Saltar a: navegación, buscar

Hernia

Hernias
Información sobre la plantilla
Hernias.jpg
Una hernia es una protuberancia de un órgano o de parte de un órgano a través de la pared de la cavidad que normalmente lo contiene
Clasificación:Enfermedades quirúrgicas
Las hernias se presentan cuando una parte de un órgano interno o tejido sobresale a través de un área muscular débil. La mayoría de las hernias ocurren en el abdomen.

Descripción

Una hernia es una protuberancia de un órgano o de parte de un órgano a través de la pared de la cavidad que normalmente lo contiene. Las hernias son comunes y pueden afectar a hombres, mujeres y niños.

Por lo general, las hernias aumentan de tamaño a causa de la presión ejercida sobre ellas, por ejemplo, por un asa del intestino, o del tejido graso que empuja al tejido abdominal débil o desgarrado. Como consecuencia de esto se forma una bolsa o saco en la pared abdominal. En este punto puede apreciarse a veces un bulto.

Causas

Una hernia se produce cuando hay una debilidad o un desgarro de la pared abdominal, a consecuencia del envejecimiento, una lesión, una incisión quirúrgica antigua o una afección congénita.

La combinación de debilidad y esfuerzo, como levantar cosas pesadas, puede contribuir a su aparición. Algunas personas nacen con músculos abdominales débiles y tienen más probabilidades de herniarse.

Tipos de hernias

Existen varios tipos de hernias:

  • Inguinal: en la ingle. Es la más común
  • Umbilical: alrededor del ombligo
  • Incisional: a través de una cicatriz
  • Hiatal: una pequeña abertura en el diafragma que permite que la parte superior del estómago se desplace hacia el pecho

Diagnóstico

Habitualmente el propio paciente puede reconocer que tiene una hernia, pues nota un aumento de volumen, muchas veces indoloro, en la zona afectada; en otras ocasiones su médico puede percibir el aumento de volumen al realizar maniobras que aumenten la presión intraabdominal. No se requiere de forma general ningún estudio complementario para su diagnóstico.

Evolución y pronóstico

Evolución de la hernia

Mientras el contenido abdominal que empuja el saco aumenta de tamaño, aparecerá un bulto. A veces, el bulto o protusión se puede aplanar, tumbándose o haciendo presión contra el mismo. Aunque una hernia en esta fase, conocida como hernia reducible , no es una situación de urgencia, es probable que sea necesaria la cirugía para repararla.

Si el intestino queda atrapado o es hernia irreducible , se conoce como hernia encarcerada , y puede ser bastante dolorosa. Normalmente, el bulto no se puede aplanar y puede ser necesaria una operación inmediata. Una hernia que queda muy atrapada o hernia estrangulada pierde irrigación sanguínea, bloquea el flujo intestinal y precisa una intervención quirúrgica de urgencia.

Tratamiento

Desgraciadamente, las hernias no desaparecen solas. De hecho, suelen empeorar con el tiempo, lo que hace que la cirugía de reparación de las hernias sea hoy el único tratamiento con el que se puede reparar una hernia de manera permanente. La cirugía puede ser más riesgosa para pacientes con problemas de salud graves.

En la operación, se asegura el tejido debilitado de la pared abdominal (fascia) y se cierra cualquier agujero. La mayoría de las hernias se cierran con parches de tela para sellar el orificio.

Fuentes