G20

De EcuRed
(Redirigido desde G-20)
Grupo de los Veinte o G-20
Información sobre la plantilla
Bandera de Grupo de los Veinte o G-20
Bandera
Escudo de Grupo de los Veinte o G-20
Escudo
 
Situación de G20
 
Tipo Organización internacional
Presidente pro-témpore
Felipe Calderón (2011-2012)
Miembros
Sitio web http://www.G20mexico.org
Grupo de los Veinte (G-20) . Es el principal organismo económico-financiero del mundo y la institución principal del modelo económico actual a nivel global, en el cual confluyen las veinte economías más poderosas del mundo.

Integrado inicialmente por las siete potencias económicas (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá). Más adelante decidieron admitir a Rusia cambiando su nombre a G8 o G7+1. Con posterioridad ingresaron las cinco principales naciones emergentes (China, India, Brasil, México y Sudáfrica), para luego incorporar a Australia, República de Corea y Turquía. Al grupo fueron añadidoss Arabia Saudita, Argentina e Indonesia, el cual terminó sumando diecinueve. El vigésimo miembro del G-20 es la Unión Europea, mientras que España ostenta el cáracter de "invitado permanente"

Contenido

Historia

El nacimiento formal del G20 se remonta a la declaración de los líderes del G8 dada a conocer en la cumbre de Colonia del 18 de junio de 1999. Según su concepción, sería un nuevo mecanismo que propiciara el diálogo informal en el marco del sistema institucional de Bretton Woods, para mejorar el diálogo en temas claves de política económica y financiera entre las economías sistémicamente importantes y para promover la cooperación que lleve a un crecimiento global estable y sustentable. Es durante la reunión del G8, en diciembre de 1999 en Berlín, que son invitados al espacio del G8, las cinco principales economías emergentes (China, Brasil, Rusia, India y Sudáfrica), en la reunión participaron además representantes de la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial.

G20 vs G8

Durante los primeros años, el G20 no fue considerado como un espacio de debate sobre la economía mundial, dicho privilegio continuó estando en manos del G8, dado que la mayoría de sus miembros destacándose Francia e Italia se opusieron a la idea de dar más poder al G20 por miedo a que éste socavara la autoridad del FMI. Mientras tanto Estados Unidos y Japón estuvieron más a favor de la nueva institución. El Reino Unido, aunque más entusiasta, tuvo sus reservas por miedo a que éste G20 pudiera socavar, en la practica, la prominencia del Comité Financiero y Monetario Internacional (CFMI) del FMI, el cual fue encabezado en sus inicios por el británico Gordon Brown. Los primeros enfoques se basaron en restringir las discusiones que serían mantenidas dentro de la nueva institución.

Canadá apoyó la idea porque deseaba ver una estructura consultiva más amplia y más formal, ligada a otras instituciones y menos controlada por Estados Unidos. Esto último fue percibido dado que el primer G22 había sido creado por iniciativa del entonces presidente norteamericano Bill Clinton en noviembre de 1997 durante la junta de líderes de la APEC.

El G20 fue encabezado durante sus dos primeros años por el entonces ministro de finanzas canadiense Paul Martin. Su objetivo inicial era "promover la discusión, estudio y revisión de temas políticos entre los países industrializados y mercados emergentes con un enfoque que promueva la estabilidad financiera internacional". Sus 18 miembros iniciales fueron, aparte de los miembros del G8, Argentina, Australia, Brasil, China, India, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur y Turquía. Canadá fue el anfitrión de la segunda reunión en el año 2000, celebrada en Montreal.

Ente negociador

Según el diseño diplomático de la nueva institución, China tuvo un lugar privilegiado. Durante este proceso nunca hubo ninguna consideración seria para excluir a China del nuevo grupo; incluso, tenía mejor clasificación que países como Argentina, México, Corea y Turquía y se le veía como un país que quizás algún día podría sobrepasar a Canadá e Italia. Mientras que hubo una gran discusión sobre el número de miembros, ningún país excluyó a China de sus listas. En cambio, algunas listas excluyeron a Australia, Corea, Turquía y Arabia Saudita (aunque la posterior provisión de grandes fondos fue decisiva al final).

El G20 fue creado como un cuerpo para deliberar, no para decidir, pero esta diseñado para alentar "la formación de consenso en temas internacionales.

El primer enfoque que usó la presidencia canadiense dejaba ver un esfuerzo para convertir a la nueva institución en un foro influyente. Los canadienses consideraron inicialmente la posibilidad de llevar a cabo la segunda junta ministerial en junio de 2000, solo seis meses después de la primera. Aparte, contemplaron el que se llevara a cabo en Toronto, a pesar de los miedos de que esto pudiera reducir la importancia de la reunión de los ministros de finanzas del G8 y de la cumbre del G8 y del G8 de julio en Japón. Los canadienses esperaban que la cede y fecha del lugar permitiera mejor al nuevo grupo influenciar la junta del G8 y del G8.

Principalmente, el principal objetivo canadiense era evitar que dentro de la institución se generara una división norte-sur. Por eso, Canadá quería que el grupo se mantuviera enfocado en compartir experiencias y abrir la discusión en ves de declarar posturas "duras" o cerradas. Este énfasis se reforzó por algunas posturas, como la de un reciente incluido ministro de finanzas, quien vio al nuevo grupo como una excelente oportunidad para que el "sur" tratará temas en contra del "norte".

G20: el nuevo gendarme de la economía mundial

Tras el estallido de la búrbuja inmobiliaria en 2008 en Estados Unidos y con ello del inicio de la crisis económica mundial, el G20 comenzó a jugar un decisivo papel como espacio para la discusión del futuro económico global. En ese sentido, la Cumbre del G20 desarrollada el 15 de noviembre de 2008 en la capital norteamericana, Washington D.C, trató de la reforma del sistema financiero mundial, convirtiéndose en la primera oportunidad en que el G20 se inmiscuyó en los debates sobre las consecuencias de la crisis y su solución. La cita se celebró en un contexto de desestabilidad política y económica tras los derrumbes bancarios y bursátiles y una crisis financiera global que ha requerido la intervención pública en el mercado. Por su potencial relevancia la cita fue comparada con los Acuerdos de Bretton Woods celebrados en 1944 tras la Segunda Guerra Mundial y que convirtieron el dólar estadounidense en moneda internacional.

La cita, organizada por el entonces mandatario estadounidense George W. Bush y con el coauspicio de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, aprobó una serie de lineamientos para enfrentar la crisis que en su mayoría se presentaban como una milagrosa y salvadora solución a la crisis, pero en la práctica demostraron ser otro "show mediático"[1][2] montado por las economías más hegémonicas (Estados Unidos, Francia y Reino Unido).

Los líderes del G-20 durante la Cumbre de Washington en noviembre de 2008
Los líderes del G-20 durante la Cumbre de Washington en noviembre de 2008

La cumbre, aprobó por unanimidad los siguientes acuerdos[3]:

  1. Continuar los esfuerzos de sus miembros desarrollados, tanto en el ámbito nacional, como el internacional, para apoyar los mercados financieros y tomar cualquier acción adicional necesaria para estabilizar el sistema.
  2. Reconocer la importancia de la ayuda de la política monetaria, en la medida en que se considere apropiado para las condiciones nacionales de cada país.
  3. Usar medidas fiscales para estimular de forma rápida la demanda interna, al tiempo que se mantiene un marco propicio para la sostenibilidad fiscal.
  4. Ayudar a los países emergentes y en desarrollo a lograr acceso a la financiación en las difíciles condiciones financieras, incluyendo instrumentos de liquidez y programas de apoyo.
  5. Apoyar el papel del FMI en la respuesta a la crisis, reconociendo el valor de los nuevos mecanismos de liquidez a corto plazo y urgir a la continua revisión de sus instrumentos para asegurar la flexibilidad.
  6. Animar al Banco Mundial y a otros bancos multilaterales de desarrollo a usar su plena capacidad en apoyo de su agenda de ayuda.
  7. Asegurarse de que el FMI, el Banco Mundial y los otros bancos multilaterales de desarrollo tengan los recursos suficientes para continuar desempeñando su papel en la resolución de la crisis.

Cumbres de Londres y Pittsburg

El 2 de abril de 2009 tuvo lugar una nueva cumbre del G-20 realizada en la capital británica, Londres. La cita organizada por el entonces primer ministro británico, Gordon Brown, fue la continuación de la cita de Washington y tuvo como meta lograr un concenso unitario sobre las vías para darle solución a la crisis.

En sus reflexiones del 31 de marzo de 2009 tituladas: "El preludio", el Comandante en Jefe de la Revolución cubana, Fidel Castro, expresó al referise a la cumbre:

En una declaración al programa de la BBCI, Kevin Rudd, Primer Ministro de Australia, del Partido Laborista, declaró que los jefes de Estado y de Gobierno de los países del G-20 no aprobarán un plan de estímulo fiscal en la Cumbre de Londres. Señaló que en la Cumbre anterior ya se habían aprobado 1.5 millones de millones de euros, y que ahora correspondería al Fondo Monetario Internacional (FMI) decidir qué apoyo adicional necesitaría la economía. El gobierno del Reino Unido desmintió el contenido de un borrador del comunicado que supuestamente emitirían los líderes del G-20, filtrado por la revista alemana “Der Spiegel”. (...) Los líderes del grupo G-20 esperan, según otro cable, que el apoyo al sector financiero, el aumento del gasto público y el financiamiento extra al FMI sacarán a la economía mundial de la recesión para fines del 2010, indicó el borrador de un comunicado publicado el domingo por el Financial Times.
Fragmento [4]
Los líderes presentes en la cumbre durante la fotografía de familia
Los líderes presentes en la cumbre durante la fotografía de familia

Los líderes presentes - a pesar de las evidentes diferencias entre Reino Unido y los EE.UU., que quería un gran estímulo financiero, y Francia y Alemania, que querían un marco de regulación financiera más estricto [5] llegaron a un acuerdo que, en principio, aprobó gastar cerca de 1100 billones de dólares estadounidenses para estimular el crecimiento económico.

Sobre las diferencias de pensamiento entre los asistentes a la cumbre, el presidente Obama, había declarado el 30 de marzo al Financial Times, que había enviado un llamado a la unidad del Grupo de los Veinte. Aseguró que los líderes mundiales saben que deben “enviar un mensaje fuerte de unidad” por el bien de la economía global.

En todos los países hay una tensión entre los pasos necesarios para reactivar la economía y el hecho de que algunos de estos pasos cuestan mucho dinero y los contribuyentes se muestran escépticos para gastar más. (...) Si los votantes perciben que es una calle en un solo sentido y que solo estamos poniendo más dinero en las instituciones para evitar la catástrofe, va a ser difícil convencerlos de intervenir más.
[6]

Otro acuerdo al que llegaron fue el de tratar de lograr una mayor regulación mundial de los fondos de cobertura y de calificación crediticia de organismos, un enfoque común para la limpieza de los activos tóxicos. En la cumbre los dirigentes también acordaron establecer un Consejo de Estabilidad Financiera con el FMI, una especie de 'superagencia reguladora' para garantizar una mayor cooperación global y proporcionar un sistema de alerta temprana ante futuras crisis financieras. Además, esta agencia servirá para extender la regulación en los mercados, que cada país se compromete a estrechar. Se encargó la misión de coordinar los cambios regulatorios globales a la Junta de Servicios Financieros, y la OMC velará que los miembros del G-20 eviten el proteccionismo.

El 25 de septiembre de 2009 tuvo lugar una nueva reunión del G20, esta vez en la ciudad norteamericana de Pittsburg, donde formalmente se decidió que el G-20 reemplazara al G-8 y al G8+5 de ahí en adelante, en lo concerniente a los planes de desarrollo mundial en conjunto.

Principales puntos expresados en la Declaración de Pittsburg[7]:

  • “Nos reunimos en medio de la transición crítica de la crisis a la recuperación para dejar atrás una era de irresponsabilidad y adoptar un conjunto de políticas, regulaciones y reformas que se ajusten a las necesidades de la economía global del siglo XXI.”
  • “Nos comprometemos hoy a mantener nuestra respuesta vigorosa hasta que esté asegurada una recuperación duradera.”
  • "(...) nos comprometemos a adoptar las políticas necesarias para poner las bases de un crecimiento vigoroso, sostenido y equilibrado para el siglo XXI.”
  • “Queremos crecimiento sin ciclos extremos y mercados que fomenten la responsabilidad.”
  • “(...) trabajaremos juntos para generar un crecimiento global vigoroso, sostenible y equilibrado. Necesitamos una recuperación duradera que genere los empleos que nuestros pueblos necesitan.”
  • “Necesitamos crecimiento entre los países que sean más sostenibles y equilibrados, y reducir nuestros desequilibrios.”
  • “Nos comprometemos a evitar ciclos extremos de subidas y caídas de precios.”
  • “(...) daremos pasos decisivos hacia reformas estructurales que promuevan la demanda privada y fortalezcan el crecimiento potencial a largo plazo.”
  • “No permitiremos una vuelta al comportamiento habitual en el sector bancario, allí donde la temeridad y la ausencia de responsabilidad condujeron a la crisis.”
  • “Nos comprometemos a actuar de manera conjunta para poner fin a las prácticas que auspiciaron un exceso de asunción de riesgos.”
  • “Designamos al G-20 como el foro principal de nuestra cooperación económica internacional.”
  • “Estamos comprometidos (en el Fondo Monetario Internacional) a transferir como cuota a los mercados emergentes dinámicos y a países en desarrollo, al menos, un cinco por ciento…”
  • “Un desarrollo económico sostenible es esencial para reducir la pobreza.”
Críticas a la Cumbre de Pittsburg

Uno de los hechos más polémicos fue el supuesto anuncio hecho por el presidente Barack Obama de que la economía mundial "estaba comenzando a rebasar la crisis económica". Durante una entrevista que le realizaran el 29 de septiembre de 2009 el economista Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento cubano y director del Centro de Estudios de la Economía Mundial, valoró las declaraciones Obama y los resultados de Pittsburg de la siguiente manera:

Se trató de dar a esta Cumbre un sesgo de optimismo, que no tiene una base sólida. Nada demuestra que la economía mundial haya iniciado una recuperación franca y clara. Solamente hay algunos tímidos y muy leves indicadores positivos. Decir que la crisis ya pasó no es más que un buen deseo”. Esto básicamente recoge el documento y el espíritu de la reunión del G-20: dar por iniciado un proceso de recuperación que está lejos de poder afirmarse que exista.
[8]

Cumbre Los Cabos 2012

Los líderes del G-20 durante la Cumbre de Los Cabos
Los líderes del G-20 durante la Cumbre de Los Cabos

La Cumbre de Los Cabos reunió a los líderes en su decisión de promover el crecimiento y el empleo, en un contexto económico desafiante: la recuperación global seguía enfrentando un número de retos, las tensiones de los mercados financieros eran altas y prevalecían los desequilibrios externos, fiscales y financieros. Los Líderes decidieron actuar coordinadamente para fortalecer la recuperación y atender las tensiones financieras de los mercados, así como trabajar en conjunto para fortalecer la demanda y restablecer la confianza. El objetivo era apoyar el crecimiento y promover la estabilidad financiera para crear empleos de calidad y oportunidades para todos los ciudadanos de los países G20. Acordaron el Plan de Acción de Los Cabos para el Crecimiento y el Empleo para conseguir dicho propósito, y reafirmaron su compromiso de fortalecer la capacidad de crédito del FMI con nuevos recursos por $456 mil millones de dólares.

Los miembros del G20 pertenecientes a la Zona Euro acordaron tomar todas las medidas de política necesarias para salvaguardar la estabilidad e integridad del área, mejorar el funcionamiento de los mercados financieros y romper el círculo vicioso de la deuda soberana y la bancaria. Los Líderes mostraron entusiasmo ante la perspectiva de que la Zona Euro trabajara en conjunto con el nuevo gobierno griego para asegurar que se mantuvieran en el camino a la reforma y a la sostenibilidad dentro de la Zona Euro.

Los líderes reafirmaron su compromiso con la instrumentación de agendas de reforma estructural y regulatoria, para impulsar los prospectos de mediano plazo y construir sistemas financieros más resistentes y flexibles. Reafirmaron también su acuerdo de reducir los desequilibrios fortaleciendo las finanzas públicas de los países deficitarios mediante políticas sensatas y sostenibles que tomen en cuenta los cambios en las condiciones económicas y, en los países con grandes superávits de cuenta corriente, mediante el fortalecimiento de la demanda interna y la evolución hacia tasas de cambio más flexibles.

Acordaron que el multilateralismo tiene una importancia todavía mayor en el contexto actual, y sigue siendo el principal activo para resolver las dificultades económicas globales. Finalmente, se comprometieron a intensificar sus esfuerzos para crear un ambiente más conducente al desarrollo, incluyendo el apoyo a la inversión en infraestructura, para mejorar las condiciones de vida alrededor del mundo y proteger a los más vulnerables. Mediante la estabilización de los mercados globales y la promoción de un crecimiento más sólido, el G20 podría generar efectos positivos significativos en el desarrollo y la reducción de la pobreza alrededor del mundo.

Economías del G-20

Las economías del G20 según su PIB nominal y PIB-PPA (datos de 2009)
País 2008 PIB Nominal 2009 PBI PPA
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos 16.762.600 18.964.690
Bandera de Japón Japón 4.923.761 5.554.368
Bandera de la República Popular China China 4.401.614 7.116.429
Bandera de Alemania Alemania 3.667.513 3.910.490
Bandera de Francia Francia 2.730.383 2.865.737
Bandera del Reino Unido Reino Unido 2.230.549 2.674.085
Bandera de Italia Italia 2.114.557 2.313.893
Bandera de Rusia Rusia 1.676.586 2.288.446
Bandera de Brasil Brasil 1.572.839 1.781.207
Bandera de Canadá Canadá 1.510.957 1.903.234
Bandera de la India India 1.209.686 3.288.345
Bandera de Australia Australia 1.210.699 1.795.305
Bandera de Corea del Sur Corea del Sur 947.010 1.642.338
Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México 918.128 1.148.007
Bandera de Arabia Saudita Arabia Saudita 681.631 953.385
Bandera de Turquía Turquía 629.443 953.384
Bandera de Indonesia Indonesia 511.765 908.242
Bandera de Argentina Argentina 326.474 542.860
Bandera de la República de Sudáfrica Sudáfrica 277.739 492.155

Cumbres del G-20

Reuniones celebradas del G-20

Referencias

Fuentes