Gangrena

De EcuRed
Gangrena
Información sobre la plantilla
Concepto:Muerte de los tejidos por falta de riego sanguíneo, generalmente a causa de una herida seguida de infección y putrefacción.

La gangrena aparece cuando se infecta una herida o se destruyen tejidos después de un accidente.

Contenido

Partes afectadas

Afecta a cualquier parte, aunque las zonas más comúnmente afectadas son:

  • los dedos de los pies,
  • piernas,
  • dedos de las manos,
  • manos y brazos, por este orden.

Las zonas más peligrosas son las que afectan a la pared abdominal.

Tipos de Gangrena

Gangrena isquémica

Se produce en la piel y tejidos blandos subyacentes, con mayor frecuencia en las extremidades inferiores debido a obstrucción arterioesclerótica. La necrosis se produce por la isquemia y sobre el tejido necrótico actúan secundariamente los gérmenes saprófitos de la piel. Según cuáles sean las condiciones del tejido comprometido, se produce una gangrena isquémica seca o húmeda.

Gangrena seca

Gangrena_seca
Gangrena_seca

En esta forma la evaporación del agua produce rápidamente una desecación de la piel comprometida, que se transforma en una lámina acartonada, pardo negruzca, seca. El territorio comprometido queda bien demarcado, los gérmenes no penetran en la profundidad, no se produce intoxicación del organismo.





Gangrena gaseosa

Gangrena_Gaseosa
Gangrena_Gaseosa

La gangrena gaseosa no puede desarrollarse a menos de que las condiciones que prevalecen en el interior de una herida resulten conducentes a la germinación de las esporas implantadas. La enfermedad provocada por la infección con el grupo de la gangrena gaseosa de la especie Clostridium adopta una de tres formas clínicas: celulitis anaeróbica, miositis anaeróbica (verdadera gangrena gaseosa), o sepsis puerperal anaeróbica (verdadera gangrena uterina).La miositis anaeróbica (verdadera gangrena gaseosa) es una enfermedad aguda de aparición brusca, de rápida progresión y que provoca rápidamente la muerte si no se trata. El tiempo transcurrido desde la lesión o intervención quirúrgica hasta la aparición del primer síntoma puede, de hecho, ser sólo de 4 a 6 horas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la aparición de la gangrena gaseosa se produce a las 72 horas de producirse la herida o intervención. El síntoma más consistente y evidente es el dolor en la región de la herida.

Gangrena húmeda

Especialmente cuando hay edema o la piel está húmeda, los gérmenes penetran en los tejidos subyacentes, donde proliferan y dan origen a un estado tóxico; el territorio comprometido, pardo verdusco, no queda bien delimitado.

Gangrena infecciosa

Gangrena_infecciosa
Gangrena_infecciosa



En esta forma la necrosis y la gangrena son producidas por gérmenes; gérmenes anaeróbicos que actúan sobre tejidos ya desvitalizados generalmente por una inflamación. Esta forma de gangrena se observa en las vísceras, en que el territorio comprometido aparece reblandecido, friable, en forma de colgajos, a veces con burbujas de gas producido por los gérmenes. La gangrena infecciosa es altamente tóxica, se la encuentra como complicación de bronconeumonías o pneumonías, apendicitis, colecistitis, metritis y otras inflamaciones.

Causas

La gangrena aparece cuando se bloquea o reduce significativamente el flujo de sangre a una parte del cuerpo. Al interrumpirse el flujo de sangre, se facilita la infección, clásicamente por Clostridium perfringens, un pariente de las bacterias del tétanos y el botulismo.

Las causas más frecuentes de esta interrupción son:

  • Daño en los tejidos causado por accidentes, cirugía o heridas punzantes profundas.
  • Heridas que interrumpan el flujo sanguíneo.
  • Coágulos en una arteria.
  • Endurecimiento de las arterias.
  • Congelación prolongada.
  • Mordeduras humanas o de animales.

La infección, la enfermedad, lesión, la cirugía del poste, y la inflamación de los vasos sanguíneos, pueden causar gangrena. Básicamente, se produce cuando una zona se infecta por la presencia de bacterias, principalmente las anaeróbicas -que se desarrollan en hábitats carentes de oxígeno–, entre las que se encuentran los clostridium. La infección se puede desencadenar horas o días después de haberse producido una herida originada en una intervención quirúrgica, o una lesión grave (por ejemplo, un miembro aplastado). Son más proclives a este trastorno quienes padecen de mala circulación.

Síntomas

Signos

  • Ennegrecimiento de la piel y muerte de músculo y piel situados debajo.
  • Crepitación en la piel.
  • Al apretar, parece que bajo la piel hay burbujas de aire (de hecho, hay burbujas de gas).
  • Inflamación.
  • Dolor o pérdida de sensibilidad en la zona afectada.
  • Secreción maloliente de las úlceras de los tejidos destruidos.
  • Fiebre moderada (hasta 38,3ºC).

Factores de Riesgos

  • Diabetes mellitus.
  • Tabaquismo, que dificulta la circulación de la sangre.
  • Consumo excesivo de alcohol, que dificulta el funcionamiento de los vasos sanguíneos.

Prevención

Si tiene diabetes, no se aparte del tratamiento para controlar esta afección. Observe sus pies atentamente en busca de signos de tejidos dañados. En los diabéticos puede ser indolora.

  • Mantenga cortas las uñas.
  • Calce zapatos cómodos.
  • Si sufre endurecimiento arterial, vea "Arteriosclerosis" y sus medidas de prevención.
  • Consulte a su médico si presenta síntomas de infección (calor, inflamación, enrojecimiento, dolor o sensibilidad) en cualquier herida cutánea.

Llamar al doctor si:

  • Tiene dolor persistente, a pesar de la medicación y el tratamiento.
  • Tiene fiebre durante la convalecencia.

Diagnostico y tratamiento

Diagnóstico

Historial y reconocimiento físico por un médico. Cultivos de la zona gangrenada o de sangre. Rayos X de cualquier área sospechosa para detección de gas en los tejidos.

Tratamiento

El fundamento del tratamiento médico consiste en: Tratamiento precóz. Autocuidados durante la convalecencia. Inmunización contra el tétanos. Estancias en una cámara hiperbárica para detener los progresos de la gangrena. Cirugía para extirpar los tejidos muertos, acompañada a veces de amputación. Después de una amputación, terapia física.

Medidas generales

Después de cirugía o cuidados intensivos en el hospital:

¡No fume! Póngase guantes estériles para cambiar los vendajes. Guarde en bolsas de plástico doble y queme cualquier material que haya estado en contacto con la zona ulcerada. Tratamientos de hidroterapia a presión y masajes para facilitar la circulación.

Medicación

Su médico puede recetar: Antibióticos - en general, al principio por vía intravenosa - para combatir la infección. Calmantes. Anticoagulantes

Actividad

Guardar cama hasta que el proceso gangrenoso se detenga y comience la cicatrización. Mueva las piernas a menudo mientras esté en la cama para evitar la formación de coágulos. Después, vuelva gradualmente a sus actividades normales. Puede leer o mirar la televisión.

Dieta

Siga un régimen alto en proteínas y calorías mientras el cuerpo esté restaurando los tejidos dañados. Suplementos de vitaminas y minerales, incluyendo zinc. Consulte a su médico. Tome líquido (6 a 8 vasos diarios).

Posibles complicaciones

Envenenamiento de la sangre. Shock. CDI (coagulación diseminada intravascular), una afección que produce coágulos. Amputación de un órgano para evitar la muerte.

Pronostico

Se puede curar en las etapas preliminares con tratamiento antibiótico y cirugía para extirpar el tejido destruido. Sin tratamiento, la gangrena puede provocar infecciones mortales.

Véase También

Fuente