Saltar a: navegación, buscar

Estímulos y sanciones en la educación escolar

 

Estímulos y sanciones en la educación escolar
Información sobre la plantilla
Concepto:Métodos educativos auxiliares, que permiten a los educadores, maestros y padres controlar la disciplina antes de la llegada del niño a la escuela.
Estos métodos son muy importantes en la educación si son empleados correctamente.

La disciplina y la familia

En el proceso educativo un factor muy imprescinsdible es la disciplina; lograrla es una tarea ardua y difícil, que forma parte de una responsabilidad significativa, con respecto a la ensañanza escolar porque sin esta es imposible alcanzar un exitoso trabajo, en cuanto al proceso pedagógico organizado.

Como se sabe, la disciplina escolar no comienza el primer día de clases de un niño, si no que se inicia desde el hogar; y esta depende en gran medida de los métodos educativos que se empleen para controlarla, en los que se involucran ambas instituciones: familia-escuela.

Disciplina escolar y métodos auxiliares para su control

Existen numerosos métodos auxiliares que contribuyen y preparan a un niño para su vida escolar, pero dos de ellos muy importantes lo constituyen los estímulos y las sanciones que pueden ser utilizados tanto por los maestros como por la familia. Estos les permitirán evaluar y controlar la conducta de los escolares ya que contribuyen a formar conceptos y convicciones relacionadas con la disciplina, haciendo cumplir al educando las normas y reglas establecidas.

Los estímulos y las sanciones como métodos pedagógicos auxiliares

En el estímulo se expresa de manera positiva, la evaluación del comportamiento del escolar o del colectivo de alumnnos mientras que la sanción actúa como una forma de planteamiento de determinadas exigencias al estudiante o al grupo; de correpción y prevención de conductas impropias.

Importancia de las sanciones

Forman parte del desarrollo y consolidación de los rasgos positivos del carácter y en general, de la conducta del escolar y al sancionar no lo hacemos solamente al alumno sino también al colectivo a los que pertenecen estos. Estos estímulos y sanciones tienen también una misión psicológica que es la de provocar en el niño o adolescente, vivencias que le hagan reflexionar sobre su comportamiento, que forma parte indispensable del perfeccionamiento moral de la personalidad.

Los castigos como forma de sanción de los actos del escolar, provocan sentimientos de insatisfacción, avergonzándolos, sentimiento de arrepentimiento, incomodidad, descontento de sí mismo, remordimientos de conciencia y esto es lo que lo hace precisamente un instrumento muy eficaz, estimulan la inhibición de unos actos y la activación de otros.

Importancia de los estímulos

En cuanto a la formación positiva de la conducta, los estímulos originan en el niño, sentimientos de satisfacción, así como alegría, entusiasmo, seguridad en sus posibilidades y estos sentimientos fomentan la disposición y el deseo de repetir las acciones morales buenas intensificando las actuaciones positivas.

Las sanciones y los estímulos son buenos métodos para ayudar a la formación del escolar, donde juegan papel primordial, la Familia y la escuela y su aplicación correcta refuerza la eficacia de otros métodos educativos, tales como la persuación, el ejemplo y otros. Pero tienen un máximo de complejidad en su condición, pues requieren que los padres para referirnos a estos, tomen en cosideraciones una serie de circunstancias vitales y las cualidades individuales de personalidad del sujeto a quien se aplica. Solamente de esta manera se lograrán los frutos deseados y es por esta razón que deben usarse con precaución, es decir, con conocimiento de causa. Los estímulos y sanciones utilizados inadecuadamente perjudicarán siempre, ante todo porque menoscaban la autoridad de los padres.

En cuanto al uso de estos métodos y la labor educativa de los maestros es incorrecto considerarlas entre los métodos fundamentales de educación pues en primer lugar, no se puede colocar la sanción en el mismo nivel que métodos tan fundamentales como la persuación y la ejercitación: Si la persuación y la ejercitación se pueden aplicar en cualquier tipo de actividad educativa, la sanción, por ejemplo no se podrá aplicar en toda situación. Las sanciones no se pueden incluir dentro de los métodos fundamentales, porque su esfera de aplicación debe reducirse en la medida en que son efectivos otros métodos educativos.

Enlaces externos

  • [http: //www.cuba educa.rimed/Rimed]

Fuente

  • De quién es la responsabilidad, la escuela o la familia. Editorial Pueblo y Educación. Año 1988.