Saltar a: navegación, buscar

Criminalística

Criminalística
Información sobre la plantilla
Criminalistica 1.JPG
Concepto:Ciencia elaborada sobre los medios y métodos especiales para el descubrimiento, recolección, análisis, investigación y apreciación de las pruebas con el fin de esclarecer las manifestaciones delictivas.
Criminalística. Ciencia elaborada sobre los medios y métodos especiales para el descubrimiento, recolección, análisis, investigación y apreciación de las pruebas con el fin de esclarecer las manifestaciones delictivas.

Es la ciencia del descubrimiento y la verificación científica del delito. Es una ciencia independiente, aunque forma parte del sistema de las Ciencias jurídicas y sociales en general, se encarga del estudio de las leyes sobre las particularidades y regularidades del surgimiento de las pruebas, así como de métodos criminalísticos generales.

Igualmente abarca la técnica, la táctica y la metodología para la recolección, investigación y uso de esas pruebas en hechos o situaciones de relevancia jurídica, especialmente, dentro del ámbito jurídico penal, con el objeto de determinar, fundamentalmente, la autoría y participación, así como brindar las pruebas necesarias para el esclarecimiento del hecho y coadyuvar a la prevención del delito.

La criminalística coadyuva al cumplimiento de la legalidad, dado a que sus partes integrantes garantizan la aplicación de los recursos científico - técnicos en la investigación y las metodologías para la correcta investigación e instrucción de los delitos.

Criminalística como ciencia

La Criminalística ha adquirido un carácter de ciencia, puesto que:

  • Tiene una Teoría general en la que se formulan su objeto, sus tareas, principios y el lugar que ocupa dentro del sistema de las ciencias jurídicas.
  • Elabora sus propios medios y métodos técnicos y sus procedimientos tácticos, sobre la base de la adaptación de forma creadora de los logros de otras ciencias, entre ellas las naturales y las técnicas.
  • Para su aplicación se tienen en cuenta las normas jurídico procesales que se establecen en la legislación de cada país, en cuanto a lo relativo a la recolección y valoración de las pruebas y al orden y carácter legal en que se efectúan las acciones de instrucción y demás diligencias necesarias desde el punto de vista jurídico procesal.

Objeto  como ciencia

El estudio y conocimiento de las leyes y procesos del surgimiento de las pruebas, su recolección, investigación y utilización, para la lucha contra todo tipo de actividad delictiva, infractora, negligente y antisocial, así como el establecimiento de métodos criminalísticos para esos fines e igualmente de sistemas de recomendaciones para su prevención.

Leyes de la ciencia Criminalística

Existen leyes que regulan el desarrollo de los procesos en un fenómeno de interés criminalístico, las cuales actúan estrechamente relacionadas y pueden ser de la naturaleza, del pensamiento o de la sociedad.

Una de las leyes más importantes para la Criminalística es la denominada Ley general de la reflexión (reflejo en su sentido más amplio).

Toda acción humana produce un efecto y está relacionada con otros procesos y hechos de la realidad. Si esa acción es transgresora de las normas penales establecidas se producirá un hecho delictivo, dando lugar a daños materiales y/o morales.

Los actos y movimientos que realice un delincuente para cometer un delito quedan reflejados en personas, objetos y lugares. Estos reflejos, denominados huellas del delito, son posibles dada la cualidad que tiene la materia de reaccionar ante cualesquiera estimulaciones interna o externa y de reproducirlas. En cuanto a objetos y lugares los reflejos estarán determinados por la alteración estructural que sufrirán ambos en su interrelación, en dependencia de las condiciones y tipo de materia de que estén compuestos los objetos receptor y productor.

El proceso de formación de las huellas está en dependencia de las siguientes leyes particulares:

  • Ley de la repetividad del proceso de formación de las huellas: A iguales condiciones dadas, las huellas se volverán a producir necesariamente en la misma forma. Por ejemplo, cuando analizamos un proyectil disparado con un arma de fuego, observaremos las estrías del ánima del cañón. Si realizamos un disparo experimental con la propia arma, el nuevo proyectil tendrá iguales huellas que el primero. Esto está basado en hechos objetivos y repetibles.
  • Ley de la interrelación entre la actividad del delito y su resultado: Se basa en la interrelación que surge de los hechos y las acciones del comisor del delito, así como el resultado de estos, que constituye la prueba esencial de la existencia del delito y su carácter.
  • Ley de la relación que se refleja entre el medio o instrumento del delito y las huellas que éste deja: Trata sobre la posibilidad de conocer el medio que se empleó para la comisión del hecho delictivo, a partir de las huellas dejadas con él.
  • Ley de la elección del instrumento para la comisión del delito y su relación con las circunstancias objetivas y subjetivas que rodean el hecho: Se refiere al establecimiento de las circunstancias en dependencia de la selección del medio utilizado para perpetrar la acción delictiva.
  • Ley de la formación de grupos de pruebas a partir de huellas aisladas que están relacionadas entre sí: Permite establecer que cada prueba no existe aisladamente, sino que está relacionada con otras pruebas.
  • Ley de la destrucción de las huellas: Se relaciona con la perdurabilidad de las huellas. Por ejemplo, la corta duración de una huella de calzado en fango, en comparación con la de la misma huella en cemento.

Métodos de la ciencia Criminalística

La ciencia Criminalística resuelve sus tareas utilizando determinados métodos de la investigación científica.

Método: Procedimiento para conocer, estudiar e investigar los fenómenos de la naturaleza y de la vida social, para alcanzar un objetivo y resolver las tareas que conducen al conocimiento de la realidad.

Todas las ciencias tienen sus métodos generales, particulares y especiales del conocimiento para alcanzar un fin determinado, para comprobar una realidad objetiva o transformarla y para adquirir nuevos conocimientos.

La ciencia Criminalística emplea, en sus funciones de descubrimiento, investigación y prevención de los hechos delictivos, como método general, el Dialéctico, que le permite el conocimiento de fenómenos y procesos que aparecen durante la práctica pericial criminalística.

Además, utiliza otros métodos generales del conocimiento, que no son específicos de ninguna ciencia, tales como deducción, inducción, hipótesis, analogía, generalización y abstracción, los cuales como expresión del proceso de movimiento del pensamiento permiten conocer la esencia de los fenómenos cognoscibles.

Los métodos particulares del conocimiento empleados por la ciencia Criminalística son los siguientes:

  • Observación: La percepción de un fenómeno, que permite apreciar detalles, singularidades, cambios e interrelaciones con otros objetos y fenómenos. Los resultados de esa acción se insertan en el conocimiento y aportan el material inicial para la elaboración de las versiones criminalísticas.
  • Medición: La comparación de un objeto o fenómeno con uno de similar magnitud o género que se toma como unidad de medida. Se efectúa durante la ejecución del peritaje criminalístico y para fijar el lugar del suceso durante las acciones de instrucción.
  • Descripción: Se auxilia de la medición para dejar constancia escrita de la relación de características del objeto, entendido éste como el lugar del suceso o el objeto específico del delito. La descripción es también utilizada durante el peritaje criminalístico y en la realización de las actas de acciones de instrucción. La descripción de lo percibido debe ir de lo general a lo particular, en este método se aplican los dos anteriormente explicados: la observación y la medición.
  • Comparación: Implica la valoración de las características generales y particulares presentes en dos o más objetos de investigación. Es utilizada tanto en el proceso de la Identificación Criminalística como en la realización de las Acciones de Instrucción. Con la comparación se establecen coincidencias y diferencias entre los objetos investigados (dubitados) y los comparativos (indubitados), lo que permite establecer la identificación de personas, de objetos y de animales.
  • Experimento: Consiste en la reproducción artificial del fenómeno investigado, en condiciones similares al real, pero de forma controlada. Permite corroborar en la práctica los fenómenos ocurridos en un proceso.

Los métodos especiales son los que se utilizan por una o varias ramas del conocimiento científico y que se adecuan al objeto de estudio de la Criminalística, tales como:

Además de los métodos anteriormente expuestos, la Criminalística ha desarrollado sus propios métodos especiales que la caracterizan como ciencia, ellos son:

  • De búsqueda, revelación, fijación y extracción de las huellas, a través de los medios técnicos (polvos reveladores, placas dermopapiloscópicas, cintas adhesivas y otros).
  • De filmación, tanto la operativa que se realiza en el lugar del suceso durante el desarrollo de las acciones de instrucción, como la investigativa que se ejecuta en el laboratorio criminalístico.
  • Para la realización de los peritajes técnicos criminalísticos.
  • Trazológico para la obtención de huellas experimentales que permitan la comparación.
  • De identificación de personas por sus rasgos exteriores, por las huellas dérmicas, por la escritura y la firma, por las huellas de los dientes, por el olor, por la voz y por el empleo de la técnica biológica del Ácido Desoxirribonucleico (ADN).
  • Tácticos para la ejecución de las diferentes acciones de instrucción, reguladas por la Táctica Criminalística y jurídicamente en la Ley Adjetiva.
  • De investigación técnica criminalística de los distintos tipos de delito.

Huella

Señal, marca, vestigio o cambio material presente en un lugar, persona u objeto, relacionado con un hecho delictivo que se investiga por la Criminalística, con vistas a determinar su origen o pertenencia a una persona, a un animal o a un objeto.

Ejemplos:

  • Dermatoscopía: Huellas digitales, palmares, podorales y otras dérmicas.
  • Trazología: Huellas de dientes, de calzados, de neumáticos, de frenaje, de instrumentos de fractura, de animales.
  • Balística: Huellas del disparo de armas de fuego.
  • Biología: Máculas de sangre, pelos, fibras textiles, fragmentos de hueso, fragmentos vegetales, tejidos, máculas de saliva y de semen.
  • Químico-Físico: Huellas del disparo en prendas de vestir, en manos y en armas de fuego, maculaciones de sustancias de Aplicaciones Químicas Operativas, partículas de suelos, vidrios, metales, plásticos, pinturas.
  • AVEXI: Huellas de averías, explosiones e incendios.

Evidencia

Objeto relacionado con un hecho delictivo, ocupado en el lugar del suceso o durante la realización de una acción de instrucción que, generalmente, es portador de huellas y que se remite a los laboratorios criminalísticos para su investigación.

Ejemplos:

  • Objetos portadores de huellas dérmicas.
  • Frutas o alimentos con huellas dentales, objetos con huellas trazológicas.
  • Armas de fuego, casquillos, proyectiles.
  • Documento o cualquier objeto que conserve la imagen de letras, cifras o signos convencionales.
  • Objetos portadores de huellas biológicas.
  • Objetos portadores de restos de picadura o residuos de drogas o sustancias tóxicas.
  • Prendas de vestir, armas de fuego y otros objetos portadores de huellas químico-físicas, objetos con maculaciones de sustancias de Aplicaciones Químicas Operativas.
  • Objetos portadores de huellas olorosas.

Muestra

Elementos indubitados (de origen conocido) que contienen, o permiten obtener con ellos, impresiones para hacer comparaciones en los peritajes criminalísticos identificativos.

Ejemplos:

  • Modelos digitopalmares con impresiones dérmicas.
  • Disparos experimentales de armas de fuego.
  • Modelos comparativos libres o experimentales de escrituras manuscritas y mecanografiadas, de firmas, impresiones de cuños, así como muestras de papel y tinta.
  • Impresiones olorosas.

Tareas de la ciencia Criminalística

La tarea general de la ciencia Criminalística está dada por su contribución a la erradicación de los delitos.

De ella se derivan tareas especiales, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Perfeccionamiento y desarrollo de nuevos medios técnicos, de procedimientos tácticos y de recomendaciones metodológicas para la recolección, investigación y valoración de las huellas y las evidencias.
  • Perfeccionamiento de las bases organizativas, tácticas y metodológicas del desarrollo de la investigación, desde la etapa previa hasta la culminación del proceso judicial.
  • Perfeccionamiento del sistema para la prevención técnica criminalística de los hechos delictivos.

Para la solución de sus tareas, la ciencia Criminalística utiliza los logros alcanzados por otras ramas del conocimiento y el estudio de la práctica pericial, adecuándolos a la investigación de los hechos delictivos, sobre la base de lo previsto en las leyes procesales, que permiten la observancia de la Legalidad.

Relaciones de la Criminalística con otras ciencias

La ciencia Criminalística, para desempeñar su importante papel en la lucha contra el delito, debe elevar constantemente su nivel científico y activar el empleo de los conocimientos de otras ciencias para, de forma creadora, adaptarlos a las condiciones específicas de la investigación de los delitos y elaborar sus propios medios, métodos y procedimientos.

Entre esas ciencias se encuentran las jurídicas, cuyo desarrollo influye notablemente tanto en la elaboración de los problemas teóricos, como en la efectividad del empleo práctico de los preceptos legales en la lucha contra el delito.

Ellas son las siguientes:

  • Derecho Penal: Determina los síntomas que caracterizan a los delitos y estudia sus clasificaciones, así como establece el móvil y las formas de complicidad de las acciones delictivas. En el Códig­o Penal vigente se determina cada delito y la sanción correspondiente.

Nota: La Criminalística aporta las pruebas de la comisión del delito, mediante su descubrimiento y la identificación del delincuente o del objeto empleado para cometerlo y, además, elabora las metodologías de investigación de los distintos tipos de delitos.

  • Derecho Procesal Penal: Determina el orden procesal de realización de las acciones de instrucción y judiciales, así como establece la forma y condiciones para la aplicación de las recomendaciones criminalísticas en la esfera de la investigación judicial, la competencia de los diferentes participantes en el proceso para la utilización de los medios, métodos y metodologías criminalísticos y define los objetos de prueba.
  • Criminología y Victimología: Establecen la relación entre sus objetos de estudio, para la primera la investigación de los delitos y para la segunda, el estudio científico de las víctimas. Si esta relación no se establece, se entorpece la investigación del delito y como consecuencia se produce la “Victimización Secundaria”, la cual sólo percibe inseguridad, insatisfacción e inconformidad, cuando los funcionarios integrantes de la Guardia Operativa aplican deficientemente la Táctica Criminalística durante la Inspección del Lugar de los Hechos y no satisfacen las expectativas de la víctima.

Nota: Las relaciones existentes entre la Criminalística y la Criminología se manifiestan en la actividad de prevención de los delitos, aunque se diferencian sustancialmente en cuanto a las vías para realizar esa labor.

  • Derecho Administrativo: Se manifiesta en la parte especial, donde se encuentran las cuestiones de la organización y actividad del Ministerio del Interior, que permiten estructurar correctamente el trabajo para el descubrimiento y esclarecimiento de los delitos.
  • Derecho Procesal Civil: La Criminalística se relaciona con el Derecho Procesal Civil en cuanto a los aspectos dedicados a la teoría de las pruebas y, también, al orden procesal de ejecución de las acciones de instrucción y judiciales.

También, la ciencia Criminalística se vincula estrechamente con otras ciencias, cuyo objeto de estudio está relacionado con la lucha contra la criminalidad, entre las que se encuentran:

Ninguna ciencia puede existir y desarrollarse sin estar vinculada a una concepción filosófica:

  • Materialista
  • Idealista.

La Criminalística cubana está relacionada con la Filosofía Marxista-Leninista, que se manifiesta mediante la fundamentación de su Teoría General y de la Teoría de la Identificación Criminalística; así como a través de la investigación de tales categorías filosóficas como causa y efecto, lo particular y lo general, necesidad y casualidad, posibilidad y realidad, esencia y fenómeno, contenido y forma.

La Criminalística posee una estrecha relación con otras muchas ciencias, entre ellas las técnicas y naturales. Los conocimientos y métodos de esas ciencias la Criminalística los adapta a las tareas de la práctica pericial.

Algunas de esas ciencias son:

Carácter de ciencia de la Criminalística

La ciencia Criminalística contribuye al esclarecimiento de los delitos sin perder de vista que, ante todo, se deben observar las exigencias planteadas por la Ley de Procedimiento Penal.

La Criminalística es una ciencia jurídica independiente porque tiene su propio objeto de estudio, sus métodos y específicas funciones que la diferencian indudablemente de otras ciencias.

Para que una ciencia sea considerada como tal debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Que tenga un objeto de estudio.
  • Que existan datos acumulados a través del saber empírico, que se encuentren sistematizados en las metodologías de análisis elaboradas y que permitan hablar de su conocimiento científico tomado de la práctica y verificado en la práctica socio-histórica.
  • Que todo ello esté estructurado en un sistema integral que refleje todas las conexiones y las relaciones referidas a los métodos, medios y procedimientos para el estudio de lo que constituye su objeto.

Consideramos que tiene un carácter de ciencia porque posee una Teoría General en la que se formulan su objeto, sus leyes, sus métodos, sus tareas y el lugar que ocupa en el sistema de conocimientos; así como porque elabora sus propios medios y métodos técnicos y sus procedimientos tácticos, sobre la base de la adaptación en forma creadora de los logros de otras ciencias, entre ellas las naturales y las técnicas.

Además, porque tiene una fundamentación filosófica, que en este caso es materialista, basada en los principios marxistas-leninistas.

Es jurídica porque aunque emplea elementos de diversas ciencias, como la Biología, la Química, la Física, la Matemática y otras, no puede incluirse dentro de ninguna de ellas, debido a que su objeto de estudio son los elementos materiales relacionados con los delitos y el descubrimiento, la investigación y la prevención de los mismos, dentro de lo preceptuado por las Leyes Procesales.

Además, la Criminalística contribuye al cumplimiento de las exigencias planteadas por la ley penal, en cuanto al esclarecimiento rápido, multilateral y completo de los delitos que afectan tanto a nuestro país como a la comunidad internacional, con el fin de que todo autor de una acción delictiva reciba una justa sanción y que ningún inocente resulte sancionado. Igualmente dirige sus esfuerzos hacia la prevención de los delitos y la erradicación de las causas que los generan.

En nuestra opinión ella es una ciencia jurídica independiente, de perfil jurídico penal, tal y como lo son el Derecho Penal, el Derecho Procesal Penal, la Criminología y la Victimología.

Está comprobada la utilidad de las huellas y evidencias en los diferentes aspectos de la investigación criminal y todos los factores encargados del cumplimiento de la Ley recurren, cada vez más, a los resultados del Laboratorio de Criminalística para conseguir elementos difíciles de obtener por otros medios. A medida que progresa la investigación científico-criminalística, aumenta la importancia y el uso de las huellas, evidencias y muestras en la investigación de los hechos delictivos.

Prácticamente cualquier cosa puede convertirse en una evidencia. Puede ser tan insignificante como una partícula de polvo o tan grande como la caldera de un ingenio azucarero. Puede asumir la forma de un gas o de un líquido, o bien puede tratarse de un patrón muy simple o abarcar miles de páginas de documentos.

El principio básico para examinar las huellas y evidencias es bastante simple. Siempre que alguien abandona un lugar, se lleva algo consigo y a la vez deja algo suyo. Corresponde al perito criminalista examinar aquello que quedó en el lugar del suceso, formular una hipótesis acerca de su procedencia y a quién pudo pertenecer.

La Criminalística representa una herramienta indispensable que contribuye a establecer la objetividad necesaria en la ejecución de los dictámenes periciales, por lo que el auxilio prestado por las demás ciencias es completamente válido y proporciona un alto grado de cientificidad a la investigación de los delitos.

Como toda ciencia, la Criminalística no tuvo un punto de partida definido, en virtud de que las especialidades que concurren a su integración han acentuado su desarrollo y profundidad, tanto de manera técnica como práctica, implicando cambios que hasta hoy es difícil delimitar en su amplitud, dado el vertiginoso avance de la investigación científica.

De esta manera, todas las ramas del conocimiento que participan en el saber criminalístico (Biología, Química, Física, Medicina, Matemática, entre otras) han venido a enriquecer las opciones de estudio propio de la investigación de los delitos. Obviamente, la Criminalística en nuestros días es el resultado de la evolución tecnológica y de los nuevos descubrimientos de las ciencias naturales.

"La Criminalística es un conjunto heterogéneo de conocimientos tomados de otras ciencias y utilizables en la investigación de los delitos..."

La Criminalística, debido a que en su nacimiento careció de la delimitación de un campo propio de estudio, en más de una ocasión y por diferentes autores ha sido considerada como Técnica Policial, como Policía Científica, como una rama auxiliar del Derecho o como parte de la Criminología.

Uno de los objetivos centrales de la ciencia Criminalística es el estudio de las formas y procedimientos que se utilizan para la búsqueda, recolección, análisis, interpretación, clasificación y determinación de las huellas y evidencias derivadas de la investigación de una acción delictiva.

División para su estudio

Aunque los elementos de la ciencia criminalística se encuentran armónicamente estructurados y vinculados entre sí, con la finalidad de facilitar su estudio y sólo desde el punto de vista didáctico, se ha estructurado o dividido en cuatro partes:

Teoría general

Por medio de la Teoría General de la Criminalística se fundamenta su génesis histórica, su objeto, tareas y su lugar en el sistema de conocimientos, es decir su fundamentación como ciencia.

Técnica

La Técnica Criminalística es el conjunto de medios y métodos científico-técnicos que se utilizan en el descubrimiento e investigación de las huellas y evidencias durante la realización de las acciones de instrucción y diligencias en la fase preparatoria del juicio oral, cuya finalidad es el esclarecimiento y prevención del delito, utilizando para ello los últimos adelantos de las ciencias en general.

Está integrada por una serie de especialidades que varían sus denominaciones de acuerdo a cada país; teniendo en cuenta el desarrollo alcanzado por la Escuela Cubana de Criminalística estas especialidades han sido estructuradas de la forma siguiente:

Táctica

La táctica criminalística se ocupa de la elaboración y desarrollo de los métodos de ejecución de las acciones de instrucción, que se realizan durante la investigación de los delitos, así como de las normas tácticas para la utilización racional de los recursos científico-técnicos elaborados por la técnica criminalística.

Criminalística en Cuba

La criminalística cubana ocupa un destacado puesto a nivel internacional, ganado a partir del intercambio de experiencias, con modestos recursos, pero con un alto nivel intelectual de sus especialistas, que han vencido metas importantes en el esclarecimiento de todo tipo de delitos.

Origen y tradición

La criminalística en Cuba tiene una tradición superior a los 100 años. Luego del triunfo revolucionario de 1959 contó con el apoyo de la escuela Eslava y otras del extinto campo socialista, que ayudaron en la preparación de los primeros expertos. Hoy, como parte del sistema de enfrentamiento a actividades delictivas, se han desarrollado especialidades como la Documentología, las técnicas caninas y de ADN, y la Odorología, en la cual Cuba es pionera en el área latinoamericana.

Experiencia cubana

Cuba tiene notable experiencia en este campo, que actualmente utilizan países europeos como Dinamarca, Bélgica, Francia y Alemania, y asiáticos como China. También incursionan otros de América Latina como Argentina.

Personal especializado

Una tarea importante ha sido y será la preparación del personal especializado, que tiene la posibilidad de mantener su actualización, superarse en doctorados y maestrías e integrarse con el resto de los órganos e instituciones que enfrentan al delito, y multiplicar así, el historial de criminalística al servicio de los intereses de la Revolución, que son los mismos del pueblo.

Bibliografía

Fuentes

  • Fernández Pereira, Julio A. Teoría General, Técnica y Metodología Criminalística. Facultad de Derecho. Universidad de La Habana, Primera Parte. pp. 30-36.
  • Manual del Juez de Instrucción, Munich, 1893. "El siglo de la investigación criminal"
  • Febles, Brito y Osvaldo P.La Técnica Criminalística. 2001