Galeón (Barco)

De EcuRed
Galeón (Barco)
Información sobre la plantilla

Galeón
Historial
Clase Nave de alto bordo de velas
Tipo Galeones de guerra y mercantes
Características generales
Galeón (Barco). Embarcación a vela con tres o cuatro palos, en los que orientaban, generalmente, velas de cruz. Utilizada desde mediados del siglo XV. Consiste en un bajel grande, de alto bordo que se movía por la acción del viento.

Es una derivación de la carraca pero combinada con la velocidad de la carabela. Los galeones eran barcos de guerra poderosos pero muy versátiles que podían ser igualmente usados para el comercio o la exploración.

Desde mediados del siglo XVI se convirtieron en el barco de guerra principal de las naciones europeas y en su diseño se basaron los tipos posteriores de navíos de guerra de gran tamaño.

Contenido

Origenes

Del mismo modo que la fragata y el bergantín, el galeón surgió como una variante de menor tamaño de la Galera (Barco), como se deduce de los Annali Genovesi que mencionan galeones de 80, 64 y 60 remos, que se usaron por su velocidad y maniobrabilidad en misiones de descubierta en los siglos XII y XIII.

Es muy probable que en tiempos de las cruzadas galeones y galeotas fueran el mismo tipo de embarcación. Posteriormente el término se usó para denominar embarcaciones sólo de vela.

Aunque está documentado que los venecianos usaron embarcaciones de guerra sin remos en tiempos tan remotos como la Batalla de Durazzo en 1081, las flotas de combate fueron siempre de remos hasta que los descubrimientos y las nuevas rutas del siglo XV exigieron nuevas embarcaciones para cubrir las largas distancias.

Características

Las proporciones de los buques del siglo XIV se obtenían a partir de la vieja fórmula catalana tres, dos y as, es decir, eslora triple que la manga y ésta doble que el puntal, para el galeón se pasa al 4:2:1, algo más corto y ancho que una galera y más largo y menos alto que una nave, si bien esta altura era elevada considerablemente por la presencia de un considerable acastillaje (cubiertas y estructuras elevadas usadas como plataforma de tiro) a proa y a popa, característica que heredaron de las galeras, pero el elemento más característico que conservaron de éstas es el espolón que se prolonga en el largo bauprés, aunque ya desprovisto de su función ofensiva y sin refuerzos de hierro, pasando a convertirse progresivamente en beques; plataforma abalconada desde la que se maniobra la jarcia de la proa y que alberga los jardines o letrinas de la tripulación.

En un manuscrito veneciano del siglo XVI se describen las dimensiones de un galeón: eslora entre perpendiculares 41,3 m, eslora en la quilla 30,5 m, manga 10 m. El galeón fue en su versión definitiva un buque más largo y estrecho que la nave y más corto y ancho en proporción que la galera, generalmente de menos de 500 toneladas aunque algunos como los galeones de Manila podían alcanzar las 2000 t.

El número de palos variaba con la época, siendo en los galeones antiguos grandes típicamente de cuatro, trinquete, mayor, mesana y contramesana o buenaventura, con velas cuadras en el trinquete y mayor y latinas en los otros dos. Los palos de mesana se inclinan hacia popa hasta mediados del siglo XVII. No se usan velas cangrejas ni de cuchillo.

A esto se solía añadir una cebadera en el bauprés y en buques grandes también un tormentín.

El velamen tiende a fraccionarse con respecto a buques anteriores del mismo tamaño y se mejoran los aparejos de la jarcia de labor. También se fraccionan más los palos añadiendo masteleros y mastelerillos, innovación introducida por los flamencos en 1570. Las cofas reducen su tamaño.

A partir del siglo XVII el bauprés se desplaza hacia atrás desde la parte delantera de la roda, situándolo detrás de esta, a través de una fogonadura de la cubierta. Desde 1620 se coloca una vela cuadra en el palo de mesana sobre la latina, a estos barcos se les empezará a denominar fragatas (si bien difieren mucho de lo que se llamará con el mismo nombre a partir del siglo siguiente).

Un documento fechado el 31 de agosto de 1602 habla de galeones de Candía (Creta) con velas latinas en los cuatro palos, aunque probablemente se tratara de grandes jabeques y no de auténticos galeones.

La arboladura se fue simplificando progresivamente a sólo 3 palos en ejemplares más recientes, que fueron evolucionando hacia lo que posteriormente sería el navío de línea. El casco también sufrió modificaciones respecto a la carraca, reduciendo el arrufo y sustituyendo la popa redonda que persistía en muchos grandes buques, por el espejo plano. La manga era ancha en la línea de flotación y tendía a estrecharse, con las amuras inclinadas hacia adentro, dando de este modo una estabilidad que permitía instalar artillería más pesada.

Para bajar el centro de gravedad se rebaja en ocasiones la parte trasera de la cubierta inferior para compensar el arrufo que hacía subir los cañones montados en esa parte. También se generaliza el uso de portillos al instalar los cañones en una posición más baja, cerca del centro de gravedad.

Por otra parte, el castillo de proa se desplaza hacia atrás de la roda, reduciendo el riesgo de que la presión del aire hiciera zozobrar la nave y facilitándole ceñir el viento (navegar con viento de cara).

Los galeones se construían con maderas nativas europeas, ya que las maderas tropicales, de cualidades superiores, aún no se habían ensayado para la construcción naval en Europa. Generalmente se usaba roble para la quilla, las cuadernas y otros elementos estructurales, pino para los mástiles y vergas y diversas maderas para el forro.

Este solía realizarse a tope (con las tablas colocadas consecutivamente), aunque en algunas naciones del norte de Europa se usó en ocasiones el sistema de tingladillo, con las tablas solapadas.

Una importante mejora introducida en los galeones fue la prolongación vertical de la caña del timón.

Antes de ésta el timonel se veía obligado a maniobrar la caña desde el interior de la obra muerta, sin ver las velas y guiándose con aguja o por las indicaciones dadas por un oficial desde cubierta. Sin embargo tras esta mejora el timonel tenía a su vista las velas, cosa importante en la navegación de bolina (contra el viento).

Aunque se suele considerar un invento español, parece ser que a principio del siglo XVI Francisco I de Francia había ordenado la construcción de cierto número de nefs-galères o galions. Igualmente entre las naves armadas de la Orden de Malta figuraba un galeón que tomó parte en el asedio de La Rochelle en 1628 en tiempos de Luis XIII, con el nombre de Galeón de la Religión.

En su Testament Politique el Cardenal Richelieu, padre de la marina francesa escribe:

"si Francia es fuerte en galeras y galeones entonces los españoles no podrán navegar sin riesgos por ninguna parte."

Sin embargo a partir de 1671 en Francia no se cita ningún galeón en las listas navales, ya que este tipo de naves pasan a denominarse simplemente vaisseaux (bajel o navío).

Tipos

Había galeones de guerra y mercantes. Los galeones de guerra tenían hasta 46 bocas de fuego de artillería. Durante 150 años el galeón fue el buque de guerra por excelencia para custodiar las flotas mercantes. Famoso fue el asalto llevado a cabo en 1628 por el corsario holandés Piet Heyn contra la llamada Armada de la Plata, procedente de Veracruz, en la cual figuraban cuatro galeones fuertemente artillados.

No menos famoso fue el Galeón de Manila, que vinculó comercialmente los puertos coloniales hispanos de Acapulco (actual Acapulco de Juárez, entonces perteneciente al virreinato de Nueva España) y Cavite (en Filipinas), desde 1571 hasta 1813, en una ruta anual.

Véase también

Fuente