regular correctamente la temperatura interior. Una vez ajustada la temperatura interior, el regulador automático se encargará de calentar la incubadora.


Humedad

En las incubadoras, el humedecimiento del aire se debe a la evaporación del agua que se encuentra en el inferior y su diseminación por el interior de las mismas. Es por ello que debido a las diferencias de evaporación del agua en distintas zonas de la incubadora nos encontramos con embriones en diferentes estados de gestación. Cuanto más alta sea la temperatura del aire interior, mayor es la cantidad de vapores que podrá contener. Teniendo en cuenta que el aire seco no es un buen conductor del calor, es necesario humedecerlo para obtener un mejor calentamiento de los huevos. Dependiendo de la especie los niveles de humedad se enmarcan entre el 40% y 70%. Siendo del 55% el nivel de humedad más aconsejable durante el principio de la incubación y de entre 65-70% durante los 3 últimos días, para que se reblandezcan las membranas de la cáscara facilitando así su eclosión. Para medir la humedad interior en las incubadoras, se deberá de disponer de un higrómetro, no incluido con la incubadora. Es recomendable comprar un higrómetro, disponible en cualquier tienda de animales. Para regular dicha humedad, las incubadoras disponen de unos canales de agua en la parte inferior, en los cuales tendremos que aumentar o disminuir la cantidad de agua que contienen dependiendo del nivel de humedad que necesitemos.


Ventilación

Para asegurar la pureza del aire, es necesario que la incubadora se mantenga fresca y el aire del interior vaya renovándose regularmente. Durante su incubación, los huevos absorben oxígeno y liberan anhídrido carbónico, por lo que es imprescindible una circulación de aire eficiente que garantice que el calor y la humedad necesaria lleguen a los huevos. Con ese fin, las incubadoras un ventilador hace circular el aire que se concentra en la incubadora, absorbiéndolo para después distribuirlo y homogeneizar la temperatura del aire del interior.


Volteo de los huevos

Las aves voltean los huevos con una frecuencia de entre 1 y 2 horas durante los primeros 18 días de la incubación natural. Este volteo es imprescindible y en la incubación artificial hay que simularlo de forma manual o mecánica, ya que de lo contrario el embrión se quedaría pegado a las membranas de la cáscara, provocando su muerte. En el volteo, el giro de los huevos tiene que alcanzar los 90 grados, manteniéndose a 45 grados respecto al eje vertical. Nuestras incubadoras disponen de volteador automático de huevos, con lo que la pesada tarea de voltear los huevos varias veces al día se hará de forma automática, garantizando un correcto volteo. El volteador automático al voltear los huevos automáticamente y reducir el constante contacto con los huevos, se evitará que se ensucien y se cierren los poros de los cascarones.


Eclosión

En cuanto el polluelo empiece a picar la cáscara del huevo, habrá comenzado la eclosión. Dos o tres días antes se habrá dejado de voltear los huevos (consulta la “Tabla de días totales para incubación y eclosión” para saber cuándo dejar de voltear los huevos). Una vez se observe que hay varios cascarones picados se pueden dar las siguientes situaciones: - Ha picado: En caso de que el polluelo sea fuerte, saldrá del cascarón sin problemas. En el caso de que el polluelo sea débil, si ha picado el cascarón y se retrasa más de lo normal, es necesario ayudarle rompiendo muy cuidadosamente un poco del cascarón para que pueda salir mejor. - No ha picado: Puede que necesite más tiempo y eclosione algo más tarde que los demás. También puede darse el caso de que el huevo no estuviese fecundado o que el embrión haya muerto durante la incubación.


Antes de la incubación

Es importante decidir una buena ubicación en la que colocar la incubadora. - Una habitación en la que la temperatura se mantenga estable entre 21 y 27ºC. - Un lugar fresco sin luz directa del sol. NOTA: Una temperatura exterior inferior a los 16ºC reducirá la temperatura del interior de la incubadora. Los huevos que va a incubar deben ser frescos y fértiles. Si los huevos han sido transportados desde lejos, téngalos 24 horas fuera de la incubadora antes de empezar con la incubación: 12 horas bocabajo y otras 12 horas bocarriba. No use huevos de más de 15 días y evite exponerlos a temperaturas muy altas o bajas. Descarte los huevos pequeños, de mala forma y los que estén cascados o de cáscara fina y porosa. Incube solo huevos limpios, y no exceda la capacidad de la incubadora. NOTA: Si es la primera vez que utiliza una incubadora, es recomendable que incube una pequeña cantidad de huevos de poco valor para asegurarse de que lo está haciendo correctamente.



Durante la incubación

Controle la temperatura interior mediante el termómetro. Durante la incubación, la temperatura interior de la incubadora ha de ser de 37.5ºC. A medida que vayan pasando los días, notará un incremento de la temperatura interior de la incubadora, por lo que tendrá que reajustarla a 37.5ºC. A su vez, el agua del canal de plástico se irá evaporando, por lo que tendrá que ir añadiendo agua templada cada pocos días, normalmente 2 veces a la semana sería suficiente. En cuanto a la humedad, es preferible un bajo nivel de humedad a uno alto, excepto los 2-3 últimos días de incubación. Una forma de reducir la humedad de la incubadora es disminuyendo la cantidad de agua de la bandeja de plástico. Aunque también puede tapar parte del agua con papel de aluminio, y fijarlo con cinta adhesiva.

Tabla de días totales para la incubación y eclosión

Cisne 30 a 37 días Paloma 14 días Codorniz 23 días Pato 28 a 33 días Faisán 23 días Pavo 28 a 30 días Gallina 21 días Perdiz 23 días Ganso 28 a 30 días Periquito 18 días Loro 28 días Pinzón 14 días Mynah 14 días No hay ningún problema a la hora de incubar huevos de aves que no aparezcan en la tabla anterior.

Últimos días de incubación

Dos o tres días antes de que los huevos eclosionen, deja de ser necesario voltear los huevos, por lo que deberá retirar el volteador automático del interior de la incubadora y dejar los huevos tumbados sobre la bandeja. Evite retirar la tapa de la incubadora hasta que los huevos hayan eclosionado, y a medida que vayan naciendo retírelos a algún lugar con comida, agua y una temperatura de entre 35ºC y 37ºC. Los polluelos podrán sobrevivir hasta 48 horas sin comida o agua. En algunos casos, puede que sea necesario volver a meterlos en la incubadora para secarlos o calentarlos.

A recordar

1. No gire el regulador de temperatura a no ser que sea necesario. El funcionamiento de la incubadora puede verse afectado si la temperatura es manipulada en exceso. 2. Si la incubadora no calienta, averigüe si todo está correctamente conectado. 3. No introduzca más huevos que la capacidad de la propia incubadora. 4. Mantenga los huevos limpios. Cualquier clase de polvo o suciedad es perjudicial para los huevos, ya que cierra los poros de los cascarones. 5. Limpie su incubadora con agua y jabón tras cada incubación. La bandeja de plástico puede limpiarse con detergentes o desinfectantes. 6. Tras cada ajuste de temperatura, espere un tiempo a que se estabilice la temperatura. 7. No abra la tapa de la incubadora durante la incubación.

Fuentes