Saltar a: navegación, buscar

Dioryctria horneana

Dioryctria horneana
Información sobre la plantilla
Dioryctria horneana.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoDioryctria horneana
Reino:Animalia
Filo:Arthropoda
Clase:Insecta
Orden:Lepidoptera
Familia:Pyralidae
Hábitat:Ampliamente distribuida en todo el país.

Dioryctria horneana. Plaga forestal reportada en Cuba, causando daños en varias partes de las plantas hospedantes. La hembra adulta pone sus huevecillos en las grietas de la corteza, las ramas, los brotes gruesos y los conos de Pinus tropicalis.

Morfología y Biología

Los adultos tienen una envergadura entre 22 y 30 mm; las alas anteriores tienen manchas pardo rojizas y las posteriores son de color blanco amarillento. Se han observado dos variedades geográficas con respecto a su morfología: los adultos de la parte occidental de la isla son más pequeños y más rojizos que los de la región oriental.

Las larvas totalmente desarrolladas miden entre 20 y 24 mm de largo; su cabeza y escudete toráxico son pardos, y la placa anal, amarilla. El color del cuerpo varía bastante, aunque siempre predomina un matiz rosado.

Las pupas son de color entre pardo y pardo oscuro, y miden de 14 a 17 mm de largo. Tienen forma ahusada, cremáster corto con cuantro pares de espinas fuertes y rectas terminadas en pequeños ganchos. En cualquier período del año es posible hallar, en un mismo lugar, todos los estados de desarrollo de la plaga.

Distribución y plantas hospedantes

En una plaga endémica de Cuba, donde está ampliamente distribuida. Ataca de distintas formas todas las especies de pino que crecen en el archipiélago. En la región oriental tiene más preferencia por Pinus cubensis que por Pinus caribea. En la zona occidental ataca indistintamente todas las especies de pinos.

Uno de los factores más importantes con respecto a la propagación de la plaga , lo constituye la densidad de la población, pues se observa gran intensidad del ataque en los bordes de aquellas parcelas donde la distancia entre plantas es mayor.

Medidas de control culturales

Donde permanentemente se advierte la presencia de esta plaga, se recomeinda plantas Pinus caribea. Cuando se requiera plantar Pinus cubensis, la distancia de siembra debe ser la mínima, preferiblemente no mayor de 1,5x2,0m; siempre y cuando se cumplan los objetivos que se persiguen con la plantación.

Control químico

El control químico puede aplicarse en el caso de ataque al fuste, con pulverizaciones de insecticidas a base de paratión o Fenitrothion. Los tratamientos con insecticida se deben hacer solamente en los lugares dañados, removiendo de antemano mecánicamente las acumulaciones de resina.

Fuentes

  • Machín de Oñoro, Tereza. Plagas y enfermedades forestales en América Central: Guía de campo.
  • Vázquez, Luis L.Manejo de insectos de importancia forestal en Cuba.
  • Mestre Novoa, Nereida. et al. Insectos de interés agrícola presentes en ecosistemas naturales

de la Sierra de los Órganos, Pinar del Río, Cuba . Centro Agrícola, año 33, no. 3, jul.-sept., 2006.