Saltar a: navegación, buscar

Electroterapia de alta frecuencia

Electroterapia de alta frecuencia
Información sobre la plantilla
Hecho OKKKK.JPG

Electroterapia de alta frecuencia

Tratamiento médico a lesiones y enfermedades por medio de la electricidad. Las Ondas electromagnéticas en electroterapia se emplean debido a que al penetrar los tejidos generan calor.

Introducción

Las corrientes de al alta a frecuencia tienen como su efecto fundamental el calentamiento de los tejidos, al ser su energía absorbida por el organismo y transformadas en calor. Ellas no son capaces de producir despolarización en los nervios motores, ni una respuesta contráctil en la musculatura esquelética, ya que su longitud de onda no es lo suficiente larga como para causar migración iónica a través de la membrana celular (nerviosa o muscular). Esta es la causa fundamental de que sean usadas como diatermia, incluye la gama de corrientes alternas cuya frecuencia es superior a los 100 000 Hz, puede definirse como el uso terapéutico de oscilaciones con frecuencias superiores a 300 000 Hz. Las corrientes de oscilaciones mayores de 1000 Hz se denominan de alta frecuencia (se utilizan generalmente para producir calor y se encuentran en la gama de los megaciclos).

Clasificación de las corrientes de alta frecuencia

  • Darsonval.
  • Diatermia.
  • Onda corta.
  • Onda decimétrica.
  • Onda centimétrica.

Las frecuencias asignadas para tratamientos médicos son 12, 13, 56, 27, 40 y 68 MHz; habitualmente se emplean las de 27,12 MHz, a la que corresponde una longitud de onda de 11,06 m.

Onda corta

La onda corta son corrientes de alta frecuencia entre 3 y 300 MHz, que tienen un efecto de calentamiento de los tejidos que absorben su energía, se enmarca en las bandas de alta frecuencia y frecuencia muy alta.

  • Frecuencia 10-300 megaciclos.
  • Longitud de onda 30-1 m.
  • Carece de pausa y todas las ondas son de igual amplitud.
  • Características físicas de la onda corta.

La característica más importante es su capacidad para atravesar todas las sustancias, sean conductoras o no, a través de un triple mecanismo:

  • Corriente de conducción.
  • Corriente de desplazamiento.
  • Corriente de inducción.
  • Corriente de conducción.

Si los conductores están en paralelo, la corriente se divide y las cantidades de calor son inversamente proporcional a las resistencias; pero si están en serie, son directamente proporcional, ya que están atravesadas por la misma intensidad de corriente y cada una genera una cantidad de calor, Q = IR2 × R × T, Donde: Q: calor en julios, IR2: intensidad de la corriente en amperios, R: resistencia en ohmios, t: tiempo en segundos.

  • Corriente de desplazamiento: mediante este mecanismo la onda corta es capaz de pasar por los cuerpos dieléctricos, las moléculas poseen cargas eléctricas que al entrar en contacto con un campo eléctrico, se orientan y se forma un dipolo real, que cambia la orientación con la frecuencia de la corriente alterna, produciendo, dentro de las moléculas, un desplazamiento alternante de las cargas, por eso la onda corta es capaz de atravesar a los cuerpos no conductores.
  • Corriente de inducción: es capaz de inducir una corriente de la misma frecuencia.
  • Conclusión: atraviesa un cuerpo conductor y lo hace por mecanismo de conducción. Se debe conocer la resistencia específica de cada tejido, si no es conductor, lo hace por una corriente de desplazamiento. Se debe conocer la constante dieléctrica del cuerpo.
  • Características biofísicas: son ondas capaces de atravesar, tanto los cuerpos conductores como los que no son, los conductores lo atraviesan al comportarse como una corriente de conducción y los no conductores o dieléctricos, la onda utiliza un mecanismo de desplazamiento, en cualquier caso induce una corriente de la misma frecuencia.
  • Efectos biológicos: el efecto fundamental es la producción de calor, cuyo efecto es conocido por el aumento de la temperatura. Se conoce como efecto térmico: la onda corta produce calor en el interior del organismo, inclusive en los tejidos profundos, pero distribuido homogéneamente. La producción del calor es debida a la transformación de la energía electromagnética en calorífica y depende de la mayor o menor conductividad de los tejidos, este calentamiento también variará. Una vez conseguido, el calor se propaga por conducción hacia las zonas más frías hasta conseguirse un equilibrio térmico. Como consecuencia, aumenta la temperatura de los tejidos y por tanto, aumenta la vascularización, el metabolismo, ciertas reacciones bioquímicas desencadenan los efectos terapéuticos, este calentamiento debe mantenerse dentro de los límites, porque en grado excesivo puede provocar lesiones irreversibles.

Efectos físico-químicos

  • Acción sobre los iones y moléculas: los Iones: producen una variación de su campo eléctrico con polarización del átomo. Las Moléculas: origina variación en la orientación de las cargas eléctricas, que se disponen al formar dipolos (uno - y otro +). Cuando la corriente pasa como corriente de desplazamiento, hay distorsión de las cargas eléctricas en su interior, con un mínimo de efecto térmico.
  • Acción sobre las soluciones electrolíticas: puesto que las soluciones electrolíticas dependen de su concentración, mayor resistencia ofrecerán al paso de la corriente eléctrica y provocarán un mayor calentamiento de la misma hasta una determinada concentración, ya que a partir de una determinada dilución el calor, en vez de aumentar, disminuye. Esto se debe a que en una solución muy concentrada, la corriente pasa en su totalidad como corriente de conducción y produce calor; al diluirla, la solución se hace menos conductora, y al ofrecer mayor resistencia, aumenta la temperatura por efecto joule, llega un momento que al disminuir la conducción de la solución, la corriente pasa como corriente de desplazamiento y disminuye el calentamiento.
  • Acción sobre las mezclas no homogéneas: Cuando la onda corta atraviesa las mezclas no homogéneas, el calentamiento va a ser también heterogéneo. Ejemplo: la sangre (mezcla heterogénea), si se calienta con onda corta, se observa una mayor temperatura en las células que en el suero que es más homogéneo.
  • Experiencias de Scliephake: explican el comportamiento biológico de la onda corta; ejemplo: se hace doble sistema de 3 vasos concéntricos cilíndricos, se llena uno con solución de cloruro sódico (interno), otro con grasa (medio), otro con agua (externo); al primero se le expone a la onda corta y al otro a la diatermia, con lo que obtienen los siguientes resultados: en el que se expuso a la diatermia, el aumento de calentamiento ocurre en el externo y en el de la onda corta, el aumento de calentamiento ocurre en el más interno.

Efectos fisiológicos

  • Sobre la piel: la sensación de calor de la onda corta (OC) es poco intensa, debido a una débil estimulación de los nervios fotosensibles, ya que su irradiación es homogénea y altera poco la diferencia de la piel
  • Sobre el tejido óseo: atraviesa el hueso como corriente de desplazamiento y calienta su interior como corriente de conducción. El tejido que rodea el hueso se calienta de forma homogénea. Hay que tener precaución si el tejido próximo al hueso es el cerebral.
  • Sobre el aparato circulatorio: la hiperemia sobre la piel es poco manifiesta. Produce vaso dilatación sobre las paredes vasculares, lo cual favorece mayor flujo sanguíneo y aporte de oxígeno y sustancias nutrientes, disminuye la resistencia periférica al producir hipotensión arterial
  • Sobre el metabolismo: a partir del calor que genera, actúa como catalizador de diferentes reacciones químicas, lo que estimula la actividad metabólica. Aumenta el consumo de oxígeno e incrementa la excreción de sustancia de desecho.
  • Sobre el tejido nervioso central y periférico: si el calor no es excesivo, disminuye la excitabilidad de los nervios periféricos y produce un aumento del umbral en los mismos.
  • Efecto antiinflamatorio: es secundario a la hiperemia, al aumento de leucocitosis y fagocitosis, y a la mayor eliminación de detritos.

Técnica de aplicación

  • Método condensador o capacitivo: en el método condensador se utilizan electrodos bipolares que pueden ser rígidos (circulares o de disco) y flexibles (de goma).
  • Método de inducción o inductivo: en el método inductivo se utiliza un solo elemento aplicador, el cual emite solo campo de alta frecuencia en una sola dirección; otro es el cable inductivo que consiste en un cable forrado con varias capas aislantes que se enrolla la zona a tratar.

Para realizar la transferencia

  • Electrodos de contacto directo.
  • Electrodos condensadores.
  • Electrodos de inducción.

Técnicas de tratamientos

  • Condensador: se utilizan 2 electrodos y la zona a tratar se encuentra en centro de ambos
  • Inducción: un solo electrodo en el área a tratar
  • Campo de turbulencia: es un campo de inducción, pero por aproximación de una bobina en sentido transversal a la zona tratada.
  • Transversal: se colocan en superficies opuestas de forma que el calor se dirija a los tejidos profundos, actuará más sobre el tejido graso.
  • Longitudinal: las estructuras están dispuestas en las mismas direcciones que las líneas del campo entre las placas del condensador. Se produce un mayor calentamiento en los músculos y tejidos secos y ricos en agua de iones.
  • Coplanar: están localizados en el mismo plano en un lado de la parte del cuerpo que hay que tratar. La energía es absorbida en capas superficiales.
  • Monopolar: se coloca el electrodo sobre el lugar de la lesión.
  • Tamaño de los electrodos: depende del tamaño de la zona a tratar; como regla deben ser mayores que esta área. Cuando el electrodo es del mismo tamaño, el calentamiento es igual en la superficie que en profundidad, cuando es más pequeño, el calentamiento es mayor en la superficie. Si los electrodos son mayores que la zona de tratamiento, el calentamiento es mayor en profundidad.
  • Distancia electrodo-piel: a mayor distancia de la piel, mayor calentamiento profundo y más homogéneo, la distancia entre los electrodos y la piel debe ser tan amplia como la emisión que el equipo permita.
  • Las superficies deben ser paralelas a la piel.
  • Electrodos de igual tamaño y diferente distancia electrodo- piel: el efecto en el tejido superficial es mayor en el electrodo más cercano a la piel.
  • Electrodos de diferente tamaño e igual distancia electrodo - piel: el efecto, tanto en el tejido superficial como profundo, será mayor.

Dosificación

Medir la energía electromagnética transferida del aparato de onda corta a los tejidos no es posible en la práctica clínica. Se considera la dosis: la energía total de onda corta administrada a un paciente durante una sola sesión de tratamiento. El terapeuta deberá tener en cuenta intensidad, tiempo y frecuencia con las que se aplica la onda corta.

  • Dosis 1 o muy débil, que parte de 0: se aumenta lentamente la intensidad hasta que el paciente tiene sensación de calor. Cuando llega a este umbral se baja ligeramente la intensidad (procesos agudos inflamatorios).
  • Dosis 2 o débil: el enfermo nota una ligera sensación de calor (procesos subagudos y resolución de procesos inflamatorios).
  • Dosis 3 o media: moderada pero agradable sensación de calor (procesos subagudos y resolución de procesos inflamatorios).
  • Dosis 4 fuerte: calentamiento vigoroso pero bien tolerado por el enfermo (procesos crónicos).

Indicaciones

  • Procesos inflamatorios fundamentalmente subagudos y crónicos: forúnculos, panadizos, abscesos mamarios, sinusitis y otitis crónica.
  • Afecciones del sistema nervioso central, cuadros espásticos.
  • Parálisis periféricas, neuralgias, polineuropatías.
  • Aparato locomotor: contusiones, esguince, sinovitis, derrame sinovial, artropatía degenerativa.
  • Afecciones reumáticas: mialgias, artropatía inflamatoria.
  • Aparato respiratorio: traqueítis, bronquitis, abscesos y empiema pulmonar.
  • Aparato digestivo: espasmos esofágicos, gastrointestinales y cólicos, abscesos y fístulas anales.
  • Aparatos circulatorios: mejora el riego local.
  • Aparato genitourinario: hipertrofia prostática, cólicos nefríticos, cistitis, anexitis.

Contraindicaciones

Absolutas

  • Tumores malignos.
  • Marcapasos.
  • Zonas de isquemia.
  • Embarazo.
  • Zonas de trombosis.
  • Zonas de hemorragia reciente.

Relativas

  • Material de osteosíntesis si las dosis son altas.
  • Cardiópatas.
  • Inflamaciones e infecciones agudas.
  • Osteoporosis.

Precauciones

  • Quemaduras (excesivo calentamiento), sobredosis al tratar procesos agudos a dosis máxima.
  • Necrosis tisular cuando hay déficit arteriovenoso importante.
  • Shock eléctrico: ello ocurre al contactar el fisioterapeuta directamente o el paciente con el circuito del aparato conectado.
  • Vértigos.
  • Alteraciones de equipos electrónicos (prótesis auriculares, marcapasos)

Fuentes

Libro: Agentes Físicos terapéuticos. Dr. Jorge E. Martín Cordero. Editorial Ciencias médicas. La habana 2008

Enlaces Externos