Saltar a: navegación, buscar

Demencia

Demencia
Información sobre la plantilla
Demencia.jpeg
Demencia: es el deterioro de la capacidad mental del cerebro.
Síntomas.jpeg
Clasificación:Enfermedad neurológica

La Demencia. Es el deterioro de la capacidad mental debido a una afección orgánica del cerebro que se produce de forma global y progresiva.

Concepto

Demencia fue utilizado como sinónimo de locura en el pasado, la demencia se refiere a la pérdida progresiva de las funciones mentales superiores (memoria, orientación, razonamiento, juicio), producido por diversos tipos de lesiones orgánicas del cerebro, con suficiente gravedad para que afecte el normal desenvolvimiento del paciente.

Es una palabra que designa un grupo de síntomas causados por trastornos que afectan el cerebro. No es una enfermedad específica. Las personas con demencia pueden dejar de ser capaces de pensar lo suficientemente bien para llevar a cabo las actividades normales, tales como vestirse o comer. Pueden perder su capacidad para resolver problemas o controlar sus emociones. Puede haber cambios de personalidad. Los pacientes pueden estar agitados o ver cosas que no existen.

La pérdida de la memoria es un síntoma común de demencia. Sin embargo, la pérdida de la memoria en sí no quiere decir que usted tiene demencia. Las personas con demencia tienen problemas serios con dos o más funciones cerebrales, tales como la memoria y el lenguaje.

Muchas enfermedades diferentes pueden causar demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y el derrame. Existen medicamentos que se encuentran disponibles para tratar estas enfermedades. Aunque estas medicinas no pueden curar la demencia o reparar el daño cerebral, pueden mejorar los síntomas o hacer más lento el avance de la enfermedad.

Tipos de demencias

Se conocen más de 60 enfermedades capaces de causar demencia. La enfermedad de Alzheimer o demencia senil es la más frecuente, con el 50 al 60% de los casos, seguida de la demencia vascular.

El resto puede obedecer a diversas causas: degenerativas, endocrinas, tumorales, traumáticas, infecciosas, nutricionales y tóxicas, entre otras.

Signos y síntomas

Afectan a cada persona de manera diferente. Ello depende en gran parte de cómo era la persona antes de enfermar, su condición física y estilo de vida. Puede presentarse pérdida de memoria, especialmente para los acontecimientos recientes, estar desorientada en el tiempo, perderse en lugares conocidos, tener dificultad en tomar decisiones, carecer de iniciativa y motivación.

También se puede afectar la capacidad para ejecutar tareas cotidianas, existir dificultades en el lenguaje, y manifestar síntomas de depresión, agresividad u otros trastornos del comportamiento no habituales.

Causas

Las causas de las demencias solo pueden establecerse con estudios microscópicos del cerebro. Sin embargo, los criterios actuales elevan la precisión del diagnóstico clínico a un 80-90%, mediante una historia detallada y un examen del estado físico y mental de la persona.

Hay muchas causas de la demencia, incluyendo algunas enfermedades neurológicas como la enfermedad del Alzheimer, enfermedades relacionadas con el flujo sanguíneo (vasculares) como la enfermedad de multi-infarto, enfermedades hereditarias como la enfermedad de Huntington, e infecciones como el VIH. Las causas más comunes de la demencia incluyen:

  • Enfermedades neurológicas degenerativas, como el Alzheimer, demencia producida por los cuerpos de Lewy difusos, la enfermedad de Parkinson, y la enfermedad de Huntington.
  • Las enfermedades vasculares, como la demencia de infartos múltiples, que es causada por apoplejías en el cerebro
  • Infecciones que afectan al sistema nervioso central, como la demencia compleja de VIH y la enfermedad de Cretzfeldt-Jakob
  • Uso de drogas crónico
  • Depresión
  • Ciertos tipos de hidrocefalia, una acumulación de fluido en el cerebro que puede ser resultado de anormalidades del desarrollo, infecciones, lesiones, o tumores cerebrales.

La enfermedad del Alzheimer causa el 50 por ciento al 70 por ciento de toda la demencia. Aún así, los investigadores están descubriendo que algunas de las enfermedades que previamente se consideraban enfermedad del Alzheimer pueden ser en realidad una de estas dos enfermedades degenerativas: la enfermedad de cuerpo de Lewy difusos y la enfermedad de Pick. También hay otro número de enfermedades importantes que pueden llevar a la demencia. Algunas de estas son potencialmente reversibles, al menos parcialmente, y deben ser consideradas antes de diagnosticar la enfermedad del Alzheimer.

¿Cómo de común es la demencia?

Aunque la demencia siempre ha sido algo común, recientemente se ha vuelto incluso más común entre la gente de edad avanzada. No está claro si este incremento en la frecuencia de la demencia refleja una mayor conciencia de los síntomas, o si la gente simplemente está viviendo más tiempo y por eso es más probable que desarrollen demencia cuando son más viejos.

La demencia causada por una enfermedad degenerativa neurológica, especialmente por la enfermedad del Alzheimer, está incrementando en frecuencia más que los otros tipos de demencia. Algunos investigadores sospechan que tantos como la mitad de todas las personas mayores de 80 años de edad desarrollarán la enfermedad del Alzheimer. Además, el incremento en la incidencia del complejo de demencia por SIDA, que resulta de la infección por el VIH, es el otro factor que influye en el incremento en la incidencia de demencia en la historia reciente.

¿Quién contrae demencia?

La demencia se considera una enfermedad de edad avanzada porque la mayoría de la gente que la desarrolla es gente mayor. Alrededor del 5 por ciento al 8 por ciento de todas las personas mayores de 65 años de edad tienen algún tipo de demencia, y este número se duplica cada cinco años por encima de esa edad. Se estima que tantos como la mitad de todas las personas de 80 años sufren de demencia.

¿Cuáles son los tipos de demencia?

Algunos médicos e investigadores dividen los tipos de demencia en categorías extensas – las demencias corticales y las demencias sub-corticales – dependiendo de qué parte del cerebro se vea afectado.

  • Las demencias corticales surgen debido a una enfermedad que afecte al a corteza cerebral, las capas más exteriores del cerebro que juegan un importante papel en los procesos cognitivos como por ejemplo la memoria y el lenguaje. Las enfermedades de Alzheimer y

Creutzfeldt-Jakob son dos formas de demencia cortical. Los pacientes con demencia cortical típicamente muestran severa discapacidad de la memoria y afasia, la inhabilidad para recordar palabras y comprender el lenguaje común.

  • Las demencias sub-corticales son el resultado de disfunción en

las partes del cerebro que están debajo de la corteza cerebral. Normalmente no están presentes la pérdida de memoria y las dificultades con el lenguaje que son tan características de las demencias corticales. Más bien, la gente que padece demencias sub-corticales, como la enfermedad de Huntington y el complejo de demencia de SIDA, tienden a mostrar cambios en la personalidad y en la capacidad de atención, y su forma de pensar se ralentiza.

Hay casos, como con los de demencia por multi-infartos, donde tienden a estar afectadas las dos partes del cerebro.

¿Se puede tratar la demencia?

Las causas tratables de la demencia son las enfermedades reversibles que se pueden curar completamente, o por lo menos parcialmente, al tratar la enfermedad subyacente. Debido a que algunos tipos de demencia son tratables o parcialmente tratables, es importante no asumir que una persona que muestra síntomas de demencia sufra de la enfermedad de

Alzheimer o cualquier otra de las enfermedades incurables. Por ejemplo, la demencia que ha sido causada por cualquiera de los siguientes a menudo suelen poderse tratar por lo menos parcialmente.

  • Drogadicción crónica
  • Tumores que se pueden quitar
  • Hematoma subdural, una acumulación de sangre debajo de la envoltura del cerebro que resulta de la ruptura de un vaso sanguíneo, normalmente como resultado de una lesión a la cabeza
  • Hidrocefalia normal por presión
  • Enfermedades metabólicas, como deficiencia de vitamina B12
  • Hipotiroidismo, una enfermedad que resulta por bajos niveles de sereción de tiroides
  • Hipoglucemia, una enfermedad que resulta por bajo nivel de azúcar en la sangre

Las causas no tratables de la demencia incluyen:

  • La enfermedad del Alzheimer
  • Demencia por multi-infarto
  • Las demencias asociadas con la enfermedad del Parkinson y enfermedades similares
  • Complejo de demencia por SIDA
  • La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (siglas en inglés CJD), una enfermedad mortal de progresión rápida que se caracteriza por demencia y mioclonos – espasmos y debilidad muscular

Tratamientos paliativos

Si bien no hay tratamiento curativo, existen terapéuticas dirigidas a mejorar los síntomas de la conducta y de rehabilitación para la función cognitiva (intelectual) de estos pacientes, los que requieren además de una estrecha ayuda familiar.

Prevención

Mediante el control de factores de riesgo importantes como la hipertensión arterial, el colesterol elevado, la diabetes, la enfermedad cerebrovascular, los traumatismos craneales y la vida sedentaria.

Los medicamentos que disminuyen el colesterol, los ejercicios físicos, y estimular actividades intelectuales como la lectura, ingerir antioxidantes, parecen reducir significativamente el riesgo de desarrollar demencias.

Fuentes