Saltar a: navegación, buscar

Enfermedad periodontal en pacientes diabéticos

Enfermedad periodontal en pacientes diabéticos
Información sobre la plantilla
Enfermedad Perio.jpg
Concepto:La enfermedad periodontal es una condición causada por bacterias que afectan los tejidos y el hueso que sostienen a los dientes y las muelas .

Enfermedad periodontal en diabéticos. La enfermedad periodontal es una condición causada por bacterias que afectan los tejidos y el hueso que sostienen a los dientes y las muelas. Esta enfermedad comienza con la inflamación de las encías. Cuando no se da tratamiento, la inflamación se hace más grave. En ocasiones la infección destruye el hueso y ligamentos que sostienen a los dientes y las muelas. Si no se da el tratamiento adecuado, la enfermedad periodontal hace que los dientes sanos se aflojen y eventualmente se caigan.

La relación entre la enfermedad periodontal y la diabetes está muy documentada. Los estudios han descubierto que la enfermedad periodontal se encuentra mayormente en diabéticos que en personas no diabéticas. Lo anterior quizás se deba al hecho de que los diabéticos son más susceptibles a contraer infecciones. De hecho,los diabéticos pierden más dientes que los no diabéticos. Para las personas diabéticas la enfermedad periodontal puede causar problemas serios, porque puede hacer difícil controlar el nivel de azúcar en la sangre.

Causas de la enfermedad periodontal

Las bacterias en la boca se pegan a los dientes formando una capa transparente y pegajosa llamada placa. La placa es una de las principales causas de la enfermedad periodontal porque promueve la inflamación de las encías (o gingivitis).

Personas afectadas

La enfermedad periodontal es un problema para muchas personas. De hecho,la mayor parte de las personas de más de 40 años padecen de alguna forma de enfermedad periodontal, desde una leve inflamación de las encías hasta una infección periodontal severa. Recientemente,estudios científicos han demostrado que los jóvenes y adultos que padecen de diabetes tienen más probabilidad de desarrollar infecciones en las encías y enfermedad periodontal. Esto le sucede especialmente a las personas con diabetes que no controlan bien el nivel de azúcar en su sangre. La diabetes también hace que la enfermedad periodontal sea más frecuente, más grave, y que se presenta a una edad más temprana que en las personas que no tienen diabetes.

Tratamiento periodontal para las personas con diabetes

Las personas que padecen de diabetes deben consultar a su médico antes de recibir tratamiento para la enfermedad periodontal. El dentista o periodoncista también debe hablar con el médico antes de hacer la cirugía periodontal para informarse de la condición física general del paciente. El conocer la salud general de la persona con diabetes, especialmente si hay problemas de infección o de control del nivel del azúcar en la sangre, le ayuda al dentista y al médico a decidir si se deben dar antibióticos al paciente antes de la cirugía. La decisión de dar antibióticos antes de la cirugía la deben de tomar el dentista y el médico, considerando las necesidades especiales y el tipo de tratamiento dental que necesita el paciente. Las citas para el tratamiento se deben hacer en la mañana, generalmente una hora y media después del desayuno y la inyección de insulina de la mañana. Esto se recomienda para que no se atrasen o se pierdan las comidas regulares del día. Las citas en la mañana también permiten que, durante el resto del día, el dentista pueda observar cualquier efecto de la cirugía de las encías en el nivel de azúcar en la sangre del paciente.

Las infecciones agudas, tales como los abscesos, deben ser tratados de inmediato. Por lo general, los pacientes con diabetes que tienen un buen control pueden recibir tratamiento en la misma consulta del dentista. Las personas con diabetes con mal control deberan acudir al hospital para la cirugía. En el hospital le pueden observar mejor durante y después de la cirugía. Los pacientes con diabetis tardan más tiempo en recuperarse de la cirugía periodontal. Sin embargo, con buen cuidado médico y dental, la posibilidad de complicaciones después de la cirugía es la misma que la de los pacientes sin diabetes. Una vez que se ha tratado la enfermedad periodontal con éxito, frecuentemente las personas con diabetes observan que es más sencillo controlar el nivel del azúcar en la sangre.

Mantener sus dientes

Las personas con diabetes deben entender la importancia de mantener sus dientes naturales. El hueso alrededor de los dientes puede dañarse con la enfermedad periodontal, causando cambios en la forma de los tejidos de las encías. Las encías disparejas pueden hacer más difícil que le adapten dentaduras postizas adecuada y cómodamente.

Además las personas con diabetes toleran menos las dentaduras postizas completas debido a que sus encías son sensibles y duelen al tocarlas. Esto hace necesario que se tengan que readaptar las dentaduras postizas a los cambios de las encías y los tejidos de soporte. Las enfermedades dentales, especialmente la enfermedad periodontal severa, pueden tener malos efectos en el control de la diabetes porque hacen difícil y doloroso el masticar. Debido a estas molestias, la persona con diabetes puede decidir comer alimentos que son más fáciles de masticar, pero que pueden ser no apropiados para su plan de alimentación.

Para evitar estas complicaciones, la persona con diabetes debe hacer todo lo posible para mantener sus dientes sanos. Con los dientes sanos, las personas con diabetes pueden controlar su enfermedad comiendo los alimentos correctos, sin tener que sufrir ningún tipo de molestia.

Proteger sus dientes y encías

El mejor consejo, tanto para las personas con diabetes como para las que no tiene, es la prevención. Si se deja que la placa se acumule, las bacteria dañinas atacan constantemente a los dientes y las encías. Lo más importante que toda persona puede hacer es evitar la acumulación de la placa. Esto se logra cepillando los dientes y usando el hilo dental cuidadosamente. Si usted hace esto todos los días, puede evitar que se presente la enfermedad. Los dentistas han notado que los pacientes mejoran una vez que se limpia la placa, incluso en los casos en que la enfermedad ya existe.

La inflamación generalmente desaparece en menos de una semana, y las encías se desinflaman y se afirman. Después de algunas semanas los dientes flojos se vuelven firmes. El cuidado dental en el hogar es muy importante para evitar que se presente la enfermedad periodontal otra vez. Normalmente, las personas que eliminan la placa correcta y regularmente evitan que se presenten estos problemas.

Manifestaciones periodontales de la diabetes mellitus

  • Diabetes no controlada

Se han observado los siguientes síntomas en la mucosa oral de diabéticos con un pobre control de su enfermedad:

  • Queilosis y una sensación de sequedad.
  • Quemazón o ardor de boca.
  • Disminución del flujo de saliva.
  • Alteraciones de la flora de la cavidad oral con predominancia de Candida albicans, estreptococos hemolíticos.

Sin embargo los cambios más importantes en la diabetes no controlada son los relacionados con la reducción de los mecanismos de defensa y el aumento de la susceptibilidad a las infecciones que ocasionan la destrucción del tejido periodontal.

  • Diabetes controlada

No se observan los síntomas anteriores en los pacientes controlados con dieta, insulina o antidiabéticos orales. La respuesta tisular es normal y no hay una mayor incidencia de caries ni de enfermedad periodontal en comparación con los sujetos normales.

Microbiología

Los estudios microbiológicos realizados en pacientes diabéticos apuntan a un flora alterada en las bolsas periodontales. Se ha descrito en los pacientes con diabetes mellitus de tipo 1 una flora compuesta principalmente por Capnocytophaga,vibrios anareobios y especies de Actinomyces.

Otros estudios por el contrario han encontrado un número limitado deCapnocytophagay abundantes A.actinomycetemcomitans y Bacteriodespigmentadas, asi como P.intermedia, Prevotella melanogenica y Campylobacter rectus. En los indios Pima, que tienen una alta prevalencia de diabetes de tipo 2 se han encontrado abundantes P. gingivalis, P. intermedia y C. rectus. Se desconoce el papel exacto de estos microrganismos en la enfermedad periodontal del diabético.

Aspectos clínicos

La mayor parte de los estudios clínicos controlados muestran una mayor prevalencia y severidad de la enfermedad periodontal en los pacientes diabéticos en comparación con la población normal . Sin embargo, no siempre se ha encontrado una clara correlación entre el estado diabético y la condición periodontal. En la diabetes insulino-dependiente, los primeros síntomas de la periodontis suelen aparecer a partir de los 12 años. La prevalencia de la enfermedad entre los pacientes de 13 a 18 años es del 9.8%,aumentando hasta el 39% a partir de los 19 años. Otros autores han observado un índice de destrucción periodontal en los diabéticos similar al de los sujetos normales hasta la edad de 30 años. A partir de esta edad, la enfermedad periodontal es más acusada en los diabéticos.

La amplia literatura que existe sobre los cambios periodontales que tienen lugar en los diabéticos y la impresión general de los clínicos es que la enfermedad periodontal no se ajusta a unas normas definidas. En diabéticos bien controlados con una higiene bucal pobre, la incidencia de bolsas periodontales, inflamaciòn y pérdida ósea puede ser mayor que en un diabético mal controlado pero con una buena higine. Puede concluirse que la diabetes no origina gingivitis o bolsas periodontales, pero puede alterar la respuesta de los tejidos periodontales a los agentes irritantes haciendolos más sensibles y retrasado la cicatrizaciòn del tejido periodontal. Una de estas consecuencias es que los diabéticos presentan una mayor incidencia en los abscesos periodontales.

Véase también

Fuentes

  • Knowier WC, Pettit DJ, Saad MF, Bennett PH. Diabetes mellitus in the Pima Indians: incidence, risk factors and pathogenesis. Diabetes Metab Rev 1990; 6: 1-27.
  • Miller LS, Manwell MA, Newbold D, et al. The relationshio between reduction in periodontal inflammation and diabetes control: a report of 9 cases. J Periodontol 1992; 63: 843-849.
  • William RC, Mahan CJ. Periodontal disease and diabetes in young adults. JAMA 1960; 172:776-778.