Saltar a: navegación, buscar

Cuclillo

Cuclillo
Información sobre la plantilla
Cuclillo02.jpeg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Orden:Cuculiformes
Familia:Cuculidae

Cuclillo. Nombre vulgar del ave Cucúlida Cuculus Canorus. Su talla es de unos 26 a 27 centímetros y vive de preferencia en áreas de cultivo.

Características

El plumaje del macho es ceniciento por encima y gris claro con fajas oscuras, horizontales y paralelas en la parte inferior.

La hembra ostenta una coloración más uniforme y rojiza. El Cuclillo, común de Europa, Asia y África es ave emigrante en toda su área de dispersión.

Costumbres

Conocidas son las costumbres parásitas de esta ave, que deposita los huevos en los nidos de diversas aves canoras. Sin embargo, es muy útil su labor exterminadora de enormes cantidades de orugas. Muy conocido por su típico grito musical de cu-cú. El cuclillo canta hasta mediados del estío, y emigra desde el continente europeo al africano en agosto o septiembre. En esta época debe ya tener empolladas sus numerosas crías. En Chile se le conoce como Cuclillo de pico negro y se distribuye en los valles interiores de Arica.

Reproducción

Pichones

El cuclillo pone los huevos en nidos de otros pájaros, a la vez que engaña a éstos después que nacen sus pichones. Cuando llega la época de postura, la hembra cuclillo parece estar apurada. Se oculta entre las hojas y espía a otros pájaros que construyen sus nidos. Cuando ubica el nido que considera apropiado, decide cuándo pondrá sus huevos allí. Ya tiene decidido quién incubará a su descendencia. Entra en acción cuando ve que la hembra del otro pájaro pone sus huevos. Apenas la propietaria del nido parte del mismo, la cuclillo se dirige allí y pone su propio huevo a la vez que procede de manera muy inteligente, pues toma uno de los huevos puestos por la dueña del lugar y lo arroja afuera. De esa manera evita que la mencionada entre a sospechar algo (por la modificación de la cantidad de huevos).

La cuclillo emplea una estrategia notable, con una regulación del tiempo perfecta, para garantizar que su descendencia empiece una vida segura. La cuclillo no pone un huevo sino veinte huevos en cada época de reproducción. En consecuencia, tiene que encontrar muchos padres sustitutos, espiarlos y trazar una buena distribución del tiempo para la puesta de los huevos. Puesto que pone uno cada dos días y le toma cinco días formarlo en el ovario, no tiene tiempo que perder.

Al quebrarse la cáscara y luego de un período de incubación de doce días, el cuclillo recién nacido, apenas abre los ojos después de cuatro días, se encuentra con sus padres sustitutos muy cariñosos. Lo primero que hace el polluelo después que sale del huevo, es tirar fuera del nido los otros huevos cuando los padres sustitutos están ausentes. Entonces éstos alimentan única y cuidadosamente al recién nacido, al que lo consideran hijo de ellos. Hacia la sexta semana, cuando la cría deja el nido, nos encontramos con el interesante panorama de ver al hijo adoptivo, un pájaro grande, alimentado por dos pájaros pequeños.

Fuentes