Fracturas coronarias de dientes anteriores temporales

De EcuRed
Fracturas coronarias de dientes anteriores temporales
Información sobre la plantilla
Concepto:Son fracturas muy frecuentes y se clasifican en complicadas y no complicadas.

Fracturas coronarias de dientes anteriores temporales. Estas fracturas son frecuentes, tanto la no complicada como la complicada. Los tratamientos son semejantes a los de la dentición permanente, pero tienen algunas particularidades debido a que las coronas son más pequeñas, la pulpa más grande y su fisiología se caracteriza por un ciclo de vida.


Contenido

Fracturas no complicadas

Tratamiento

  • Radiografía inicial para posterior evolución.
  • Alisarbordes fracturados del esmalte.
  • Restaurar con ionómero de vidrio o resina compuesta, excepto en dientes con hemorragia gingival.
  • Aplicación de fluor tópico en forma de geles, lacas o barnices en el área de fractura de los dientes que no se pudieron restaurar de inmediato.

Fracturas complicadas

Tratamiento

  • Radiografía inicial para posterior evolución.
  • Recubrimiento directo con hidróxido de calcio cuando el diente temporal se encuentra en fase de formación o de madurez(no ha comenzado la reabsorción radicular), la exposición pulpar es pequeña y el tiempo de exposición al medio bucal es menos de 6 horas.
  • Pulpotomía cameral con formocresol si se encuentra en fase de formación o de estabilidad, cuando la exposición pulpar es grande y han transcurrido más de 6 horas del traumatismo.
  • Pulpectomía total cuando el diente ya se encuentra en su fase de reabsorción radicular,cualquiera que sea el tiempo transcurrido después del trauma, si la longitud de la raíz (al menos 2/3 del total) admite el tratamiento.
  • Exodoncia cuando la longitud radicular es menor de 2/3 de la raíz, los tratamientos conservadores han fracasado,o no pueden realizarse por la falta de cooperación del paciente o sus familiares.
  • Chequeos periódicos.

Fracturas de Corona y raíz en dientes Temporales

El tratamiento de este tipo de lesión en la dentición temporal es muy discutido, la mayoría de los autores aconsejan la extracción del diente, pero se recomienda un tratamiento conservador en el paciente menor de tres años, para mantener la longitud del arco si:

  • No hay exposición pulpar.
  • La extensión sub-gingival de la fractura no es mayor de 1 mm.
  • No existen asociadas en el mismo diente otras lesiones.

Fracturas Radiculares de Dientes temporales

Esta lesión es poco frecuente, pero en el tercio cervical de los incisivos temporales ocurre con cierta frecuencia entre los 3 y 4 años.

Tratamiento

Los dientes temporales con fractura radicular sin desplazamiento y con movilidad ligera pueden tratar de conservarse, pero no deben aplicarse férulas. Cuando están desplazados deben ser extraídos sin tratar de remo­ver el fragmento apical para evitar traumatizar el germen de los dientes permanentes. Este debe sufrir una reabsorción fisiológica normal.

Luxaciones de los dientes temporales

Las luxaciones representan del 62 al 69 % de los traumatismos dentales en la dentición temporal y afectan especialmente a los incisivos centrales. Los niños sufren con mayor frecuencia luxaciones intrusivas y extrusivas en la dentición primaria, fenómeno relacionado con la elasticidad del hueso alveolar en edades tempranas.

Concusión y Sub‑Luxación

  • No requieren tratamiento inmediato.
  • Control clínico y radiográfico cada tres meses.

Luxaciones extrusivas

  • El tratamiento de estas lesiones en los dientes temporales es discutible.
  • Generalmente son extraídos.

Desplazamiento lateral

  • Ocurre frecuentemente, la supervivencia pulpar es mayor que en la intrusión.
  • Debe de tratarse de llevar el diente a su lugar.
  • Indicar reposo dentario
  • No férulas.

Intrusión

Es la más común de las lesiones traumáticas de los dientes temporales y la que más necesita de nuestra aten­ción, lo principal en estos casos es la prevención de lesiones a los dientes permanentes, solo se conservarán los dientes intruidos cuando el sucesor permanente no corre riesgo.

  • Si el examen radiográfico nos hace sospechar que el ápice está desplazado hacia el sucesor permanente (hacia lingual), debe extraerse el diente temporal de inme­diato.
  • Debemos esperar la reerupción espontánea de los dientes intruidos cuyos ápices están desplazados hacia vestibular, en un período de uno a seis meses.
  • En la fase de reerupción es común observar inflamación e hiperemia de la encía, así como formación de abscesos. Es esen­cial el tratamiento con antibióticos para prevenir la disemina­ción de la infección hacia el germen del sucesor permanente
  • Estas lesiones pueden causar en el folículo del diente permanente afecciones irreversibles:
  • Manchas blanquecinas, amarillas o parduzcas en el esmalte.
  • Deformaciones y erosiones en la corona del diente en desarrollo.
  • Deformidades en la raíz.

Avulsión

No se aconseja el reimplante. Todos los dientes temporales traumatizados, con pulpa necrótica, y que decidan conservarse deben ser tratados con tratamiento pulporadicu­lar o pulpectomía total.

Otras afectaciones

Afectaciones que pueden producirse en los dientes permanentes por un traumatismo anterior en los dientes temporales:

La aparición o no de consecuencias en los dientes permanentes por un traumatismo en los temporales, sólo puede observarse años más tarde. Es necesario ser cuidadoso y aunque el traumatismo sea benigno, poner siempre alerta a los padres sobre las posibles consecuencias en el futuro.

  • Mancha blanca o amarilla del esmalte acompañada o no de hipoplasia
  • Dislaceración de la corona.
  • Malformación en forma de odontoma.
  • Duplicación radicular.
  • Angulación radicular vestibular o lateral.

·Detención parcial o completa de la formación de la raíz. ·Secuestro del germen de los dientes permanentes. ·Alteraciones de la erupción.

Fuente

  • Dra. Grisel González Naya. Guías Prácticas Clínicas. ”Ante Traumatismos Dentarios y Faciales”. Editorial Ciencias Médicas; año 2002, p 98 -102 capitulo 3