Flor de Loto

De EcuRed
Flor de Loto
Información sobre la plantilla
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Eudicotyledoneae basal
Orden:Proteales
Familia:Nelumbonaceae

Flor de Loto (Nelumbo nucifera). El Loto es la Flor Nacional de la India. Es una flor sagrada y ha sido, desde tiempos inmemoriales, símbolo de buen agüero en la cultura india. Simboliza la pureza, belleza, majestuosidad, gracia, fertilidad, abundancia, riqueza, sabiduría y serenidad. Se trata de una planta acuática.

Contenido

Origen

Procede de Asia y se encuentra en zonas pantanosas.

Nombres conocidos

Características

Variedades

Flor Loto
Flor Loto
Flor Loto
Flor Loto

Agrotécnia

Significación

La flor de Loto ha sido símbolo de multitud de civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad. En la civilización egipcia tenía un gran significado, ya que de él emergían multitud de dioses como Ra, dios del Sol, al estar ligada la flor a la aparición y al ocaso del Sol, debido a que solo está abierta por el día. De ella también emergió el dios Nefertum, considerado el dios de los perfumes, al proporcionar un perfume sumamente agradable a los egipcios.

La flor del loto en la India simboliza divinidad, fertilidad, riqueza, conocimiento e ilustración, siendo actualmente su símbolo nacional. Esta asociada con la diosa de la abundancia, Maha Lakshmi, quien provee prosperidad, pureza y generosidad. Simbolizando pureza, belleza y todo lo que es bueno. A su vez fue venerada en el brahmanismo como "Madre de la creación", y hasta Brahma, soberano hindú de todos los dioses provenía de la flor del loto.

En el ámbito budista la flor que se alza sobre el agua es uno de los más antiguos símbolos, y de los más frecuentemente representados atributos de sus personajes humanos y celestiales. El loto, que sirve como asiento o trono para Buda o los Budas, indica por ello un nacimiento divino.

En China con la Dinastía Sung ( Siglo X-Siglo XIII), surgió la costumbre de vendar los pies de las niñas entre los 4 y 9 años. Los pies pequeños, “los pies de loto dorados” (llamados así por que el balanceo al caminar era similar al del loto mecido por el aire,) eran el mayor símbolo de belleza y perfección de una mujer. Los pies de loto dorado no solo eran una imagen de belleza sino de sensualidad, considerándose que el juego de la caricia de los pies femeninos formaba parte del erotismo chino. El dolor y sufrimiento que pagaban las mujeres por la belleza las acompañaba toda la vida. Las vendas no debían ser retiradas a riesgo del crecimiento indeseado salvo para la higiene, y las bellas cumplían con el lavado ritual en las aguas del santuario donde los dioses mitigarían sus dolores.

Leyenda

Según la mitología griega, una hermosa diosa huyó al bosque asustada y fue a parar a un lugar llamado Loto donde se hundió, lugar llamado así por los supremos dioses destinado para los fracasados y perdedores en la vida. La joven diosa luchó durante siglos y logró salir en forma de una hermosa flor, de largos pétalos. Por ello, para los griegos significaba el triunfo después de haber luchado incansablemente en contra del fracaso.

La flor de loto en el Budismo

Los budistas, que respetan profundamente esta flor, comparan sus cuatro virtudes: fragancia, limpieza, ternura y suavidad;
con las cuatro virtudes del reino del Dharma (las enseñanzas del Buddha, El Iluminado): permanencia, regocijo, sí mismo y pureza.

También es comparada con el corazón, y simboliza que todo lo creado lleva en su ser más interno, algo comparable a la flor de loto, desarrollándose.

En la iconografía del budismo Mahayana (que va desde el 150 d.C hasta hoy) hay abundancia de imágenes o esculturas de Gautama Budha sentado sobre un loto, o coronado por él, o bien sosteniéndolo entre sus dedos. Es de destacar que sus párpados también son dibujados como pétalos de Loto, simbolizando pureza de visión.

En el budismo Hinayana (período que va desde el IV aC. hasta el IIdC) no admitía la representación humana del Buddha, pues se dirigía la atención hacia un Buddha arquetípico y no a una de sus apariciones en el mundo material. Por tanto se alude a él mediante un vacío, o mediante el Dharma-Chakra, la caracola (representativa de la voz del Buddha), el Boddhi (árbol de la iluminación) y fundamentalmente mediante el león Fo, el cual es considerado un guardián y protector del lugar en donde esta escultura se encuentra; es común emplazarlos en la entrada de edificios.

Uno de los más importantes textos de Budismo Mahayana lo utiliza como título de libro: es el Sutra del Loto, del cual no se sabe con exactitud cuándo fue escrito, aunque ya en 255 dC. se hizo la primera traducción al chino desde lengua sánscrita. El título en sánscrito se conoce como Saddharma Pundarika Sutra, que puede traducirse como "Libro del Loto Blanco de la Enseñanza Genuina" o "libro del Loto Blanco de la Verdad Última". Dentro del conjunto de textos del canon Budista es considerado entre los más importantes, y compila las enseñanzas del Gautama Buddha.

En la iconografía Budista el loto es extensamente utilizado somo símbolo de pureza y como símbolo de fuente de contemplación. Tanto por la postura del loto como la representación de muchos de los atributos divinos con rasgos humanos emergiendo del loto. Entrar en una más detallada descripción de momento escaparía a la finalidad de este artículo, baste agregar que en el Budismo Tibetano el Buddha Primordial, Kungtuzangpo (también conocido como Samantabhadra), y su consorte Kungtuzangmo (Samantabhadri), son representados en unión sexual en posición de loto, en un lecho de loto, rodeados por un círculo áureo.

Véase también

Fuentes