Saltar a: navegación, buscar

El Salto del Hanabanilla (Manicaragua)

El Salto del Hanabanilla
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaProvincia Villa Clara
 • MunicipioMunicipio Manicaragua
Población 
 • Total436 hab.

El Salto del Hanabanilla: Localidad que se encuentra ubicada en el municipio Manicaragua, contando con 137 viviendas y 436 habitantes según los últimos estimados. Demográficamente está catalogado como un poblado rural.

Ubicación

La localidad se encuentra en los 80,06555556 grados de Longitud Oeste y en los 22,09416667 grados de Latitud Norte, posición geográfica que la ubica al sur suroeste de Santa Clara, la cabecera provincial, y a una distancia de 11 kilómetros cartesianos de Manicaragua, la cabecera municipal.

Topografía

La localidad está enclavada en la región sur de la provincia y por ello todo su territorio es totalmente montañoso.Está bordeada por afluentes de río Arimao, el Caonao y el Mabujina. Las condiciones geográficas de la zona hacen que las temperaturas promedios diarias en la localidad oscilen entre una máxima media de 29,32 grados centígrados y una mínima media de 20,01 grados centígrados. Los vientos muestran durante todo el año una tendencia promedio a soplar desde el este de la localidad con una rapidez promedio de 5,9 kilómetros por hora.

Hidrografía

Las lluvias en la localidad alcanzan un total acumulado anual de 1.346,3 milímetros con 129,4 días de lluvias y una humedad relativa en la atmósfera que alcanza el 82,73 % como promedio.

Historia

Las cercanías del territorio de la localidad estuvieron habitadas por comunidades aborígenes preagroalfareras, de las que se han descubierto alrededor de 35 asentamientos. El lugar comenzó a poblarse en 1802 por familias que tenían el objetivo de fomentar el cultivo del tabaco, la ganadería y el café, pero no es hasta mediado de siglo que se logró asentar un número significativo de personas.

El 7 de febrero de 1869 en el lugar denominado Cafetal González, se pronunciaron contra el colonialismo español las tropas alzadas en armas en Las Villas. Entre los hechos más significativos del territorio vecino en los primeros años de la guerra estuvo la toma de Güinía de Miranda por las fuerza patrióticas el 20 de julio de ese mismo año, donde las mujeres del Club Patriótico de Mujeres, encabezadas por Carolina Valladares de Sarduy, dieron a conocer una proclama dirigida a las mujeres villareñas, llamándolas a acompañar a los hombres en la lucha por la libertad.

Durante la gesta de 1895, la zona fue testigo del cruce de la invasión, al mando de Gómez y Maceo, que se produjo entre el 9 y el [[13 de diciembre], con enfrentamientos en localidades vecinas de Manacal, Boca de Toro, El Quirro y el Camino de Siguanea. Al surgir la República Neocolonial la difícil situación económica, política y social del territorio se agudizó. En esa zona también fue significativo el movimiento contra la tiranía machadista, así como el alzamiento de 1931 en la zona de vecina de Palo Prieto Desde el golpe de estado del 10 de marzo de 1952, los pobladores mostraron su oposición al régimen impuesto por la fuerza. A mediados de 1955 se fundó en la zona la primera célula clandestina del Movimiento 26 de Julio, dirigida entre otros por Nicolás Fleites Navarro y Elda García. A fines de 1957 comenzaron a surgir los primeros grupos guerrilleros en las montañas cercanas.


A partir del 1 de enero de 1959 la localidad y toda la zona entró en un período extraordinario de desarrollo, transformación y progreso, nunca antes conocido. Entre otras medidas se creó el Plan Escambray, para el desarrollo económico y social de la montaña. El área montañosa cercana a la localidad resultó propicia para la ubicación de bandas contrarrevolucionarias, caracterizadas por los abusos y crímenes cometidos. Pero la acción coordinada del ejército, las milicias, las organizaciones políticas y de masas, liquidó el empeño. Más de 3 000 pobladores de estas localidades manicaragüenses participaron en los batallones milicianos y en las agrupaciones de lucha contra bandidos. A partir de 1963 se realizaron grandes obras en la educación, la salud, las comunicaciones, el deporte y la cultura. La sierra se hizo transitable por medios automotores, se multiplicaron las escuelas, se crearon hospitales rurales. A la vez, creció el plan para la producción tabacalera, se creó el plan ganadero, y se desarrolló el cultivo y la recolección del café. En la década de los ochenta se instrumentó para las montañas cubanas el Plan Turquino, para propiciar un mayor desarrollo económico y social en las cumbres. La Revolución ha transformado la vida de los habitantes de esta parte de Villa Clara, que hoy cuentan con vastas posibilidades para su desarrollo presente y futuro.

Desarrollo económico

La localidad basa su economía totalmente en la agricultura, sobre todo en la producción tabacalera, ganadera, cafetalera y forestal, además de los servicios básicos para la población y otras instalaciones. También hay avances en la extracción de arena en la ribera de sus ríos con objetivos constructivos.

Desarrollo social

Educación

En el territorio se ha logrado avanzar en todas las esferas, sobre todo en educación, salud, deportes, cultura y en otras ramas del quehacer humano. La educación cubre todos los niveles, la universalización y municipalización de la enseñanza universitaria ha llegado hasta los más recónditos lugares de sus montañas, y constituye un elemento fundamental en la formación de las nuevas generaciones.

Cultura

La vida cultural de la localidad y la zona se prestigia por ser cuna de Grupo de teatro Escambray que llevó las artes escénicas a los lugares mas recónditos de esta geografía montañosa.


Fuentes