Saltar a: navegación, buscar

Domingo Madan Bebelagua

Domingo Madan Bebelagua
Información sobre la plantilla
Domingo Madan.JPG
Precursor de la introducción del suero antidiftérico.
NacimientoEn 1865
Matanzas, Cuba. Bandera de Cuba Cuba
FallecimientoAntes de cumplir los 40 años
OcupaciónMédico Epidemiólogo.
Domingo Madan Bebelagua. Destacado científico cubano, alabado por su altruismo y dedicación a los niños; precursor de la introducción del suero antidiftérico en Cuba.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Nace en la ciudad de Matanzas en 1865. Desde muy joven casi un adolescente pone de manifiesto su amor por la ciencia.

Fue ayudante durante su juventud en la clínica de enfermedades de los ojos del inminente Doctor Juan Santos Fernández y Hernández. Hacia 1879 se establece en la ciudad natal, donde trabaja a favor de numerosas instituciones benéficas: un asilo de huérfanos, otro de ancianos y el dispensario para niños, obra de su nobleza y consagración, que lo llevan a laborar sin descanso para atenuar los efectos del hambre y la enfermedades, sobre todo entre la infancia, en medio de los acontecimientos de la guerra de 1895.

Labor profesional

Profesionalmente, viaja a Europa en varias ocasiones: dos veces designado por el laboratorio Histobacteriológico, para estudiar cómo zanjar las dificultades en la implantación en Cuba del método, a fin de prevenir y tratar la rabia, ideado por Pasteur, y observar las mejores condiciones en el establecimiento del dispensario de niños que creara en Mantanzas.

La Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana reconoce sus valores en el campo científico al elegirlo como miembro corresponsal de esa institución en su ciudad, desde el 26 de abril de 1891. Tres años más tarde, en 1894, en Europa, el Doctor Roux asombra al mundo con los avances referidos al suero antidiftérico. En Cuba se comienza a fabricar el suero por los doctores Juan Nicolás Dávalos y Enrique Acosta Aguilar, los cuales cuentan con la asesoría de Madan.

A principios de marzo de 1985, en Matanzas, es llamado para atender a la niña María de los Dolores Oliva, de siete años, enferma de difteria. Del examen realizado, junto a los doctres Vera y Ulmo y del análisis de unas de las placas localizadas en la garganta de la enferma (efectuado por el laboratorio), se diagnostica una difteria de mediana intensidad, que corría el riesgo de complicarse con una infección generalizada.

El Doctor Madan procede a la una de la tarde del 15 de marzo a inyectar con el suero antidiftérico a la menor y suspende toda medicación adicicional. A las pocas horas, el estado de la paciente mejora notablemente y al día sigiuiente es normal. Se produce así, de manera sencilla, la aplicación por primera vez en Cuba del suero, que ha permitido en lo adelante salvar vidas.

Muerte

Dedicado en los años siguientes, con abnegación e infinito amor a sus pequeños pacientes, llega al extremo de descuidar su salud y antes de cumplir 40 años, muere este destacado científico.

Colaboraciones

Este destacado médico epidemiológico colaboró en importantes publicaciones e instituciones como la Crónica Médico Quirúrgica de La Habana (revista quincenal ilustrada) y el laboratorio Histobacteriológico de la propia ciudad, entre otros.

Fuente