Saltar a: navegación, buscar

Escritura

Escritura
Información sobre la plantilla
PapiroEbers.jpg
Concepto:Sistema gráfico de representación de una lengua, por medio de signos trazados o grabados sobre un soporte plano.

Escritura. Sistema gráfico de representación de una lengua, por medio de signos trazados o grabados sobre un soporte plano. Como medio de representación, la escritura se diferencia de los pictogramas en que es una codificación sistemática que no permite registrar con toda precisión el lenguaje hablado por medio de signos visuales regularmente dispuestos. Además los pictogramas no tienen generalmente una estructura secuencial lineal, como sí tienen el habla o la escritura.

Origen de la escritura

Texto rumano escrito en alfabeto transitorio entre cirílico y latino.

Existen diversos hallazgos de representaciones gráficas previas a la escritura propiamente dicha, como los de las cuevas de Chauvet (1995), Cosquer (1994) o Lascaux (1940) en Francia, con imágenes que datan de 31.000, 24.000 y 15.000 años aproximadamente de antigüedad, respectivamente, o la Cueva de Altamira (descubierta en 1868). El desarrollo de la escritura pudo tener motivaciones y funciones completamente diferentes de las que llevaron a crear otro tipo de representaciones gráficas. La invención de la escritura se da en varios lugares del mundo de forma independiente. Las primeras técnicas de escritura se remontan al cuarto milenio antes de Cristo. Surge en Egipto, Mesopotamia y China. El sistema creado en Oriente Medio y Egipto se extiende rápidamente a las áreas culturales cercanas y es el origen de la mayoría de las escrituras del mundo. En América la escritura también aparece en Mesoamérica.

Historia

Se le atribuye a la escritura la historia siguiente: Las transacciones entre tierras alejadas y diferidas en el tiempo necesitaban plasmarse en contratos. Estos contratos se fundamentaban en unas bolas huecas de arcilla que contenían los datos, pequeñas formas de arcilla que simbolizaban los nombres de tres maneras diferentes: esferas, conos y cilindros a los que se añadían unas formas convencionales que designaban aquello que se contrataba. En caso de reclamación se rompía la bola seca, sobre la cual se había firmado con su sello para su control, y en la que se comparaba la cantidad y la entrega. Estas transacciones fueron puestas en forma de escuadra. Este era el medio para dibujar una cuña, un redondel y un cono, que representaban los datos y servían también para dibujar las formas convencionales. Finalmente se encontró la solución más simple: aplastar esta bola de arcilla y dibujar (escribir) en ambas caras el contenido del contrato: qué, cuánto y cuándo utilizando, siempre, esta pequeña caña.

Principios básicos de la escritura

La escritura ha evolucionado a través del tiempo. Fundamentalmente ha usado dos principios:

  • Principio ideográfico, por el cual ciertos objetos, lugares, personas o animales son representados regularmente por signos pictográficos, con cierto grado de realismo o más bien idealizados. La representación ideográfica y pictórica es común en los inicios de todos los sistemas de escritura conocidos.
  • Principio fonético, según el cual ciertos signos corresponden a sonidos o secuencias de sonidos. Inicialmente el sonido de un signo no es totalmente convencional, sino que sigue el principio “pro rebus”, por el cual un sonido pictográfico pasa a representar un sonido contenido en el nombre del objeto designado. Así, por ejemplo, en sumerio se usa un signo pictográfico para 'arco', pero posteriormente dicho signo se emplea en la transcripción de la palabra 'vida', ya que ambos tienen una pronunciación similar. Así ciertos signos pasan gradualmente a usarse para representar objetos que tienen un sonido común o similar, con lo que surgen sistemas basados en el principio fonético.

Tanto los sistemas jeroglíficos sumerios y egipcios como en la escritura china se encuentran conjuntamente signos que siguen el principio ideográfico junto a signos que siguen el principio fonético. No existe ningún sistema de escritura pleno, es decir, capaz de representar con precisión el lenguaje hablado que sea puramente ideográfico. El idioma chino es citado como ejemplo de escritura puramente ideográfica, pero eso no es más que un mito, puesto que un buen número de los signos son "complementos fonéticos" que tienen que ver más con el sonido de la palabra que con una representación pictográfica del referente. Algo similar sucede en la escritura jeroglífica egipcia, donde muchas palabras se escriben mediante signos monolíteros, bilíteros o trilíteros junto a un complemento semántico. Los "signos n-líteros" siguen el principio fonético, mientras que los complementos semánticos siguen el principio ideográfico, al menos parcialmente.

Sistemas de escritura

Un sistema de escritura permite la escritura de una lengua. Si se refiere a una lengua hablada, como es lo normal y corriente, se habla entonces de "escritura glotográfica" (pero puede tratarse también de una lengua no hablada, en este caso se hablaría de "escritura semasiográfica") Las escrituras glotográficas ordinarias pueden estar divididas en dos grandes grupos: 1.Las escrituras basadas completamente en el principio fonético, en que cada uno los signos representa algún tipo de sonido de la lengua hablada. Dentro de este tipo de escrituras puede distinguirse entre:

  • Alfabetos, en los que cada signo (o la mayor parte de ellos) representa un alófono segmental, sonido o fonema de la lengua. Esto es parcialmente falso, porque algunos sonidos se pueden representar mediante dígrafos y/o trígrafos. Este es el tipo de escritura usado para todas las lenguas europeas y un buen número de lenguas africanas, americanas, oceánicas, etc.
  • Abyádes o consonantarios, en los que sólo algunos sonidos o fonemas tienen representación gráfica, usualmente las consonantes, por lo que no constituyen una representación completa. Estos sistemas resultan más económicos desde el número de signos a costa de ser parcialmente ambiguos (aunque el contexto elimina la mayor parte de esa ambigüedad, por lo que leerlos correctamente requiere conocer la lengua en que están escritos).
  • Abugidas o pseudosilabarios, que constituyen una refinamiento de los abyádes, al introducirse una manera no ambigua de marcar la vocal del núcleo silábico, sin que en general se emplee un signo diferente y aparte de la consonante. Las escrituras etiópicas, las usadas en la India o el "silabario" Cri son en realidad "abúgidas" y no silabarios genuinos como frecuentemente se dice.
  • Silabarios, en los que cada signo generalmente representa una única sílaba, sin que exista necesariamante relación entre los signos de las sílabas que empiezan por el mismo sonido. La escritura ibérica es un ejemplo.

2. Las escrituras basadas parcialmente en el principio ideográfico, en que algunos de los signos representan directamente un tipo de referente, un campo semántico, etc. En la práctica todas las escrituras plenamente desarrolladas que usan el principio ideográfico, lo combinan con signos que siguen el principio fonográfico. Ejemplos de este tipo de escrituras mixtas son:

  • Las escritura china, y sus derivados.
  • Varios de los signos jeroglíficos egipcios y cuneiformes pertenecen a este grupo.

Un mismo sistema puede servir para muchas lenguas y una misma lengua puede estar representada por diferentes sistemas. Los grafemas fundamentales de una escritura pueden completarse con la utilización de diacríticos, de ligaduras y de grafemas modificados.

Funciones de la escritura

Desde la psicología, Wells (1987) explora el concepto de lo escrito e identifica cuatro niveles de uso, que no se deben considerar exactamente funciones en el sentido lingüístico: ejecutivo, funcional, instrumental y epistémico.

  • El más básico es el ejecutivo, que se refiere al control del código escrito, a la capacidad de codificar y descodificar signos gráficos.
  • El funcional incluye la comunicación interpersonal y exige el conocimiento de los diferentes contextos, géneros y registros en que se usa la escritura.
  • El instrumental corresponde al uso de la lectoescritura como vehículo para acceder al conocimiento científico y disciplinario.
  • Y el epistémico se refiere al uso más desarrollado cognitivamente, en el que el autor, al escribir, transforma el conocimiento desde su experiencia personal y crea ideas.

La taxonomía de funciones lingüísticas de M.A.K. Halliday (1973) distingue dos categorías en el nivel epistémico: el uso heurístico y el imaginativo. Coulmas (1989, Págs.13-14) se refiere a esta última función como estética, además de incluir otra con la denominación de control social. Después de estas consideraciones, se puede distinguir y clasificar los siguientes tipos de funciones: La primera distinción será entre usos individuales (intrapersonales) o sociales (interpersonales):

Intrapersonales

El autor del escrito y su destinatario son la misma persona. Las principales funciones son:

  • Registrativa: la escritura permite guardar información sin límite de cantidad o duración. Se trata de la función mnemotécnica más básica que utilizamos corrientemente cuando anotamos direcciones y teléfonos, compromisos en agendas o ideas que se nos ocurren en un momento imprevisto. Requiere dominio del código escrito y su correspondencia con los sonidos.
  • Manipulativa: al ser bidireccional y planificada, la escritura facilita la re-formulación de los enunciados, según las necesidades y las circunstancias. No siempre reproducimos literalmente lo escuchado, leído, visto o pensado. Escribir permite elaborar la información. Así preparamos el guión de una charla, etc.
  • Epistémica: subiendo otro peldaño del desarrollo cognitivo, la manipulación de datos permite al autor generar opiniones e ideas que no existían antes de iniciar la actividad escritora. Escribir se convierte en una potente herramienta de creación y aprendizaje de conocimientos nuevos. Todos hemos experimentado el poder epistémico de la escritura en situaciones cotidianas. Al tener que explicar por carta a un amigo una situación complicada o comprometida.

Interpersonales

El autor escribe para otros: un lector conocido o no, un grupo, una asociación, una comunidad lingüística, etc. La escritura se convierte en un instrumento de actuación social para informar, influir, ordenar, etc. Aquí también distinguimos varias funciones:

  • Comunicativa: la escritura permite interactuar con el prójimo en circunstancias nuevas: en diferentes lugares y tiempos, cuando lo escrito resulta más preciso o cortés. Esta función exige dominar los rasgos discursivos y gramaticales propios de cada género y tipo de texto.
  • Organizativa: desarrolla funciones ordenadoras, certificadoras o administradoras. Lo escrito garantiza derechos y deberes de la ciudadanía, informa al público lector, garantiza derechos al trabajador, etc.
  • Finalmente, la última función que participa de los usos intrapersonales tanto como de los interpersonales es la estética o lúdica. En cualquier situación, la escritura posee una dimensión placentera o de diversión.

Escrituras del mundo

Escrituras alfabéticas

  • Caracteres árabes (abyad y variantes contextuales)
  • Caracteres bereberes (tifinagh)
  • Caracteres coreanos (Hangul: sistema alfabético que agrupa las letras en bloques de dos a cuatro signos.
  • Caracteres cirílicos
  • Alfabeto georgiano
  • Caracteres hebraicos
  • Caracteres helénicos
  • Caracteres latinos
  • Caracteres vah
  • Alfabetos de la India (semi-silábicos) casi siempre con variantes contextuales.
  • Devánagari
  • Bengalí
  • Guyaratí
  • Tamil
  • Telugú
  • Gurmuki
  • Otros idiomas derivados del brahmánico
  • Camboyano
  • Laosiano
  • Tailandés
  • Tibetano
  • Caracteres escandinavos (Runa)
  • Futhark
  • Nuevo Futhark
  • Runas puntiagudas

Escrituras silábicas

  • Lineal B
  • Escritura maya
  • Silabario inuktitut
  • Silabario cheroqui
  • Silabario Vai
  • Silabario Ki-ka-ku
  • Silabario shümom
  • Silabario Mandombe
  • Caracteres japoneses kanas
  • Hiragana
  • Katakana

Escrituras logográficas (o emparentadas)

  • Caracteres chinos o sinogramas: Utilizados también por los japoneses que ellos llaman Kanji. Los coreanos las emplean para escribir los nombres propios. Esta escritura no es, realmente, ideográfica, ya que un signo no corresponde siempre a una idea. Es monosilábica en chino.
  • Símbolos Adinkra
  • Símbolos Nsibidi
  • Caracteres Tangut
  • Caracteres egipcios
  • Los jeroglíficos
  • Los jeroglíficos lineales
  • La escritura hierática (estos caracteres perdieron pronto su aspecto representativo)
  • La escritura demótica
  • Los jeroglíficos hititas

Escrituras cuneiformes

  • Caracteres sumerios

Escrituras no descifradas

  • Manuscrito Voynich
  • Codex Rohonczi
  • Rongo rongo
  • Escritura Vinča

Fuentes